Reflexiones de las Lecturas del 19 de Marzo del 2021 con el Padre Tony Díaz

  En las reflexiones del día de hoy el padre Tony Díaz, cmf nos comparte lo siguiente: Hoy celebramos la solemnidad de san José, del esposo de la santísima Virgen María, pobre José,¿ y por qué digo pobre? porque por más de mil años san José en la iglesia, según la tradición Cristiana prácticamente lo hemos mantenido en la sombra de María, por que no es hasta el siglo XIV que oficialmente se añade la fiesta en el calendario litúrgico, previo a esto, en los siglos IX y X, habían devociones entorno a san José pero nada comparado por ejemplo con las celebraciones litúrgicas en torno a María y en gran parte estas devociones y también celebraciones litúrgicas en torno a san José es algo que vino de la iglesia cristiana de la parte Este del mundo cristiano, y cuando decimos esto estamos hablando de lo que está al Este del continente europeo, las tierras que son del mundo islámico hoy en día, que al principio de la iglesia cristiana también fueron evangelizadas por las primeras dos o tres generaciones cristianas. Muy bien, pues san José, lo que sabemos de él  lo recibimos de las narrativas de la infancia de Jesús, tanto en el evangelio de Mateo como en el de Lucas. Te invitamos a conocer mas en voz del Padre Tony Díaz en el siguiente vídeo. También puedes escuchar las reflexiones solo en audio en el podcast, Sediento de ti.

El arte de escuchar; más difícil de lo que parece

Dijo Goethe que «hablar es una necesidad, escuchar es un arte». Pero, ¿a qué se refiere eso de el arte de escuchar? Si todos los días lo hacemos, ¿no? Alguien dice algo lo oímos, lo entendemos y respondemos. ¡Sencillo! Pues no. Escuchar va mucho más allá que sólo lograr tener una conversación. Por eso el día de hoy hablaremos del capítulo «El arte de escuchar» del Podcast «Amar, vivir y sentir» de Rafa Salomón. Donde nos comparte las diferencias entre tener una conversación en la que todas las personas involucradas participan de igual forma y escuchar a alguien que necesita compartirnos algo.

¿El escuchar qué tiene de arte?

Que como todo arte necesita aprenderse, practicarse y sobre todo que tiene una gran dificultad. Aunque no lo parezca, es bastante complicado aprender a escuchar de verdad. Tenemos la idea de que es suficiente con interpretar las palabras, entenderlas y contestar. Tal vez en algunas conversaciones eso sea lo que se espera de nosotros. Pero cuando alguien se acerca a nosotros para platicarnos de un problema, de algo que necesita externar, de alguna preocupación, entonces la cosa cambia. La mayoría de las personas no sabemos escuchar, nos cuesta mucho hacerlo. Aunque sea una virtud fundamental, no es fácil. La escucha es una de las caricias positivas más apreciadas. Y aún así solemos pretender que escuchamos, pero no lo hacemos realmente. La persona que sabe escuchar sabe comprender. Y cuando uno se siente escuchado tiene la percepción de ser valorado, considerado e importante. Entonces debemos lograr diferenciar entre conversaciones Ping-pong y los momentos en que requerimos ser sólo oyentes. Es algo que debemos aprender. Porque para lograrlo necesitamos poner en práctica nuestra empatía. Dejar de pensar en nosotros y centrar nuestra atención en la otra persona. Más allá; intentar comprender el mundo de la otra persona y ver lo que nos dice desde ahí.

¿A qué se refiere una conversación de Ping- Pong?

