Home Durango Asoma la corrupción otra vez; ahora en terrenos del DIF

ruben-cardenas-blogPor Rubén Cárdenas.

La compraventa de terrenos que albergaban la sede del DIF estatal y el Centro de Salud Número 1, de la Secretaría de Salud, realizada en el año 2013, tiene un sospechoso parecido con la transacción del predio de la exferia local, en el sexenio antepasado. La enajenación de los bienes inmuebles -ambos propiedad estatal- evidencian una corrupción que bien pudo ser tolerada por los integrantes del Congreso local, entre otras autoridades, en cada una de las dos operaciones comerciales.

Es un hecho ya conocido que el monto de 73 millones de pesos obtenido por la venta del predio de la exferia nunca ingresó a las arcas estatales y, hasta hoy, se desconoce su destino final; además, la actuación de la Legislatura de ese tiempo es poco trasparente, lo que hace imperativo esclarecer el caso. La Contraloría estatal está obligada a concluir la investigación y deslindar las responsabilidades correspondientes.

Y ahora, la propia Contraloría del estado admite una serie de irregularidades en la venta de los terrenos donde hoy opera el hotel Hampton, cuyos propietarios necesariamente habrían adquirido el predio en el 2013 en condiciones desconocidas hasta la fecha.

De acuerdo a información publicada en el diario local La Voz de Durango este martes último, la transacción se realizó entre Lucero González Hermosillo, en su calidad de representante del DIF y Luis Alonso Pérez Barraza, representante de la Sociedad Anónima, Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero Santander. El 15 de Enero del 2013 se publicó en el Diario Oficial el decreto 455 en el que la Sexagésima Quinta Legislatura autorizó al DIF a desincorporar los 6 mil 96 metros del terreno..

Ese medio de comunicación dio a conocer sobre el precio del inmueble que, a través de una solicitud de información, la Secretaría de Finanzas y Administración respondió que el terreno, localizado en Heroico Colegio Militar y calle Negrete, “fue una aportación de propiedad a título gratuito al grupo financiero Santander”. Es decir, se ignora si fue vendido o no el predio, pero la realidad que ahí está construido un hotel que representa ganancias para particulares.

Afloran, pues, las irregularidades en estas adquisiciones y la impunidad con que se manejaron. Otra cosa sería si en su momento nuestros diputados hubieran defendido a sus representados. Fueron ellos, los legisladores, quienes permitieron, con sus acciones y omisiones, tan drástico daño al patrimonio del estado y nadie los llama a cuentas. Tampoco se ha escuchado la opinión de los partidos políticos, los empresarios, los hoteleros, por ejemplo. No se sabe la razón de este silencio.

La Contraloría estatal no debe pasar por alto las evidencias de corrupción ni dar salidas a medias; tiene la encomienda de agotar sendas investigaciones y actuar con todo el peso de la ley para, cuando menos, recuperar algo de lo mucho que se llevaron. Y falta todavía revisar el caso de la propiedad de la UJED en el Cerro de los Remedios, que hoy es parte de un fraccionamiento en construcción. Hubo quienes, de plano, no tuvieron llenadera.

COLMILLOS Y GARRAS

MUY GRAVE LA denuncia del diputado petista Rigoberto Quiñonez Samaniego, en el sentido de que se ejerce una fuerte presión al interior del Congreso del Estado para que validen la propuesta de designar como nuevo titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos a Juan de Dios Castro Lozano, político panista con un triste pasado en la materia, pues fungió como subprocurador de derechos humanos de la PGR en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, sin contar conque también fue muy cercano al anterior régimen estatal… DE MODO QUE, en ese periodo, Castro Lozano nada hizo ante las miles de denuncias presentadas por familiares de desaparecidos, ejecuciones extrajudiciales y violaciones incontables a los derechos humanos. La sociedad duranguense estaría en muy malas manos con un Ombusdman así. De ser cierta la versión del diputado petista, hasta ofensivo resultaría que alguien presione a los diputados locales para actuar en favor de este veterano político de 75 años de edad… EL ANUNCIO DE cierre de la empresa Altos Hornos de México en Durango, conocida como Compañía Cerro del Mercado, causó resquemor y tristeza por la posibilidad de que se pierdan unos 500 empleos directos. El gobernador José Aispuro Torres aseguró ayer que su gobierno hará un esfuerzo máximo por mantener la mina en operación. Ojalá y lo logre.

Twitter@rubencardenas10

Noticias relacionadas El Siglo de Torreón – https://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/740193.asoma-la-corrupcion-otra-vez-ahora-en-terrenos-del-dif.html

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: