Reflexiones de las Lecturas del 3 de febrero del 2021 con el Padre Tony Díaz

En las reflexiones del día de hoy el padre Tony Díaz, cmf nos comparte lo siguiente: El autor de la carta a los Hebreos hoy toca el sufrimiento, que hasta ahora lo ha mencionado pero no lo ha enfocado directamente, como debemos buscar aun en el sufrimiento la presencia de Dios mismo, y parece que a lo que está respondiendo el autor de esta carta es quizás algo que la mayoría de nosotros expresamos cuando sufrimos alguna situación. Sí también nosotros como la comunidad de judeocristianos a quien se le dirige esta carta, tendemos a tomar el sufrimiento como algo puramente negativo y que no hay nada bueno o que podemos aprender del sufrimiento pero el autor de esta carta nos dice algo muy diferente. La comunidad de judíos y judeocristianos a quien se le dirige esta carta, veían y entendían que su sufrimiento y tribulaciones eran un rechazo o castigo de Dios, el autor nos introduce a una lectura que saca de el libro de los proverbios que dice “Hijo mío, no desprecies la corrección del señor ni te desanimes cuando te reprenda, por que el señor corrige a los que ama y da azotes a sus hijos predilectos” Te invitamos a conocer mas en voz del Padre Tony Díaz en el siguiente vídeo. También puedes escuchar las reflexiones solo en audio en el podcast, Sediento de ti.

Cómo las peleas de pareja afectan a nuestros hijos

En cualquier relación de pareja siempre habrá desacuerdos que nos lleven a discusiones. Sin embargo pocas veces nos detenemos a pensar ¿Cómo nuestras peleas afectan a nuestros hijos? Sabemos que aunque una relación es de dos, siempre habrá otras personas involucradas y que puedan posiblemente salir afectadas. Especialmente cuando tenemos hijos. Es por ello que en el Podcast «Hablando del alma y sus tropiezos» , en el episodio «Mientras pelean sus hijos escuchan», la Dra. Blanca Almeida nos habla acerca de los posibles efectos que podría tener en nuestros hijos las discusiones constantes con nuestra pareja. El ambiente del hogar debe ser un lugar en donde todos nos sintamos contentos y seguros. Especialmente los niños. Es por eso que es importante aprender a relacionarnos de la forma más sana posible y que nuestros hijos puedan sentirse a gusto al llegar a casa.

¿En qué afectan las peleas de pareja a los niños?

  La atmósfera que percibimos en nuestro hogar en la infancia se convertirá seguramente en la mayor parte de nuestros recuerdos de ella. Esta es dada por los papás o jefes de familia y tendrá un gran efecto en cómo nos relacionamos con las personas en el futuro. Ya que es durante los primeros años de la infancia que los pequeños aprenden de los papás cómo relacionarse con las demás personas. Es decir que si en nuestros hogares hubo armonía y afecto, aprenderemos a relacionarnos de esa forma con nuestro entorno. Si por el contrario crecimos en un ambiente hostil, muy probablemente será de esa forma en que aprendamos a interactuar con los demás. Es normal que las parejas tengan peleas y discusiones, pero éstas no se quedan únicamente con la pareja. Los pequeños que están en casa comienzan a sentir ciertas cosas. Esto puede afectar su comportamiento ya que puede ser que vayan a la escuela y repliquen lo que ven en casa. La mayoría de las veces, la causa del bullying y de la violencia en las escuelas proviene de niños que no han aprendido a relacionarse adecuadamente desde casa.  

Pero mi pareja y yo siempre arreglamos las cosas, ¿igual les afecta a los niños?

  Posiblemente siempre que tenemos una discusión con nuestra pareja al final arreglamos las cosas, ya sea enviando algún mensaje o hablando más tarde de forma tranquila. Sin embargo, muchas veces, al momento de estar discutiendo, por querer imponer nuestra voluntad recurrimos a la violencia. La violencia no se manifiesta únicamente en forma física, como golpes o empujones. Cuando gritamos, nos faltamos al respeto, nos recriminamos cosas, damos portazos o ignoramos a nuestra pareja, también estamos ejerciendo un tipo de violencia y nuestros hijos están viendo. La mayoría de las discusiones se elevan de tono por querer tener la razón, por querer imponer nuestra voluntad. Si para ello utilizamos todo tipo de armas, debemos ser conscientes que son el mismo tipo de armas que les estamos enseñando a nuestros hijos a utilizar. Los niños aprenderán a obtener lo que desean de la misma forma en que nosotros lo hagamos, y eso es lo que reproducen en sus escuelas o fuera de la casa. Por otra parte pueden comenzar a sentir mucho miedo. Observemos a nuestros hijos, ¿cómo reaccionan cuando estamos discutiendo? ¿en dónde están cuando lo hacemos? Muchas veces podremos encontrar que están en un rincón, otras veces los más grandes se llevan a los mas pequeños a otra recámara como forma de protegerlos. De esta forma es que empiezan a tener mucho miedo y empiezan a ver el mundo como un lugar hostil y donde no saben cuando van a comenzar las peleas.  

Haría cualquier cosa por mis hijos

  Seguramente muchas veces has pensado que tú y tu pareja harían cualquier cosa por tus hijos. Si harían cualquier cosa, ¿por qué no dejar de pelear? Debemos siempre intentar recordar cómo nuestras peleas afectan a los niños, pues puede que como adultos sepamos manejar como nos sentimos después de cada discusión, sin embargo a los hijos se les va acumulando y se va metiendo en su alma. El autoestima de los pequeños se forma desde el hogar. Como se sienten con ellos mismos, si se sienten seguros. Si ellos ven que en casa hay gritos, insultos y groserías, empiezan a sentir inseguridad porque los padres, que son sus proveedores de amor les están dando un ejemplo de odio. Como ya mencioné antes, la mayoría de las discusiones escalan por querer tener la razón. Por eso la Dra. Almeida nos invita a realizar el siguiente ejercicio:  

Prefiero ser feliz que tener la razón

 
  • Compren un muñeco, un peluche o una pelota. A ese objeto le vamos a llamar «la razón».
  • Ese muñeco  se lo van a turnar cada uno en diferentes días, por ejemplo, ella lo va a tener los días nones; lunes, miércoles, viernes… y él los días pares; martes, jueves, sábado.
  • Durante la semana, quien tenga ese muñeco va a tener “la razón”, entonces si comienzan a discutir, quien no tenga el muñeco le va a dar la razón a su pareja, sin importar si la tiene o no.
Parece un ejercicio muy sencillo, sin embargo disminuye mucho las peleas. Porque nos ayuda a ver que ganar una discusión y tener la razón no es tan importante como mantener la paz en la pareja. Pónganlo en práctica y vean los muchos beneficios que pueden encontrar al dejar de lado esa lucha de poderes.

Tips para evitar las peleas de pareja

  1. Acuérdense qué los unió, qué admirabas de tu pareja y todas las cosas buenas que los hicieron decidir estar juntos.
  2. Si tu pareja y tú necesitan discutir algo, háganlo en donde sus hijos no están. Ya sea cuando se encuentren fuera de casa o cuando ya estén dormidos.
  3. Moderar voz, formas y modos. A veces no es tan importante qué hacemos, sino cómo lo hacemos.
  4. Sentarse con sus hijos a la hora de la comida o la cena y decirles dos cosas positivas. Esto los ayudará a sentirse seguros, reconocidos y amados.
  5. De la misma forma, que frente a sus hijos la pareja se diga dos cosas positivas cada uno.
  6. El contacto es importante para recuperar la armonía. Recuerden abrazarnos juntos y darse muestras de cariño entre ustedes y con sus hijos.
  7. Empezar  a fijarnos y agradecer las cosas buenas que tenemos. Esto ayuda a que los niños comiencen a apreciar la vida y que el miedo vaya disminuyendo.
  8. Fíjense qué ejemplo de amor le están dando a sus hijos.
  9. Dejar de juzgar y dejar las críticas para dar paso a palabras de amor.
  Esperamos que estos consejos te ayuden a mantener una mejor relación de pareja y a crear un ambiente de seguridad y felicidad para sus hijos. Si te interesa aprender más acerca de ¿cómo nuestras peleas afectan a los niños? te invitamos a escuchar el capítulo «Mientras pelea sus hijos observan» del Podcast «Hablando del alma y sus tropiezos» con la Dra. Blanca Almeida este y los demás Podcast que tenemos disponibles para ti.    

Reflexiones de las Lecturas del 2 de febrero del 2021 con el Padre Tony Díaz

  En las reflexiones del día de hoy el padre Tony Díaz, cmf nos comparte lo siguiente: Hoy celebramos la fiesta de la presentación, y en la comunidad hispana esta celebración tiene una historia muy interesante, antiguamente conocida como la fiesta de la purificación de Maria, que según la ley judía después de los cuarenta días después de estar en reclusión por que ha derramado sangre y tiene que estar alejada de otros por que el derrame de sangre la deja impura, y después de los cuarenta dia tiene que ofrecer sacrificios para su purificación, posterior a esto se lleva la presentación del niño. También se presentaban procesiones con candelas con luces, que representaban la llegada del mesías, luz tomándose como símbolo de Cristo, por lo que la misa de ese día se llamaba la misa de candela o misa de las luces. En la comunidad hispana se impone la tradición española que está conectada con la virgen de la candelaria, nacida en 1392 en Tenerife España, en las islas canarias, donde allí aparece ese año la virgen de la candelaria con el niño en brazos y una vela. Te invitamos a conocer mas en voz del Padre Tony Díaz en el siguiente vídeo. También puedes escuchar las reflexiones solo en audio en el podcast, Sediento de ti.

Cómo saber si es tiempo de dejar a tu Pareja

Después de llevar tiempo en una relación, cuando dejamos atrás el enamoramiento; en el que estamos ciegos por todos los químicos que produce nuestro cerebro, es normal que los conflictos en pareja comiencen a aparecer.  Es hasta ese momento que comenzamos a ver todos los defectos de nuestra pareja y nos encontramos por primera vez ante la idea de que no todo va a ser color de rosa. Cuando eso pasa, muchos buscamos ayuda para ver qué tenemos que fortalecer o eliminar. Sin embargo a veces no es suficiente y por eso comenzamos a preguntarnos ¿me voy o me quedo? Pero ¿Cómo podemos saber cuando es suficiente? Es por ello que la Dra. Lucy Serrano nos comparte sus consejos para poder tomar la mejor decisión a través del Podcast Solo para ti en el episodio «¿Me voy o me quedo? Cuando es suficiente» dirigido por la Dra. Serrano a través de Radio Claret América.  

Diferencia entre rendirse y saber que ya fue suficiente. ¿Por qué es importante saberla para decidir si me voy o me quedo?

Primero que nada tenemos que saber que en una relación sana siempre habrá veces en las que tengamos que ceder. Otras veces será nuestra pareja quien ceda. Lo importante es lograr un equilibrio. Sin embargo no siempre nos detenemos a reflexionar acerca de si estamos en una relación sana o no. A veces, en nuestro deseo de continuar con un noviazgo o matrimonio, comenzamos a actuar como mártires, creyendo que la solución a todos los problemas es por medio del sacrificio. Y, en ocasiones, de la pérdida de la dignidad, ya que creemos que si dejamos de intentarlo significa que nos hemos rendido. Es por ello que la Dra. Lucy Serrano nos invita a reflexionar profundamente acerca de lo que hemos estado dispuestos a ceder con tal de evitar conflictos con nuestra pareja.

Pero entonces, ¿me voy o me quedo?

Decidir terminar una relación es una algo muy personal, independientemente de todas las opiniones que amigos o familiares puedan tener al respecto. Porque las únicas personas que saben qué es lo que pasa en la pareja son quienes la conforman. De igual forma, eso no significa que debamos ignorar por completo lo que los demás nos señalan y encapricharnos a continuar con una relación que tal vez pueda estarnos haciendo más daño que bien. Es normal tener miedo; cualquier separación implica una pérdida. También es muy común pensar «¿qué tal si me equivoco?» «¿y si me arrepiento?», Sin embargo debes recordar que puedes arrepentirte tanto de separarte como de quedarte. No hay respuesta correcta o equivocada; se trata de buscar lo que te haga feliz. Por eso debes seguir un proceso de auto-indagación que te lleve a tomar la mejor decisión para ti. No basta con hacer una lista de pros y contras o de virtudes y defectos, porque en ocasiones un defecto puede tener mucho más peso que veinte virtudes y viceversa. Existen, por ejemplo, ciertas características de la pareja y de la relación hacen imposible tener una buena vida, como golpes, alcoholismo severo en el que no se busca ayuda, infidelidades, cosas que denigren a la persona, etc.

Imaginemos… ¿Y si me voy?

Para ayudarnos en este proceso, la Dra. Serrano nos propone una serie de preguntas que nos ayudan a tomar una decisión utilizando no solo el corazón, sino también la cabeza:
  • ¿Si te separaras de _____ qué es lo que más extrañarías en caso de separarte? 
    • Eso que extrañarías, ¿existe ahora o pertenece a un pasado lejano? Es decir, eso algo que ocurra en el presente o algo que sucedía al inicio de su relación y que ya solo queda en el recuerdo.
  • ¿Qué precio estoy pagando por estar con _____? Mi tiempo, mi dignidad, mi salud…
  • Si perdiera a ____, ¿qué perdería? Ayuda económica, estatus de matrimonio, amor, comodidades… Ventajas que perderías si te separaras de esa persona.
  • Al perder a _____, ¿qué ganaría? Mi libertad, mi paz, tranquilidad, que no me cuestionen… Todos los aspectos en los que mejoraría tu vida si esa persona no estuviera ahí.
  • ¿Cuáles son mis temores o qué es lo que me impide separarme? Quedarme solo(a), que el/ella encuentre a otra pareja y yo me sienta mal, miedo de no poder mantener a mis hijos, de darme cuenta de que sigo enamorado(a), el duelo, etc.
  • ¿Qué te impide tomar esa decisión? Mi baja autoestima, falta de economía, mi edad, el miedo… Todo lo que bloquea o impide que tomes la decisión de separarte.

Suponiendo que me quedo…

  • Después de que hemos hecho los intentos razonables para que nuestra relación mejore, (no sacrificios, no de abnegación, no de fantasía) ¿las cosas siguen mejor o peor? Es importante recalcar que se habla en plural, no solo tú lo has intentado; los dos. Y los esfuerzos tienen que ser de buena voluntad, que no sean solo por el apego o la codependencia, sino que ambos tienen deseo de mejorar.
  • ¿Estoy dispuesto(a) a dejar a un lado las luchas de poder? Querer tener la razón, estar peleando y discutiendo a ver quién gana. Es necesario tener una cierta humildad para ver qué es lo que está pasando.
  • ¿Qué tan informado o informada estoy de qué es una pareja sana?

Evaluando con honestidad.

Después de haber contestado todas las preguntas es importante documentarnos acerca de lo que es una relación sana. En base a lo que investiguemos y de la forma más objetiva posible, debemos calificar si nuestra relación es saludable o no. Esta calificación, en conjunto con las respuestas que hemos dado, nos va a ayudar a tomar una decisión bien pensada. No es necesario compartir nuestras respuestas, porque cada uno tiene que pasar con su propio proceso, que es algo totalmente personal e individual. Si decides quedarte lo harás sabiendo que no basta el cariño y el amor para solucionar las cosas, pues es necesario buscar ayuda y trabajar en equipo para lograr superar los obstáculos que se les presenten. Y si decides irte; aunque te duela el corazón, recuerda: Aunque sientas mucho dolor, confía en que todo está saliendo como debe. No te resistas, acepta lo que es. Deja ir lo que fue y ten confianza en lo que será. Muchas veces cuando las cosas no salen como queremos, eso significa que hay algo mejor para ti en el futuro. Si te quieres aprender más al respecto, puedes escuchar el capítulo completo del Podcast abajo. Además te invitamos a seguir aprendiendo en «Solo para ti» con la Dra. Lucy Serrano.