Reflexiones de las Lecturas del día 9 de Octubre

Pablo utilizará el ejemplo de Abraham para profundizar en su argumento de que somos salvados por la fe. Recordemos que en el judaísmo, la alianza, nace prácticamente con Moises cuando se les da al pueblo la ley, cuando saca al pueblo de Israel de la esclavitud para llevarlos a la tierra prometida.

Dios no salva a su pueblo por ser santo, por qué lo mereciera, si no por su amor a su pueblo. Dios no viene a nosotros por qué lo merecemos, si no porqué ha hecho una alianza de amar a su pueblo, bajo su propia iniciativa. La ley esta ahí como guía pero no es la ley la que salva.

La ley nos hace conscientes del pecado, de nuestra falta de perfección, de identidad plena con lo que Dios dice que somos. Pablo se refiere a ella como una maldición ya que la ley nos deja indefensos, nos deja con esta consciencia de culpabilidad, Esta es la maldición de que no podemos creer que podemos llegar a través de nuestras acciones podemos llegar a agradarle. Es por esto que la gracia de Dios es por la que podemos llegar a cumplir con nuestros deberes como hijos de Dios. La ley no se basa en la fe. Como dice la escritura solo vivirá quién cumpla la ley. Pablo acerva que Cristo nos redimió, en su cruz clavo nuestras ofensas, clavo también la ley.

Jesucristo clavo en la cruz la ley misma para retirar esa idea de que la ley es la que nos salva, la que nos hace dignos es el amor de Dios, la compasión de Dios.

Comparte esto:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: