¿Cómo lograr una relación de pareja equilibrada?

En una relación de pareja, muchas veces uno de los dos decide asumir el rol de controlarlo todo. O alguno prefiere ser quien ceda por completo. Ya sea para evitar problemas o porque le parece más cómodo. Este tipo de actitudes ponen en peligro la equidad en la pareja. La Coach Norma Lua nos dice «¿Como lograr una relación de pareja equilibrada?» en este capítulo del Podcast «Escucha la voz de tu alma». Podría parecer que si uno asume todo el control y el otro lo cede sin problema, la relación funcionará sin conflictos. Sin embargo cuando caemos en esto dejamos de ver a nuestra pareja como nuestro igual. Como consecuencia la atracción puede disminuir o dejar de existir por completo.

¿Cómo saber si mi relación de pareja está equilibrada?

Algunos puntos para tomar en cuenta al momento de analizar el equilibrio en pareja son los siguientes.
  • Es una relación en la que puedes encontrar respeto de ambas partes.
  • Existe una comunicación.
  • Saben llegar a acuerdos sin que ninguno imponga su voluntad.
  • Los dos se sienten libres de expresar sus pensamientos, deseos y metas.
  • Se preocupan por el bienestar del otro de forma sana. No hay codependencia ni dependencia.
  • Ambos están comprometidos al mismo nivel. Se preocupan por cuidar su relación en la misma medida.
  • Pasan tiempo de calidad juntos

Codependencia y dependencia

Codependencia y dependencia A veces en las relaciones uno de los dos asume el rol de cuidar al otro. El problema viene cuando se convierte en una codependencia. Una persona codependiente es quien se preocupa excesivamente por el bienestar de la otra. Al punto en el que su vida gira en torno a satisfacer todas las necesidades de esa persona. En la relación el hombre o la mujer asumen un rol paternal. Dejan de ver a su pareja como igual y comienzan a tratarlo como un hijo. La dependencia y la codependencia van de la mano en mayor o menor medida. La persona codependiente necesita que su pareja dependa de él o ella. Por eso suelen buscar a quien cumpla esta característica. Es decir que asuma el rol sumiso. Quien es dependiente se engancha a la otra persona al grado de no poder ser feliz en su ausencia. Pierde su capacidad de decidir y de accionar. Aprendió a delegar toda la responsabilidad. Hay hombres que quieren que sus esposas o novias sean como sus mamás. De la misma forma hay mujeres que buscan que su esposo o novio se convierta en su papá. Y entonces vemos personas que se comportan de forma infantil con su pareja en todo momento. No únicamente con gestos o voces infantilizadas, sino con sus acciones en general. Cuando esto sucede no hay una relación de pareja equilibrada. Pues no se ven como iguales. La persona codependiente está tomando todo el poder y la dependiente lo está cediendo. Tarde o temprano eso generará un conflicto. Puede que disminuya la atracción sexual, que el estrés de quien lleve la mayor carga emocional los aleje o que simplemente uno de los dos se canse del rol que asumió.

Manejar las diferencias

Siempre vamos a tener diferencias con nuestra pareja. Cada vez que esto suceda tenemos que encontrar el equilibrio. Ser conscientes de que nuestra pareja es una persona completa. Con gustos, pasatiempos, amigos, metas… No podemos querer llegar a su vida y cambiarlos completamente. Al querer controlar la forma de vestir, sus metas, sus aspiraciones, sus pasatiempos la persona pierde su identidad. Y nuestro afán de someter  y limitar al otro a que crezca convierte la relación en algo tóxico. Si desde el inicio de la relación detectamos que hay incompatibilidades debemos pensar qué tanto estamos dispuestos a ceder. Recordemos que si no somos afines en casi nada, son focos rojos que hay que saber detectar. Si aún así estamos dispuestos a negociar, recordemos que ambos tienen que dar su brazo a torcer. Cada quien debe tener la disponibilidad de ceder, pero también de dialogar y pedir lo justo.

Crear acuerdos

Si nos damos cuenta que nuestra relación de pareja no está equilibrada debemos llegar a una negociación. Crear acuerdos. Hablemos con nuestra pareja y establezcamos:
  • ¿Cuándo vamos a empezar?
  • ¿Por cuánto tiempo?
  • ¿Cómo le vamos a hacer?
  • ¿Cuáles van a ser los cambios?
Es muy importante para los dos cumplir el compromiso. Si notamos que el acuerdo al que llegamos no funciona, crear otro. Cada día podemos crear algo nuevo, si no funciona podemos intentar algo diferente. Además de esto, los acuerdos se tienen que ir actualizando. Conforme pasa el tiempo la relación debe ir evolucionando y junto con ella todos los acuerdos que crearon juntos. Si aprendiste algo nuevo recuerda que puedes escuchar el capítulo completo «¿Cómo lograr una relación de pareja equilibrada?». También recuerda que en Radio Claret América tenemos más Podcasts disponibles para ti que te pueden ayudar en tu crecimiento personal y de pareja. Porque todos los días son una nueva oportunidad de mejorar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>