Conversaciones Ping-pong Es la plática que solemos tener con las personas. En la que la «pelotita», es decir el turno de hablar, pasa de uno a otro de forma continua. A veces alguno tardará un poco más hablando, pero en general ambas partes participan más o menos igual. Es una comunicación más superficial porque no nos involucramos personalmente. Intercambiamos información, pero no ejercemos ningún comentario profundo ni intentamos comprendernos. No tiene nada de malo tener este tipo de conversación algunas veces. Por ejemplo; si salimos con una amiga que hace mucho no vemos y nos empezamos a poner al día. Muy seguramente el diálogo será así. También sucede cuando estamos en reuniones grandes o cuando comenzamos a recordar alguna anécdota. Pero si alguien comienza a hablarnos de algo más serio o nos pide tiempo para decirnos algo, y actuamos de la misma forma que si fuera cualquier conversación sin importancia, podemos hacer sentir a esa persona que no es importante. Le restamos valor a sus sentimientos.

¿Y entonces, cómo debemos hacerlo?

Se escucha con una actitud abierta, serena, sin distracciones, sin interrupciones, sin juicios o interpretaciones. Con el fin de propiciar estado de confianza y seguridad. Donde la persona se siente acogida, segura y tranquila. Para poder profundizar en su problema con el sentimiento de que es escuchada como un individuo importante, único y con valor para su oyente. Escuchar y entender la comunicación desde el punto de vista de quien habla. Interpretar lo que siente, lo que piensa. Poner atención al estado emocional. Escuchar significa aceptar a las personas tal y como piensan. Tal y como son. Darse cuenta que cada una es un mundo que es preciso involucrarse para entenderlo. Para profundizar necesitamos sentir. Encontrar aquellas razones del corazón. Quienes tenemos la inquietud de escuchar no vamos a quedarnos sólo con las palabras, sino tratar de entender las razones que tiene su corazón. Escuchar supone callarse. Y callar no es sólo no hablar, va más allá. Es estar atento con todo nuestro ser para comprender al otro en su totalidad.

Algunos consejos para aprender el arte de escuchar

Lo más importante para aprender es querer hacerlo. Si tenemos la disposición podemos convertirnos en grandes escuchas. Para lograrlo te damos los siguientes tips:
  • Buscar el lugar adecuado. No cualquier lugar es óptimo para escuchar. Es bueno estar cómodos, tener una iluminación que nos permita vernos. Evitar lugares ruidosos.
  • Sentirnos bien. Si estamos cansados, si nos duele algo, si estamos incómodos, difícilmente vamos a prestar atención de verdad. Mucho menos vamos a lograr escuchar.
  • Tener tiempo y ser pacientes. Dar la oportunidad al otro de expresarse.
  • No involucrarnos en el mundo de esa persona pero entenderlo. Mantener nuestro punto de vista, pero sin perder nuestro deseo de comprender. Para eso necesitamos ser empáticos.
  • Aprender a interpretar lo que nos quiere decir su corazón. Fijarnos en el tono de voz, en el lenguaje no verbal. Muchas veces nos van a decir más que las palabras.
  • Suspender todo juicio. Por lo general cuando nos hablan comenzamos a pensar qué haríamos nosotros. Recordamos situaciones parecidas. Nos guiamos por nuestros prejuicios. Nos formamos nuestra opinión basada en lo que NOSOTROS sentimos. En el arte de escuchar no hay lugar para nada de esto.
  • Esperar antes de responder. Reflexionemos nuestra respuesta antes de compartirla. Seamos prudentes. Pensemos bien lo que es necesario compartir y lo que sale sobrando.
  • Recordemos que la respuesta está en la persona que abrió su corazón, no es necesario que la demos nosotros. Sabiendo esto, limitémonos a querer resolver las cosas. Eso viene de nuestro juicio y no nos corresponde.
Esperamos que hayas encontrado consejos útiles que te sirvan para aprender a ser el mejor escucha. Si quieres saber más del tema, te invitamos a que oigas el capítulo completo. Al igual que los demás Podcasts que tenemos disponibles para ti. Porque todos podemos aprender a ser mejores cada día.

Reflexiones de las Lecturas del 18 de Marzo del 2021 con el Padre Tony Díaz

  En las reflexiones del día de hoy el padre Tony Díaz, cmf nos comparte lo siguiente: En esta temporada de cuaresma las lecturas que se escogen, pues tienen el propósito de darnos temas apropiados para esta temporada cuaresmal, que principalmente es el llamado a la conversión, el llamado de regresar a nuestro padre, el llamado de desvestirnos de todo aquello que nos priva de verdadera dignidad e identidad como hijos e hijas de Dios, como discípulos de Jesucristo, es el llamado al regreso a la fidelidad, a la obediencia, regreso al reino, regreso a la vida con cristo. Así que esta primera lectura que habla de la desobediencia y también de la idolatría del pueblo que Dios por medio de Moisés acaba de sacar de la esclavitud de Egipto, y Dios se enfada profundamente por esta acción del pueblo, luego de ser testigos de esta gran hazaña para sacarlos de la esclavitud y ahora encaminarlos hacia la tierra prometida. Así que estos temas, tanto de la salvación como de la desobediencia y rechazo de la alianza y rechazo a la alianza y vida que Dios nos llama, también son temas específicos en esta temporada cuaresmal. Te invitamos a conocer mas en voz del Padre Tony Díaz en el siguiente vídeo. También puedes escuchar las reflexiones solo en audio en el podcast, Sediento de ti.

Reflexiones de las Lecturas del 17 de Marzo del 2021 con el Padre Tony Díaz

  En las reflexiones del día de hoy el padre Tony Díaz, cmf nos comparte lo siguiente: Esta primera lectura viene de lo que se le llama el segundo libro de Isaías, el libro del consuelo, donde el tema que predomina es precisamente este, el consuelo. Estos temas son dados, por que el pueblo de Dios está a punto de regresar del exilio en Babilonia, y en estos capítulos ese mensaje de que el pueblo que se está quejando y pidiendo cuentas a Dios por el exilio, por estar lejos de su patria, de Jerusalem y su templo que es el centro del pueblo Judio y estando en el exilio añoran regresar a la tierra prometida añoran regresar al culto en el pueblo de Jerusalem. Esto dice el Señor “En el tiempo de la misericordia te escuche, en el día de la salvación te auxilie” Esto hace referencia quizás al año del jubileo cuando al esclavo se le daba libertad, cuando el endeudado se le perdonaba su deuda. Te invitamos a conocer mas en voz del Padre Tony Díaz en el siguiente vídeo. También puedes escuchar las reflexiones solo en audio en el podcast, Sediento de ti.

¿Cómo comunicarse con los ángeles?

Muchas veces hemos escuchado hablar de los ángeles. Tal vez en alguna ocasión hayamos oído de alguien que habla o se comunica con ellos. O puede que nosotros sintamos que alguna vez nos han hablado por medio de cosas que vimos o que recibimos. Pues el día de hoy la Dra. Blanca Almeida junto con su invitada Jocelyn Garzón nos hablan acerca de ¿Cómo comunicarse con los ángeles? En este capítulo del Podcast «Hablando del alma y sus tropiezos».

¿Qué son los ángeles y cómo comunicarse con ellos?

Los ángeles son seres etéreos; energía de luz y amor. Hay muchas teorías alrededor del mundo, pero todas concuerdan en que son seres enviados por el creador. Cuidan de la naturaleza, del ser humano y del mundo en general. Existen infinidad de ángeles y cada uno tiene su tarea en el mundo. Tal vez hayamos oído de los más conocidos, pero son muchos, muchos más. Cada uno tiene su nombre. Aunque realmente no les importa cómo los llames. Les importa que les hables desde el fondo de tu corazón. Entre ellos existen los que permanecen con nosotros siempre. Todos tenemos por lo menos dos ángeles personales. Uno de ellos es nuestro reflejo, nuestro espejo. Es precisamente el que nos apapacha cuando pasamos por algún momento difícil porque sabe exactamente lo que estamos sintiendo. El otro es más firme, el que nos guía para ir por el camino correcto. Por lo general los grandes líderes o las personas con grandes misiones en la vida cuentan con tres o más ángeles. Siempre dependiendo lo que vengan a trabajar en la tierra.

¿Para comunicarse con los ángeles es necesario verlos?

No en realidad. Comúnmente no se pueden ver en el plano físico así como vemos a otras personas. Aunque a es verdad que habrá ocasiones en que se manifiesten por medio de luces o que podamos encontrar plumas o alguna otra cosa tangible que nos haga saber que están ahí. La mayoría de las veces se manifiestan así; por medio de señales. Ya sea cosas que vemos, escuchamos, sentimos. Para reconocerlas es necesario abrir la mente y estar atento a todo eso que sea diferente a lo que vemos cotidianamente. Prestar atención a esos detalles especiales y cosas fuera de lo común. También podemos recibir nuestra respuesta a través de otras personas, no sólo de señales indirectas. Si les hablamos desde el fondo del corazón y les pedimos señales, pero nos cerramos entonces nos será difícil encontrar la respuesta. Los ángeles nos mandan el mensaje que necesitamos, no tanto el mensaje que queremos escuchar. A veces no vemos sus mensajes pues no estamos tan abiertos a lo que nos quieren decir porque es contrario a lo que quisiéramos. Ver ángeles

¿Qué es la angeloterapia o Tarot de ángeles?

Es una de las formas que existen para comunicarnos con ellos. Para conectar y recibir los mensajes que tengan que darnos. Se apoya en las cartas del Tarot y otras cartas específicas que se utilizan para contactarlos. En esta sesión. Quien que se encarga de ser el puente de comunicación pide asistencia tanto de sus ángeles como de la otra persona.

Pero, ¿qué no el Tarot es malo?

Hay mucha controversia con su uso, se tiene la idea de que se usa para hacer brujería y adivinación. El Tarot se creó como un reflejo de nuestro inconsciente. Cada arcano, que son las 78 cartas, representa un viaje de nuestras emociones. Y todos los aspectos que componen al ser humano. Hay ocasiones en las que empiezas a abrir ese conocimiento corres el riesgo de abrir otras cosas que desconoces. Pero principalmente es un reflejo de tu inconsciente. En el Tarot de los ángeles es importante pedirles a ellos que sean quienes se comuniquen y que nos protejan como siempre lo hacen. Para poder leer estos arcanos necesitas bastante estudio. Necesitas entender cada carta y sobre todo sentirla. Permitir que tu intuición te permita trabajar con tus seres de luz. En cuanto a la adivinación, el Tarot se enfoca a las situaciones que estás viviendo en el presente, te dice las situaciones que te llevaron a vivir lo que estás viviendo. Puede pasar que te de posibles consecuencias de lo que estás viviendo y de tus acciones. Pero todos tenemos libre albedrío y por eso el futuro no puede ser predicho con exactitud nunca. Si no te convence la idea del Tarot, no pasa nada. Es únicamente una herramienta que se puede utilizar. Un canal en el que les pides a los ángeles la guía. Existen muchas formas de hablar con ellos. No necesitas ningún ritual especial, ni acudir específicamente con alguien. Puedes lograrlo tú solo siempre y cuando estés abierto, dispuesto y les hables desde el fondo de tu corazón.

Tips para hablar con nuestros ángeles

Si quisieras intentarlo, te damos los siguientes tips:
  • Busca un ambiente calmado y relajado. Un lugar donde te sientas a gusto.
  • Se puede prender una vela o poner aromas que nos gusten, un vaso con agua, música o sonidos relajantes, si se puede hacer en la naturaleza… cualquier cosa que genere un ambiente agradable para ti.
  • Si sientes miedo, incertidumbre o dudas tal vez no se manifiesten pues ellos solo quieren tu paz y felicidad. Lo principal es entender que los ángeles vienen del creador. Entonces al llamarlos únicamente estamos pidiendo la presencia de seres que Dios envió para guiarnos.
  • Enfócate en la luz.
  • Busca conectar con tu corazón para lograr hablarles.
  • Es muy parecido a cuando oramos, pero en lugar de concentrarnos en nuestro creador, vamos a pensar en esos seres que él envió a la tierra a protegernos.
  • Existen muchas oraciones ya hechas, pero lo importante es que salga de nuestra alma.
  • Si no se te ocurre qué decir, puedes decirle: “ángel mío, ángel protector, te pido que me ayudes a tener alguna señal de tu presencia, que me ayudes a saber que estás conmigo”. O que le preguntes aquello en la que requieres su ayuda.
  • Mantén la mente abierta y acepta todas las señales que puedan darte. Incluso si la respuesta no es lo que esperabas. Recuerda que ellos te dicen lo que necesitas saber y eso no siempre es igual a lo que queremos.
Esperamos que te haya gustado este tema y que hayas encontrado cosas nuevas sobre cómo comunicarse con los ángeles. Recuerda que puedes escuchar el capítulo completo, así como los demás Podcasts que tenemos disponibles para ti en Radio Claret América. Porque todos los días hay algo nuevo que aprender.

Reflexiones de las Lecturas del 16 de Marzo del 2021 con el Padre Tony Díaz

  En las reflexiones del día de hoy el padre Tony Díaz, cmf nos comparte lo siguiente: El dia de hoy se nos presenta en esta primera lectura una imagen muy bella, la imagen del agua, que en el contexto de tierras desérticas es un símbolo de vida muy bello, donde hay escasez de agua, el símbolo de agua que emana del templo de Dios es un símbolo de vida y abundancia, para nosotros es también un símbolo muy bello por la cuestión de nuestro bautizo, aguas de vida, aguas que purifican, aguas que renuevan. También en esta primera lectura tenemos el símbolo que estas aguas manan desde el templo y esta imagen del templo que mana agua en tierras desérticas, también conectan la vida del templo, con la vida en la tierra de Israel, pues el futuro y el bienestar y la vida de culto en el templo determina el futuro y la vida en la tierra de Israel. Así que uno puede imaginar que esta imagen del templo está conectada con el culto del templo y mientras el culto del templo se mantenga activo se mantenga dinámico, pues esto también refleja el futuro y la vida del pueblo de Dios en la tierra que Dios les ha dado. Te invitamos a conocer mas en voz del Padre Tony Díaz en el siguiente vídeo. También puedes escuchar las reflexiones solo en audio en el podcast, Sediento de ti.

¿Se puede cambiar a las personas?

«Es más fácil cambiar de persona que esperar a que una persona cambie». Si es así, ¿por qué queremos hacer que los demás cambien? La Dra. Lucy Serrano nos habla de esto. En el capítulo «Intentos de cambiar a los demás» del Podcast «Solo para ti».  La Dra. nos dice que hay dos motivos por los que queremos cambiar a las personas. El primero es porque buscamos que mejoren. Y el segundo, porque algo en ellos nos enoja. Pero, ¿en verdad se puede cambiar a las personas? Y casi siempre lo intentamos con nuestros hijos y nuestra pareja.

¿Cómo trato de cambiar a las personas?

Es común que tratemos las mismas cosas. ¿Cuáles son y por qué no funcionan?

La repetición para cambiar a las personas

A veces intentamos decir una y otra vez las cosas. Tal vez a la milésima funcione, ¿no? Pues por lo general no. Si una persona no te hizo caso a la segunda, es difícil que lo haga 998 veces después. Por el contrario llega al punto en el que empieza a pasar por alto lo que decimos. Es cansado para los dos y por eso no sirve. Si esa persona no quiere hacer algo, no lo va a hacer aunque lo repitamos.

Usar súplicas y ruegos

Hacemos esto tratando de que sientan pena por nosotros y cedan. Pero igual que repetir mil veces lo mismo, rogar tampoco sirve. Porque cambiar no es fácil. Y si ese alguien no se ha dado cuenta de que necesita cambiar puede pensar que estamos exagerando.

¿Sirven los regaños para cambiar a las personas?

Entonces si no funciona por las buenas tendrá que ser por las malas ¿no? Pues no. Cuando regañamos a alguien le hacemos sentir que sabemos mejor que ellos. Les quitamos libertad y puede romper la relación. Tal vez pueda funcionar a veces con los hijos, porque somos su figura de autoridad. Pero nunca con nuestra pareja. Y al contrario puede romper la relación. Regañar

Intentar con razonamientos lógicos

Otras veces intentamos con hechos. ¿Por qué si es lógico no funciona? Porque ese es nuestro punto de vista. Aunque sean cosas ciertas, las decimos desde nuestra forma de entender la vida. Olvidamos que hablamos con otra persona diferente a nosotros. Y puede que metamos miedos y culpas en lugar de lograr un cambio.

Las amenazas

Otra forma común es amenazar. En ocasiones lo hacemos creyendo que si le ponemos en una balanza cambiar o perder algo, esa persona hará lo que queremos. Pero si una persona no quiere cambiar no lo hará. Por el contrario pensará que quien está haciendo mal es quien condiciona.

Usando el chantaje

El chantaje es algo entre los ruegos y súplicas y las amenazas. Intentamos hacer sentir mal a la otra persona para que cambie. Puede que le digamos lo mal que nos hace sentir, lo mucho que nos afecta. Y puede que logremos hacer que esa persona se sienta mal. Pero el cambio, si es que pasa, será temporal.

El uso de la presión grupal

Otra forma que utilizamos a veces es buscar la ayuda de otras personas que piensan lo mismo que nosotros. Y que entre todos presionemos a esa persona para que cambie. Al igual que con el chantaje puede que la persona se sienta mal, pero de nuevo; una persona solo cambia cuando quiere hacerlo.

¿Qué prefieres tener la razón o hacer cosas que funcionen?

En conclusión, ninguna de las técnicas funciona, porque en ninguna hay iniciativa de la persona para cambiar. Y el cambio sólo se logra en uno mismo. Es una responsabilidad personal. Incluso si llevamos a esa persona a terapia, sin disposición no va a servir de nada. Necesitamos querer. Esforzarnos en trabajar en nosotros mismos. Pretender cambiar a una persona es una falta de respeto hacia ella.

¿Entonces qué hago?

Si se trata de tus hijos puedes buscar motivarlos. Si logramos que nuestros hijos quieran mejorar, ellos mismos buscarán su cambio. Sé paciente y entiende que ese cambio no siempre será lo que tú deseabas, pero si es para mejorar, entonces van por el camino correcto. Cuando se trata de nuestra pareja también podemos motivarla. Pero se vuelve un poco más difícil porque ya son personas con un contexto distinto a nosotros. Con una personalidad formada. Muchas veces cuando quieres que tu pareja cambie, quien ya cambió fuiste tú. Puede que se encuentren en una etapa en la que ya no coinciden, ¿pero siempre fue así? ¿o tú cambiaste y ya no encajan? Intentar que tu pareja cambie te lleva a la codependencia, a la frustración, a descuidar tu propia vida. Valora qué quieres hacia donde te diriges cuales son tus metas cuales son tus ambiciones. Si la persona que está a tu lado no las comparte, dedícate a ti. A las cosas que a ti te interesan. De manera respetuosa puedes compartir tus intereses, pero no forzarlos, ni menospreciar. Y entonces si las incompatibilidades son más que las cosas en común, habrá que valorar qué pueden hacer juntos o si es mejor tomar caminos separados. Esperamos que hayas encontrado información que te ayude a reflexionar. Recuerda que puedes escuchar el capítulo completo y también que tenemos muchos otros Podcasts para ti. Porque en la única persona en quien podemos trabajar es en nosotros mismos.