Reescribir mi historia

Todos hemos pasado por momentos difíciles en nuestras vidas. Y tal vez alguna vez nos hemos preguntado ¿Cómo podemos cambiar nuestra historia? La Dra. Lucy Serrano nos habla acerca de esto en el capítulo “Reescribir mi historia” del Podcast “Solo para ti”.

Reescribir mi historia

¿Qué es reescribir mi historia?

Sabemos que no podemos cambiar el pasado. Todo lo que nos sucedió está ahí y no se va a ir. Sin embargo podemos intentar verlo con otros ojos. Para poder sanar y mejorar nuestro presente necesitamos dejar de vernos a nosotros mismos como víctimas de las circunstancias.

Primero hay que ver los beneficios que esto nos otorga el reescribir nuestro pasado:

  • Nos ayuda a sanar.
  • Podemos perdonar si hace falta.
  • Nos permite tener el control de nuestra vida.
  • Nos hace responsables de nuestro destino.
  • Dejamos de culpar a las circunstancias y a los demás.
  • Rompemos el ciclo, pues una persona maltratadora, generalmente fue un niño maltratado.
  • Ayuda a que nuestros hijos no repitan nuestros errores o vivencias.

Para reescribir mi historia necesito dejar de comparar

La mayoría de la gente tuvo problemas en la infancia. Sin importar la situación económica, si sus padres estaban juntos, si tenía hermanos o no… Ninguna familia es perfecta. Y por más que nos hayan amado, algunos errores podrán haber cometido que nos dejaron una huella.

Saber esto nos ayuda a no estarnos comparando con otros. Aunque la vida de alguien nos parezca que fue más fácil que la nuestra, sólo esa persona sabe lo fácil o difícil que ha sido para ella. Hay historias más graves que otras, claro. Pero compararnos no nos va a ayudar en nada. Por el contrario, nos va a hacer sentir impotentes y quedarnos en el papel de víctimas.

El pasado

Nuestro pasado nos afecta, sí. Pero no nos marca de una forma determinada. Dos personas pueden haber pasado por la misma situación y no por ello van a saber lo que la otra siente exactamente. Pues todo depende de la interpretación que le demos y el lado bueno que le encontremos a las cosas difíciles de nuestra historia.

Si nos dedicamos a sufrir por todo lo que vivimos, sin intentar tomar control sobre lo que sí podemos controlar, entonces nuestra percepción será sólo negativa. Si por el contrario intentamos aprender lo posible y controlar lo que sí podemos hacer, podremos encontrar algo positivo aún en lo malo.

Dolor por el pasado

Ejercicio para reescribir mi historia:

  • Busca una foto de cuando eras niño o niña. 
  • Pegarla en tu cuaderno y poner tu nombre
  • Escribir tu historia en tercera persona. Es decir, hablando de esa persona como si fuera alguien más. Esto ayuda a ser más objetivo. Como si fueras un escritor de novelas.
  • Te pueden venir recuerdos muy tristes y dolorosos. A veces cosas que quisieras no recordar. Depende de cada persona. Fue archivada en tu cerebro con una carga emocional negativa.
  • Déjala dos o tres días.
  • Pasado ese tiempo vas a reescribir tu historia. Hablando acerca de quién eres en el presente. Dices todas las cosas que la vida te enseñó y aprendiste. Las cualidades que desarrollaste que te permitieron ser quien eres ahora.
  • Habiendo escrito esto, reescribe tu historia en la infancia. Lo que aprendiste, lo que hiciste con lo que tenías en ese entonces.

¿En qué ayuda este ejercicio?

Cuando dejamos de ver nuestra historia como una carga, como algo negativo y comenzamos a verla como un reto superado nos da tranquilidad y podemos archivarla. Podemos ver todo lo que aprendimos. Las dificultades siempre pueden habernos dejado cosas buenas, no sólo sufrimiento.

Este ejercicio lo podemos poner en práctica también para recordar los errores que cometimos en la adolescencia. Para perdonarnos. Ver qué aprendimos con esos errores y decidir qué es lo que queremos hacer de aquí en adelante.

Reescribe tu historia para ti. Ayúdate a ver todo con otros ojos. Hacer este ejercicio te permitirá ver que quien eres ahora es el producto de todo lo que has vivido. Que las malas experiencias te trajeron aprendizajes. Que está en ti tomar esos aprendizajes y seguir adelante o continuar sintiéndote víctima.

Yo elijo

Cuando hayamos analizado nuestra historia y cambiado la perspectiva de nuestro pasado, entonces podemos decir “ahora yo elijo una vida diferente para mí”. Es muy importante darnos cuenta que tenemos el poder de decidir. Recordar que lo que nos pasó o los errores que cometimos en el pasado, no tienen que definir quienes somos en este momento de una forma negativa. No podemos cambiar el pasado, pero podemos decidir qué queremos hacer ahora. Decidir quién queremos ser mañana.

Los ingredientes de tu vida

Pregúntate: ¿Qué voy a hacer con lo que me tocó vivir? Recuerda que un buen chef no sólo va a saber hacer un platillo con los ingredientes que elija, con lo más caro o más fresco. Si abre el refrigerador, sabrá preparar una buena comida con lo que tenga. Somos los chefs de nuestra vida. Y tú, ¿qué vas a cocinar con los ingredientes que te dio la vida?Esperamos que te haya gustado el tema de hoy. Te recordamos que puedes escuchar el capítulo completo, así como los demás Podcasts que tenemos disponibles para ti. Porque esta vida es tuya y tú tienes el poder de elegir cómo quieres vivirla.