Home Durango Y eso que llevaban buena vida, no para acabar mal

ruben-cardenas-blogPor Rubén Cárdenas.

Los desafortunados casos de tres jóvenes en eventos que acapararon la atención pública en el país deben dejarnos grandes enseñanzas a todos, en especial a padres y maestros, por ser quienes están al frente en la formación de los hijos.

En primera instancia, el trágico percance automovilístico en la avenida Reforma de la Ciudad de México, la madrugada del pasado viernes, en el que cuatro jóvenes perdieron la vida, nos deja una asignatura pendiente sobre la recurrencia de tales situaciones.

El conductor del BMW, Carlos Salomón Villuendas Adame, de 33 años, vive para contarlo, pero ayer ingresó al Reclusorio Norte como presunto responsable de haber ocasionado la muerte imprudencial de sus cuatro acompañantes, de entre 25 y 30 años, a quienes apenas había conocido unas horas antes. La unidad chocó a 200 km/ h contra un muro de contención.

Se sabe que el padre del ahora homicida imprudencial es un excomandante policiaco recluido en otra prisión de CDMX, quien seguramente tendría sus razones para darle un regalo tan costoso a su hijo, sin saber que le transformaría la vida en forma tan radical, a él y a otras cuatro familias.

En el segundo caso, trascendió la golpiza que recibió Omar “el gato” Ortiz, exportero titular del equipo profesional de futbol “Rayados” de Monterrey, durante el motín de la prisión de Cadereyta, Nuevo León, la semana anterior. Ortiz purga una larga condena por presunta participación en secuestros, como parte una banda.

En el 2014, el exjugador fue encontrado culpable de privar de la libertad a personajes relevantes en esa ciudad, aunque él siempre lo negó. Ahora, durante el último motín en la cárcel, sufrió lesiones de consideración, como fractura de nariz, contusiones en el rostro y ojo y un tobillo desecho. Su vida corre peligro, tanto por la gravedad de las heridas, como por seguir en ese mismo reclusorio.

Y también, en otro evento con tintes diferentes, se dio a conocer que el 14 de marzo, en el cruce fronterizo de Baja California y San Isidro, fue arrestado José Emiliano Aguilar, de 24 años, hijo del cantante Pepe Aguilar y nieto de Antonio Aguilar. O sea, no podía pertenecer a familia más conocida.

Resulta que este joven intentó cruzar a suelo estadunidense con cuatro ciudadanos chinos escondidos en la cajuela de su auto, sin poder explicar el motivo de una acción acreditable a los “polleros”, no a quien le sobran los recursos y ninguna necesidad tiene de pasar por un riesgo semejante. Fue brevemente detenido y, tras pagar una fianza de 15 mil dólares, enfrentará el proceso jurídico en libertad, pero al final podría ser sentenciado hasta a 16 años de prisión.

Si bien es cierto, los tres casos son muy distintos, tienen el denominador común de que no es dinero lo que les faltaba, aunque, paradójicamente, parece ser la motivación para sus acciones, de alguna manera. O lo que les llevó a meterse en problemas, aunque no todos en igual dimensión, pues no es lo mismo quebrantar una ley migratoria que propiciar la muerte de cuatro jóvenes, uno de los cuales, por cierto, estaba a punto de contraer matrimonio.

Respectivamente, los familiares han expresado pesar y desconcierto ante tales circunstancias y no les ha quedado más que dar la cara por sus vástagos, como lo hizo Pepe Aguilar, quien rompió el silencio este domingo para asegurar que “creo en mi hijo; no es un delincuente y estoy seguro que así lo probará en su juicio”.

Es claro que como padres no encuentran respuestas a esas conductas. Cada uno deberá buscarlas, pero situaciones como estas no son para rasgar vestiduras, escandalizarse y criticar desde una postura de suficiencia, cuando la verdad es que ningún padre está para dar lecciones o sermones a otro, sin antes voltear a ver su propia situación.

La mayoría de nosotros conocemos poco a nuestros hijos y solemos construirles una gran imagen, pero alguna vez pueden sorprendernos negativamente. No hay más que estar permanentemente cerca de ellos, sin duda.

COLMILLOS Y GARRAS

ESTA SEMANA, PODRÍAN emitir una sentencia injusta dos magistradas del Tribunal Superior de Justicia en contra del patrimonio de un duranguense, por cierto poseedor de las pruebas para ganar el caso, pero aquí lo grave es que ambas magistradas recibieron “línea” del famoso Apolonio, por increíble que parezca..EL GOBERNADOR JOSÉ Rosas Aispuro negó un aumento en las cifras de homicidios dolosos en la entidad, como lo aseguró recientemente un medio de comunicación nacional. Por el contrario, dijo, estas han disminuido, de acuerdo al INEGI…SE SIGUE PROLONGANDO el conflicto entre los trabajadores y la empresa minera de Tayoltita; la huelga está en pie y no se vislumbra un acuerdo, lo cual afecta a la mayoría de las familias de la zona, quienes viven de esa actividad.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: