Atención médica para mayores de 55 años

Healthy Illinois» ¡¡¡ANUNCIO IMPORTANTE!!!
¡A partir de hoy, los adultos indocumentados mayores de 55 años pueden inscribirse en la cobertura de atención médica!
Vaya a https://abe.illinois.gov/abe/access/ para solicitar cobertura.Tendremos más información en los próximos días y semanas para responder a todas sus preguntas, pero mientras tanto, ¡puede inscribirse HOY!»

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 31 de Marzo 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Dos policías son arrollados en Ecatepec, México. Motoristas inconformes con las multas del hoy no circula.
¿Cómo salir de un problema? La dr Blanca Almeida nos comparte un resumen de lo que tratará su grupo de autoayuda el día de hoy. Para unirse a las transmisiones en vivo cada jueves únase al grupo de Whatsapp
Abre este enlace para unirte a mi grupo de WhatsApp: https://chat.whatsapp.com/G0ds3EM4CmX0wtiwiXnurO
Manuel Temponi de Family Focus nos comparte sobre los programas de ayuda para la comunidad en la ciudad de Chicago.
https://www.facebook.com/FamilyFocusNuestraFamila

Computadoras GRATIS

La Ciudad de Berwyn se ha asociado con @Easterseals para que los residentes elegibles compren con @PCsforpeople para recibir una computadora o un servicio de Internet gratis o de bajo costo.¿Quien es elegible? Si recibe SNAP, Medicaid, SSI, Asistencia Federal de Vivienda Pública, Programa de Beneficios de Pensión para Veteranos, o tiene un ingreso familiar inferior al 135% de la pauta federal de pobreza, puede inscribirse para la computadora con descuento de Windows.
Se recomienda registrarse previamente: https://tinyurl.com/EastersealstechLas preguntas pueden enviarse por correo electrónico a: cookcounty@pcsforpeopl.orgFecha: lunes, 11 de abril de 2022Hora: 10am a 2:00pmUbicación: Ayuntamiento de Berwyn6700 W. 26th Berwyn, IL 60402

Taller vía Zoom: Sueldo Mínimo. Leyes de Salud y Seguridad

Salarios no pagados, Horas extras no pagadas, Problemas de bonificación por producción, ¿Existen leyes que me protejan de condiciones de trabajo inseguras?, ¿Qué hago si hay algo peligroso en mi lugar de trabajo?
MIÉRCOLES, 9 DE FEBRERO DE 2022 DE 14:00 A 15:30 UTC-07
Inscríbete con el Código QR o enviando un mensaje de texto al 312 620-8744

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 31 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 31 de Marzo del 2022

Jueves de la IV semana del Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Ex 32, 7-14

En aquellos días, dijo el Señor a Moisés: “Anda, baja del monte, porque tu pueblo, el que sacaste de Egipto, se ha pervertido. No tardaron en desviarse del camino que yo les había señalado. Se han hecho un becerro de metal, se han postrado ante él y le han ofrecido sacrificios y le han dicho: ‘Éste es tu dios, Israel; es el que te sacó de Egipto’ ”.

El Señor le dijo también a Moisés: “Veo que éste es un pueblo de cabeza dura. Deja que mi ira se encienda contra ellos hasta consumirlos. De ti, en cambio, haré un gran pueblo”.

Moisés trató de aplacar al Señor, su Dios, diciéndole: “¿Por qué ha de encenderse tu ira, Señor, contra este pueblo que tú sacaste de Egipto con gran poder y vigorosa mano? ¿Vas a dejar que digan los egipcios: ‘Los sacó con malas intenciones, para hacerlos morir en las montañas y borrarlos de la superficie de la tierra’? Apaga el ardor de tu ira, renuncia al mal con que has amenazado a tu pueblo. Acuérdate de Abraham, de Isaac y de Jacob, siervos tuyos, a quienes juraste por ti mismo, diciendo: ‘Multiplicaré su descendencia como las estrellas del cielo y les daré en posesión perpetua toda la tierra que les he prometido’ ”.
Y el Señor renunció al castigo con que había amenazado a su pueblo.

Salmo Responsorial

Salmo 105

R. (4a) Perdona, Señor, las culpas de tu pueblo.
En el Horeb hicieron un becerro,
un ídolo de oro, y lo adoraron.
Cambiaron al Dios que era su gloria
por la imagen de un buey que come pasto.
R. Perdona, Señor, las culpas de tu pueblo.
Se olvidaron del Dios que los salvó,
y que hizo portentos en Egipto,
en la tierra de Cam, mil maravillas,
y en las aguas del mar Rojo, sus prodigios.
R. Perdona, Señor, las culpas de tu pueblo.
Por eso hablaba Dios de aniquilarlos;
pero Moisés, que era su elegido,
se interpuso, a fin de que, en su cólera,
no fuera el Señor a destruirlos.
R. Perdona, Señor, las culpas de tu pueblo.

Evangelio

Jn 5, 31-47

En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos: “Si yo diera testimonio de mí, mi testimonio no tendría valor; otro es el que da testimonio de mí y yo bien sé que ese testimonio que da de mí, es válido.

Ustedes enviaron mensajeros a Juan el Bautista y él dio testimonio de la verdad. No es que yo quiera apoyarme en el testimonio de un hombre. Si digo esto, es para que ustedes se salven. Juan era la lámpara que ardía y brillaba, y ustedes quisieron alegrarse un instante con su luz. Pero yo tengo un testimonio mejor que el de Juan: las obras que el Padre me ha concedido realizar y que son las que yo hago, dan testimonio de mí y me acreditan como enviado del Padre.

El Padre, que me envió, ha dado testimonio de mí. Ustedes nunca han escuchado su voz ni han visto su rostro, y su palabra no habita en ustedes, porque no le creen al que él ha enviado.

Ustedes estudian las Escrituras pensando encontrar en ellas vida eterna; pues bien, ellas son las que dan testimonio de mí. ¡Y ustedes no quieren venir a mí para tener vida! Yo no busco la gloria que viene de los hombres; es que los conozco y sé que el amor de Dios no está en ellos. Yo he venido en nombre de mi Padre y ustedes no me han recibido. Si otro viniera en nombre propio, a ése sí lo recibirían. ¿Cómo va a ser posible que crean ustedes, que aspiran a recibir gloria los unos de los otros y no buscan la gloria que sólo viene de Dios?

No piensen que yo los voy a acusar ante el Padre; ya hay alguien que los acusa: Moisés, en quien ustedes tienen su esperanza. Si creyeran en Moisés, me creerían a mí, porque él escribió acerca de mí. Pero, si no dan fe a sus escritos, ¿cómo darán fe a mis palabras?’’

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 30 de marzo del 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

¡Feliz día a las empleadas del hogar! Mujeres inmigrantes nos cuentas sus anécdotas limpianod casas de anglosajones y las diferencias entre ser una empleada del hogar en américalatina y los Estados Unidos.
La educabilidad en el trato a las personas.
¿Cuándo esta la violencia justificada? El caso de Will SMith, el bullying y la violencia.
Festejos infantiles, peligro, bullying o diversión.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 30 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 30 de Marzo del 2022

Miércoles de la IV semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Is 49, 8-15

Esto dice el Señor:
“En el tiempo de la misericordia te escuché,
en el día de la salvación te auxilié.
Yo te formé y te he destinado para que seas alianza del pueblo:
para restaurar la tierra,
para volver a ocupar los hogares destruidos,
para decir a los prisioneros: ‘Salgan’,
y a los que están en tinieblas: ‘Vengan a la luz’.

Pastarán de regreso a lo largo de todos los caminos,
hallarán pasto hasta en las dunas del desierto.
No sufrirán hambre ni sed,
no los afligirá el sol ni el calor,
porque el que tiene piedad de ellos
los conducirá a los manantiales.
Convertiré en caminos todas las montañas
y pondrán terraplén a mis calzadas.

Miren: éstos vienen de lejos;
aquéllos, del norte y del poniente,
y aquellos otros, de la tierra de Senim.

Griten de alegría, cielos; regocíjate, tierra;
rompan a cantar, montañas,
porque el Señor consuela a su pueblo
y tiene misericordia de los desamparados.
Sión había dicho: ‘El Señor me ha abandonado,
el Señor me tiene en el olvido’.
¿Puede acaso una madre olvidarse de su creatura
hasta dejar de enternecerse por el hijo de sus entrañas?
Aunque hubiera una madre que se olvidara,
yo nunca me olvidaré de ti”,
dice el Señor todopoderoso.
 

Salmo Responsorial

Salmo 144

R. (8a) El Señor es compasivo y misericordioso.
El Señor es compasivo y misericordioso,
lento para enojarse y generoso para perdonar.
Bueno es el Señor para con todos
y su amor se extiende a todas sus creaturas.
R. El Señor es compasivo y misericordioso.
El Señor es siempre fiel a sus palabras,
y bondadoso en todas sus acciones.
Da su apoyo el Señor al que tropieza
Y al agobiado alivia.
R. El Señor es compasivo y misericordioso.
Siempre es justo el Señor en sus designios
y están llenas de amor todas sus obras.
No está lejos de aquellos que lo buscan;
muy cerca está el Señor, de quien lo invoca.
R. El Señor es compasivo y misericordioso.

Evangelio

Jn 5, 17-30

En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos (que lo perseguían por hacer curaciones en sábado): “Mi Padre trabaja siempre y yo también trabajo”. Por eso los judíos buscaban con mayor empeño darle muerte, ya que no sólo violaba el sábado, sino que llamaba Padre suyo a Dios, igualándose así con Dios.

Entonces Jesús les habló en estos términos: “Yo les aseguro: El Hijo no puede hacer nada por su cuenta y sólo hace lo que le ve hacer al Padre; lo que hace el Padre también lo hace el Hijo. El Padre ama al Hijo y le manifiesta todo lo que hace; le manifestará obras todavía mayores que éstas, para asombro de ustedes. Así como el Padre resucita a los muertos y les da la vida, así también el Hijo da la vida a quien él quiere dársela. El Padre no juzga a nadie, porque todo juicio se lo ha dado al Hijo, para que todos honren al Hijo, como honran al Padre. El que no honra al Hijo tampoco honra al Padre.

Yo les aseguro que, quien escucha mi palabra y cree en el que me envió, tiene vida eterna y no será condenado en el juicio, porque ya pasó de la muerte a la vida.

Les aseguro que viene la hora, y ya está aquí, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la hayan oído vivirán. Pues así como el Padre tiene la vida en sí mismo, también le ha dado al Hijo tener la vida en sí mismo; y le ha dado el poder de juzgar, porque es el Hijo del hombre.

No se asombren de esto, porque viene la hora en que todos los que yacen en la tumba oirán mi voz y resucitarán: los que hicieron el bien para la vida; los que hicieron el mal, para la condenación. Yo nada puedo hacer por mí mismo. Según lo que oigo, juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió”.

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 29 de Marzo

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Nuestra primera peregrinación tras pandemia será a Holanda, Belgica y Londres ¿quién quiere ir?
El Salvador agudiza estrategia para detener pandilleros ante aumento de asesinatos.
Termina primera ronde de negociaciones presenciales entre Rusia y Ucrania.
El Consulado de México de la ciudad de Chicago nos comparte sobre como cotejar documentación y el nuevo servicios para agendar citas para trámites consulares.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 29 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 29 de Marzo del 2022

Martes de la IV semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Ez 47, 1-9. 12

En aquellos tiempos, un hombre me llevó a la entrada del templo. Por debajo del umbral manaba agua hacia el oriente, pues el templo miraba hacia el oriente, y el agua bajaba por el lado derecho del templo, al sur del altar.

Luego me hizo salir por el pórtico del norte y dar la vuelta hasta el pórtico que mira hacia el oriente, y el agua corría por el lado derecho. Aquel hombre salió hacia el oriente, y con la cuerda que tenía en la mano, midió quinientos metros y me hizo atravesar por el agua, que me daba a los tobillos. Midió otros quinientos metros y me hizo pasar; el agua me daba a las rodillas. Midió quinientos más y me hizo cruzar; el agua me daba a la cintura. Era ya un torrente que yo no podía vadear, pues habían crecido las aguas y no se tocaba el fondo. Entonces me dijo: “¿Has visto, hijo de hombre?”

Después me hizo volver a la orilla del torrente, y al mirar hacia atrás, vi una gran cantidad de árboles en una y otra orilla. Aquel hombre me dijo: “Estas aguas van hacia la región oriental; bajarán hasta el Arabá, entrarán en el mar de aguas saladas y lo sanearán. Todo ser viviente que se mueva por donde pasa el torrente, vivirá; habrá peces en abundancia, porque los lugares a donde lleguen estas aguas quedarán saneados y por dondequiera que el torrente pase, prosperará la vida. En ambas márgenes del torrente crecerán árboles frutales de toda especie, de follaje perenne e inagotables frutos. Darán frutos nuevos cada mes, porque los riegan las aguas que manan del santuario. Sus frutos servirán de alimento y sus hojas, de medicina”.

Salmo Responsorial

Salmo 45, 2-3. 5-6. 8-9

R. (8) Con nosotros está Dios, el Señor.
Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza,
quien en todo peligro nos socorre.
Por eso no tememos, aunque tiemble,
y aunque al fondo del mar caigan los montes.
R. Con nosotros está Dios, el Señor.
Un río alegra a la ciudad de Dios,
su morada el Altísimo hace santa.
Teniendo a Dios, Jerusalén no teme,
porque Dios la protege desde el alba.
R. Con nosotros está Dios, el Señor.
Con nosotros está Dios, el Señor;
es el Dios de Israel nuestra defensa.
Vengan a ver las cosas sorprendentes
que ha hecho el Señor sobre la tierra.
R. Con nosotros está Dios, el Señor.

Evangelio

Jn 5, 1-16

Era un día de fiesta para los judíos, cuando Jesús subió a Jerusalén. Hay en Jerusalén, junto a la puerta de las Ovejas, una piscina llamada Betesdá, en hebreo, con cinco pórticos, bajo los cuales yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos. Entre ellos estaba un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo.

Al verlo ahí tendido y sabiendo que ya llevaba mucho tiempo en tal estado, Jesús le dijo: “¿Quieres curarte?” Le respondió el enfermo: “Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando se agita el agua. Cuando logro llegar, ya otro ha bajado antes que yo”. Jesús le dijo: “Levántate, toma tu camilla y anda”. Al momento el hombre quedó curado, tomó su camilla y se puso a andar.

Aquel día era sábado. Por eso los judíos le dijeron al que había sido curado: “No te es lícito cargar tu camilla”. Pero él contestó: “El que me curó me dijo: ‘Toma tu camilla y anda’ ”. Ellos le preguntaron: “¿Quién es el que te dijo: ‘Toma tu camilla y anda’?” Pero el que había sido curado no lo sabía, porque Jesús había desaparecido entre la muchedumbre. Más tarde lo encontró Jesús en el templo y le dijo: “Mira, ya quedaste sano. No peques más, no sea que te vaya a suceder algo peor”. Aquel hombre fue y les contó a los judíos que el que lo había curado era Jesús. Por eso los judíos perseguían a Jesús, porque hacía estas cosas en sábado.

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 28 de Marzo 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

El voto de pobreza de los sacerdotes y la posibilidad de que las mujeres pudiesen llegar a tomar votos sacerdotales.
Esta semana comenzarán negociaciones presenciales entre representantes de Rusia y Ucrania en Turquía. 
Zelenski afirma que están dispuestos a renunciar a pertenecer a la OTAN.

Joe Biden llama Carnicero a Putin y afirma que “no podía permanecer en el poder” dichos comentarios han resultado en críticas a nível internacional y Rusia lo juzga de ataques personales y alarma ante la exclamación de que su presidente no podía permanecer en el poder.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 28 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 28 de Marzo del 2022

Lunes de la IV semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Is 65, 17-21

Esto dice el Señor:
“Voy a crear un cielo nuevo y una tierra nueva;
ya no recordaré lo pasado,
lo olvidaré de corazón.

Se llenarán ustedes de gozo y de perpetua alegría
por lo que voy a crear:
Convertiré a Jerusalén en júbilo
y a mi pueblo en alegría.
Me alegraré por Jerusalén y me gozaré por mi pueblo.
Ya no se oirán en ella gemidos ni llantos.

Ya no habrá niños que vivan pocos días,
ni viejos que no colmen sus años
y al que no los alcance se le tendrá por maldito.
Construirán casas y vivirán en ellas,
plantarán viñas y comerán sus frutos’’.
 

Salmo Responsorial

Salmo 29

R. (2a) Te alabaré, Señor, eternamente.
Te alabaré, Señor, pues no dejaste
que se rieran de mí mis enemigos.
Tú, Señor, me salvaste de la muerte
y a punto de morir, me reviviste.
R. Te alabaré, Señor, eternamente.
Alaben al Señor quienes lo aman,
den gracias a su nombre,
porque su ira dura un solo instante
y su bondad, toda la vida.
El llanto nos visita por la tarde;
por la mañana, el júbilo.
R. Te alabaré, Señor, eternamente.
Escúchame, Señor, y compadécete;
Señor, ven en mi ayuda.
Convertiste mi duelo en alegría,
te alabaré por eso eternamente.
R. Te alabaré, Señor, eternamente.

Evangelio

Jn 4, 43-54

En aquel tiempo, Jesús salió de Samaria y se fue a Galilea. Jesús mismo había declarado que a ningún profeta se le honra en su propia patria. Cuando llegó, los galileos lo recibieron bien, porque habían visto todo lo que él había hecho en Jerusalén durante la fiesta, pues también ellos habían estado allí.

Volvió entonces a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Había allí un funcionario real, que tenía un hijo enfermo en Cafarnaúm. Al oír éste que Jesús había venido de Judea a Galilea, fue a verlo y le rogó que fuera a curar a su hijo, que se estaba muriendo. Jesús le dijo: “Si no ven ustedes signos y prodigios, no creen”. Pero el funcionario del rey insistió: “Señor, ven antes de que mi muchachito muera”. Jesús le contestó: “Vete, tu hijo ya está sano”.

Aquel hombre creyó en la palabra de Jesús y se puso en camino. Cuando iba llegando, sus criados le salieron al encuentro para decirle que su hijo ya estaba sano. Él les preguntó a qué hora había empezado la mejoría. Le contestaron: “Ayer, a la una de la tarde, se le quitó la fiebre”. El padre reconoció que a esa misma hora Jesús le había dicho: ‘Tu hijo ya está sano’, y creyó con todos los de su casa.

Éste fue el segundo señal milagrosa que hizo Jesús al volver de Judea a Galilea.

4to Domingo de Cuaresma / 4th Sunday of Lent

Jesus comenzaba su ministerio y pronto adquirió popularidad. Hablaba muy bien y con autoridad; sanaba a los enfermos y expulsaba demonios. Aun los líderes religiosos ponían atención y se preguntaban quién era el hombre llamado “Jesús el nazareno”. Pero los líderes religiosos estaban escandalizados por la gente que lo seguía: se rodeaba de gente de mala reputación. “Se acercaban a Jesús los publicanos y los pecadores para escucharlo. Por lo cual los fariseos y los escribas murmuraban entre sí: ‘Este recibe a los pecadores y come con ellos’”. Jesús no solamente recibía a pecadores, también comía con ellos. Compartir la mesa no solamente era compartir alimentos; sino entrar en amistad, sentido de familia y hermandad. Sin embargo las críticas de los fariseos no son tan diferentes que las nuestras. Aún hoy, la marca de una persona “buena” la conectamos con las amistades que tiene (Dime con quién andas y te diré quién eres). Creo que la mayoría de nosotros juzgaríamos igual que los fariseos y escribas si vemos a una persona rodeada de mala compañía. Esto nos tendría que enseñar algo muy importante: no vemos y juzgamos como Dios ve y juzga. El comprender esto debería ser un llamado a poner atención.

Si pensáramos, “Yo no actuaría como los fariseos y escribas,” so seríamos honestos. El Evangelio no solamente nos revela a Dios, sino también quienes somos nosotros. Si no nos escandalizamos, si no somos cuestionados y retados por el Evangelio, entonces quizás no lo estamos entendiendo. Nosotros somos los fariseos y los escribas, el hijo pródigo al igual que el amargado, resentido y auto-justificado hijo mayor. Los necesitados de sanación, el odiado publicano, y las prostitutas necesitadas de redención nos enseñan el camino de la salvación: escuchar y seguir a Cristo. Pero esto es solamente una parte del Evangelio; la otra parte es que a pesar de nosotros mismos somos perdonados, reconciliados, sanados y amados. Conocer y vivir esta experiencia es un volver a nacer.

Al igual que los fariseos y escribas también nosotros nos escandalizamos por la compañía de Jesús, pero también nos sorprende la imagen de Dios Padre que Jesús nos ofrece en la parábola. ¿Será Dios tan compasivo y misericordioso como el padre en la parábola? Difícil de aceptar que Dios nos regrese la dignidad e identidad que hemos rechazado y pisoteado. Así como el padre sale fuera para recibir con brazos abiertos a su rebelde hijo menor, también sale fuera para recibir a su amargado hijo mayor. El hijo menor conoce su pecado; reconoce su necesidad de perdón y reconciliación; tiene el deseo de regresar al lado del padre. El hijo mayor no conoce su pecado; no reconoce su coraje y resentimiento contra su hermano menor y su padre; no se da cuenta de su necesidad de sanación y reconciliación; su autojustificación lo ciega. No sabe que es amado por el Padre. ¿Dónde te ves tú en esta parábola?

????????

????

Jesus was beginning his public ministry and was becoming quite a popular man. He spoke well and with authority; he healed people and expelled demons. Even the religious leaders of his time took notice and wondered who this man called “Jesus the Nazorean” was. But the religious leaders were shocked and disturbed by the company Jesus kept: he surrounded himself with known sinners. “Tax collectors and sinners were all drawing near to listen to Jesus, but the Pharisees and the scribes began to complain, saying ‘This man welcomes sinners and eats with them.’” Not only did Jesus welcome sinners, he shared meals with them, which is something more radical than just being seen with them. Sharing a meal was more than sharing food; it was about friendship, family and kinship. Nevertheless, the criticism of the religious leaders is not so different from our own. Even by our own standards the mark of a “good” person is connected to the company they keep. Most of us would probably agree with the Pharisees and Scribes if we saw a particular man or woman hanging around with the wrong crowd. This by itself should help us understand something very important: we do not see and judge as God sees and judges. To understand this should be a wakeup call.

If we say, “No, I would not think like the Pharisees and Scribes,” we are not being honest. The whole point of the Gospel is to reveal not only who God is, but also who we are. And if we are not shocked and disturbed, questioned and challenged by the Gospel, then we are not reading it correctly. We are the Pharisees and Scribes, the prodigal son as well as the angry, bitter and self-righteous older son. The sick in need of healing, the hated tax collectors, and the prostitutes seeking redemption teach us the way to salvation: listening to and following Christ. But this is only part of the Gospel; the other part of the Gospel tells us that in spite of ourselves we are forgiven, reconciled, healed and loved; to know and experience this is to be reborn.

Like the Pharisees and Scribes, most of us are shocked and disturbed not only by the company Jesus keeps, but also by the image of God the Father Jesus gives us in this parable. Is God truly this merciful and compassionate as the father in the parable? Hard to believe that God would return to me, to us, the dignity and identity that I, we, had rejected and trampled upon. As the father goes out to wait for and welcome with open arms his rebellious younger son, so also, he goes out to welcome his angry and bitter older son. The younger son knows his sins, his need for forgiveness and reconciliation, his desire to return to his father. The older son is not aware of his sins, of his anger and bitterness towards his brother and his father; he is not aware of his need for healing and reconciliation; he is blinded by his self-righteousness. He does not know he is loved by his father. Where do you see yourself in this parable?

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 25 de Marzo 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Turning Red es una buena oportunidad para abrir el diálogo con nuestros hijos sobre la adolescencia.
Estados Unidos ayudará a Europa con el suministro de gas para poder mantener la sanción a Rusia.

El ministro de Defensa de Rusia tiene cerca de 2 semanas de no aparecer en medios de comunicación se incrementan especulaciones sobre una dimisión o baja.
Implante cerebral permite a hombre con parálisis cerebral comunicarse.

Los dos hijos perdidos de Dios – Evangelio 27 de marzo

Estamos ya en el domingo cuarto de cuaresma y el 27 de marzo es una fecha muy querida para mí porque hace 55 años Dios me dio la oportunidad de vivir así que le quiero dar gracias a Dios por la vida que me ha prestado. Le quiero dar gracias a mi madre por haberme cuidado con tanto amor con tanta ternura, por haberme enseñado la biblia sin haberle estudiado. Ella me le enseñó en la práctica con su fe, con su sencillez, con su manera de encontrar a Dios en todas las cosas, y también gracias a mis hermanas que me cuidaron. Yo fui el pequeño, el medio, soy el menor de siete hermanos. Creo que cada día tenemos que agradecerle a Dios y qué mejor manera, me tocó un día espectacular, un evangelio maravilloso ,donde se muestra el Dios de la misericordia y yo creo que eso ha sido para mi Dios ante mi flaqueza, ante mis limitaciones, ante mi pecado, siempre está la misericordia de Dios.

Espero hermano y hermana que es los comentarios también te puedas compartir una experiencia donde donde la misericordia de Dios se ha visto reflejada en tu vida.

Primera Lectura

Jos 5, 9a. 10-12

En aquellos días, el Señor dijo a Josué: “Hoy he quitado de encima de ustedes el oprobio de Egipto”.

Los israelitas acamparon en Guilgal, donde celebraron la Pascua, al atardecer del día catorce del mes, en la llanura desértica de Jericó. El día siguiente a la Pascua, comieron del fruto de la tierra, panes ázimos y granos de trigo tostados. A partir de aquel día, cesó el maná. Los israelitas ya no volvieron a tener maná, y desde aquel año comieron de los frutos que producía la tierra de Canaán.

Salmo Responsorial

R. (9a) Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.
Bendeciré al Señora a todas horas,
no cesará mi boca de alabarlo.
Yo me siento orgulloso del Señor,
que se alegre su pueblo al escucharlo. R.
R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.
Proclamemos la grandeza del Señor,
y alabemos todos juntos su poder.
Cuando acudí al Señor, me hizo caso
y me libró de todos mis temores. R.
R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.
Confía en el Señor y saltarás de gusto,
jamás te sentirás decepcionado,
porque el Señor escucha el clamor de los pobres
y los libra de todas sus angustias. R.
R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.

Segunda Lectura

2 Cor 5, 17-21

Hermanos: El que vive según Cristo es una creatura nueva; para él todo lo viejo ha pasado. Ya todo es nuevo.

Todo esto proviene de Dios, que nos reconcilió consigo por medio de Cristo y que nos confirió el ministerio de la reconciliación. Porque, efectivamente, en Cristo, Dios reconcilió al mundo consigo y renunció a tomar en cuenta los pecados de los hombres, y a nosotros nos confió el mensaje de la reconciliación. Por eso, nosotros somos embajadores de Cristo, y por nuestro medio, es como si Dios mismo los exhortara a ustedes. En nombre de Cristo les pedimos que se dejen reconciliar con Dios.

Al que nunca cometió pecado, Dios lo hizo “pecado” por nosotros, para que, unidos a él, recibamos la salvación de Dios y nos volvamos justos y santos.

Evangelio

Lc 15, 1-3. 11-32

En aquel tiempo, se acercaban a Jesús los publicanos y los pecadores para escucharlo. Por lo cual los fariseos y los escribas murmuraban entre sí: “Éste recibe a los pecadores y come con ellos”.

Jesús les dijo entonces esta parábola: “Un hombre tenía dos hijos, y el menor de ellos le dijo a su padre: ‘Padre, dame la parte de la herencia que me toca’. Y él les repartió los bienes.

No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, se fue a un país lejano y allá derrochó su fortuna, viviendo de una manera disoluta. Después de malgastarlo todo, sobrevino en aquella región una gran hambre y él empezó a padecer necesidad. Entonces fue a pedirle trabajo a un habitante de aquel país, el cual lo mandó a sus campos a cuidar cerdos. Tenía ganas de hartarse con las bellotas que comían los cerdos, pero no lo dejaban que se las comiera.

Se puso entonces a reflexionar y se dijo: ‘¡Cuántos trabajadores en casa de mi padre tienen pan de sobra, y yo, aquí, me estoy muriendo de hambre! Me levantaré, volveré a mi padre y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo. Recíbeme como a uno de tus trabajadores’.

Enseguida se puso en camino hacia la casa de su padre. Estaba todavía lejos, cuando su padre lo vio y se enterneció profundamente. Corrió hacia él, y echándole los brazos al cuello, lo cubrió de besos. El muchacho le dijo: ‘Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo’.

Pero el padre les dijo a sus criados: ‘¡Pronto!, traigan la túnica más rica y vístansela; pónganle un anillo en el dedo y sandalias en los pies; traigan el becerro gordo y mátenlo. Comamos y hagamos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y lo hemos encontrado’. Y empezó el banquete.

El hijo mayor estaba en el campo y al volver, cuando se acercó a la casa, oyó la música y los cantos. Entonces llamó a uno de los criados y le preguntó qué pasaba. Éste le contestó: ‘Tu hermano ha regresado y tu padre mandó matar el becerro gordo, por haberlo recobrado sano y salvo’. El hermano mayor se enojó y no quería entrar.

Salió entonces el padre y le rogó que entrara; pero él replicó: ‘¡Hace tanto tiempo que te sirvo, sin desobedecer jamás una orden tuya, y tú no me has dado nunca ni un cabrito para comérmelo con mis amigos! Pero eso sí, viene ese hijo tuyo, que despilfarró tus bienes con malas mujeres, y tú mandas matar el becerro gordo’.

El padre repuso: ‘Hijo, tú siempre estás conmigo y todo lo mío es tuyo. Pero era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y lo hemos encontrado’ ”.

Oración de Consagración a Rusia y Ucrania a la Santísima Virgen

Oración del Papa Francisco para rezar por la paz en la guerra entre Ucrania y Rusia. El viernes 25 de marzo del 2022 el papa Francisco consagro al inmaculado corazón de María el conflicto entre Ucrania y Rusia y también por la estabilidad y paz en el mundo.

Consagración de Rusia y Ucrania

consagracion a la virgen maria del papa Francisco

La liturgia comenzará a las 17:00 horas (hora de Roma), mientras que la consagración tendrá lugar hacia las 18:30 horas. El Papa ha pedido a todos los obispos y sacerdotes del mundo que se unan a él en esta oración.

¿Cuál es la oración del papa Francisco por la Paz?

ACTO DE CONSAGRACIÓN AL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA

Oh María, Madre de Dios y Madre nuestra, nosotros, en esta hora de tribulación, recurrimos a ti. Tú eres nuestra Madre, nos amas y nos conoces, nada de lo que nos preocupa se te oculta. Madre de misericordia, muchas veces hemos experimentado tu ternura providente, tu presencia que nos devuelve la paz, porque tú siempre nos llevas a Jesús, Príncipe de la paz.

Nosotros hemos perdido la senda de la paz. Hemos olvidado la lección de las tragedias del siglo pasado, el sacrificio de millones de caídos en las guerras mundiales. Hemos desatendido los compromisos asumidos como Comunidad de Naciones y estamos traicionando los sueños de paz de los pueblos y las esperanzas de los jóvenes. Nos hemos enfermado de avidez, nos hemos encerrado en intereses nacionalistas, nos hemos dejado endurecer por la indiferencia y paralizar por el egoísmo. Hemos preferido ignorar a Dios, convivir con nuestras falsedades, alimentar la agresividad, suprimir vidas y acumular armas, olvidándonos de que somos custodios de nuestro prójimo y de nuestra casa común. Hemos destrozado con la guerra el jardín de la tierra, hemos herido con el pecado el corazón de nuestro Padre, que nos quiere hermanos y hermanas. Nos hemos vuelto indiferentes a todos y a todo, menos a nosotros mismos. Y con vergüenza decimos: perdónanos, Señor.

En la miseria del pecado, en nuestros cansancios y fragilidades, en el misterio de la iniquidad del mal y de la guerra, tú, Madre Santa, nos recuerdas que Dios no nos abandona, sino que continúa mirándonos con amor, deseoso de perdonarnos y levantarnos de nuevo. Es Él quien te ha entregado a nosotros y ha puesto en tu Corazón inmaculado un refugio para la Iglesia y para la humanidad. Por su bondad divina estás con nosotros, e incluso en las vicisitudes más adversas de la historia nos conduces con ternura.

Por eso recurrimos a ti, llamamos a la puerta de tu Corazón, nosotros, tus hijos queridos que no te cansas jamás de visitar e invitar a la conversión. En esta hora oscura, ven a socorrernos y consolarnos. Repite a cada uno de nosotros: “¿Acaso no estoy yo aquí, que soy tu Madre?”. Tú sabes cómo desatar los enredos de nuestro corazón y los nudos de nuestro tiempo. Ponemos nuestra confianza en ti. Estamos seguros de que tú, sobre todo en estos momentos de prueba, no desprecias nuestras súplicas y acudes en nuestro auxilio.

Así lo hiciste en Caná de Galilea, cuando apresuraste la hora de la intervención de Jesús e introdujiste su primer signo en el mundo. Cuando la fiesta se había convertido en tristeza le dijiste: «No tienen vino» (Jn 2,3). Repíteselo otra vez a Dios, oh Madre, porque hoy hemos terminado el vino de la esperanza, se ha desvanecido la alegría, se ha aguado la fraternidad. Hemos perdido la humanidad, hemos estropeado la paz. Nos hemos vuelto capaces de todo tipo de violencia y destrucción. Necesitamos urgentemente tu ayuda materna.

Acoge, oh Madre, nuestra súplica.

Tú, estrella del mar, no nos dejes naufragar en la tormenta de la guerra.

Tú, arca de la nueva alianza, inspira proyectos y caminos de reconciliación.

Tú, “tierra del Cielo”, vuelve a traer la armonía de Dios al mundo.

Extingue el odio, aplaca la venganza, enséñanos a perdonar.

Líbranos de la guerra, preserva al mundo de la amenaza nuclear.

Reina del Rosario, despierta en nosotros la necesidad de orar y de amar.

Reina de la familia humana, muestra a los pueblos la senda de la fraternidad.

Reina de la paz, obtén para el mundo la paz.

Que tu llanto, oh Madre, conmueva nuestros corazones endurecidos. Que las lágrimas que has derramado por nosotros hagan florecer este valle que nuestro odio ha secado. Y mientras el ruido de las armas no enmudece, que tu oración nos disponga a la paz. Que tus manos maternas acaricien a los que sufren y huyen bajo el peso de las bombas. Que tu abrazo materno consuele a los que se ven obligados a dejar sus hogares y su país. Que tu Corazón afligido nos mueva a la compasión, nos impulse a abrir puertas y a hacernos cargo de la humanidad herida y descartada.

Santa Madre de Dios, mientras estabas al pie de la cruz, Jesús, viendo al discípulo junto a ti, te dijo: «Ahí tienes a tu hijo» (Jn 19,26), y así nos encomendó a ti. Después dijo al discípulo, a cada uno de nosotros: «Ahí tienes a tu madre» (v. 27). Madre, queremos acogerte ahora en nuestra vida y en nuestra historia. En esta hora la humanidad, agotada y abrumada, está contigo al pie de la cruz. Y necesita encomendarse a ti, consagrarse a Cristo a través de ti. El pueblo ucraniano y el pueblo ruso, que te veneran con amor, recurren a ti, mientras tu Corazón palpita por ellos y por todos los pueblos diezmados a causa de la guerra, el hambre, las injusticias y la miseria.

Por eso, Madre de Dios y nuestra, nosotros solemnemente encomendamos y consagramos a tu Corazón inmaculado nuestras personas, la Iglesia y la humanidad entera, de manera especial Rusia y Ucrania. Acoge este acto nuestro que realizamos con confianza y amor, haz que cese la guerra, provee al mundo de paz. El “sí” que brotó de tu Corazón abrió las puertas de la historia al Príncipe de la paz; confiamos que, por medio de tu Corazón, la paz llegará. A ti, pues, te consagramos el futuro de toda la familia humana, las necesidades y las aspiraciones de los pueblos, las angustias y las esperanzas del mundo.

Que a través de ti la divina Misericordia se derrame sobre la tierra, y el dulce latido de la paz vuelva a marcar nuestras jornadas. Mujer del sí, sobre la que descendió el Espíritu Santo, vuelve a traernos la armonía de Dios. Tú que eres “fuente viva de esperanza”, disipa la sequedad de nuestros corazones. Tú que has tejido la humanidad de Jesús, haz de nosotros constructores de comunión. Tú que has recorrido nuestros caminos, guíanos por sendas de paz. Amén.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 25 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 25 de Marzo del 2022

Solemnidad de la Anunciación del Señor

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Is 7, 10-14

En aquellos tiempos, el Señor le habló a Ajaz diciendo: “Pide al Señor, tu Dios, una señal de abajo, en lo profundo o de arriba, en lo alto”. Contestó Ajaz: “No la pediré. No tentaré al Señor”.

Entonces dijo Isaías: “Oye, pues, casa de David: ¿No satisfechos con cansar a los hombres, quieren cansar también a mi Dios? Pues bien, el Señor mismo les dará por eso una señal: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros”.

Salmo Responsorial

Salmo 39, 7-8a. 8b-9. 10. 11

R. (8a y 9a) Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
Sacrificios, Señor, tú no quisiste,
abriste, en cambio, mis oídos a tu voz.
No exigiste holocaustos por la culpa,
así que dije: “Aquí estoy”.
R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
En tus libros se me ordena
Hacer tu voluntad;
esto es, Señor, lo que deseo:
tu ley en medio de mi corazón.
R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
He anunciado tu justicia
en la gran asamblea;
no he cerrado mis labios,
tú lo sabes, Señor.
R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
No callé tu justicia,
antes bien, proclamé tu lealtad y tu auxilio.
Tu amor y tu lealtad no los he ocultado
a la gran asamblea.
R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

Segunda Lectura

Heb 10, 4-10

Hermanos: Es imposible que la sangre de toros y machos cabríos pueda borrar los pecados. Por eso, al entrar al mundo, Cristo dijo conforme al salmo: No quisiste víctimas ni ofrendas; en cambio me has dado un cuerpo. No te agradaron los holocaustos ni los sacrificios por el pecado; entonces dije –porque a mí se refiere la Escritura–: “Aquí estoy, Dios mío; vengo para cumplir tu voluntad”.

Comienza por decir: No quisiste víctimas ni ofrendas, no te agradaron los holocaustos ni los sacrificios por el pecado –siendo así que es lo que pedía la ley–; y luego añade: Aquí estoy, Dios mío; vengo para cumplir tu voluntad.

Con esto, Cristo suprime los antiguos sacrificios, para establecer el nuevo. Y en virtud de esta voluntad, todos quedamos santificados por la ofrenda del cuerpo de Jesucristo, hecha de una vez por todas.

Evangelio

Lc 1, 26-38

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón de la estirpe de David, llamado José. La virgen se llamaba María.

Entró el ángel a donde ella estaba y le dijo: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”. Al oír estas palabras, ella se preocupó mucho y se preguntaba qué querría decir semejante saludo.

El ángel le dijo: “No temas, María, porque has hallado gracia ante Dios. Vas a concebir y a dar a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo; el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, y él reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reinado no tendrá fin”.

María le dijo entonces al ángel: “¿Cómo podrá ser esto, puesto que yo permanezco virgen?” El ángel le contestó: “El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, el Santo, que va a nacer de ti, será llamado Hijo de Dios. Ahí tienes a tu parienta Isabel, que a pesar de su vejez, ha concebido un hijo y ya va en el sexto mes la que llamaban estéril, porque no hay nada imposible para Dios”. María contestó: “Yo soy la esclava del Señor; cúmplase en mí lo que me has dicho”. Y el ángel se retiró de su presencia.

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 24 de Marzo del 2022

Los demócratas se muestran positivos ante la posibilidad de que la jueza Ketanji Brown Jackson, pueda ser votada el 8 de abril.
Se cumple un mes de la guerra entre las fuerzas ucranianas y rusas.

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

El alcalde de Voznesensk, Yevheni Velichko, de 32 años, narra cómo su pequeña ciudad logró que el ejército Ruso retrocediera.
Expertos aseguran que será prácticamente imposible que no terminemos todos contagiados ante la nueva variante de Coronavirus, Ómicron BA2 debido a su alto grado de contagiosidad.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 24 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 24 de Marzo del 2022

Jueves de la III semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Jer 7, 23-28

Esto dice el Señor: “Ésta es la orden que di a mi pueblo: ‘Escuchen mi voz, y yo seré su Dios y ustedes serán mi pueblo; caminen siempre por el camino que yo les mostraré, para que les vaya bien’.

Pero ellos no escucharon ni prestaron oído. Caminaron según sus ideas, según la maldad de su corazón obstinado, y en vez de darme la cara, me dieron la espalda, desde que sus padres salieron del país de Egipto hasta hoy.

Yo les envié a mis siervos, los profetas, un día y otro día; pero ellos no los escucharon ni les prestaron oído. Endurecieron su cabeza y fueron peores que sus padres. Tú les dirás, pues, todas estas palabras, pero no te escucharán; los llamarás y no te responderán. Entonces les dirás: ‘Éste es el pueblo que no escuchó la voz del Señor, su Dios, ni aceptó la corrección. Ya no existe fidelidad en Israel; ha desaparecido de su misma boca’ ”.
 

Salmo Responsorial

Salmo 94

R. (8) Señor, que no seamos sordos a tu voz.
Vengan, lancemos viva al Señor,
aclamemos al Dios que nos salva.
Acerquémonos a él, llenos de júbilo,
y démosle gracias.
R. Señor, que no seamos sordos a tu voz.
Vengan, y puestos de rodillas,
adoremos y bendigamos al Señor, que nos hizo,
pues él es nuestro Dios y nosotros, su pueblo;
él es nuestro pastor y nosotros, sus ovejas.
R. Señor, que no seamos sordos a tu voz.
Hagámosle caso al Señor, que nos dice:
“No endurezcan su corazón,
como el día de la rebelión en el desierto,
cuando sus padres dudaron de mí,
aunque habían visto mis obras”.
R. Señor, que no seamos sordos a tu voz.

Evangelio

Lc 11, 14-23

En aquel tiempo, Jesús expulsó a un demonio, que era mudo. Apenas salió el demonio, habló el mudo y la multitud quedó maravillada. Pero algunos decían: “Éste expulsa a los demonios con el poder de Belzebú, el príncipe de los demonios”. Otros, para ponerlo a prueba, le pedían una señal milagrosa.

Pero Jesús, que conocía sus malas intenciones, les dijo: “Todo reino dividido por luchas internas va a la ruina y se derrumba casa por casa. Si Satanás también está dividido contra sí mismo, ¿cómo mantendrá su reino? Ustedes dicen que yo arrojo a los demonios con el poder de Satanás. Entonces, ¿con el poder de quién los arrojan los hijos de ustedes? Por eso, ellos mismos serán sus jueces. Pero si yo arrojo a los demonios con el dedo de Dios, eso significa que ha llegado a ustedes el Reino de Dios.

Cuando un hombre fuerte y bien armado guarda su palacio, sus bienes están seguros; pero si otro más fuerte lo asalta y lo vence, entonces le quita las armas en que confiaba y después dispone de sus bienes. El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama”.

La pareja que vi en mis padres

Un tema muy interesante ¿que ideas acerca de la pareja te dejó la relación de tus padres?.

Irnos al pasado no es encadenarnos al pasado, verlo como una búsqueda sobre lo que es necesario aprender, solucionar o trascender. Es lo que nos hace pensar, actuar o sentir de una forma determinada.

Lo que nos dejan nuestros padres en la memoria.

Como niños somos testigos de una relación entre 2 personas que con su presencia o su ausencia nos dan la información acerca de lo que es una relación de pareja, la percepción del amor, las disputas de una pareja, la separación física. El paso del tiempo deja estragos en aquellos hijos que vivieron la relación siendo testigos, marcados por un entendimiento de la vida.

Pensamos que la vida en pareja es amar? odiar? gritar? Es acaso unión o separación? esta parte de estar viendo a nuestros padres en esta interacción me va a dar una comprensión de lo que es la pareja, y para esto debemos ver en que contexto se formó esta relación.

Como saber el contexto de la relación de mis padres

Hazte las siguientes preguntas:

¿Que edad tenian mis padres? Encontramos parejas donde la diferencia de edad es abismal, todo impacta en una pareja.

¿Qué buscaban tus padres en la pareja? Comprensión, apoyo, era una obligación o que rol jugaban en la pareja.

Han habido cambios abismales entre las generaciones, pudimos haber tenido padres donde tenian un rol tradicional, estos roles estaban designados y así era como se conformaban las parejas, hoy en dia, la forma en que se conforma una pareja y los roles que juega cada una han evolucionado, sobre todo para la mujer donde ahora puede optar o no en ser ama de casa o no serlo, ser la que trae el sustento, estar a cargo de sus hijos o no tener hijos. Toma en cuenta que probablemente tu madre tu tuvo esta opción de elegir.

Otra de las preguntas es: ¿Quién sustentaba el poder? ¿Quién imponia las reglas en la casa? ¿qué los unia? ¿Había amor o desesperanza? ¿Cómo solucionaban tus padres los problemas? ¿Quién estuvo presente?

Una vez que tienes el contexto de la relación de tus padres ¿Cuáles promesas te hiciste en cuanto a la relación de pareja? Hay quienes se prometen no repetir las peleas, otros que optan por simplemente no tener pareja, o buscar una pareja parecida dependiendo del ejemplo que los padres le dieron.

Tratamos de no repetir los patrones, primero dandonos cuenta que los estamos repitiendo, para ello hay que pensar en las elecciones que tomaron nuestros padres y que cosa podemos hacer diferente.

No culpes a tus padres por aquello que te enseñaron, hoy asume tu responsabilidad como adulto y ve que es lo que tu necesitas cambiar.

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 23 de Marzo del 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Ucrania recupera un importante suburbio cercano a Kiev de las manos de los rusos.
China se opone a que se retire la invitación a la reunión del G20 en Rusia.
La escasez del agua en países de oriente medio y lo que esto podría traer a futuro como consecuencia para todo el planeta.
La diferencia entre los mandamientos y los cánones de la Iglesia Católica.
Boeing 737 Se estrella en China, se habla de 131 personas fallecidas, no hay rastro de supervivientes hasta el momento ¿se tratará de errores en el sistema de los Boeing de nuevo?

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 23 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 23 de Marzo del 2022

Miércoles de la III semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Dt 4, 1. 5-9

En aquellos días, habló Moisés al pueblo, diciendo: “Ahora, Israel, escucha los mandatos y preceptos que te enseño, para que los pongas en práctica y puedas así vivir y entrar a tomar posesión de la tierra que el Señor, Dios de tus padres, te va a dar.

Yo les enseño mandatos y preceptos, como me ordena el Señor, mi Dios, para que se ajusten a ellos en la tierra en que van a entrar y que van a tomar en posesión. Guárdenlos y cúmplanlos, porque ellos son su sabiduría y su prudencia a los ojos de los pueblos. Cuando tengan noticia de todos estos preceptos, se dirán: ‘En verdad esta gran nación es un pueblo sabio y prudente’. Porque, ¿cuál otra nación hay tan grande que tenga dioses tan cercanos como lo está nuestro Dios, siempre que lo invocamos? ¿Cuál es la gran nación cuyos mandatos y preceptos sean tan justos como toda esta ley que ahora les doy?

Pero ten cuidado y atiende bien: No vayas a olvidarte de estos hechos que tus ojos han visto, ni dejes que se aparten de tu corazón en todos los días de tu vida; al contrario, transmíteselos a tus hijos y a los hijos de tus hijos”.
 

Salmo Responsorial

Salmo 147

R. (12a) Glorifica al Señor, Jerusalén.
Glorifica al Señor, Jerusalén;
a Dios ríndele honores, Israel.
El refuerza el cerrojo de tus puertas
y bendice a tus hijos en tu casa.
R. Glorifica al Señor, Jerusalén.
El mantiene la paz en tus fronteras,
con su trigo mejor sacia tu hambre.
El envía a la tierra su mensaje
y su palabra corre velozmente.
R. Glorifica al Señor, Jerusalén.
Le muestra a Jacob su pensamiento,
sus normas y designios a Israel.
No ha hecho nada igual con ningún pueblo,
ni le ha confiado a otro sus proyectos.
R. Glorifica al Señor, Jerusalén.

Evangelio

Mt 5, 17-19

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No crean que he venido a abolir la ley o los profetas; no he venido a abolirlos, sino a darles plenitud. Yo les aseguro que antes se acabarán el cielo y la tierra, que deje de cumplirse hasta la más pequeña letra o coma de la ley.

Por lo tanto, el que quebrante uno de estos preceptos menores y enseñe eso a los hombres, será el menor en el Reino de los cielos; pero el que los cumpla y los enseñe, será grande en el Reino de los cielos”.

Como hablar de sexualidad con tus hijos

El día de hoy vamos a hablar sobre como hablar sobre sexualidad con nuestros hijos, en que momento es necesario comenzar a hacerlo, que tipo de vocabulario debo de utilizar, como contestar sus preguntas, como prevenir el abuso sexual y otras dudas que tenemos como padres.

Este tema es visto muchas veces como un tema «tabú» ya que este tema a lo largo de los años ha sido dificil de manejar, la sexualidad ha ido cambiando a lo largo de los años, era un tema prohibido y habia mucha ignorancia en el tema. La sexualidad es algo natural y está relacionada tanto con el físico y la biologia como con el lado espiritual y emocional.

Todo este desarrollo humano nos acompaña a lo largo de la vida al estarnos relacionando interpersonalmente con los demás, la sexualidad nos acompaña siempre, entonces por eso debemos hablar con nuestros hijos desde temprana edad, no significa que les vayamos a dar toda la información de la reproducción sexual, sino de empezar por cosas simples por ejemplo:

Empezar a nombrar las partes íntimas por su nombre, muchas veces utilizamos un nombre diferente, y estamos dandole un mensaje al niño de que el nombre verdadero es malo o vergonzoso. Cuando nombramos nuestras partes íntimas con el nombre real le estamos dando esa naturalidad, tomarse la parte del sexo como algo natural, como nombrar brazo o mano.

-Responder su curiosidad, los niños normalmente empiezan a hacer preguntas, nosotros tenemos que responder con naturalidad, sin burlarnos de ellos ni asustarnos, responder las preguntas con la misma espontaniedad con la que lo hace y hacerle saber que es bueno que acuda a nosotros para responder sus preguntas. Darle esa confianza para acercarse a nosotros y busquen esas respuestas en sus padres.

¿Cómo prevenir el abuso o la mala información sexual?

El estar abiertos a sus preguntas con naturalidad es el primer paso, esto evita que los niños empiecen a buscar información fuera de casa o en internet, donde puede llegar a tener un impacto negativo por la gran cantidad de información e imágenes que están al alcance de un click.

Para responder sus preguntas no hay que reirnos o avergonzarlo, procurar tener una actitud abierta hacia el tema, que sean respuestas sencillas y dependiendo de la edad del niño, ser honesto y asegurarse de terminar con cualquier duda que tenga.

Observar a su hijo y preguntarle que le parece, que le han dicho, etc. Cuando nuestros hijos ya tienen acceso a la información sobre sexualidad es importante irlos guiando hacia un conocimiento y una informacion adecuada.

Aprovechar las circunstancias que se presentan para hablar del tema, por ejemplo si algún familiar va a tener un bebé o si pregunta sobre como nació, etc.

Conforme el niño va creciendo puede ser una explicación más detallada incluyendo las emociones como el amor.

Entre la edad de los 3 años los niños empiezan a tener interés por sus partes íntimas, y hay que empezar a enseñarles sobre higiene en las partes privadas, también hacer énfasis en que nadie más que ellos (o papá y mamá cuando los limpian) puede tocar esas zonas privadas y se tienen que cuidar.

Entre los 4 y 5 años de edad empiezan a tener otras preguntas, empiezan a autoexplorarse, ya sea viendose en un espejo, bajarse los pantalones, o mostrarlo a los demás niños. No se puede tomar como algo malo y no generar vergüenza. Simplemente cambiarle la actividad o explicarle las cosas con paciencia.

Algo importante también es no forzarlos a saludar o dar besos a ciertas personas, porque empiezan a perder este instinto de supervivencia, que aprendan a poner un límite, que puedan rechazar contactos o acercamientos sin castigarlos.

Alrededor de los 7 años ya empiezan a hacer preguntas sobre el sexo opuesto y preguntas más complejas, son más observadores y tienen preguntas más detalladas. Hay que explicarle sobre las diferencias entre los sexos, también empezar a explicarle que en el momento que alguien quiera invadir su intimidad, «NO, CORRO y CUENTO».

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 22 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 22 de Marzo del 2022

Martes de la III semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

En aquel tiempo, Azarías oró al Señor, diciendo:
“Señor, Dios nuestro, no nos abandones nunca;
por el honor de tu nombre no rompas tu alianza;
no apartes de nosotros tu misericordia,
por Abraham, tu amigo,
por Isaac, tu siervo,
por Jacob, tu santo,
a quienes prometiste multiplicar su descendencia,
como las estrellas del cielo y las arenas de la playa.

Pero ahora, Señor, nos vemos empequeñecidos
frente a los demás pueblos
y estamos humillados por toda la tierra,
a causa de nuestros pecados.
Ahora no tenemos príncipe ni jefe ni profeta;
ni holocausto ni sacrificio ni ofrenda ni incienso;
ni lugar donde ofrecerte las primicias y alcanzar misericordia.
Por eso, acepta nuestro corazón adolorido
y nuestro espíritu humillado,
como un sacrificio de carneros y toros,
como un millar de corderos cebados.
Que ése sea hoy nuestro sacrificio
y que sea perfecto en tu presencia,
porque los que en ti confían no quedan defraudados.
Ahora te seguiremos de todo corazón;
te respetamos y queremos encontrarte;
no nos dejes defraudados.
Trátanos según tu clemencia
y tu abundante misericordia.
Sálvanos con tus prodigios
y da gloria a tu nombre”.
 

Salmo Responsorial

Salmo 24, 4bc-5ab. 6-7bc. 8-9

R. (6a) Sálvanos, Señor, tú que eres misericordioso.
Descúbrenos, Señor, tus caminos,
guíanos con la verdad de tu doctrina.
Tú eres nuestro Dios y salvador
y tenemos en ti nuestra esperanza.
R. Sálvanos, Señor, tú que eres misericordioso.
Acuérdate, Señor, que son eternos
tu amor y tu ternura.
Según ese amor y esa ternura,
acuérdate de nosotros.
R. Sálvanos, Señor, tú que eres misericordioso.
Porque el Señor es recto y bondadoso,
indica a los pecadores el sendero,
guía por la senda recta a los humildes
Y descubre a los pobres sus caminos.
R. Sálvanos, Señor, tú que eres misericordioso.

Evangelio

Mt 18, 21-35

En aquel tiempo, Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: “Si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces?” Jesús le contestó: “No sólo hasta siete, sino hasta setenta veces siete”.

Entonces Jesús les dijo: “El Reino de los cielos es semejante a un rey que quiso ajustar cuentas con sus servidores. El primero que le presentaron le debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él, a su mujer, a sus hijos y todas sus posesiones, para saldar la deuda. El servidor, arrojándose a sus pies, le suplicaba diciendo: ‘Ten paciencia conmigo y te lo pagaré todo’. El rey tuvo lástima de aquel servidor, lo soltó y hasta le perdonó la deuda.

Pero, apenas había salido aquel servidor, se encontró con uno de sus compañeros, que le debía poco dinero. Entonces lo agarró por el cuello y casi lo estrangulaba, mientras le decía: ‘Págame lo que me debes’. El compañero se le arrodilló y le rogaba: ‘Ten paciencia conmigo y te lo pagaré todo’. Pero el otro no quiso escucharlo, sino que fue y lo metió en la cárcel hasta que le pagara la deuda.

Al ver lo ocurrido, sus compañeros se llenaron de indignación y fueron a contar al rey lo sucedido. Entonces el señor lo llamó y le dijo: ‘Siervo malvado. Te perdoné toda aquella deuda porque me lo suplicaste. ¿No debías tú también haber tenido compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?’ Y el señor, encolerizado, lo entregó a los verdugos para que no lo soltaran hasta que pagara lo que debía.

Pues lo mismo hará mi Padre celestial con ustedes, si cada cual no perdona de corazón a su hermano”.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 21 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 21 de Marzo del 2022

Lunes de la III semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

2 Reyes 5, 1-15

En aquellos días, Naamán, general del ejército de Siria, gozaba de la estima y del favor de su rey, pues por su medio había dado el Señor la victoria a Siria. Pero este gran guerrero era leproso.

Sucedió que una banda de sirios, en una de sus correrías, trajo cautiva a una jovencita, que pasó luego al servicio de la mujer de Naamán. Ella le dijo a su señora: “Si mi señor fuera a ver al profeta que hay en Samaria, ciertamente él lo curaría de su lepra”.

Entonces fue Naamán a contarle al rey, su señor: “Esto y esto dice la muchacha israelita”. El rey de Siria le respondió: “Anda, pues, que yo te daré una carta para el rey de Israel”. Naamán se puso en camino, llevando de regalo diez barras de plata, seis mil monedas de oro, diez vestidos nuevos y una carta para el rey de Israel que decía: “Al recibir ésta, sabrás que te envío a mi siervo Naamán, para que lo cures de la lepra”.

Cuando el rey de Israel leyó la carta, rasgó sus vestiduras exclamando: “¿Soy yo acaso Dios, capaz de dar vida o muerte, para que éste me pida que cure a un hombre de su lepra? Es evidente que lo que anda buscando es un pretexto para hacerme la guerra”.

Cuando Eliseo, el hombre de Dios, se enteró de que el rey había rasgado sus vestiduras, le envió este recado: “¿Por qué rasgaste tus vestiduras? Envíamelo y sabrá que hay un profeta en Israel”. Llegó, pues, Naamán con sus caballos y su carroza, y se detuvo a la puerta de la casa de Eliseo. Éste le mandó decir con un mensajero: “Ve y báñate siete veces en el río Jordán, y tu carne quedará limpia”. Naamán se alejó enojado, diciendo: “Yo había pensado que saldría en persona a mi encuentro y que, invocando el nombre del Señor, su Dios, pasaría la mano sobre la parte enferma y me curaría de la lepra. ¿Acaso los ríos de Damasco, como el Abaná y el Farfar, no valen más que todas las aguas de Israel? ¿No podría bañarme en ellos y quedar limpio?” Dio media vuelta y ya se marchaba, furioso, cuando sus criados se acercaron a él y le dijeron: “Padre mío, si el profeta te hubiera mandado una cosa muy difícil, ciertamente la habrías hecho; cuanto más, si sólo te dijo que te bañaras y quedarías sano”.

Entonces Naamán bajó, se bañó siete veces en el Jordán, como le había dicho el hombre de Dios, y su carne quedó limpia como la de un niño. Volvió con su comitiva a donde estaba el hombre de Dios y se le presentó, diciendo: “Ahora sé que no hay más Dios que el de Israel”.
 

Salmo Responsorial

Salmos 41, 2.3; 42, 3.4

R. (41, 3) Estoy sediento del Dios que da la vida.
Como el venado busca
El agua de los ríos,
así, cansada, mi alma
te busca a ti, Dios mío. R.
R. Estoy sediento del Dios que da la vida.
Del Dios que da la vida
está mi ser sediento.
¿Cuándo será posible
ver de nuevo su templo? R.
R. Estoy sediento del Dios que da la vida.
Envíame, Señor, tu luz y tu verdad;
que ellas se conviertan en mi guía
y hasta tu monte santo me conduzcan,
allí donde tú habitas. R.
R. Estoy sediento del Dios que da la vida.
Al altar del Señor me acercaré,
al Dios que es mi alegría,
y a mi Dios, el Señor, le daré gracias
al compás de la cítara. R.
R. Estoy sediento del Dios que da la vida.

Evangelio

Lc 4, 24-30

En aquel tiempo, Jesús llegó a Nazaret, entró a la sinagoga y dijo al pueblo: “Yo les aseguro que nadie es profeta en su tierra. Había ciertamente en Israel muchas viudas en los tiempos de Elías, cuando faltó la lluvia durante tres años y medio, y hubo un hambre terrible en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una viuda que vivía en Sarepta, ciudad de Sidón. Había muchos leprosos en Israel, en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, sino Naamán, que era de Siria”.

Al oír esto, todos los que estaban en la sinagoga se llenaron de ira, y levantándose, lo sacaron de la ciudad y lo llevaron hasta una saliente del monte, sobre el que estaba construida la ciudad, para despeñarlo. Pero él, pasando por en medio de ellos, se alejó de allí.

3er Domingo de Cuaresma / 3rd Sunday of Lent

Una de las preguntas fundamentales de nuestra existencia es el sufrimiento. En particular, el sufrimiento del inocente o del que sufre sin culpa nos inquieta constantemente. Le exigimos a Dios respuesta del porque permite el sufrimiento o si Dios está presente en el sufrimiento. En el evangelio de hoy Jesús responde a dos casos de personas que sufrieron la muerte: unos que murieron por decisión de Pilato y otros que murieron aplastados por la torre de Siloé. La gente del tiempo de Jesús declararía que en los dos casos citados los que murieron fueron condenados por Dios a causa de sus pecados, por eso murieron de tal manera. Jesús no solamente cuestiona esta conclusión, sino también rechaza que estas muertes fueron un castigo de Dios. En la respuesta de Jesús podemos discernir por lo menos dos cosas: 1) una muerte trágica, estar sufriendo y tener problemas en la vida no es una prueba de que Dios nos ha rechazado, no nos ama o que Dios nos ha castigado. 2) Una muerte ordinaria, tener éxito en la vida o no tener problemas no significa que Dios nos ama más que a otros, o que somos mejores que otros.

Entonces, ¿qué respuesta da Jesús al sufrimiento? Jesús no da una respuesta particular al porqué del sufrimiento, sólo una orientación. Querer dar una respuesta particular es pretencioso y tentador, aun para Jesús. Jesús no nos da una respuesta, sino una invitación a la relación con Dios. Todos vivimos con heridas creadas por el pecado y por tanto todos estamos necesitados de la gracia de Dios. Es en relación con Dios que encontramos respuesta a nuestra experiencia particular de sufrimiento. Las respuestas a veces no vienen fácilmente, o quizás no nos gustan, o no las aceptamos, pero si vienen. Sin embargo, a veces cuestionamos a Dios aun cuando no llevamos una relación con Él. ¿Le exigiría a alguien con quien no tengo ninguna relación cuentas acerca del amor, perdón o sufrimiento?

En la segunda parte del evangelio de hoy Jesús nos presenta una parábola. La parábola habla de un árbol que no produce fruto y el dueño desea cortarlo. El árbol somos nosotros. El árbol está plantado en Dios, pero no responde a la fuerza vital de la vida (el amor). En amor somos creados, en amor sostenidos, y en amor llamados por Dios. Si no respondemos a la fuerza vital de la vida y no producimos frutos del Reino nosotros mismos nos excluimos y separamos de Dios. No es Dios quien se aleja de nosotros, o quien nos rechaza o castiga. Su amor, perdón y gracia siempre están accesibles. La cuaresma es tiempo de cultivar la tierra y raíces del árbol; darle agua y fertilizar (quizás también podarlo). La Cuaresma es el tiempo de renovar nuestra relación con Dios; regresar a la casa del Padre; retomar la dignidad que nos pertenece como hijos e hijas amados de Dios.

????????
????

One of the big questions of life is the why of suffering. The suffering of the innocent and of those who suffer through no fault of their own, in particular, is an experience that unsettles us. We question God for allowing suffering and whether God is present in the midst of suffering. In today’s gospel Jesus addresses two cases of people who suffered death: one at the hands of Pilate and the other in an accident when the tower of Siloam fell on them. The people of Jesus’ time would declare that in these two cases those killed were punished by God because of their sins; that is why they died in this manner. Jesus not only questions this common belief, but also rejects the conclusion that it was God’s punishment. In Jesus’ response we can discern at least two things: 1) a tragic death, experiencing suffering or having problems is not proof that God rejects us, that God does not love us, or that he is punishing us. 2) An ordinary death, success in life, or not having problems does not mean that God loves us more than others or that we are better than others.

So, what is Jesus’ answer to suffering? He does not give a particular answer to suffering, only an orientation. To attempt to give an answer to suffering is very tempting and pretentious, even for Jesus. He does not give an answer, but an invitation to a relationship with God. We all live with wounds created by sin and because of this we are all in need of God’s grace. It is in and through this relationship with God that we eventually find answers to our particular experiences of suffering. These answers may not necessarily come easily or we may not like them or we may even reject them, but answers do come. Yet, sometimes we demand answers from God when we have no relationship with Him. Would I make demands about love, forgiveness, and suffering from a person with whom I have no relationship?

In the second part of today’s gospel Jesus gives us a parable. The parable is about a tree which does not produce any fruit and the owner wants to cut it down. We are the tree. The living tree is rooted in God, but it is not responding to the vital forces of life (love). We are created in love; sustained in love; and in love called by God. If we do not respond to the vital force of life and we do not produce fruits for the Kingdom we exclude and separate ourselves from God. It is not God who walks away from us or rejects us or punishes us. His love, forgiveness and grace are always accessible to us. Lent is the time to cultivate the roots of the tree, to water it, and to fertilize it (perhaps even to trim the tree). Lent is the time to renew our relationship with God; to return to the house of the father; to retake the dignity that belongs to us as beloved daughters and sons.

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 18 de Marzo 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Canadá recibe refigiados Ucranainos y les ofrece una residencia temporal de hasta 3 años para vivir y laborar en el país.
Putin se reune en llamada con presidente de Turquía y presenta las demanadas que tiene para terminar con la guerra con Ucrania.
El ejercito Ruso comienza el día de hoy la invasión a Kiev.
Labogada Ruth Dunning responde a sus preguntas de inmigración.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 18 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 18 de Marzo del 2022

Viernes de la II semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Gn 37, 3-4. 12-13. 17-28

Jacob amaba a José más que a todos sus demás hijos, porque lo había engendrado en la ancianidad. A él le había hecho una túnica de amplias mangas. Sus hermanos, viendo que lo amaba más que a todos ellos, llegaron a odiarlo, al grado de negarle la palabra.

Un día en que los hermanos de José llevaron a Siquem los rebaños de su padre, Jacob le dijo a José: “Tus hermanos apacientan mis rebaños en Siquem. Te voy a enviar allá”. José fue entonces en busca de sus hermanos y los encontró en Dotán. Ellos lo vieron de lejos, y antes de que se les acercara, conspiraron contra él para matarlo y se decían unos a otros: “Ahí viene ese soñador. Démosle muerte; lo arrojaremos en un pozo y diremos que una fiera lo devoró. Vamos a ver de qué le sirven sus sueños”.

Rubén oyó esto y trató de liberarlo de manos de sus hermanos, diciendo: “No le quiten la vida, ni derramen su sangre. Mejor arrójenlo en ese pozo que está en el desierto y no se manchen las manos”. Eso lo decía para salvar a José y devolverlo a su padre.

Cuando llegó José a donde estaban sus hermanos, éstos lo despojaron de su túnica y lo arrojaron a un pozo sin agua. Luego se sentaron a comer, y levantando los ojos, vieron a lo lejos una caravana de ismaelitas, que venían de Galaad, con los camellos cargados de especias, resinas, bálsamo y láudano, y se dirigían a Egipto. Judá dijo entonces a sus hermanos: “¿Qué ganamos con matar a nuestro hermano y ocultar su muerte? Vendámoslo a los ismaelitas y no mancharemos nuestras manos. Después de todo, es nuestro hermano y de nuestra misma sangre”. Y sus hermanos le hicieron caso. Sacaron a José del pozo y se lo vendieron a los mercaderes por veinticinco monedas de plata. Los mercaderes se llevaron a José a Egipto.

Salmo Responsorial

Salmo 104, 16-17. 18-19. 20-21

R. (5a) Recordemos las maravillas que hizo el Señor.
Cuando el Señor mandó el hambre sobre el país
y acabó con todas las cosechas,
ya había enviado por delante a un hombre:
a José, vendido como esclavo.
R. Recordemos las maravillas que hizo el Señor.
Le trabaron los pies con grilletes
y rodearon su cuerpo con cadenas,
hasta que se cumplió su predicción,
y Dios lo acreditó con su palabra.
R. Recordemos las maravillas que hizo el Señor.
El rey mandó que lo soltaran,
el jefe de esos pueblos lo libró,
lo nombró administrador de su casa,
y señor de todas sus posesiones.
R. Recordemos las maravillas que hizo el Señor.

Evangelio

Mt 21, 33-43. 45-46

En aquel tiempo, Jesús dijo a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo esta parábola: “Había una vez un propietario que plantó un viñedo, lo rodeó con una cerca, cavó un lagar en él, construyó una torre para el vigilante y luego la alquiló a unos viñadores y se fue de viaje.

Llegado el tiempo de la vendimia, envió a sus criados para pedir su parte de los frutos a los viñadores; pero éstos se apoderaron de los criados, golpearon a uno, mataron a otro, y a otro más lo apedrearon. Envió de nuevo a otros criados, en mayor número que los primeros, y los trataron del mismo modo.

Por último, les mandó a su propio hijo, pensando: ‘A mi hijo lo respetarán’. Pero cuando los viñadores lo vieron, se dijeron unos a otros: ‘Éste es el heredero. Vamos a matarlo y nos quedaremos con su herencia’. Le echaron mano, lo sacaron del viñedo y lo mataron.

Ahora díganme: Cuando vuelva el dueño del viñedo, ¿qué hará con esos viñadores?” Ellos le respondieron: “Dará muerte terrible a esos desalmados y arrendará el viñedo a otros viñadores, que le entreguen los frutos a su tiempo”.

Entonces Jesús les dijo: “¿No han leído nunca en la Escritura: La piedra que desecharon los constructores, es ahora la piedra angular. Esto es obra del Señor y es un prodigio admirable?

Por esta razón les digo que les será quitado a ustedes el Reino de Dios y se le dará a un pueblo que produzca sus frutos”.

Al oír estas palabras, los sumos sacerdotes y los fariseos comprendieron que Jesús las decía por ellos y quisieron aprehenderlo, pero tuvieron miedo a la multitud, pues era tenido por un profeta.

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 17 de marzo del 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Zelenski lleva a varios congresistas Estadounidesnse a las lagrimas ante su presentaci[on virtual ante el congreso Estadounidense.
La conmemoración del día de San Patricio, y el batallon de Irlandeses que combatieron a los Estadounidense al unirse al ejercito mexicano.
Las faltas de ortografía y como se juega con las palabras en su uso de la mercadotecnía.
Manuel Temponi de Family Focus nos acompañó para hablarnos de los pogramas gratuitos que existen para ayudar a la comunidad inmigrante.
La leyenda del anillo irlandes de Claddagh.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 17 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 17 de Marzo del 2022

Jueves de la II semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Jer 17, 5-10

Esto dice el Señor:
“Maldito el hombre que confía en el hombre,
que en él pone su fuerza
y aparta del Señor su corazón.
Será como un cardo en la estepa,
que no disfrutará del agua cuando llueve;
vivirá en la aridez del desierto,
en una tierra salobre e inhabitable.

Bendito el hombre que confía en el Señor
y en él pone su esperanza.
Será como un árbol plantado junto al agua,
que hunde en la corriente sus raíces;
cuando llegue el calor, no lo sentirá
y sus hojas se conservarán siempre verdes;
en año de sequía no se marchitará
ni dejará de dar frutos.

El corazón del hombre
es la cosa más traicionera y difícil de curar.
¿Quién lo podrá entender?
Yo, el Señor, sondeo la mente
y penetro el corazón,
para dar a cada uno según sus acciones,
según el fruto de sus obras”.

Salmo Responsorial

Del Salmo 1

R. Dichoso el hombre que confía en el Señor.
Dichoso aquel que no se guía
Por mundanos criterios,
que no anda en malos pasos
ni se burla del bueno, 
que ama la ley de Dios
y se goza en cumplir sus mandamientos. 
R. Dichoso el hombre que confía en el Señor.
Es como un árbol plantado junto al río,
que da fruto a su tiempo
y nunca se marchita.
En todo tendrá éxito. 
R. Dichoso el hombre que confía en el Señor.
En cambio los malvados
serán como la paja barrida por el viento.
Porque el Señor protege el camino del justo,
y al malo sus caminos acaban por perderlo. 
R. Dichoso el hombre que confía en el Señor.

Evangelio

Lc 16, 19-31

En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos: “Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y telas finas y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo, llamado Lázaro, yacía a la entrada de su casa, cubierto de llagas y ansiando llenarse con las sobras que caían de la mesa del rico. Y hasta los perros se acercaban a lamerle las llagas.

Sucedió, pues, que murió el mendigo y los ángeles lo llevaron al seno de Abraham. Murió también el rico y lo enterraron. Estaba éste en el lugar de castigo, en medio de tormentos, cuando levantó los ojos y vio a lo lejos a Abraham y a Lázaro junto a él.

Entonces gritó: ‘Padre Abraham, ten piedad de mí. Manda a Lázaro que moje en agua la punta de su dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas’. Pero Abraham le contestó: ‘Hijo, recuerda que en tu vida recibiste bienes y Lázaro, en cambio, males. Por eso él goza ahora de consuelo, mientras que tú sufres tormentos. Además, entre ustedes y nosotros se abre un abismo inmenso, que nadie puede cruzar, ni hacia allá ni hacia acá’.

El rico insistió: ‘Te ruego, entonces, padre Abraham, que mandes a Lázaro a mi casa, pues me quedan allá cinco hermanos, para que les advierta y no acaben también ellos en este lugar de tormentos’. Abraham le dijo: ‘Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen’. Pero el rico replicó: ‘No, padre Abraham. Si un muerto va a decírselo, entonces sí se arrepentirán’. Abraham repuso: ‘Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso, ni aunque resucite un muerto’ ”.

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 16 de marzo del 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

El presidente de Ucrania afirma a Rusia el que sus ciudadanos han entendido que no serán parte de la OTAN.
Europa vive la mayor crisis de refugiados desde la segunda guerra mundia.
Gran cantidad de Rusos buscan comprar propiedades en los Cabos San lucas en México.
El Bronco en prisión. Cuando cortar las manos a los ladrones ya no es tan buena idea como proponía…
Muere segundo periodista extranjero en la guerra de Ucrania y Rusia

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 16 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 16 de Marzo del 2022

Miércoles de la II semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Jer 18, 18-20

En aquellos días, los enemigos del profeta se dijeron entre sí: “Vengan, tendamos un lazo a Jeremías, porque no le va a faltar doctrina al sacerdote, consejo al sabio, ni inspiración al profeta. Vengan, ataquémoslo de palabra y no hagamos caso de sus oráculos”.

Jeremías le dijo entonces a Dios:
“Señor, atiéndeme.
Oye lo que dicen mis adversarios.
¿Acaso se paga bien con mal?
Porque ellos han cavado una fosa para mí.
Recuerda cómo he insistido ante ti,
intercediendo en su favor,
para apartar de ellos tu cólera”

Salmo Responsorial

Salmo 30

R. (17b) Sálvame, Señor, por tu misericordia.
Sácame, Señor, de la trampa que me han tendido,
porque tú eres mi amparo.
En tus manos encomiendo mi espíritu:
y tú, mi Dios leal, me librarás.
R. Sálvame, Señor, por tu misericordia.
Oigo las burlas de la gente,
y todo me da miedo;
se conjuran contra mí
y tratan de quitarme la vida.
R. Sálvame, Señor, por tu misericordia.
Pero yo, Señor, en ti confío.
Tú eres mi Dios
Y en tus manos está mi destino.
Líbrame de los enemigos que me persiguen.
R. Sálvame, Señor, por tu misericordia.

Aclamación antes del Evangelio

Jn 8, 12

R. Honor y gloria a ti, Señor Jesús.
Yo soy la luz del mundo, dice el Señor;
el que me sigue tendrá la luz de la vida.
R. Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

Evangelio

Mt 20, 17-28

En aquel tiempo, mientras iba de camino a Jerusalén, Jesús llamó aparte a los Doce y les dijo: “Ya vamos camino de Jerusalén y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, que lo condenarán a muerte y lo entregarán a los paganos para que se burlen de él, lo azoten y lo crucifiquen; pero al tercer día, resucitará”.

Entonces se acercó a Jesús la madre de los hijos de Zebedeo, junto con ellos, y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: “¿Qué deseas?” Ella respondió: “Concédeme que estos dos hijos míos se sienten, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda, en tu Reino”. Pero Jesús replicó: “No saben ustedes lo que piden. ¿Podrán beber el cáliz que yo he de beber?” Ellos contestaron: “Sí podemos”. Y él les dijo: “Beberán mi cáliz; pero eso de sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; es para quien mi Padre lo tiene reservado”.

Al oír aquello, los otros diez discípulos se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús los llamó y les dijo: “Ya saben que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. Que no sea así entre ustedes. El que quiera ser grande entre ustedes, que sea el que los sirva, y el que quiera ser primero, que sea su esclavo; así como el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar la vida por la redención de todos”.

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 15 de marzo 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

2022Los primero ministros de Republica Checa, Eslovenia y Polonia se dirigen a la capital de Ucrania para mostrar su apoyo total a Zelenski.
China niega  haber recibido petición de ayuda de parte de Rusia.
El conflicto de los niños nacidos en vientres de alquiler que se encuentra en medio de la guerra.
Rusia ve afectado comercio y económia a cada día que la guerra se extiende.
Irrumpen en propiedades de oligarcas e inclusive un yerno de Putin en Francia e Inglaterra.

Los males de Dios – Evangelio Domingo 20 de marzo

En la palabra de Dios vamos a descubrir a un Dios lleno de amor, lleno de oportunidades, como es el caso del evangelio de hoy. Donde nos va a presentar por un lado a las personas que creen que de los accidentes, las calamidades, los terremotos, las guerras la violencia, el secuestro, los tsunamis, las erupciones de los volcanes, las desapariciones. Todas las tragedias se las queremos adjudicar a Dios y entonces convertimos a Dios como el causante de todo el mal. Será dios el causante de tanta tragedia de tanta desgracia? o serán nuestros pecados que va a acarrear la ira de dios?

Bueno, hoy el evangelio nos va a presentar una respuesta clara y concisa ante esta incógnita humana. Dios no esta detrás del mal, entonces si Dios no está detrás del mal todavía hay tiempo para meditar para reflexionar y sobre todo para arrepentirnos tal y como lo manifiesta el evangelio que vamos a escuchar que está tomado del capítulo 13 del evangelio de judas de Lucas capítulo 13 del 1 al 9 .

Para seguir conociendo mas sobre esta homilía lo invitamos a escuchar nuestro podcast.

Primera Lectura

Ex 3, 1-8a. 13-15

En aquellos días, Moisés pastoreaba el rebaño de su suegro, Jetró, sacerdote de Madián. En cierta ocasión llevó el rebaño más allá del desierto, hasta el Horeb, el monte de Dios, y el Señor se le apareció en una llama que salía de un zarzal. Moisés observó con gran asombro que la zarza ardía sin consumirse y se dijo: “Voy a ver de cerca esa cosa tan extraña, por qué la zarza no se quema”.

Viendo el Señor que Moisés se había desviado para mirar, lo llamó desde la zarza: “¡Moisés, Moisés!” Él respondió: “Aquí estoy”. Le dijo Dios: “¡No te acerques! Quítate las sandalias, porque el lugar que pisas es tierra sagrada”. Y añadió: “Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob”.

Entonces Moisés se tapó la cara, porque tuvo miedo de mirar a Dios. Pero el Señor le dijo: “He visto la opresión de mi pueblo en Egipto, he oído sus quejas contra los opresores y conozco bien sus sufrimientos. He descendido para librar a mi pueblo de la opresión de los egipcios, para sacarlo de aquellas tierras y llevarlo a una tierra buena y espaciosa, una tierra que mana leche y miel”.

Moisés le dijo a Dios: “Está bien. Me presentaré a los hijos de Israel y les diré: ‘El Dios de sus padres me envía a ustedes’; pero cuando me pregunten cuál es su nombre, ¿qué les voy a responder?”

Dios le contestó a Moisés: “Mi nombre es Yo-soy”; y añadió: “Esto les dirás a los israelitas: ‘Yo-soy me envía a ustedes’. También les dirás: ‘El Señor, el Dios de sus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob, me envía a ustedes’. Éste es mi nombre para siempre. Con este nombre me han de recordar de generación en generación”.

Salmo Responsorial

R. (8a) El Señor es compasivo y misericordioso.
Bendice, al Señor, alma mía,
que todo mi ser bendiga su santo nombre.
Bendice, al Señor, alma mía,
y no te olvides de sus beneficios. R.
R. El Señor es compasivo y misericordioso.
El Señor perdona tus pecados
y cura tus enfermedades;
él rescata tu vida del sepulcro
y te colma de amor y de ternura. R.
R. El Señor es compasivo y misericordioso.
El Señor hace justicia
y de la razón al oprimido.
A Moisés le mostró su bondad
y sus prodigios al pueblo de Israel. R.
R. El Señor es compasivo y misericordioso.
El Señor es compasivo y misericordioso,
lento para enojarse y generoso para perdonar.
Como desde la tierra hasta el cielo,
así es de grande su misericordia. R.
R. El Señor es compasivo y misericordioso.

Segunda Lectura

1 Cor 10, 1-6. 10-12

Hermanos: No quiero que olviden que en el desierto nuestros padres estuvieron todos bajo la nube, todos cruzaron el Mar Rojo y todos se sometieron a Moisés, por una especie de bautismo en la nube y en el mar. Todos comieron el mismo alimento milagroso y todos bebieron de la misma bebida espiritual, porque bebían de una roca espiritual que los acompañaba, y la roca era Cristo. Sin embargo, la mayoría de ellos desagradaron a Dios y murieron en el desierto.

Todo esto sucedió como advertencia para nosotros, a fin de que no codiciemos cosas malas como ellos lo hicieron. No murmuren ustedes como algunos de ellos murmuraron y perecieron a manos del ángel exterminador. Todas estas cosas les sucedieron a nuestros antepasados como un ejemplo para nosotros y fueron puestas en las Escrituras como advertencia para los que vivimos en los últimos tiempos. Así pues, el que crea estar firme, tenga cuidado de no caer.

Evangelio

En aquel tiempo, algunos hombres fueron a ver a Jesús y le contaron que Pilato había mandado matar a unos galileos, mientras estaban ofreciendo sus sacrificios. Jesús les hizo este comentario: “¿Piensan ustedes que aquellos galileos, porque les sucedió esto, eran más pecadores que todos los demás galileos? Ciertamente que no; y si ustedes no se arrepienten, perecerán de manera semejante. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿piensan acaso que eran más culpables que todos los demás habitantes de Jerusalén? Ciertamente que no; y si ustedes no se arrepienten, perecerán de manera semejante”.

Entonces les dijo esta parábola: “Un hombre tenía una higuera plantada en su viñedo; fue a buscar higos y no los encontró. Dijo entonces al viñador: ‘Mira, durante tres años seguidos he venido a buscar higos en esta higuera y no los he encontrado. Córtala. ¿Para qué ocupa la tierra inútilmente?’ El viñador le contestó: ‘Señor, déjala todavía este año; voy a aflojar la tierra alrededor y a echarle abono, para ver si da fruto. Si no, el año que viene la cortaré’ ”.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 15 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 15 de Marzo del 2022

Martes de la II semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Is 1, 10. 16-20

Oigan la palabra del Señor, príncipes de Sodoma;
escucha la enseñanza de nuestro Dios, pueblo de Gomorra:
“Lávense y purifíquense;
aparten de mi vista sus malas acciones.
Dejen de hacer el mal, aprendan a hacer el bien,
busquen la justicia, auxilien al oprimido,
defiendan los derechos del huérfano
y la causa de la viuda.

Vengan, pues, y discutamos, dice el Señor.
Aunque sus pecados sean rojos como la sangre,
quedarán blancos como la nieve.
Aunque sean encendidos como la púrpura,
vendrán a ser como blanca lana.
Si son ustedes dóciles y obedecen,
comerán los frutos de la tierra.
Pero si se obstinan en la rebeldía,
la espada los devorará”.
 

Salmo Responsorial

Salmo 49, 8-9. 16bc-17. 21 y 23

R. (23b) Muéstranos, Señor, el camino de la salvación.
No voy a reclamarte sacrificios, dice el Señor,
pues siempre están ante mí tus holocaustos.
Pero ya no aceptaré un becerro de tu casa,
ni cabritos de tus rebaños.
R. Muéstranos, Señor, el camino de la salvación.
¿Por qué citas mis preceptos
y hablas a toda hora de mi pacto,
tú que detestas la obediencia
y echas en saco roto mis mandatos?
R. Muéstranos, Señor, el camino de la salvación.
Tú haces esto, ¿y yo tengo que callarme?
¿Crees acaso que yo soy como tú?
No, yo te reprenderé y te echaré en cara tus pecados.
Quien las gracias me da, ése me honra
y yo salvaré al que cumple mi voluntad.
R. Muéstranos, Señor, el camino de la salvación

Evangelio

Mt 23, 1-12

En aquel tiempo, Jesús dijo a las multitudes y a sus discípulos:
“En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y fariseos. Hagan, pues, todo lo que les digan, pero no imiten sus obras, porque dicen una cosa y hacen otra. Hacen fardos muy pesados y difíciles de llevar y los echan sobre las espaldas de los hombres, pero ellos ni con el dedo los quieren mover. Todo lo hacen para que los vea la gente. Ensanchan las filacterias y las franjas del manto; les agrada ocupar los primeros lugares en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; les gusta que los saluden en las plazas y que la gente los llame ‘maestros’.

Ustedes, en cambio, no dejen que los llamen ‘maestros’, porque no tienen más que un Maestro y todos ustedes son hermanos. A ningún hombre sobre la tierra lo llamen ‘padre’, porque el Padre de ustedes es sólo el Padre celestial. No se dejen llamar ‘guías’, porque el guía de ustedes es solamente Cristo. Que el mayor de entre ustedes sea su servidor, porque el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido”.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 14 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 14 de Marzo del 2022

Lunes de la II semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Dn 9, 4-10

En aquellos días, imploré al Señor, mi Dios, y le hice esta confesión: “Señor Dios, grande y temible, que guardas la alianza y el amor a los que te aman y observan tus mandamientos. Nosotros hemos pecado, hemos cometido iniquidades, hemos sido malos, nos hemos rebelado y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus normas. No hemos hecho caso a los profetas, tus siervos, que hablaban a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo.

Tuya es, Señor, la justicia, y nuestra la vergüenza en el rostro, que ahora soportan los hombres de Judá, los habitantes de Jerusalén y de todo Israel, próximos y lejanos, en todos los países donde tú los dispersaste, a causa de las infidelidades que cometieron contra ti.

Señor, la vergüenza es nuestra, de nuestros reyes, de nuestros príncipes y de nuestros padres, porque hemos pecado contra ti. De nuestro Dios, en cambio, es el tener misericordia y perdonar, aunque nos hemos rebelado contra él, y al no seguir las leyes que él nos había dado por medio de sus siervos, los profetas, no hemos obedecido su voz”.

Salmo Responsorial

Salmo 78

R. (Sal 102, 10a) No nos trates, Señor, como merecen nuestros pecados.
No recuerdes, Señor, contra nosotros
las culpas de nuestros padres.
Que tu amor venga pronto a socorrernos,
porque estamos totalmente abatidos.
R. No nos trates, Señor, como merecen nuestros pecados.
Para que sepan quién eres,
socórrenos, Dios y salvador nuestro.
Para que sepan quién eres,
sálvanos y perdona nuestros pecados.
R. No nos trates, Señor, como merecen nuestros pecados.
Que lleguen hasta ti los gemidos del cautivo;
con tu brazo poderoso salva a los condenados a muerte.
Y nosotros, pueblo tuyo y ovejas de tu rebaño,
te daremos gracias siempre,
y de generación en generación te alabaremos.
R. No nos trates, Señor, como merecen nuestros pecados.

Evangelio

Lc 6, 36-38

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Sean misericordiosos, como su Padre es misericordioso. No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados.

Den y se les dará: recibirán una medida buena, bien sacudida, apretada y rebosante en los pliegues de su túnica. Porque con la misma medida con que midan, serán medidos”.

domingo de cuaresma reflexion

2do Domingo de Cuaresma / 2nd Sunday of Lent

¿Has visto la película “Bridge of Spies” (Puente de Espías)? Desde el momento que se conocen James Donovan (el abogado) sé queda intrigado por la paz y calma de su cliente. Su cliente no parece nervioso, preocupado, o con miedo a pesar de su complicada y seria situación legal. Esto deja a Donovan con la curiosidad de preguntarle, “¿No tienes miedo?” Abel, el espía ruso, calmadamente le contesta, “¿Me ayudaría si lo estuviera?” James Donovan le hace la misma pregunta justo antes de hacer el intercambio de prisioneros en el puente y Abel le da la misma respuesta, “¿Me ayudaría si lo estuviera?” Si resumo la actitud del autor del Salmo 26 de este domingo sería la siguiente: “¿Me ayudaría vivir con miedo o vivir atemorizado?” “El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es la defensa de mi vida, ¿Quién me hará temblar?” San Pablo llega a la misma conclusión en Romanos 8:31, “Si Dios está con nosotros, ¿Quién estará contra nosotros?” Esta calma y paz no ignora la realidad de las pruebas y tribulaciones del presente o futuro, sino que construye sobre la relación de fe y confianza con el Dios que en amor nos crea, en amor nos sostiene y en amor nos llama.

A nivel práctico, aceptar vivir con miedo o atemorizado no es vida. El miedo tiende a paralizarnos; nos ciega y nos priva de pensar claramente. El miedo distorsiona la realidad y crea monstruos de aquellos que tememos o de aquellos que no están de acuerdo con nosotros. El miedo tiende a sacar lo peor de nosotros y de esperar lo peor de otros. A veces es difícil describir la paz y calma de aquellos que enfrentan tremendos retos y tribulaciones en la vida. No significa que ignoren el miedo, todo lo contrario, a pesar del miedo y con miedo ven más allá del miedo, al Señor que “es mi luz y mi salvación.”

Parece haber rasgos comunes en aquellos que enfrentan grandes retos en la vida con calma y paz. Nunca se sienten que combaten la buena lucha solos; se sienten parte de algo más grande que ellos mismos. Nunca se ven como víctimas; siempre apuntan hacia algo o alguien como inspiración, guía o fin. Ven y viven sus vidas en relación con algo más grande que ellos mismos (Dios); en relación con otros y con toda la creación. Esto es lo que el autor del Salmo 26, Jesús, Pablo y tantos otros nos manifiestan al enfrentar retos y tribulaciones por medio de su relación con Dios. “Espero gozar de la dicha del Señor en el país de la vida. Espera en el Señor, sé valiente, ten ánimo, espera en el Señor.” ¿Te ayuda en algo vivir atemorizado o con miedo? Trae tus miedos y temores al Señor; habla con Él, pero después pon tu mirada y confianza en el Señor y no el miedo.

????????


????

domingo de cuaresma reflexion

Have you seen the movie “Bridge of Spies”? From the very beginning James Donovan (the lawyer) is intrigued by the calm demeanor of his client. He is not nervous, worried, nor afraid at the serious legal predicament he finds himself in. This prompts this question from Donovan, “Aren’t you afraid?” Abel, the Russian spy, calmly responds, “Would it help if I was?” James Donovan asked him the same question just before the prisoner exchange on the bridge and Abel gave him the same answer, “Would it help if I was?” If I was to summarize the attitude of the author of Psalm 27 this Sunday it would be this, “Would it help me if I was afraid or if I lived in fear?” “The Lord is my light and my salvation; whom should I fear? The Lord is my life’s refuge; of whom should I be afraid?” St. Paul comes to the same conclusion in Roman’s 8:31, “If God is for us, who can be against us!” This calm demeanor does not ignore the realities of present or future trials and tribulations, but rather it is grounded on the relationship of faith and trust with the God that in love creates us, in love sustains us and in love calls me to Himself.

At the practical level, to allow ourselves to live in fear is no life at all. Fear tends to paralyze us; it blinds and prevents us from thinking clearly. Fear has a tremendous capacity to distort reality and to create monsters of those whom we fear or disagree with us. Fear can also bring out the worst in us and expect the worst of others. It is difficult to find words to describe the source of peace and calm of those who stand before tremendous challenges in life. It is not that they are without fear, but rather, in spite of fear, they look beyond it to the Lord who “is my light and my salvation.”

There seems to be some common traits in people with this calm demeanor in life. They never see themselves as fighting the good fight on their own; they see themselves as part of something bigger than themselves. They do not see themselves as victims; they always point to something or someone other than themselves as their inspiration, guide and goal. They see and live their lives in relationship with something bigger than themselves (God); in relationship with others and with all creation. This is what the author of Psalm 27, Jesus, Paul and countless others witness to us as they face their trials and tribulations through their relationship with God. “I believe that I shall see the bounty of the Lord in the land of the living. Wait for the Lord with courage; be strong, and wait for the Lord.” Does it help you at all to be afraid or to live in fear? Bring your fears before the Lord; talk to Him about them, but then keep your eyes on Him and not on fear.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 11 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 11 de Marzo del 2022

Viernes de la I semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Reading IPrimera Lectura

Ez 18, 21-28

Esto dice el Señor: “Si el pecador se arrepiente de los pecados cometidos, guarda mis preceptos y practica la rectitud y la justicia, ciertamente vivirá y no morirá; no me acordaré de los delitos que cometió; vivirá a causa de la justicia que practicó. ¿Acaso quiero yo la muerte del pecador, dice el Señor, y no más bien que enmiende su conducta y viva?

Si el justo se aparta de su justicia y comete maldad, no se recordará la justicia que hizo. Por la iniquidad que perpetró, por el pecado que cometió, morirá. Y si dice: ‘No es justo el proceder del Señor’, escucha, casa de Israel: ¿Conque es injusto mi proceder? ¿No es más bien el proceder de ustedes el injusto?

Cuando el justo se aparta de su justicia, comete la maldad y muere; muere por la maldad que cometió. Cuando el pecador se arrepiente del mal que hizo y practica la rectitud y la justicia, él mismo salva su vida. Si recapacita y se aparta de los delitos cometidos, ciertamente vivirá y no morirá”.
 

Salmo Responsorial

Salmo 129, 1-2. 3-4ab. 4c-6. 7-8

R. (3) Perdónanos, Señor, y viviremos.
Desde el abismo de mis pecados clamo a ti;
Señor, escucha mi clamor;
que estén atentos tus oídos
a mi voz suplicante.
R. Perdónanos, Señor, y viviremos.
Si conservaras el recuerdo de las culpas,
¿quién habría, Señor, que se salvara?
Pero de ti procede el perdón,
por eso con amor te veneramos.
R. Perdónanos, Señor, y viviremos.
Confío en el Señor,
mi alma espera y confía en su palabra;
mi alma aguarda al Señor,
mucho más que la aurora el centinela.
R. Perdónanos, Señor, y viviremos.
Como aguarda a la aurora el centinela,
Aguarde Israel al Señor,
porque del Señor viene la misericordia
y la abundancia de la redención,
y él redimirá a su pueblo
de todas sus iniquidades.
R. Perdónanos, Señor, y viviremos.

Evangelio

Mt 5, 20-26

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Les aseguro que si su justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, ciertamente no entrarán ustedes en el Reino de los cielos.

Han oído que se dijo a los antiguos: No matarás y el que mate será llevado ante el tribunal. Pero yo les digo: Todo el que se enoje con su hermano, será llevado también ante el tribunal; el que insulte a su hermano, será llevado ante el tribunal supremo, y el que lo desprecie, será llevado al fuego del lugar de castigo.

Por lo tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda junto al altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve luego a presentar tu ofrenda.

Arréglate pronto con tu adversario, mientras vas con él por el camino; no sea que te entregue al juez, el juez al policía y te metan a la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo”.

Contaminación mental

Muchas veces el ser humano se enfoca en la ambientación ambiental, del agua, del aire, etc pero pocas veces nos enfocamos en la contaminación de la mente y el cuerpo, un tema muy importante porque de esa contaminación es como nosotros nos vamos relacionando día con día en nuestro espacio de trabajo, familiar y social.

¿Que pasa cuando nuestros pensamientos están contaminados?

Cuando no sabemos que nuestra mente está contaminada no nos damos cuenta que un pensamiento crea una emoción y esa emoción tiene una acción. Si nuestros pensamientos son negativos nosotros vamos a reaccionar con acciones negativas, actitudes negativas hacia las personas que nos rodean.

En algún momento nosotros creemos que lo que pensamos está bien, pensamos que lo que nuestra mente está teniendo es la verdad, que tenemos la razón. A veces pensamos que la gente nos hace cosas, o que en el pasado tuvimos ciertos pensamientos que seguimos arrastrando y no nos damos cuenta que esas emociones las reflejamos hacia los demás.

No nos damos cuenta como un pensamiento fluye dentro de nuestro cuerpo y lo que es capaz de hacer ese pensamiento. Un pensamiento es como una visita que viene y se va, no podemos verlo pero se apodera de nuestro cuerpo, genera emociones, hacemos historias, creamos una película dentro de nuestra mente y tenemos una acción que es la consecuencia de todo esto.

¿Cómo podemos identificar si nuestra mente está contaminada?

Por ejemplo con la situación actual nuestra mente se contamina con pensamientos de terror, de peligro, de miedo, y no nos damos cuenta como estamos creando emociones de pánico, emociones que nos ponen en un lugar de sufrimiento y angustia.

Así salimos a trabajar, a relacionarnos y no nos damos cuenta en que vibración vamos caminando en la vida, es como si tuvieramos la marca roja en la mano; donde vamos y tocamos se va a contaminar. Ese comportamiento no es conciente.

Los pensamientos contaminados los puedes identificar con estos puntos:

  • Cuando pensamos y creemos que sabemos todo y que tenemos la razón. Desde ese momento nuestra mente se cierra y no permite entrar nuevas ideas o ver claro.
  • Cuando creemos que sabemos lo que piensan las otras personas. Cuando pasa eso me privo de conocer a la otra persona en realidad.
  • Sentirnos el centro de atención. Queremos sobresalir sobre los demás.
  • Sentir que el exterior nos controla. Sentimos que las demas personas nos van a controlar nuestra forma de ser, empiezas a cambiar para agradar a los demás.
  • Cuando queremos influir en otros juicios. Querer influir en otras personas eso que yo creo.

¿Qué puedo hacer para limpiar la contaminación mental?

Si identificaste alguno de los puntos anteriores en tu mente, hay una forma para librarnos de esa contaminación y es tomar en cuenta lo siguiente:

No creer que para ser feliz necesito agradar a los otros o tener que hacer ciertas cosas para que me vean bien y me acepten.

No necesitas hacer nada, simplemente lo que a ti te hace sentir bien.

No necesariamente necesitamos la aprobación de los demás, no podemos estar esperando la aprobación de afuera.

No es necesario demostrar a la gente que sabes.

Creer que hay gente mala que tiene que pagar.

Las cosas no siempre van a salir como tu quieres.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 10 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 10 de Marzo del 2022

Jueves de la I semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Es 4

En aquellos días, la reina Ester, ante el mortal peligro que amenazaba a su pueblo, buscó refugio en el Señor y se postró en tierra con sus esclavas, desde la mañana hasta el atardecer. Entonces suplicó al Señor, diciendo:

“Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob, ¡bendito seas! Protégeme, porque estoy sola y no tengo más defensor que tú, Señor, y voy a jugarme la vida.

Señor, yo sé, por los libros que nos dejaron nuestros padres, que tú siempre salvas a los que te son fieles. Ayúdame ahora a mí, porque no tengo a nadie más que a ti, Señor y Dios mío.

Ayúdame, Señor, pues estoy desamparada. Pon en mis labios palabras acertadas cuando esté en presencia del león y haz que yo le agrade, para que su corazón se vuelva en contra de nuestro enemigo, para ruina de éste y de sus cómplices.

Con tu poder, Señor, líbranos de nuestros enemigos. Convierte nuestro llanto en alegría y haz que nuestros sufrimientos nos obtengan la vida”.

Salmo Responsorial

Salmo 137

R. (3a) De todo corazón te damos gracias, Señor.
De todo corazón te damos gracias,
Señor, porque escuchaste nuestros ruegos.
Te cantaremos delante de los ángeles
te adoraremos en tu templo.
R. De todo corazón te damos gracias, Señor.
Señor, te damos gracias
por su lealtad y por tu amor:
siempre que te invocamos nos oíste
y nos llenaste de valor.
R. De todo corazón te damos gracias, Señor.
Que todos los reyes de la tierra te reconozcan,
al escuchar tus prodigios.
Que alaben tus caminos,
porque tu gloria es inmensa.
R. De todo corazón te damos gracias, Señor.
Tu mano, Señor, nos pondrá a salvo,
Y así concluirás en nosotros tu obra.
Señor, tu amor perdura eternamente;
obra tuya soy, no me abandones.
R. De todo corazón te damos gracias, Señor.

Evangelio

Mt 7, 7-12

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; toquen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que toca, se le abre.

¿Hay acaso entre ustedes alguno que le dé una piedra a su hijo, si éste le pide pan? Y si le pide pescado, ¿le dará una serpiente? Si ustedes, a pesar de ser malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, con cuánta mayor razón el Padre, que está en los cielos, dará cosas buenas a quienes se las pidan.

Traten a los demás como quieren que ellos los traten a ustedes. En esto se resumen la ley y los profetas”.

Me transfiguro – Evangelio domingo 13 de Marzo

Evangelio del día 13 de marzo del 2022 Segundo domingo de cuaresma:

Primera Lectura:

Gen 15, 5-12. 17-18

En aquellos días, Dios sacó a Abram de su casa y le dijo: “Mira el cielo y cuenta las estrellas, si puedes”. Luego añadió: “Así será tu descendencia”.

Abram creyó lo que el Señor le decía y, por esa fe, el Señor lo tuvo por justo. Entonces le dijo: “Yo soy el Señor, el que te sacó de Ur, ciudad de los caldeos, para entregarte en posesión esta tierra”. Abram replicó: “Señor Dios, ¿cómo sabré que voy a poseerla?” Dios le dijo: “Tráeme una ternera, una cabra y un carnero, todos de tres años; una tórtola y un pichón”.

Tomó Abram aquellos animales, los partió por la mitad y puso las mitades una enfrente de la otra, pero no partió las aves. Pronto comenzaron los buitres a descender sobre los cadáveres y Abram los ahuyentaba.

Estando ya para ponerse el sol, Abram cayó en un profundo letargo, y un terror intenso y misterioso se apoderó de él. Cuando se puso el sol, hubo densa oscuridad y sucedió que un brasero humeante y una antorcha encendida, pasaron por entre aquellos animales partidos.

De esta manera hizo el Señor, aquel día, una alianza con Abram, diciendo:

“A tus descendientes doy esta tierra,
desde el río de Egipto
hasta el gran río Éufrates’’.

Salmo Responsorial

Salmo 26, 1. 7-8a. 8b-9abc. 13-14

R. (1a) El Señor es mi luz y mi salvación.
El Señor es mi luz y mi salvación,
¿a quién voy a tenerle miedo?
 El Señor es la defensa de mi vida,
¿quién podrá hacerme temblar? R.
R. El Señor es mi luz y mi salvación.
Oye, Señor, mi voz y mis clamores
y tenme compasión;
el corazón me dice que te busque
y buscándote estoy. R.
R. El Señor es mi luz y mi salvación.
No rechaces con cólera a tu siervo,
tú eres mi único auxilio;
no me abandones ni me dejes solo,
Dios y salvador mío. R.
R. El Señor es mi luz y mi salvación.
La bondad del Señor espero ver
en esta misma vida.
Armate de valor y fortaleza
y en el Señor confía. R.
R. El Señor es mi luz y mi salvación.

Segunda Lectura

Fil 3, 17–4, 1

Hermanos: Sean todos ustedes imitadores míos y observen la conducta de aquellos que siguen el ejemplo que les he dado a ustedes. Porque, como muchas veces se lo he dicho a ustedes, y ahora se lo repito llorando, hay muchos que viven como enemigos de la cruz de Cristo. Esos tales acabarán en la perdición, porque su dios es el vientre, se enorgullecen de lo que deberían avergonzarse y sólo piensan en cosas de la tierra.

Nosotros, en cambio, somos ciudadanos del cielo, de donde esperamos que venga nuestro Salvador, Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo miserable en un cuerpo glorioso, semejante al suyo, en virtud del poder que tiene para someter a su dominio todas las cosas.

Hermanos míos, a quienes tanto quiero y extraño: ustedes, hermanos míos amadísimos, que son mi alegría y mi corona, manténganse fieles al Señor.

Evangelio:

Lc 9, 28b-36

En aquel tiempo, Jesús se hizo acompañar de Pedro, Santiago y Juan, y subió a un monte para hacer oración. Mientras oraba, su rostro cambió de aspecto y sus vestiduras se hicieron blancas y relampagueantes. De pronto aparecieron conversando con él dos personajes, rodeados de esplendor: eran Moisés y Elías. Y hablaban de la muerte que le esperaba en Jerusalén.

Pedro y sus compañeros estaban rendidos de sueño; pero, despertándose, vieron la gloria de Jesús y de los que estaban con él. Cuando éstos se retiraban, Pedro le dijo a Jesús: “Maestro, sería bueno que nos quedáramos aquí y que hiciéramos tres chozas: una para ti, una para Moisés y otra para Elías”, sin saber lo que decía.

No había terminado de hablar, cuando se formó una nube que los cubrió; y ellos, al verse envueltos por la nube, se llenaron de miedo. De la nube salió una voz que decía: “Éste es mi Hijo, mi escogido; escúchenlo”. Cuando cesó la voz, se quedó Jesús solo.

Los discípulos guardaron silencio y por entonces no dijeron a nadie nada de lo que habían visto.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 9 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 9 de Marzo del 2022

Miércoles de la I semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Jn 3, 1-10

En aquellos días, el Señor volvió a hablar a Jonás y le dijo: “Levántate y vete a Nínive, la gran capital, para anunciar ahí el mensaje que te voy a indicar”.

Se levantó Jonás y se fue a Nínive, como le había mandado el Señor. Nínive era una ciudad enorme: hacían falta tres días para recorrerla. Jonás caminó por la ciudad durante un día, pregonando: “Dentro de cuarenta días Nínive será destruida”.

Los ninivitas creyeron en Dios, ordenaron un ayuno y se vistieron de sayal, grandes y pequeños. Llegó la noticia al rey de Nínive, que se levantó del trono, se quitó el manto, se vistió de sayal, se sentó sobre ceniza y en nombre suyo y de sus ministros, mandó proclamar en Nínive el siguiente decreto: “Que hombres y animales, vacas y ovejas, no prueben bocado, que no pasten ni beban; que todos se vistan de sayal e invoquen con fervor a Dios y que cada uno se arrepienta de su mala vida y deje de cometer injusticias. Quizá Dios se arrepienta y nos perdone, aplaque el incendio de su ira y así no moriremos”.

Cuando Dios vio sus obras y cómo se convertían de su mala vida, cambió de parecer y no les mandó el castigo que había determinado imponerles.

Salmo Responsorial

Salmo 50

R. (19b) A un corazón contrito, Señor, no lo desprecias.
Por tu inmensa compasión y misericordia,
Señor, apiádate de mí y olvida mis ofensas.
Lávame bien de todos mis delitos,
y purifícame de mis pecados.
R. A un corazón contrito, Señor, no lo desprecias.
Crea en mí, Señor, un corazón puro,
un espíritu nuevo para cumplir tus mandamientos.
No me arrojes, Señor, lejos de ti,
ni retires de mí tu santo espíritu.
R. A un corazón contrito, Señor, no lo desprecias.
Tú, Señor, no te complaces en los sacrificios
y si te ofreciera un holocausto, no te agradaría.
Un corazón contrito te presento,
y a un corazón contrito, tú nunca lo desprecias.
R. A un corazón contrito, Señor, no lo desprecias.

Evangelio

Lc 11, 29-32

En aquel tiempo, la multitud se apiñaba alrededor de Jesús y comenzó a decirles: “La gente de este tiempo es una gente perversa. Pide una señal, pero no se le dará más señal que la de Jonás. Pues así como Jonás fue una señal para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para la gente de este tiempo.

Cuando sean juzgados los hombres de este tiempo, la reina del sur se levantará el día del juicio para condenarlos, porque ella vino desde los últimos rincones de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón.

Cuando sea juzgada la gente de este tiempo, los hombres de Nínive se levantarán el día del juicio para condenarla, porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás”.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 1 de Marzo del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 8 de Marzo del 2022

Martes de la I semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Is 55, 10-11

Esto dice el Señor:
“Como bajan del cielo la lluvia y la nieve
y no vuelven allá, sino después de empapar la tierra,
de fecundarla y hacerla germinar,
a fin de que dé semilla para sembrar y pan para comer,
así será la palabra que sale de mi boca:
no volverá a mí sin resultado,
sino que hará mi voluntad y cumplirá su misión”.

Salmo Responsorial

Salmo 33

R. (18b) El Señor libra al justo de todas sus angustias.
Proclamemos la grandeza del Señor,
y alabemos todos juntos su poder.
Cuando acudí al Señor, me hizo caso
y me libró de todos mis temores.
R. El Señor libra al justo de todas sus angustias.
Confía en el Señor y saltarás de gusto,
jamás te sentirás decepcionado,
porque el Señor escucha el clamor de los pobres,
y los libra de todas sus angustias.
R. El Señor libra al justo de todas sus angustias.
Los ojos del Señor cuidan al justo
y a su clamor están atentos sus oídos.
Contra el malvado, en cambio, está el Señor,
para borrar de la tierra su recuerdo.
R. El Señor libra al justo de todas sus angustias.
Escucha el Señor al hombre justo
y lo libra de todas sus congojas.
El Señor no está lejos de sus fieles,
Y levanta a las almas abatidas.
R. El Señor libra al justo de todas sus angustias.

Evangelio

Mt 6, 7-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Cuando ustedes hagan oración no hablen mucho, como los paganos, que se imaginan que a fuerza de mucho hablar, serán escuchados. No los imiten, porque el Padre sabe lo que les hace falta, antes de que se lo pidan. Ustedes, pues, oren así:

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga tu Reino,
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en tentación
y líbranos del mal.

Si ustedes perdonan las faltas a los hombres, también a ustedes los perdonará el Padre celestial. Pero si ustedes no perdonan a los hombres, tampoco el Padre les perdonará a ustedes sus faltas”.

1er Domingo de Cuaresma / 1st Sunday of Lent

¡Es tiempo de hacer limpieza! Es tiempo de desempolvar para ver lo que Dios ve y ama en nosotros; es tiempo de remover los obstáculos que nos previenen vivir en la libertad de los hijos/as de Dios; es tiempo de limpiar las ventanas de nuestro corazón para transmitir la luz de Cristo. Quizás te sientas desanimado/a al ver tantas cosas que tienen que cambiar en ti. ¡No desesperes, no te desanimes! Toma una o dos de estas cosas y enfócate en ellas con determinación. Imagina y visualiza como tu vida sería mejor con estos cambios; ahora piensa cuales son los obstáculos que te impiden realizar esto; y haz un plan realista que te mueva de donde estás ahora a donde tú necesitas ir. ¿Cómo encaja Dios y la cuaresma en esto?

La cuaresma es tiempo de regresar a Dios; es tiempo de sanar; es retomar nuestra dignidad e identidad que nos pertenece como hijos/as de Dios. La cuaresma es vivir la realidad fundamental de que eres amado, aceptado y bendecido por Dios ahora mismo, no porque te lo has ganado o porque lo mereces, sino simple y sencillamente porque Dios te lo ofrece en Cristo. “El Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse y crean en la Buena Nueva.” La cuaresma es nuestro retiro en preparación para celebrar la victoria que Dios ha ganado para nosotros en la resurrección de Cristo. ¿Cómo podemos llegar a la gran Pascua regocijados si solo nos hemos enfocado en nuestros pecados y no en el amor de Dios? A pesar de tu pobreza espiritual, eres amado/a; a pesar de tus pecados, eres amado/a. ¡Esta es la Buena Nueva! Arrepiéntete y cree, no por miedo al infierno; arrepiéntete y cree porque eres amado/a. Vivir con miedo, aún de Dios mismo, no es vida.

Lo esencial del cristianismo no es simplemente evitar o controlar el pecado. El corazón del cristianismo es el de vivir según los pilares fundamentales del amor, misericordia, compasión y justicia de Dios. Construye tu vida sobre estos pilares y el pecado se encargará de sí mismo. Pon tu energía, tiempo, y recursos al servicio del amor, misericordia y compasión; mira al otro como tu prójimo, tu hermano/a en Cristo, y el pecado se encargará de sí mismo. Gastamos tantas energías, tiempo y recursos en tratar de controlar el pecado que no nos queda energía para verdaderamente darle la oportunidad al amor, misericordia y compasión. ¡En esta cuaresma haz una opción radical por el amor, la misericordia, la compasión y la justicia de Dios; opta por vivir sin miedo! Y aun cuando el miedo te invada, ve más allá del miedo y pon tu confianza en la realidad de que Dios cree en ti, confía en ti y espera mucho de ti. ¡Has valer esta cuaresma! Dedica tus energías y tiempo a la práctica del amor, misericordia y compasión; no gastes tu tiempo en querer controlar el pecado. Cuando vives desde el amor, el pecado se encarga de sí mismo.Prueba lo!!

????????

????

It is time for Spring cleaning! It is time to dust ourselves off to see what God sees and loves in us; it is time to remove the obstacles of our lives that prevent us from living in the freedom of the children of God; it is time to clean the windows of our hearts to transmit the light of Christ. Perhaps when you look at yourself you may feel overwhelmed by the many challenges in your life. Well, do not lose heart, just take one or two things and focus on them. Imagine and visualize how your life could be different through those changes; now think what your obstacles are in getting you there, and then make a realistic plan for moving from where you are now to where you need to be. Where does God and lent fit in all this?

Lent is about returning to God; it is about healing; it is about retaking the dignity and identity that belong to us as sons and daughters of God. Lent is about living from the fundamental reality that you are loved, accepted and blessed by God right now; not because you have earned or deserved it, but simply because God offers it to you in and through Christ. “The Kingdom of God is at hand. Repent, and believe in the Good News” Lent is the time of retreat in preparation to celebrate the victory that God has won for us in the resurrection of Jesus Christ. How can we come to Easter rejoicing if we have only focused on our sinfulness and not on God’s love? Despite your spiritual poverty, you are loved; despite your sinfulness, you are loved! That is the Good News! Repent and believe, not because of the fear of going to hell; repent and believe because you are loved. To live in fear, even of God, is no life at all.

The essence of Christianity is not about the management or avoidance of sin. The heart of Christianity is about the management of love, mercy, compassion and justice of God. Build your life on these pillars and sin will take care of itself. Put the energy, time and resources in living out of love, mercy and compassion; in seeing the other as your neighbor, your brother and sister in Christ, and sin will take care of itself. We use so much energy, time, and resources in trying to manage sin that we have no time and energy to give love, mercy and compassion a chance. This Lenten season make a radical option for love, mercy, compassion and the justice of God and choose not to live in fear! And even when fear may strike you, look beyond it and put your trust in the fact that God believes in you, trusts in you, and hopes in you. Make this Lent count! Spend your energy and time in managing love, mercy and compassion, not wasting your time in managing sin. When you live out of love, sin takes care of itself.