Home Durango Como en el pasado, las vallas y espacios para influyentes en el...

ruben-cardenas-blogPor Rubén Cárdenas.

Las autoridades estatales no pueden desdeñar la demanda que hizo anoche el cantautor cubano Francisco Céspedes durante su concierto este sábado para que desaparezcan las vallas en los conciertos masivos del Festival Revueltas y los asistentes pudieran acercarse al escenario. Este reclamo cayó muy bien a los que disfrutaban de la actuación de Céspedes y Pablo Milanés, unos de cerca y otros más de lejos, pero todos queriendo ser parte del festejo.

Esta mala costumbre de separar áreas VIP del resto de la audiencia es uno de los vicios del pasado que persiste en este gobierno y debe ser modificado. Colocar rejas en espectáculos culturales “como si hubiera invitados especiales” es algo que no va, definitivamente, con los nuevos tiempos.

Este cuestionamiento no es, entonces, nuevo en Durango. En el pasado fue queja recurrente y en cada ocasión se notó rechazo a poner áreas “VIP”, siempre destinadas a funcionarios, políticos, sus familias y otros influyentes, que además exhiben este favoritismo como un privilegio. En realidad, la captación por venta de estos boletos para disfrutar a lo grande el espectáculo es mínima, pues la mayoría de las entradas se obsequia discrecionalmente. Hasta la fecha se mantiene esta actitud discriminatoria de las autoridades culturales, lo cual es lamentable, porque este nuevo gobierno tiene el compromiso de un cambio.

Tal vez la edición del FIR2017 transita entre más problemas que en años anteriores, porque socialmente permea la idea de una relación tensa entre las mismas autoridades del Instituto de Cultura del Estado de Durango en lo que respecta a la realización de este evento que tanto ha costado posicionar a nivel nacional. En cuanto a los eventos, han sido de muy buen nivel e incluso excelentes y, por lo mismo, tendrían que estar al alcance de todos.

Resulta que, en esta ocasión, el director de difusión del ICED, Daniel Hernández Vela, un joven empresario inexperto en el manejo de la cultura, se fue por “la libre” y, como es bien sabido, proyectó el Festival Revueltas a su antojo, sin tomar en cuenta a la directora de la dependencia, Socorro Soto Alanís, a quien ni siquiera le facilita boletos para los eventos programados en el curso de los presentes días.

El caso es que la difusión del FIR2017 no es la mejor, como tampoco la logística. Los espacios VIP siguen siendo mal vistos, sobre todo cuando los asientos nunca son ocupados o sus ocupantes llegan tarde e interrumpen el buen curso del espectáculo, en una notoria falta de educación. Para el resto del pueblo está el graderío, por cierto esta vez colocadas mucho más atrás de lo que solía ser. Un vergonzoso corral sin sillas sigue reservado para la prensa, como si sirviera tan reducido espacio para inspirar apropiadas crónicas y captar desde la lente las mejores imágenes de cada concierto.

Total, que ya no puede seguir ocurriendo lo mismo que antes en el Revueltas y menos empeorar, es hora de poner orden en esta dependencia y entregarle a la gente lo que le pertenece: La fiesta. Hasta discriminatorio resulta que los mejores lugares sigan reservados para unos cuantos y los peores para la ciudadanía común; eso era antes, cuando gobiernos insensibles hacían lo que les pegaba en gana. Esa era nefasta se fue y llegó la hora de demostrar que aquí no hay ciudadanos de primera y de segunda; que todos somos iguales.

La promoción y difusión de la cultura en Durango debe realizarse sin distingos: nadie debe colocar etiquetas ni dar un trato preferencial a unos e indigno a otros. El cambio en la política cultural de Durango no puede esperar más.

CON LOS NUEVOS injertos en el Comité Directivo Estatal del PRI, quedó convertido este Instituto político en una sucursal de CRECEMOS. Ahora lo mínimo que deben esperar sus agremiados y simpatizantes es que el tricolor no resulte endeudado, como quedó el estado en el sexenio anterior… EL SECTOR HOTELERO asegura que el FIRC no ha tenido impacto significativo en la ocupación de cuartos, aun cuando aún es tiempo de recuperar algo de lo perdido, con una estrategia emergente… POR INCREÍBLE QUE parezca, sigue cobrando un muy jugoso salario la contadora Deliana Vargas Loaiza, exsubsecretaria de Administración y Finanzas del sexenio pasado, cercanísima colaboradora de Cristina Díaz Herrera, quien tiene orden de aprehensión por malversación de fondos públicos. Y, por cierto, Deliana Vargas no es la única en ese caso.

Twitter @rubencardenas10

Noticias relacionadas El Siglo de Torreón – https://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/912468.como-en-el-pasado-las-vallas-y-espacios-para-influyentes-en-el-fir2017.html

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: