Home Durango No levanta Margarita y menos con las “ayudas” de su marido

ruben-cardenas-blogPor Rubén Cárdenas.

En su desinflada carrera por la candidatura a la presidencia de la república, Margarita Zavala Del Campo no encontró en Andrés Manuel López Obrador a su principal enemigo, sino en otro, más sorpresivo, su marido el expresidente Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa.

Con una notoria falta de oficio político, poco objetiva en cuanto a los grandes temas nacionales y como una figura que entraría muy forzadamente a la contienda hacia el 2018, sin méritos propios para ello, así se le ha percibido a Margarita Zavala en estos meses, sobre todo en apariciones públicas importantes, como aquella entrevista con la cadena televisiva Univisión, cuando no supo como salir del callejón que le representa el legado de Felipe como expresidente.

Por si no le bastara con el reto de tener que quitarse esas etiquetas, ahora tiene otro nuevo desafío y más difícil: menguar el impacto de las impertinencias de su cónyuge, quien ha emprendido su propia campaña de Twitter contra López Obrador y seguidores, a quienes llama “pejechairos”, término con el que pretende menospreciar al creciente sector que se está abriendo por “el peje”. Calderón, obviamente, finge ignorar que las encuestas ubican al tabasqueño en un plano superior a Margarita, por más que ciertos panistas quieran posicionar la idea contraria.

Y es que las últimas participaciones del exmandatario en redes sociales han sido desastrosas. A inicios de semana, Calderón Hinojosa atacó a la candidata de MORENA al gobierno del Estado de México, Delfina Gómez, con este mensaje en Twitter: “¿Delfina es nombre propio? ¿O así le dicen por cómo la trata quien la nombró y es su jefe?”

Con habilidad, la aspirante de MORENA aprovechó la oportunidad para revirarle que no era una ofensa sólo a ella, sino hacia todas las mujeres y, como resultado, a Calderón se le vinieron encima los cibernautas, con respuestas como: “¿Y Margarita es nombre propio? ¿O es la bebida que toman los expresidentes?”. El tuit fue borrado a las pocas horas.

Luego, Felipe Calderón lanzó hace dos días otro tuit con la recomendación de “serénense, pejechairos” y les restregó una encuesta publicada por un diario de circulación nacional que coloca a Margarita como presunta puntera a la presidencia. Esa medición, por cierto, fue el “hazmerreir” de la clase política mexicana, por el grado de manipulación que deja ver.

Hace poco, Calderón había recibido también una paliza cibernética, cuando el gobierno cubano le negó el ingreso a la isla. La mofa recurrente fue que “las reservas de ron cubano estarían en riesgo con la presencia de Calderón allá”.

La realidad es que Margarita Zavala no ha salido ilesa de estos desatinos; de hecho, en la medida que se vuelve más visible, mayores riesgos corre por las valentonadas de su marido, porque él mismo la pone como blanco para que le peguen. Ningún favor le hace, entonces, con ser su principal promotor o consejero y, por el contrario, su continua presencia mediática hace que no se olvide su triste gestión, la cual quisiera perpetuar a través de su mujer, con la falsa certeza de que “los extrañan mucho en Los Pinos”.

No dijeron quién los extraña, pero no serán las miles de familias que perdieron allegados en esa guerra mal planeada y poco realista contra los cárteles de las drogas, ni tampoco los padres de Hermosillo, o los de Villas de Salvárcar. O la gente de la comarca lagunera.

Hay ausencia de buenos vientos para Margarita Zavala; su aventura en búsqueda de una candidatura presidencial no es, como ella insiste, una oportunidad para todas las mujeres. Se enmarca, simplemente, en un intento por quitarle votos a López Obrador, pero eso no basta para llegar a las alturas que el sector femenino merece en cuanto a espacios en la administración pública.

No se observa con claridad una luz en el sendero de Margarita Zavala. En todo caso y, si tantas ganas tiene de abrirse camino, tal vez le iría mejor si se sacude verdaderamente a quien tanto le estorba, para crecer un poco como la capaz profesionista que se dice que es, o para dejar salir el supuesto talento político que hasta hoy poco se le ha notado, opacada por las impertinencias de quien se siente, absurdamente, con mucha autoridad moral como para descalificar, opinar o meterse en todo lo que no lo llaman. Con esas ayudas, para que quiere Margarita más enemigos. Ni “el peje” le ha arruinado tanto su imagen.

COLMILLOS Y GARRAS

AL ENTREGAR AYER tres patrullas y equipo táctico a la Dirección Municipal de Seguridad Pública, el alcalde José Ramón Enríquez Herrera sostuvo que la síndico Luz María Garibay Adame, al ser elegida por los ciudadanos como responsable del patrimonio del Ayuntamiento, tiene la facultad de auditar a cualquier funcionario municipal; también afirmó el Alcalde que ahora todos los proveedores del gobierno del municipio de la capital serán de Durango… AMBOS MENSAJES SON directos y contundentes para el titular de la Dirección Municipal de Administración y Finanzas, Francisco Bueno Ayup, quien no puede salir del atolladero mediático en que ha estado inmerso incluso desde antes de asumir el cargo… ES MUY MALA la noticia de que las ladrilleras continuarán operando en la mancha urbana durante todo este año, además, no es del todo creíble que serán reubicadas el año entrante. Así han pasado ya varios trienios y la contaminación que propician sigue.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: