Home Durango ¿Dónde estás, dónde estás, Renato?

ruben-cardenas-blogPor Rubén Cárdenas.

Durango no está, por lo que se ve, exento del espionaje electrónico y telefónico. Si ya fue indignante que el pasado régimen espiara ciudadanos y además gastara, para ello, millones de pesos en la adquisición ilegal de tecnología a la empresa italiana “Hacking Team”, todavía peor es que nadie sepa dónde quedó ese equipo, porque puede estar en manos nada confiables y no precisamente guardado, sino funcionando.

El desbordado escándalo que esta semana provocó la denuncia del diario The New York Times acerca del espionaje telefónico que practica el Estado Mexicano a periodistas, activistas y otros grupos críticos del gobierno federal, revivió lo que aquí vivimos en el 2015, cuando la plataforma Wikileaks reveló que el gobierno de Durango y de otros estados, así como ciertas dependencias federales, habían adquirido equipos de espionaje para usarlos discrecionalmente, la mayor parte de las veces contra las personas equivocadas y en el marco de la ilegalidad. Documentos exhibidos ese año evidenciaron que el gobierno de Durango destinó más de 420 mil euros -o sea, más de nueve millones de pesos- para espiar electrónica y telefónicamente a quienes decidiera el grupo en el poder. Esos documentos también revelaron nombres de algunos funcionarios, principalmente el de José Renato Meléndez Galván, asesor de Modernización Tecnológica de ese régimen, quien se encargó de poner estos y otros equipos al servicio de oscuros fines. Meléndez Galván se paseó por muchos países, sin qué hasta hoy sepamos el motivo, entre otros privilegios de los que gozó durante el gobierno de Jorge Herrera Caldera. En Israel, por ejemplo, llegó a gastar más de mil dólares sólo por concepto de servibar. En París, Amsterdam y otras capitales europeas pagó cientos de dólares por una tarde de café, según las facturas con las que pretendió justificar lo injustificable.

Todo, por supuesto, era dinero público de un estado que no ha salido del atraso, con necesidades apremiantes en cada rubro. O sea, los contribuyentes pagamos para que un funcionario duranguense se tomara un café en algún lugar de moda en París, cual si fuera miembro del Parlamento Europeo. Y nos espiara, además, no conforme con gastarse nuestros impuestos.

En círculos políticos de Durango, la percepción es que “Renato nos espió a todos”, como también que su participación fue crucial en procesos electorales. El espionaje tenía como propósito, entre otros, obtener información privilegiada para sus jefes y así controlar el entorno social y político del estado.

Según se asegura, la compra a Hacking Team incluyó diez equipos “perros”; es decir, aparatos de intervención telefónica con capacidad de intervenir 250 líneas cada uno, por lo que hipotéticamente 2 mil 500 personas pudieron ser espiadas en Durango en ese periodo. Tras la revelación de Wikileaks, el gobierno de Herrera Caldera, a través de la cuenta institucional de twitter, negó cualquier vínculo con la empresa italiana, pero cada uno de los textos mostrados por esta plataforma electrónica global, dedicada a filtrar documentos oficiales, no dejó duda de la ilegal compra para actuar en contra de ciudadanos locales de la misma ilegal manera.

Uno de los espiados fue el entonces senador de la república José Aispuro Torres. En una operación clandestina fueron distribuidos, a través de CDs, nueve audios de conversaciones telefónicas presuntamente suyas durante una madrugada; en cada oficina de los medios de comunicación locales dejaron este material, con el afán de que públicamente se exhibieran estas conversaciones privadas y así afectar al hoy gobernador del estado.

Desde entonces, por el 2013, Aipuro condenó el espionaje y demandó la correspondiente investigación, la cual no prosperó. Al respecto, este lunes último el mandatario estatal aseguró que esos equipos no han sido hallados en ninguna dependencia del gobierno estatal, lo cual indica que se los llevaron quienes se fueron y nadie puede descartar que los sigan utilizando. Surge entonces la imperiosa necesidad de llamar a cuentas a Renato Meléndez, uno de los empleados siniestros del pasado sexenio que tienen demasiadas cuentas pendientes con la justicia. Por supuesto que debe ocupar un lugar destacado en la lista de los exfuncionarios que serán denunciados próximamente.

COLMILLOS Y GARRAS

MUY PRONTO LA Fiscalía estatal deberá informar del avance de la investigación en contra de la tesorera del gobierno estatal anterior, María Cristina Díaz Herrera y tres de sus excolaboradores, quienes no sólo habrían recibido órdenes suyas, sino también habrían cometido diversos ilícitos…RESULTÓ ADMIRABLE EL comportamiento del público duranguense, que respetó en todo momento al equipo visitante Bravos de León, pese a la actitud antideportiva de quitarle toda posibilidad al venezolano Daniel Mayora, de los Generales de Durango, para alcanzar el récord de Hits conectados en 36 partidos del campeonato…Y ES QUE, como si alguien le hubiera dado instrucciones al pitcheo visitante, en tres ocasiones le dieron base por bolas a Mayora y con eso cortaron su buena racha. De cualquier manera, el pelotero venezolano recibió el reconocimiento del público, tal como si hubiera logrado la hazaña.

Twitter@rubencardenas10

Noticias relacionadas El Siglo de Torreón – https://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/770352.donde-estas-donde-estas-renato.html

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: