Reflexiones de las Lecturas del 22 de febrero del 2021 con el Padre Tony Díaz

  En las reflexiones del día de hoy el padre Tony Díaz, cmf nos comparte lo siguiente: Hoy celebramos la cátedra de san Pedro apóstol, cátedra significa sede, asiento o silla, esta celebración hace referencia a la autoridad de san Pedro como obispo, primer obispo de la iglesia cristiana, a quien Jesús nombró, fue el primer elegido entre iguales en este pequeño rebaño que Jesus llamó, formo y ahora manda para que sean una extensión de la misma misión que Jesús recibió de Dios padre. Y Pedro recibió tanto la autoridad para ser líder, y el magisterio para enseñar, la cátedra representa esto, la autoridad y el magisterio de san Pedro, de dónde viene después la autoridad y el magisterio de todos los obispos de la historia que hemos tenido que trazan sus orígenes a pedro, el primer obispo, el primer Papa. Se dice que la primera sede de Pedro se dice que fue en Jerusalén particularmente en el cenáculo, donde Jesús les hizo la ultima cena y donde se reúnen luego de Jesús resucitado donde Jesús se les aparece luego de resucitar, en ese cenáculo también está María orando con los apóstoles. Te invitamos a conocer mas en voz del Padre Tony Díaz en el siguiente vídeo. También puedes escuchar las reflexiones solo en audio en el podcast, Sediento de ti.

¿Cómo solucionar un conflicto?

Es normal que los conflictos se presenten a lo largo de nuestras vidas. Todas las personas tenemos problemas. Lo importante es aprender a manejarlos. De lo contrario únicamente lograremos que crezcan y traigan otros problemas a nuestra vida. El objetivo de todos es lograr vivir con paz y tranquilidad. Para ayudarnos  a lograrlo, los Licenciados Edith y Leopoldo Franco nos hablan acerca de «¿Cómo solucionar un conflicto?» en este episodio del Podcast «La llave del éxito en tu hogar».

¿Cómo puedo solucionar un conflicto?

Primero que nada hay que entender ¿qué es un conflicto? Por definición un conflicto es una oposición o desacuerdo entre personas o cosas. Es decir que inicia cuando hay un desacuerdo entre pensamientos y opiniones. La magnitud del problema se derivará de como reaccionemos ante él y lo que decidamos hacer. Podemos dividir los conflictos en tres tipos; internos, externos y exteriores. Eso quiere decir que pueden ser conflictos con uno mismo, con otra persona o grupo de personas, o problemas ajenos. Todos ellos inician siempre en el interior de alguien. Cuando comienza a estar en desacuerdo con alguna cosa o persona. Esa insatisfacción es la que genera el conflicto.

Conflicto interno

En ocasiones decidimos callar nuestra inconformidad y comenzamos a darle vueltas. Eso hace que el conflicto esté dentro de nosotros sin que nadie lo sepa. A esto lo conocemos como conflicto interno o conflicto intrapersonal, es decir que está dentro de la persona. Recordemos que los pensamientos y las ideas del ser humano son muy poderosas. Si nosotros alimentamos una idea y comenzamos a pensar en ella se puede volver una inconformidad cada vez más grande. Es uno de los principales enemigos del ser humano porque es algo que va a estar ahí 24 horas al día. Es entonces que necesitamos evaluar:
  • ¿Son ideas que pueden generar un cambio positivo o si únicamente nos están robando la paz?
  • ¿Ese problema al que le estamos dando vueltas tiene solución?
  • ¿La solución de ese problema está en nosotros?
Conflicto interno

Conflicto externo

Cuando, por el contrario, decidimos hablar acerca de nuestra inconformidad, es cuando el problema se extiende a otras personas. Dependiendo cómo se maneje este problema puede desatar discusiones, peleas, rompimiento de relaciones y hasta guerras. Por eso es importante aprender cómo solucionar un conflicto, así podemos lograr que afecte de la forma más mínima, especialmente a aquellos que son inocentes y no pueden hacer nada al respecto. Como seres humanos somos seres emotivos y no todo el tiempo podemos estar en óptimas condiciones. Hay alteraciones emocionales por diversas causas y lo más importante es entendernos. Cuando una persona externa su desacuerdo debemos entender que puede afectarle emocionalmente. Tal vez se encuentre muy molesta y entonces está en nosotros buscar conciliar. Evitar hacer más grande el problema recalcando la actitud de la otra persona o reclamando. Se trata de restar conflictos, no de sumarlos.

Conflicto exterior

Existe también otro tipo de conflicto que es el exterior. Cuando otras personas tienen un problema y nosotros lo asumimos como propio. Esto pasa mucho en las familias y las personas muy cercanas. Solemos pensar que tenemos que arreglar todo siempre que alguien a quien queremos se ve afectado. Pero lejos de ayudar, esto puede empeorar la situación y crear más problemas en lugar de soluciones. Un ejemplo muy común pasa cuando los hijos tienen un problema. Los padres a veces asumimos la responsabilidad y forzamos soluciones. Les quitamos a nuestros hijos su poder de decisión creyendo que nosotros sabemos más. Creando otro conflicto por olvidar que ellos también tienen libre albedrío y cada uno tiene que decidir. Los padres debemos servir como guías, no impositores. Así podemos ayudarlos a salir de la mejor manera a la situación que se ha generado. Debemos consultarles si están de acuerdo con que participemos en la solución. Hacerles saber que ellos son los responsables de los resultados de sus decisiones.

Entonces, ¿cómo debo actuar para solucionar un conflicto?

Puedes guiarte siguiendo estos pasos:
  • Identificar cuál es realmente el conflicto: En lugar de centrarnos en resolver los problemas que se derivaron, ir a la causa principal. Atacar el problema de raíz.
  • Saber si ese conflicto es mío: Así sabré si soy yo quien debe darle solución. Si es de alguien más, la otra persona es la responsable.
  • Tomar decisiones contundentes: Los problemas necesitan ser atacados con firmeza. Tenemos la capacidad de decidir. Hagámoslo de manera saludable y positiva.
  • Controlar nuestro temperamento: Los conflictos se resuelven con buena actitud, con respeto. Nunca con violencia pues esta genera más violencia.
Esperamos que hayas encontrado información útil para tu vida y para resolver los problemas que se te puedan presentar. Te invitamos a que escuches completo el capítulo «¿Cómo solucionar un conflicto?» del Podcast «La llave del éxito en tu hogar». Así mismo te recordamos que en Radio Claret América tenemos muchos otros Podcasts disponibles para ti que te ayudarán en tu desarrollo emocional.

Mujer guerrera

Todas las personas tenemos una fuerza interior que nos impulsa a salir adelante, lograr nuestras metas, ayudar a nuestras familias. Eso que nos vuelve guerreros. En esta ocasión nos centramos en las mujeres que siguen este impuso. Aquellas que luchan a diario por cumplir sus sueños, al mismo tiempo que logran hacer realidad los de sus seres queridos. La Coach Norma Lua nos platica cuales son sus características en el capítulo «Mujer guerrera» del Podcast «Escucha la voz de tu alma».

¿Cuáles son las características de una mujer guerrera?

Tal vez cuando pensamos en la palabra «guerrera» nos imaginamos a una amazona que vive alejada de los hombres. O puede que pensemos en una mujer que lucha constantemente por probar su valía. Que compite todo el tiempo para probar que es mejor. Pero no nos referimos a nada de eso al decir mujer guerrera. Entonces ¿cuáles son sus características? La Coach Norma Lua nos menciona las siguientes:
  • Valiente
  • Segura
  • Perseverante
  • Sabe pedir y aceptar ayuda
  • Solidaria
  • Compartida
  • Prudente
  • Justa
  • Resiliente
  • Altruista

¿Por qué una mujer guerrera es valiente?

Es normal tener miedo a las dificultades que podemos encontrar en la vida. El miedo es parte de nuestro instinto de conservación. Pero a veces nuestro miedo está únicamente en la mente. Ya sea por lo que hemos vivido anteriormente o por lo que otros nos han dicho. Una persona valiente es aquella que, a pesar del miedo, se enfrenta a los retos. Si nos quedamos sin hacer nada por miedo, entonces lograremos justo eso: NADA.

¿Cómo muestra una mujer guerrera que es segura?

Una mujer que confía en sus capacidades. A pesar de lo que otras personas puedan opinar. Sin la seguridad en lo que podemos lograr, difícilmente llegaremos a algo. Debemos recordar que lo que otros opinan es su verdad. No tiene por qué ser la nuestra. Los demás no siempre saben de lo que somos capaces y si nos centramos en seguir sus opiniones, nos quedaremos siempre en el punto de inicio sintiendo que no podemos, que no somos capaces de alcanzar nuestras metas.

¿Qué es ser perseverante y por qué una mujer guerrera lo es?

No rendirse fácilmente. Trabajar con constancia. Lograr lo que te propones aunque te tome más tiempo del planeado. Una mujer perseverante es aquella que sabe que va a fallar, que es normal no lograr las cosas a la primera. Pero que la única forma es continuar intentando. Es importante aprender a perseguir nuestros objetivos y acabar lo que empezamos. Pero al mismo tiempo debemos aprender de nuestros errores para no repetirlos. Porque como bien dijo Einstein «Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes».

Saber pedir y aceptar ayuda

Vivimos en una sociedad. Nos necesitamos los unos a los otros. Una mujer guerrera sabe que no puede lograrlo todo sola, que no tiene nada de malo apoyarse en otros. Que no es sinónimo de debilidad. Por eso reconoce la importancia de buscar ayuda. Puede ser en otras personas, en libros, en videos. En cualquier cosa que le de la asistencia que necesita en el momento.

Saber ser solidaria

Saber ser solidaria

De la misma forma que sabe pedir ayuda, sabe brindarla. Ayuda a otras mujeres (y personas en general) a lograr sus metas. Sabe que el que otros crezcan no disminuye ni aminora sus logros. Entiende que su valía y la importancia de las metas que ha alcanzado no depende de que nadie más llegue a lo mismo que ella.

¿A qué nos referimos con compartida?

A que sabe compartir su conocimiento, experiencia y éxito. Justo como parte de ser solidaria. Entiende que éstos no se disminuyen al compartirlos. Por el contrario, la mayoría de las veces podemos multiplicarlos al lograr ver todo desde una perspectiva diferente. Que entre todos nos podemos ayudar a aumentar nuestro conocimiento y así mejorar juntos.

¿Por qué es prudente?

Porque no le interesa meterse en la vida de otras personas. Está muy ocupada con su propia vida y con lograr lo que se ha propuesto como para perder el tiempo viendo qué hacen o dejan de hacer los demás. Si puede hacer algo para apoyar lo hace, pero no se mete donde no la han llamado. Entiende que hay personas que no quieren ayuda y que, aunque podemos siempre ofrecerla, tampoco podemos forzar a alguien a aceptarla.

Sabe ser justa

Sabe reconocer el éxito ajeno. Especialmente el de otras mujeres. Por desgracia se nos ha inculcado una rivalidad malsana en la que lejos de competir nos comparamos y desacreditamos. Afortunadamente esto ha ido disminuyendo gracias a darnos cuenta que eso no lleva a ningún lado. Una mujer guerrera sabe que hay otras mujeres guerreras. Las reconoce, las admira y sabe que los logros de los demás no hacen menos los propios. Al contrario; hay mucho que aprender de las demás. Porque los éxitos de otras mujeres nos muestran que se puede.

¿Qué es ser resiliente?

Cuando hablamos de que una persona es resiliente nos referimos a que tiene la capacidad de adaptarse ante situaciones adversas. Es decir, que tiene un espíritu resistente que busca soluciones o cambios positivos de cualquier cosa negativa. Todas las personas tenemos algún grado de resiliencia, es parte de la adaptabilidad que nos ha hecho evolucionar como lo hemos hecho. Para lograr ser una mujer guerrera es necesario que trabajemos en ella para que los golpes de la vida no nos derrumben y por el contrario nos muestren posibilidades que tal vez no habíamos visto. Existen todo tipo de mujeres guerreras, desde las mamás que sacan adelante a sus hijos frente a toda adversidad, hasta las mujeres de negocios que brindan empleo a miles de personas. Ninguna es mejor que la otra. La única diferencia son sus metas y sueños. Todas podemos trabajar para ser mejores cada día y alcanzar nuestros objetivos. Si te gustó este tema y quieres escuchar más al respecto, te invitamos a escuchar el episodio completo. También recuerda que en Radio Claret América tenemos diferentes Podcasts para ti enfocados en ayudarte a crecer emocionalmente. Porque cada día es una oportunidad de mejorar.

Reflexiones de las Lecturas del 19 de febrero del 2021 con el Padre Tony Díaz

  En las reflexiones del día de hoy el padre Tony Díaz, cmf nos comparte lo siguiente: Hoy es el primer viernes de la jornada cuaresmal de este año 2021, y en esta primera lectura del profeta Isaías que deja clarísimo el espíritu de la penitencia, de la religión, del sentido propio del ayuno, que al profeta lo conecta directamente con las necesidades, la justicia y el amparo de los más vulnerables, de los más necesitados y oprimidos de la comunidad. Para Isaías el ayuno no es algo puramente personal o puramente religioso, tiene que estar íntimamente conectado con la justicia y la caridad. Y en esta lectura nos deja plasmado claramente el sentido propio de la religiosidad principalmente conectado al ayuno. Tomando en cuenta que el libro de Isaías fue escrito miles de años atrás, y aun así hoy en día sus palabras son tan relevantes y tendemos a distorsionar el espíritu religioso, tendemos a ver muy superficialmente el sentido del ayuno, desconectado totalmente de la oración y la caridad, particularmente la caridad manifestada y expresada con relación a la solidaridad y hermandad con aquellos más necesitados entre nosotros. Te invitamos a conocer mas en voz del Padre Tony Díaz en el siguiente vídeo. También puedes escuchar las reflexiones solo en audio en el podcast, Sediento de ti.  

Calidad humana, ¿sabemos qué es y su importancia?

De seguro muchas veces hemos pensado que somos buenas personas. Que no hacemos las cosas por dañar a los demás, que nosotros no nos metemos con nadie. Y eso debería bastar, ¿verdad? Pero ¿nos hemos preguntado cuál es nuestra calidad humana? Tal vez vivir en una sociedad va un poquito más allá de lo que creemos que es ser buenas personas. Por eso el Lic. Rafa Salomón no invita a reflexionar acerca de esto en el episodio «Calidad humana» del Podcast «Amar, vivir y sentir». Con esto no queremos decir que no sea importante lo que ya hacemos por ser buenas personas, sino que siempre hay espacio para mejorar. Y una de las formas más efectivas de hacerlo es cuestionarnos si lo que ya hacemos es suficiente. Analizar en qué podemos hacer un poco más y qué sería mejor dejar de lado.

¿Qué es la calidad humana?

Calidad humana se refiere al conjunto de valores y principios que tiene una persona. Esas cualidades que determinan su valor en la sociedad. Todos las tenemos en mayor o menor medida, ya que a lo largo de nuestras vidas los vamos aprendiendo de las personas que nos rodean. Si de pequeños no aprendimos los valores básicos por haber crecido en un entorno que no los poseía, seguramente será más difícil aprenderlos de grandes. Pero no es imposible. Lo primero es darnos cuenta de la importancia de adquirirlos.

¿Por qué es importante la calidad humana?

Seguramente habremos buscado la calidad muchas veces antes. Especialmente cuando compramos algo. Siempre buscamos que tenga una buena calidad respecto al precio que estamos pagando. Pero ¿nos hemos preocupado por la nuestra propia calidad como personas? La calidad humana no es algo que nos beneficie únicamente como individuos, sino que puede mejorar la sociedad en la que vivimos. Imagina vivir en una ciudad en la que todos se respeten mutuamente, se ayuden, todos sigan las reglas, no existan los fraudes, los robos, cada quien se haga responsable de sus errores… Eso sería vivir en una sociedad con individuos con alta calidad humana. Y ya que no podemos cambiar a todo el mundo solos, podemos empezar mejorando nosotros y educando dentro de nuestra familia.

Hablemos de valores

Valores para la calidad humana Todos alguna vez hemos escuchado hablar acerca de los valores. Ya sea en la escuela o dentro de nuestra familia. Siempre se nos recalca que los valores son muy importantes, pero ¿qué son exactamente los valores? Pues bueno, existen muchos. Son los principios, cualidades o virtudes que caracterizan a una persona. Esas acciones positivas que realiza a lo largo de su vida.

¿Qué valores son fundamentales para mostrar calidad humana?

A continuación podemos ver ejemplos de los valores más importantes en la calidad humana y cómo influyen:
  • Respeto: El respeto es la clave de todos los valores. Nos ayuda a darnos cuenta que no vivimos solos, que dependemos de los demás y los demás dependen de nosotros.
    • Urbanidad: Es un valor muy ligado al respeto. Pues es la manifestación externa del respeto a los demás. Está relacionada con el grupo de normas que debemos seguir en un grupo social para lograr la sana convivencia.
  • Honestidad: Es una cualidad que define la calidad humana. Es el respeto a las buenas costumbres, a los principios morales y a los bienes ajenos Abarca otros valores como son:
    • Sinceridad: Expresión externa de lo que internamente pensamos y sentimos.
    • Justicia: La voluntad constante de dar a cada uno lo que es suyo.
    • Rectitud: Es una señal de coherencia con nosotros mismos; es la firmeza del carácter y la disposición de la conciencia.
    • Honradez: Según el diccionario es la integridad al obrar. Tiene que ver con la práctica del honor, con el respeto a sí mismo y a los demás.
  • Solidaridad: Es la capacidad de las personas de mostrar interés y apoyo incondicional a causas o intereses ajenos.
    • Cooperación: Es el trabajo común que realiza un grupo de personas para llegar a un bien común.
  • Responsabilidad: Significa cuidar de nosotros mismos y de los demás. Cumpliendo con nuestros deberes y aceptando nuestros errores.
    • Reconocimiento: Parte de ser responsables es saber reconocer a los otros y a nosotros mismos. Atribuir los logros y las fallas de cada quien. Al mismo tiempo se relaciona con la justicia, pues es regalar a cada quien lo que realmente se ha ganado.

Para finalizar

Existen MUCHOS más valores y por supuesto todos ayudan a mejorar nuestra calidad humana. Pero podríamos pasar todo el día definiéndolos y no nos alcanzarían las palabras ni el tiempo. Esto es simplemente un buen inicio para poder analizarnos y darnos cuenta dónde podemos comenzar a trabajar para mejorar como personas. Si te interesa escuchar un poco más al respecto, te aconsejamos que escuches el capítulo completo. Además contamos con otros Podcasts que te ayudarán en el largo camino del desarrollo emocional, te invitamos a escucharlos. Porque el crecimiento personal es un trabajo de todos los días.  

Reflexiones de las Lecturas del 18 de febrero del 2021 con el Padre Tony Díaz

  En las reflexiones del día de hoy el padre Tony Díaz, cmf nos comparte lo siguiente: Ayer miércoles de ceniza damos comienzo a la temporada cuaresmal, y durante esta cuaresma, la iglesia y Dios nos invita a que entremos al desierto con Cristo, porque es el encuentro con Cristo es el encuentro con Dios lo que hace posible el discipulado, lo que hace posible el deseo y la voluntad, no solo de creer en Cristo, si no de asemejarnos y vivir con la libertad que hace posible la vida la cual él nos llama, lo que hace posible el compromiso radical que tanto la primera lectura como el evangelio nos habla. El cristianismo no es un acto de voluntad, es algo que sale, es un fruto del encuentro de la iniciativa con Dios que provoca en nosotros, el deseo de decir si, el deseo de confiarnos a aquel que nos llama, por que aquel que nos llama también proveerá para que este llamado sea fructífero, para gloria de Dios para nuestra salvación y la salvación que Dios ponga en nuestras vidas. Te invitamos a conocer mas en voz del Padre Tony Díaz en el siguiente vídeo. También puedes escuchar las reflexiones solo en audio en el podcast, Sediento de ti.  

Secretos familiares; el poder de los secretos

Todos tenemos y hemos guardado secretos. Hay cosas que por diferentes motivos decidimos no hablar con los demás. Pero siempre tenemos que ser conscientes de las consecuencias que puede tener no hablar de ello. Especialmente cuando hablamos de secretos familiares. La Dra. Blanca Almeida aborda este tema en el capítulo «El poder de los secretos» del Podcast «Hablando del alma y sus tropiezos». Muchas veces, a consecuencia de querer guardar un secreto, debemos mentirles a las personas que nos importan. Entonces, ¿vale la pena hacerlo?

¿Qué es un secreto familiar?

Por definición, un secreto es aquello que se oculta de forma intencional, se desconoce o aún no ha sido descubierto. Por lo tanto un secreto familiar es aquello que sabemos y escondemos intencionalmente de algún otro miembro de la familia. Siempre puede haber buenas intenciones detrás de encubrir algo de nuestros parientes. En la mayoría de los casos lo hacemos porque intentamos evitarles algún sufrimiento. Pero antes de guardar un secreto es necesario que seamos conscientes de lo que esto puede significar tanto para nosotros como para otros. A veces lo que creemos que va a prevenirle sufrimiento a otros termina lastimándolos más. Ya sea porque al final terminan sabiendo y se sienten dejados de lado o porque en nuestro afán de hacer todo porque no se enteren llegamos a hacer o decir cosas hirientes.

Consecuencias de guardar secretos familiares

Consecuencias de guardar secretos familiares Tener un secreto con una persona nos puede unir a ella. De la misma forma nos puede separar de las personas de quienes estamos ocultándolo. A veces, por miedo a que se nos salga decir lo que nos fue confiado o lo que creemos que puede hacerles daño, terminamos alejándonos de forma inconsciente de ellos. También puede hacernos sentir tan preocupados o tan responsables de ser los guardianes del secreto, que en ocasiones impide que sigamos con nuestra vida. Dejamos de hacer o decir algunas cosas por miedo a que eso termine haciendo que los demás sepan. Es sano saber distinguir entre qué decirle a los demás y qué es mejor guardarnos. Hay cosas que son meramente opiniones o hechos que van a afectar negativamente a otros sin dejarles nada positivo. Pero todos los secretos tienen un peso. No siempre es tan grave como nos pudo parecer en un principio. Si tienes algún secreto, ya sea familiar o no, que está causando que te distancíes de las personas que te importan, la Dra. Blanca Almeida te invita a analizar si en verdad vale la pena.

Secretos a voces

Los secretos no tienen que ser exclusivamente entre pocas personas. Los secretos a voces son aquello que muchas personas saben, pero no hablan al respecto. Ya sea porque es mal visto, porque creen que al hablarlo van a perjudicar a alguien, porque les da vergüenza, etcétera. Nos topamos muchas veces con familias enteras que ocultan algo al resto del mundo. Esto puede ser algo pequeño que nadie más necesita saber. Algo que no repercute realmente en cómo te relacionas con el resto del mundo. Pero también puede ser algo tan grande (o que sientas tan grande) que te impide tener relaciones sanas con toda persona que no sepa acerca de eso.

Los niños y los secretos familiares

Es muy importante que hablemos claro con nuestros hijos pequeños acerca de los secretos. De cuándo está bien no decir algo y cuando deben decirlo. Por desgracia muchas personas se pueden aprovechar de la inocencia de los niños, dañarlos y pedirles que guarden el secreto. Ya sea amenazando a las personas que quieren o haciéndolos sentir culpables. Por eso recuerda:
  • Hay que recordarles a los pequeños que NADA que los haga sentir mal tiene que ser guardado como secreto.
  • Decirles que ellos tienen derecho a decidir si quieren o no decir algo, pero que si alguien los lastima de cualquier manera lo mejor es hablarlo con sus padres o las personas en quienes confía.
  • Debemos hacerles ver que no tienen que guardar secretos que los dañen.
  • Como adultos debemos no cargarlos con secretos nuestros que los hagan sentir culpables. Los niños no tienen por qué cargar con los problemas de los adultos. No vaciemos en ellos una responsabilidad que no les corresponde.
  • No es necesario mentirles.
  • Cosas como la muerte, el sexo, el abandono de algún familiar, la adopción, entre muchos otros, son temas en los que más vale ser honestos con ellos y no crearles confusiones.
  • Es importante que siempre que un niño nos cuente algo creerles. Especialmente si habla de cualquier clase de daño que le estén ocasionando.
  • Si un niño descubre algo o pregunta algo que puedes sentir difícil de hablar con él, puedes buscar ayuda acerca de como tratar ese tema.
Una de las mejores formas de protegerlos será siendo siempre claros con ellos. Hacerlos saber que confiamos en ellos y pueden confiar en nosotros.

Ningún secreto tiene que ser guardado

Solemos olvidar esto, especialmente en los secretos familiares. Es verdad que a veces es mejor no hablar de algo por el bien de otros. Sin embargo cada uno de nosotros tenemos la decisión. Guardar un secreto nunca va a ser obligatorio y si pensamos que puede traernos más consecuencias que beneficios, tanto a nosotros como a quienes queremos, siempre seremos libres de decir que no queremos guardar el secreto. Si te interesó este tema, te invitamos a escuchar el capítulo completo y a seguir creciendo emocionalmente con el resto de Podcasts que tenemos para ti.

Reflexiones de las Lecturas del 17 de febrero del 2021 con el Padre Tony Díaz

  En las reflexiones del día de hoy el padre Tony Díaz, cmf nos comparte lo siguiente: Hoy es miércoles de ceniza, y la ceniza que hoy se nos van a imponer es símbolo de nuestra mortalidad y también al llamado del arrepentimiento por todo aquello que nos separa tanto de Dios, como del prójimo y de uno mismo. La Cuaresma es un tiempo, un llamado para regresar a la comunión con Dios padre y también para regresar a la solidaridad y hermandad con el prójimo, y para revestirnos de la dignidad que es nuestra y que Dios nos ha enviado con Dios Cristo y que quizás la hemos pisoteado, la hemos rechazado y hemos dado la espalda a lo que Dios dice que somos, hijos e hijas de él. La Cuaresma es este tiempo donde la iglesia y Dios mismo nos invita para que regresemos a Dios y retomemos la dignidad e identidad como hijos e hijas de Dios, y seamos lanzados al mundo para dar un testimonio de Dios que vive entre nosotros, del Dios que busca y desea la plenitud de la vida de sus hijos e hijas, de toda la creación, pues para esto ha creado todo el universo. Te invitamos a conocer mas en voz del Padre Tony Díaz en el siguiente vídeo. También puedes escuchar las reflexiones solo en audio en el podcast, Sediento de ti.  

¿Te gustaría vivir la cuaresma de una forma diferente?

  Muchos templos aún permanecen cerrados pero eso no será un obstáculo para que podamos celebrar la resurrección de nuestro señor Jesucristo y acompañarlo en su caminar durante la cuaresma. El centro Claretiano de Liderazgo y Recursos Pastorales los invita a unirse a esta retiro virtual Del Desierto a la Resurrección. Acompáñanos cada viernes durante la Cuaresma a las 7:30 pm cst Impartido por David Bisonó, Coordinating Director Hispanic Operations, Programming & Implementation del Centro Claretiano de Recursos Pastorales Suscribirse aquí

Tercera edad; hablemos de crisis y salud emocional

Muchas veces hablamos de las crisis por las que pasan los adolescentes y jóvenes al afrontar los cambios a los que se enfrentan al estar descubriendo el mundo. Incluso solemos oír a menudo acerca de la crisis de la madurez en los 40’s o 50’s. Sin embargo pocas veces se reflexiona acerca de la crisis por la que puede pasar una persona en la etapa de la vejez. La Dra. Lucy Serrano nos habla de este interesante tema en el capítulo «Crisis de la tercera edad» del Podcast «Sólo para ti».

¿Qué es la tercera edad?

La vida, al igual que los años, podemos dividirla por estaciones. Está la primera edad, que podríamos compararla con la primavera. Considera los años de la infancia hasta la juventud; alrededor de los 25 años. Después está la segunda edad; el verano. Esto es la edad adulta, comprende de los 25 a alrededor de los 60. Después vendría la tercera edad; el otoño. Es donde inicia la vejez, puede considerarse de los 60 a los 80 aproximadamente. Y por último, tenemos la cuarta edad; que sería el invierno. Se refiere a la vejez avanzada; es decir a partir de los 80 años en delante. Esta división de etapas es aproximada. Obviamente se generaliza a toda la población buscando similitudes y mayorías. No hay una edad exacta en la que podamos decir que todos sin excepción comienzan a mostrar los cambios que los ubican en una u otra etapa. Cada persona es diferente y muestra o afronta los cambios de manera distinta. Lo importante es recordar que, al igual que las estaciones, cada etapa puede ser maravillosa. Pero también puede significar retos para los que hay que estar preparados. Pueden ser cambios hormonales, sociales, económicos, psicológicos… Son dificultades que tenemos que aprender a afrontar. Aprender a llevar cada cambio de forma sana para así lograr disfrutar todo el tiempo que estemos en este mundo.

¿Qué es la crisis de la tercera edad?

Para entender esto, primero debemos saber que una crisis emocional aparece comúnmente cuando experimentamos inadaptación e insatisfación que no aprendemos a sobrellevar. A lo largo de nuestras vidas nos enfrentamos con crisis. Por ejemplo en la adolescencia que podemos sentir que no encajamos en nuestra escuela. O a los cincuenta años, que tal vez de pronto caigamos en cuenta que odiamos el trabajo que hemos realizado en los últimos 25 años y nos sentimos insatisfechos. Pues de esta misma forma puede sucedernos en la tercera edad. Tal vez enviudamos y nuestros hijos ya tienen sus propias familias y sentimos que ya no pertenecemos a esa familia que durante tanto tiempo fue nuestro núcleo. O tal vez nos jubilamos y tener ese tiempo libre en el que tantas veces planeamos que haríamos tal o cual cosa resulta que ya no se nos antoja. O puede que por cualquier motivo ya no tengamos un grupo de amigos o amigas con quienes sentirnos identificados. Las posibilidades son muchas y dependen enteramente de la situación particular de cada persona. Pero la insatisfación o el sentirnos fuera de lugar, si no aprendemos a afrontarlo, puede derivar en una crisis. Para lograr una vida plena y satisfactoria es importante que afrontemos las crisis y aprendamos de ellas.

La importancia de la vida social en la vejez

La importancia de la vida social en la vejez Los seres humanos somos seres sociables. Es decir, necesitamos de una comunidad para mantener nuestra salud emocional. Por eso es importante que socialicemos en todas las etapas de nuestra vida. Tener una vida social no significa salir todos los días a lugares concurridos, sino que podemos ocuparnos con actividades grupales que nos interesen. Muchas personas pueden llenar esa necesidad con su familia. Ya sea que tengan familiares de su misma edad, su familia sea numerosa o sus hijos y nietos acostumbren pasar con ellos mucho tiempo. Pero en otros casos hay adultos mayores que no tuvieron hijos, otros cuyos hijos o familiares viven lejos, o que simplemente su familia por cualquier motivo no pueda suplir esa necesidad. En estos casos es importante recurrir a espacios donde se puedan relacionar con otras personas de su edad. O incluso cuando se ve a la familia seguido, nunca está de más tener un grupo de amigos o compañeros que puedan entender tal vez un poco más por los cambios que estamos pasando. Existen todo tipo de actividades y centros para personas de la tercera edad. Siempre debemos buscar lo que nos guste y nos motive a continuar yendo. Forzarnos a cumplir algo sólo por cumplir como si fuera un requisito, lejos de ayudarnos puede perjudicar nuestra salud emocional.

¡Muévete!

Otro factor importante para prevenir una crisis es mantener la actividad física. Si eres un adulto mayor y durante tu vida no cuidaste mucho tu cuerpo, no solías hacer ejercicio, pasabas mucho tiempo sentado, etc. Probablemente ya te estarás dando cuenta de las desventajas que tiene el no mantener una actividad física regular. Lo importante es que nunca es tarde para hacerlo y tu cuerpo te lo agradecerá. Piensa que aún te quedan años por vivir y lo mejor es prepararse para vivirlos con la mejor calidad posible. No es necesario que realices actividades físicas extenuantes. Tampoco se trata de forzar tu cuerpo a llegar a límites para los que no está preparado. Puedes salir a caminar, practicar yoga, baile de salón, hacer pequeños estiramientos, utilizar una bicicleta estacionaria. En fin, buscar algo que te guste y que haga que tu cuerpo se mantenga activo. Tu yo de 80 años te lo agradecerá.

¿Qué puedo hacer si creo que estoy pasando por una crisis?

  • Primero que nada es importante identificar y aceptar la crisis.
  • Analizar qué es lo que nos llevó a sentirnos de la forma en que nos sentimos.
  • Asumir la responsabilidad de lo que nos esté pasando sin caer en el sentimiento de culpa.
  • Intentar buscar nuevos enfoques para la situación. Siempre puede ayudar a encontrar soluciones ver un problema desde diferentes ángulos.
  • Controlar nuestro enojo. Ya sea hacia nosotros mismos o hacia la situación.
  • Pide ayuda. Nadie tiene que enfrentar los problemas solo y aunque creamos que podemos hacerlo, siempre será más fácil con ayuda de alguien más.
Si eres una persona de la tercera edad y te gustó o te interesó lo que platicamos en esta entrada, te invitamos a escuchar el capítulo completo. De igual forma te recordamos que tenemos otros Podcasts disponibles para ti que pueden ayudarte en tu desarrollo emocional.