Home Durango Sólo se agitan las aguas, pero nada se define aún en el...

ruben-cardenas-blogPor Rubén Cárdenas.

Casi como por arte de magia, desaparecieron del espectro mediático los representantes del “herreracalderismo” y brotaron los retoños “ismaelitas”, los mismos que durante el sexenio pasado sostenían por todo lo alto: “Yo soy del grupo del gobernador Jorge Herrera Caldera, no me debo a Ismael (Hernández Deras)”, aunque provenían de allí. En este fenómeno tan costumbrista en el priismo, las aguas se agitaron y, ahora, algunos fortalecieron sus intenciones por llegar a la dirigencia estatal y otros, de plano, se están autodescartando.

Si se observa el depresivo entorno en que se encuentran los priistas que figuraron en el anterior sexenio en Durango, resulta fácil de entender que las aspiraciones de todos ellos para mantenerse vigentes al frente del Comité Directivo Estatal del PRI se esfumaron ya, aun cuando no faltan algunos que están intentado camuflarse y de ese modo ajustarse a los nuevos tiempos.

También hay otros que siempre se han manifestado como afines al grupo de Ismael Hernández y, entre ellos, uno de los que más movilidad está teniendo en estos días es el diputado local Luis Enrique Benítez Ojeda, quien, convencido de que algunos adversarios suyos “tiraron la toalla”, supone que tiene un camino con menos obstáculos para liderar a los priistas de Durango.

Sin embargo, Benítez Ojeda no debe confiarse de que “casi tiene la venia de varios secretarios del CEN priista” y que cuenta con la particular simpatía el dirigente nacional del tricolor, Enrique Ochoa Reza. Menos debe “atenerse” a los priistas locales que tal vez le estén ofreciendo respaldo, porque de la misma manera están haciendo con otros aspirantes y suspirantes.

Ni es confiable para nada cualquier ofrecimiento de Enrique Ochoa o de alguno de sus integrantes del CEN, porque están hundidos en el descrédito e incluso en ciertos cuestionamientos de los propios priistas debido a las cuentas que presentaron después de la última elección. Tan magros resultados los mantienen en la cuerda floja y ya con un pie en el aire, así que deben estar más ocupados en evitar su despido que en recomendar perfiles para dirigente estatal.

En lo que tiene razón el legislador local es que pertenece “al corral de Ismael”, pero no es el único, además de que aún está por verse si el senador Ismael Hernández contará con el apoyo financiero para resurgir políticamente en Durango, dado que el dinero es uno de los requisitos para volver a los primeros planos de la política, así como la solidaridad del centro, donde nada tiene seguro actualmente el PRI.

No es de dudarse que algunos liderazgos estén corriendo hacia el senador para solicitar su perdón, en parte porque ya no les quedan muchas opciones; lo único cierto es que todavía no hay nada firme ni seguro para este grupo, mientras siga tan enclenque el presente y el futuro del PRI a nivel nacional.

Más que legítima es la lucha de Benítez Ojeda por convertirse en líder estatal de la clase priísta, pero la aspiración del diputado federal Oscar García Barrón y del grupo lagunero, encabezado por la alcaldesa de Gómez Palacio, Leticia Herrera Ale, se levantan como serios obstáculos para lograr su propósito.

Es decir, en la contienda interna por el CDE del PRI siguen teniendo los laguneros un capital político y económico nada despreciable; de hecho, tal vez esperen la salida de Enrique Ochoa de la dirigencia nacional o de que se envíe una señal clara para pisar el acelerador y buscar con todo la dirigencia estatal, con lo que avanzarían en el proyecto político del año 2022 en Durango.

Quien siga buscando la presidencia del PRI en Durango no puede pelearse con el priísmo de La Laguna y, en la búsqueda del acuerdo, no será fácil hacerlos a un lado en esa aspiración que han anhelado por tantos años. Nada está escrito, pues, en el tricolor local.

COLMILLOS Y GARRAS

FUE UN ACIERTO el nombramiento del contador Felipe Pereda como nuevo titular de la Dirección Municipal de Finanzas y Administración. Es serio, profesional y nada “grillo”, un perfil muy adecuado para este cargo en la estructura del Ayuntamiento… AHORA AL DOCTOR Enríquez sólo le falta resolver el serio problema de la seguridad pública con alguien que se enfoque en disminuir la ola de robos. También le haría bien al alcalde echar mano de un nuevo responsable de su Comunicación Social. Cualquier aprendiz le ayudaría más que su titular… Y BUENO, NO terminaron las obras de rehabilitación en la supercarretera Durango-Mazatlán, pero ya aumentaron las cuotas por transitarla. De plano, con este gobierno federal insensible… Y PARA CERRAR, mañana sábado El Siglo de Durango cumple 24 años de informar a la sociedad duranguense. Casi un cuarto de siglo de contar la verdad sin tapujos. Felicidades a esta gran familia y que vengan muchos más.Twitter @rubencardenas10

Noticias relacionadas El Siglo de Torreón – https://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/773984.solo-se-agitan-las-aguas-pero-nada-se-define-aun-en-el-pri-local.html

Leave a Reply

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: