Home México Los partidos son los otros damnificados de Septiembre

ruben-cardenas-blogPor Rubén Cárdenas.

Los partidos políticos mexicanos, en contra de su costumbre, ahora tendrán que escuchar la demanda de las mayorías: renunciar, desde ya y para siempre, a todo financiamiento público; cada partido debe vivir de la provisión de su militancia y no de fondos que no le pertenecen o recursos adicionales que tampoco le corresponden. Desatender esta urgente demanda social provocaría el desarrollo de un proceso electoral en circunstancias particularmente difíciles el año entrante.

Después de una vida de prebendas y privilegios sin fin, los partidos no pueden asimilar rápido eso que consideran una pérdida de privilegios y se mantienen en una puja para ofrecer cada cual su propuesta. Sin embargo, la ciudadanía no quiere más propuestas, sino que se acate su voluntad: Que ni un centavo del erario se destine a los partidos de ahora en adelante. Nada en el presente 2017, nada en el 2018, ni nunca más. Así las cosas, no se trata de un cambio momentáneo, para luego regresar a los antiguos vicios, sino de plantear una iniciativa permanente, en este caso para que esos montos se destinen a la causa de los damnificados y la reconstrucción en cada una de las entidades afectadas por los sismos del 7 y 19 del mes en curso.

Además, los partidos políticos deberían estar planeando una nueva forma de hacer campaña electoral, sin dispendio ni frivolidades; tampoco deben alimentar formas de financiamiento que provengan, ni en mínima parte, del pueblo y menos aceptar dinero proveniente de actividades ilícitas o de empresas “amigas” de los partidos en el poder, lo cual ha ocurrido en las campañas de ciertos candidatos desde hace muchos años. Es el momento en que las autoridades hacendarias, de la FEPADE y las electorales les cierren la puerta a estos ilícitos recursos, ya que mecanismos los hay, pero nadie ha querido frenar tan ilegal práctica.

Los partidos políticos deben reconocer que se extralimitaron ampliamente en su rol de transformadores de la sociedad y abusaron del poder; se volvieron agrupaciones cupulares, poco interesadas en mejorar a alguien más que a ellos mismos, pero sus tiempos de gloria acaban de esfumarse a manos de una ciudadanía atenta, informada y vivaz, que no permitirá más excesos.

Muy pronto, los políticos necesitarán con urgencia de una gran imaginación para mantenerse en el ánimo ciudadano sin utilizar recursos del erario. Algunos ya han recurrido al uso adecuado de las redes sociales, otros pocos al contacto verdaderamente directo con la gente sin recurrir a la dádiva y los menos estarán dispuestos a darse a conocer sin despensas, sin trípticos ni espectaculares y ganándose a pulso la confianza del electorado.

A la clase política le conviene, pues, cambiar la forma de hacer campaña en México, pues el modelo se agotó y no da para más. Ahora es su oportunidad para demostrarle al electorado que tiene un interés real de servir, no de seguirse sirviendo, de México.

En cuanto a la ciudadanía, tendrá que mantener su postura de someter a los partidos políticos y encargarse de que no olviden su compromiso. Sin duda, la elección del 2018 ha puesto a pensar a lo que toman las decisiones partidistas en que, si no sueltan “la ubre” de la que han estado colgados desde hace décadas, van a perderlo todo. Así, los partidos políticos y sus élites son los otros damnificados de los terremotos de las últimas semanas en México y no tienen de otra que cambiar, a menos que quieran irse a la calle. Por su propia seguridad, deben aceptar el nuevo estatus en que los colocó esa sociedad cansada de ver cómo unos cuantos quieren seguir aprovechándose de las mayorías. Hasta aquí los dejamos llegar.

COLMILLOS Y GARRAS

BIEN HACE LA mayoría de los diputados del PRI en mantener un perfil bajo durante las comparecencias de los secretarios del Gobierno del Estado con motivo de la glosa del Primer Informe, porque si se ponen en plan crítico sólo se arriesgan a que salga a la luz toda la podredumbre que muchos de ellos solaparon. Calladitos evitan la tempestad, sin duda…LA Comisión para la Protección de Riesgos Sanitarios en el estado (COPRISED) ha asegurado, en estos meses del 2017, más de veinte toneladas de medicamentos caducos, para evitar que circulen y sean ofrecidos al consumidor, según informó el titular de Salud, César Franco Mariscal…ESTUVO AYER EN la Comarca Lagunera el gobernador José Aispuro Torres, donde supervisó la construcción de las unidades de investigación de la Vicefiscalía de esa zona, en donde se invierten veintidós millones y cuya etapa quedará terminada este fin de año.

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: