3er Domingo de Pascua / 3rd Sunday of Easter

En el evangelio de hoy Jesús resucitado se le aparece a un pequeño grupo de sus discípulos, no en Jerusalén, sino en Galilea. El evangelio menciona a Pedro, Tomas, Nataniel, los hijos de Zebedeo y otros dos discípulos (7 en total). Pedro, el hombre de acción, decide ir a pescar y los otros deciden acompañarlo. ¿Regresaron a su antiguo oficio (algunos de ellos eran pescadores)? ¿Han abandonado el llamado al Reino de Dios? Jesús resucitado busca reunir a su pequeño rebaño que se encuentra asustado y confundido. Él ya se les ha aparecido un par de veces en Jerusalén, pero aún no comprenden. Pedro, en particular, necesita ser reconciliado y reafirmado en su llamado.

El evangelio dice, “aquella noche no pescaron nada.” Esto nos recuerda lo dicho por Jesús, “sin mí, no pueden hacer nada.” Otra vez, como en otra ocasión previa, Jesús les dice donde echar sus redes. Es en la obediencia a su voluntad y llamado cuando nuestros esfuerzos son fructíferos. El discípulo a quien Jesús amaba (¿Juan?) es el primero en reconocer que es el Señor, así como también fue el primero en creer al ver la tumba vacía. Pedro es el hombre de acción; Juan es el hombre que entiende, el contemplativo. Al igual que en el milagro de la multiplicación de los panes y peces, Jesús ahora también alimenta a su rebaño. El resucitado no les pide cuentas del porqué lo negaron y abandonaron. El viene a ellos en paz y mansedumbre, pero también firme en su determinación, algo de lo cual Pedro muy pronto se enterará. Viene a reconciliarlos; viene a alimentarlos; viene a reunir a su rebaño y a regresarlos al llamado del Reino.

Pedro negó a Jesús tres veces públicamente; ahora Pedro tiene que profesar su amor por Jesús en público tres veces. ¿Es la intención de Jesús poner en vergüenza a Pedro al preguntarle tres veces si lo ama? Es muy probable que Pedro sintiera vergüenza, remordimiento y culpabilidad al ser cuestionado por Jesús de esta manera en frente de los otros discípulos. No creo que fuera la intención de Jesús de humillar a Pedro, pero desea saber si Pedro está dispuesto a regresar a su llamado del Reino. Pedro juró no abandonar a Jesús, aun cuando los otros lo hicieran, y que daría su vida por Jesús. Pedro nos recuerda a todos que aún en nuestros mejores momentos fracasaremos. Sin embargo, aun cuando fracasemos esto no es excusa para alejarnos de Dios; todo lo contrario, es en el fracaso y caídas cuando mejor reconocemos nuestra necesidad de Dios. El otro punto clave de este diálogo entre el resucitado y Pedro es la conexión que hace entre el amor a Dios y el amor al prójimo. Así como dice la primera carta de Juan, “pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve.” (4:20). El resucitado nos hace ver claramente que el amor a Dios nos pone al servicio del prójimo. La relación con Dios nos compromete con el prójimo.

????

????????

In today’s gospel we have the risen Lord appearing to a small group of his disciples not in Jerusalem, but in Galilee. The gospel mentions Peter, Thomas, Nathanael, Zebedee’s sons and two others (total of 7). Peter, the man of action, wants to go fishing and the others follow. Did they return to their former way of life (some of them were fishermen)? Have they abandoned the Kingdom call? The risen Lord is regrouping his scared and confused flock. He has already appeared to them a couple of times in Jerusalem, but they still do not understand. Peter in particular needs to be reconciled and reaffirmed.

The gospel says, “That night they caught nothing.” It brings to mind what Jesus said: “without me you can do nothing.” Once again, as in a previous time, Jesus tells them where to cast their nets. It is by his command and in following his call that our efforts become fruitful. The disciple whom Jesus loved (John?) is the first to recognize that it is the Lord, as in the empty tomb he is the first to believe. Peter is the man of action; John is the man of understanding, the contemplative. As in the miracle of feeding of the crowds, here too Jesus feeds his flock. The risen Lord does not appear in a hostile and recriminating manner demanding to know why they abandoned and denied him. He comes to them in a gentle, peaceful, and yet firm way, as Peter will soon find out. He comes to reconcile them; he comes to feed them; he comes to return them to the Kingdom call.

Peter denied Jesus three times in public; now Peter must profess his love for Jesus in public three times. Is Jesus shaming Peter by asking three times if he loved him? Most probably Peter did feel shame, guilt and embarrassment at being asked the same question three times in front of the others. Jesus’ intention was not to shame Peter, but rather to know whether Peter was ready and willing to return to his Kingdom call. Peter professed that even if the others abandoned Jesus, he (Peter) would not abandon him; that he would die for Jesus. Peter should be a good reminder to all of us that even at our strongest we will falter. Yet, even failure and weakness are not excuses to stay away from God, for it is through failure and weakness that we learn most clearly our need for God. The other key point in this dialogue between the risen Lord and Peter is the connection made between loving God and caring for others (God’s flock). As the letter of 1 John says, “For whoever does not love their brother and sister, whom they have seen, cannot love God, whom they have not seen.” (4:20) The risen Lord makes it very clear that loving God is intimately connected with serving and caring for our brothers and sisters. The relationship with God places us in relationship with others.

Noticiero Católico

Noticiero Católico 29 de abril 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Finlandia vive tensa situación ante su busqueda por la entrada a la OTAN. Más del 60% de los finlandeses están de acuerdo con su anexión a la OTAN.
aRusos bombardean Kiev en plena visita del secretario gene­ral de la ONU, António Guterres.
Solo en Bucha se identifican más de 8 mil crimenes de guerra en Ucrania.
¿Sabía ustede que las palomitas de microondas pueden llegar a ser cancerigenas? Rafa Salomón nos comparte la información publicada por la revista del Consumidor de México.
Andrea Saldaña nos presena su nuevo libro, Hasta su último día. Narrativa en Poesía.

Noticiero Católico

Noticiero Católico 28 de Abril 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

FDA estará analizandola vacuna Moderna para bebé de los 6 meses a niños de 6 años ¿Vas a vacunar a tus hijos?
Biden propone que el dinero confiscado a aoligarcas Rusos se utilice para la reconstrucción de Ucrania.
Comprar casa en Estados Unidos se convierte en misión imposible con taza de interes a la alta y pocas casas a la venta,e levando el precio entre un 5 a 10% por proiedad.

Rusia lanza advertencia sobre intromición de otros países en la guerra que libra ocn Ucrania.
¿Tuvida es un drama? escucha la conversación de la Psicoterapeuto Blanca Almeida. Únete a su grupo de Whatsapp. 
Si el drama domina tu vida, manda tu historia a mi WhatsApp +52 1 5536776838.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 28 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 28 de Abril del 2022

Jueves de la II semana de Pascu

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Hch 5, 27-33

En aquellos días, los guardias condujeron a los apóstoles ante el sanedrín, y el sumo sacerdote los reprendió, diciéndoles: “Les hemos prohibido enseñar en nombre de ese Jesús; sin embargo, ustedes han llenado a Jerusalén con sus enseñanzas y quieren hacernos responsables de la sangre de ese hombre”.

Pedro y los otros apóstoles replicaron: “Primero hay que obedecer a Dios y luego a los hombres. El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús, a quien ustedes dieron muerte colgándolo de la cruz. La mano de Dios lo exaltó y lo ha hecho jefe y Salvador, para dar a Israel la gracia de la conversión y el perdón de los pecados. Nosotros somos testigos de todo esto y también lo es el Espíritu Santo, que Dios ha dado a los que lo obedecen”.

Esta respuesta los exasperó y decidieron matarlos.
 

Salmo Responsorial

Salmo 33, 2 y 9. 17-18. 19-20

R. (7a) Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor. Aleluya.
Bendeciré al Señor a todas horas;
no cesará mi boca de alabarlo.
Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.
Dichoso el hombre que se refugia en él.
R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor. Aleluya.
En contra del malvado está el Señor
para borrar de la tierra su recuerdo;
escucha, en cambio, al hombre justo
y lo libra de todas sus angustias.
R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor. Aleluya.
El Señor no está lejos de sus fieles
y levanta a las almas abatidas.
Muchas tribulaciones pasa el justo,
pero de todas ellas Dios lo libra.
R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor. Aleluya.

Evangelio

Jn 3, 31-36

“El que viene de lo alto está por encima de todos; pero el que viene de la tierra pertenece a la tierra y habla de las cosas de la tierra. El que viene del cielo está por encima de todos. Da testimonio de lo que ha visto y oído, pero nadie acepta su testimonio. El que acepta su testimonio certifica que Dios es veraz. Aquel a quien Dios envió habla las palabras de Dios, porque Dios le ha concedido sin medida su Espíritu.

El Padre ama a su Hijo y todo lo ha puesto en sus manos. El que cree en el Hijo tiene vida eterna. Pero el que es rebelde al Hijo no verá la vida, porque la cólera divina perdura en contra de él’’.

Curso online: Cómo bajar recursos para una Non Profit y aprender a Dirigir Proyectos.

Este Curso organizado y dirigido por la organización Prisma de la Provincia General de los Misioneros Claretianos le dará las herramientas necesarias para aprender a bajar recursos de diversas organizaciones al igual que el conocimiento necesario sobre como valorar y llevar sus proyectos de trabajo.

El curso tiene una duración de 5 dīas y se impartirá en inglés e italiano a través de una plataforma virtual.

Para más información puede comunicarse al +39 3408809800 con Sr. Dorothy Ezeh DDL prisma.pmf@gmail.com

Visita la página www.prismacmf.org para mas información de otros cursos en español

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 27 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 27 de Abril del 2022

Miércoles de la II semana de Pascua

Primera Lectura

Hch 5, 17-26

En aquellos días, el sumo sacerdote y los de su partido, que eran los saduceos, llenos de ira contra los apóstoles, los mandaron aprehender y los metieron en la cárcel. Pero durante la noche, un ángel del Señor les abrió las puertas, los sacó de ahí y les dijo: “Vayan al templo y pónganse a enseñar al pueblo todo lo referente a esta nueva vida”. Para obedecer la orden, se fueron de madrugada al templo y ahí se pusieron a enseñar.

Cuando llegó el sumo sacerdote con los de su partido convocaron al sanedrín, es decir, a todo el senado de los hijos de Israel, y mandaron traer de la cárcel a los presos. Al llegar los guardias a la cárcel, no los hallaron y regresaron a informar: “Encontramos la cárcel bien cerrada y a los centinelas en sus puestos, pero al abrir no encontramos a nadie adentro”.

Al oír estas palabras, el jefe de la guardia del templo y los sumos sacerdotes se quedaron sin saber qué pensar; pero en ese momento llegó uno y les dijo: “Los hombres que habían metido en la cárcel están en el templo, enseñando al pueblo”.

Entonces el jefe de la guardia, con sus hombres, trajo a los apóstoles, pero sin violencia, porque temían ser apedreados por el pueblo.
 

Salmo Responsorial

Salmo 33

R. (7a) Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor, Aleluya.
Bendeciré al Señor a todas horas,
no cesará mi boca de alabarlo.
Yo me siento orgulloso del Señor,
que se alegre su pueblo al escucharlo.
R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor, Aleluya.
Proclamemos la grandeza del Señor
y alabemos todos juntos su poder.
Cuando acudí al Señor, me hizo caso
y me libró de todos mis temores.
R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor, Aleluya.
Confía en el Señor y saltarás de gusto,
jamás te sentirás decepcionado,
porque el Señor escucha el clamor de los pobres
y los libra de todas sus angustias.
R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor, Aleluya.
Junto a aquellos que temen al Señor
el ángel del Señor acampa y los protege.
Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.
Dichoso el hombre que se refugia en él.
R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor, Aleluya.

Evangelio

Jn 3, 16-21

“Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvara por él. El que cree en él no será condenado; pero el que no cree ya está condenado, por no haber creído en el Hijo único de Dios.

La causa de la condenación es ésta: habiendo venido la luz al mundo, los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas. Todo aquel que hace el mal, aborrece la luz y no se acerca a ella, para que sus obras no se descubran. En cambio, el que obra el bien conforme a la verdad, se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios’’.

Pan y peces para una comunidad hambrienta – Evangelio Domingo 1 de mayo

Que alegría compartir con ustedes la palabra de Dios, este domingo vamos a reflexionar acerca de aquellas pequeñas comunidades y como se van a ir formando entre sus miedos, entre sus temores. Estamos en el 3er domingo de Pascua y esta homilia es para el día 1ero de Mayo.

Es tiempo de celebrar, tiempo de darle gracias a Dios por la vida y el evangelio está tomado de Juan, un Evangelio muy bonito que a continuación vamos a comentar.

Primera Lectura

Hch 5, 27b-32. 40b-41

En aquellos días, el sumo sacerdote reprendió a los apóstoles y les dijo: “Les hemos prohibido enseñar en nombre de ese Jesús; sin embargo, ustedes han llenado a Jerusalén con sus enseñanzas y quieren hacernos responsables de la sangre de ese hombre”.

Pedro y los otros apóstoles replicaron: “Primero hay que obedecer a Dios y luego a los hombres. El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús, a quien ustedes dieron muerte colgándolo de la cruz. La mano de Dios lo exaltó y lo ha hecho jefe y Salvador, para dar a Israel la gracia de la conversión y el perdón de los pecados. Nosotros somos testigos de todo esto y también lo es el Espíritu Santo, que Dios ha dado a los que lo obedecen”.

Los miembros del sanedrín mandaron azotar a los apóstoles, les prohibieron hablar en nombre de Jesús y los soltaron. Ellos se retiraron del sanedrín, felices de haber padecido aquellos ultrajes por el nombre de Jesús.
 

Salmo Responsorial

Salmo 29, 2 y 4. 5 y 6. 11 y 12a y 13b

R. (2a) Te alabaré, Señor, eternamente. Aleluya.
Te alabaré, Señor, pues no dejaste
que se rieran de mí mis enemigos.
Tú, Señor, me salvaste de la muerte
ya punto de morir, me reviviste. R. 
R. Te alabaré, Señor, eternamente. Aleluya.
Alaban al Señor quienes lo aman,
den gracias a su nombre,
porque su ira dura un solo instante
y su bondad, toda la vida.
El llanto nos visita por la tarde;
por la mañana, el jubilo. R. 
R. Te alabaré, Señor, eternamente. Aleluya.
Escúchame, Señor, y compadécete;
Señor, ven en mi ayuda.
Convertiste mu duelo en alegría,
te alabaré por eso eternamente. R.
R. Te alabaré, Señor, eternamente. Aleluya.
 

Segunda Lectura

Apoc 5, 11-14

Yo, Juan, tuve una visión, en la cual oí alrededor del trono de los vivientes y los ancianos, la voz de millones y millones de ángeles, que cantaban con voz potente:

“Digno es el Cordero, que fue inmolado,
de recibir el poder y la riqueza,
la sabiduría y la fuerza,
el honor, la gloria y la alabanza”.

Oí a todas las creaturas que hay en el cielo, en la tierra, debajo de la tierra y en el mar –todo cuanto existe–, que decían:

“Al que está sentado en el trono y al Cordero,
la alabanza, el honor, la gloria y el poder,
por los siglos de los siglos”.

Y los cuatro vivientes respondían: “Amén”. Los veinticuatro ancianos se postraron en tierra y adoraron al que vive por los siglos de los siglos.
 

Evangelio

Jn 21, 1-19

En aquel tiempo, Jesús se les apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Se les apareció de esta manera:

Estaban juntos Simón Pedro, Tomás (llamado el Gemelo), Natanael (el de Caná de Galilea), los hijos de Zebedeo y otros dos discípulos. Simón Pedro les dijo: “Voy a pescar”. Ellos le respondieron: “También nosotros vamos contigo”. Salieron y se embarcaron, pero aquella noche no pescaron nada.

Estaba amaneciendo, cuando Jesús se apareció en la orilla, pero los discípulos no lo reconocieron. Jesús les dijo: “Muchachos, ¿han pescado algo?” Ellos contestaron: “No”. Entonces él les dijo: “Echen la red a la derecha de la barca y encontrarán peces”. Así lo hicieron, y luego ya no podían jalar la red por tantos pescados.

Entonces el discípulo a quien amaba Jesús le dijo a Pedro: “Es el Señor”. Tan pronto como Simón Pedro oyó decir que era el Señor, se anudó a la cintura la túnica, pues se la había quitado, y se tiró al agua. Los otros discípulos llegaron en la barca, arrastrando la red con los pescados, pues no distaban de tierra más de cien metros.

Tan pronto como saltaron a tierra, vieron unas brasas y sobre ellas un pescado y pan. Jesús les dijo: “Traigan algunos pescados de los que acaban de pescar”. Entonces Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red, repleta de pescados grandes. Eran ciento cincuenta y tres, y a pesar de que eran tantos, no se rompió la red. Luego les dijo Jesús: “Vengan a almorzar”. Y ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: ‘¿Quién eres?’, porque ya sabían que era el Señor. Jesús se acercó, tomó el pan y se lo dio y también el pescado. Ésta fue la tercera vez que Jesús se apareció a sus discípulos después de resucitar de entre los muertos.

Después de almorzar le preguntó Jesús a Simón Pedro: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?” Él le contestó: “Sí, Señor, tú sabes que te quiero”. Jesús le dijo: “Apacienta mis corderos”. Por segunda vez le preguntó: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas?” Él le respondió: “Sí, Señor, tú sabes que te quiero”. Jesús le dijo: “Pastorea mis ovejas”. Por tercera vez le preguntó: “Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?” Pedro se entristeció de que Jesús le hubiera preguntado por tercera vez si lo quería y le contestó: “Señor, tú lo sabes todo; tú bien sabes que te quiero”. Jesús le dijo: “Apacienta mis ovejas. Yo te aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías la ropa e ibas a donde querías; pero cuando seas viejo, extenderás los brazos y otro te ceñirá y te llevará a donde no quieras”. Esto se lo dijo para indicarle con qué género de muerte habría de glorificar a Dios. Después le dijo: “Sígueme”.

Semana de México en Chicago 2022

El Consulado General de México en Chicago, en alianza con Visit Mexico, celebrará la primera edición de la Semana de México en Chicago del 2 al 10 de mayo de 2022, en el marco de las festividades del Cinco de Mayo

Esta semana consistirá en una serie de eventos realizados en zonas emblemáticas de Chicago para promover y compartir la cultura, tradiciones y gastronomía mexicana con las y los residentes y visitantes de Chicago, así como celebrar la presencia y las numerosas contribuciones de la comunidad de origen mexicano que reside en Illinois.

Estos eventos incluyen:1. La develación de la escultura “Alas de México” en la Plaza de las Américas

  • Esta pieza de bronce fue creada por el reconocido artista mexicano Jorge Marín.
  • La escultura simboliza el viaje de las y los inmigrantes, y ha sido exhibida alrededor del mundo.
  • Las “Alas de México” celebrarán a Chicago como una ciudad acogedora, inclusiva y diversa.
  • La obra interactúa con las y los visitantes, uniendo a comunidades y abrazando los valores de libertad y esperanza.
  • La obra estará abierta al público del 5 de mayo al 1 de octubre.

Cuándo: La ceremonia de inauguración, abierta a los medios, se llevará a cabo 5 de mayo a las 4 p.m.

2. La elaboración de Tapetes de Huamantla en Daley Plaza.

  • Artesanos de Huamantla, Tlaxcala, crearán dos tapetes monumentales y multicolor con pequeñas pierdas de mármol. 
  • El diseño de estos tapetes estará inspirado en elementos tradicionales de México y Chicago, y mostrará los lazos culturales entre ambas comunidades. 
  • Residentes y visitantes tendrán la oportunidad de interactuar con los artesanos y observar de primera mano una de las piezas de arte efímero más bellas del mundo. 
  • El evento dejará memorias por años y mostrará el poder de la cultura para unir comunidades. 
  • Los tapetes de Huamantla estarán en Daley Plaza del 3 al 6 de mayo. 

Cuándo: La ceremonia se llevará a cabo el 3 de mayo a las 12 p.m.  

3. La exhibición de “Las Fridas” en Navy Pier

  • 15 esculturas monumentales que retratan a la artista Frida Kahlo, creadas Paul Zarkin y diseñadas por artistas mexicanos estarán en Navy Pier este mayo.

4. Eventos gastronómicos

  • El chef mexicano Carlos Gaytán creará un platillo conmemorativo de la Semana de México en Chicago que se servirá en el restaurante Tzuco. 

Cuándo: Disponible del 2 al 8 de mayo en Tzuco. 

5. La inauguración de la biblioteca José Emilio Pacheco,

  • La nueva biblioteca del Instituto Cervantes rendirá honor al autor mexicano José Emilio Pacheco.

Cuándo: La inauguración se llevará a cabo el 10 de mayo a las 6 p.m. en el Instituto Cervantes. 

Más de 2.5 millones de personas de origen mexicano viven en Illinois, lo que representa a la principal minoría étnica en el estado. El Consulado General de México en Chicago espera poder contar con su presencia para celebrar la cultura mexicana y las contribuciones de la comunidad mexicana en lllinois del 2 al 10 de mayo, 2022.

Noticiero Católico

Noticiero Católico 26 de abril del 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

La Secreataría de Educación en México contempla hacer cambios radicales en la educación. Rafa Salomón nos cuenta.Representantes de Estados Unidos visitan Ucrania y se reunen con el presidente Zelenski, afirman que Ucrania podría ganar la guerra.
Un posible cierre por confinamiento en Pekin lanza a sus habitantes a compras de pánico. La ciudad reporta diariamente aumento de casos de COVID.
Suspenden la ejecución de Melissa Lucio en Texas, se podría mostrar su inocencia ante la acusación por el asesinato de su niña de 2 años de edad.
Saraí Jaquín representante del departamento de Protección del Consulado de México en Chicago nos habla sobre los derechos de los trabajadores en caso de un accidente en el trabajo.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 26 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 26 de Abril del 2022

Martes de la II semana de Pascua

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Hch 4, 32-37

La multitud de los que habían creído tenía un solo corazón y una sola alma; todo lo poseían en común y nadie consideraba suyo nada de lo que tenía.

Con grandes muestras de poder, los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús y todos gozaban de gran estimación entre el pueblo. Ninguno pasaba necesidad, pues los que poseían terrenos o casas, los vendían, llevaban el dinero y lo ponían a disposición de los apóstoles, y luego se distribuía según lo que necesitaba cada uno.

José, levita nacido en Chipre, a quien los apóstoles llamaban Bernabé (que significa hábil para exhortar), tenía un campo; lo vendió y puso el dinero a disposición de los apóstoles.
 

Salmo Responsorial

Salmo 92

R. (1a)  El Señor es un rey magnífico. Aleluya.
Tú eres, Señor, el rey de todos los reyes.
Estás revestido de poder y majestad.
Tú mantienes el orbe y no vacila.
Eres eterno, y para siempre está firme tu trono R.
R. El Señor es un rey magnífico. Aleluya.
Muy dignas de confianza son tus leyes
y desde hoy y para siempre, Señor,
la santidad adorna tu templo. R.
R. El Señor es un rey magnífico. Aleluya. 

Evangelio

Jn 3, 7-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a Nicodemo: “No te extrañes de que te haya dicho: ‘Tienen que renacer de lo alto’. El viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así pasa con quien ha nacido del Espíritu”. Nicodemo le preguntó entonces: “¿Cómo puede ser esto?”

Jesús le respondió: “Tú eres maestro de Israel, ¿y no sabes esto? Yo te aseguro que nosotros hablamos de lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto, pero ustedes no aceptan nuestro testimonio. Si no creen cuando les hablo de las cosas de la tierra, ¿cómo creerán si les hablo de las celestiales? Nadie ha subido al cielo sino el Hijo del hombre, que bajó del cielo y está en el cielo. Así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna”.

Noticiero Católico

Noticiero Católico 25 de abril del 2022

Civiles y militares se refugian en planta metalúrgica en Mariúpol para sobrevivir el ataque Ruso. Rusia ofrece tregua este lunes para que puedan salir los civiles del lugar. Pide se hicen banderas blancas para el alto al fuego.
Daniel Ortega de Nicaragua da de baja al país ante la OEA y dice que no se someterá a las ideas Yanquis.

Trump asegura que nunc ahabía visto a alguién doblegarse de la manera en la que presuntamente lo hizo Marcelo Ebrad cuando le dijo impondría aranceles si no ponía 28 mil soldados que trabajaran para detener el flujo de inmigración de forma gratuita para los Estados unidos.

Macro presidente de Francia, gana un segundo mandato de 5 años como líder político de su país. 

El Dr Oscar Muller nos comparte un interesante análisis sobre la verdad sobre el Litio en México y el poco tiempo en que el litio será de relevancia en la creación de baterias, además de la evolución de los autos eléctricos y como gracias a las nuevas tecnologías pronto serán más accesibles para todos.
www.oscarmullercreel.com

Rafa Salomón nos habla sobre los más de 300 inmigrantes que fueron detenidos por la Guardia Nacional en México en una caravana de camiones turísticos. 
https://www.instagram.com/rafasalomon

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 25 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 25 de Abril del 2022

Fiesta de San Marcos, evangelista

Primera Lectura

1 Pt 5, 5-14

Queridos hermanos: Que en su trato mutuo la humildad esté siempre presente, pues Dios es enemigo de los soberbios, y en cambio, a los humildes les concede su gracia. Humíllense, pues, ante la mano poderosa de Dios, para que él los levante y encumbre en el momento oportuno. Dejen en sus manos todas sus preocupaciones, pues él cuida de ustedes.

Estén alerta y no se dejen sorprender, porque su enemigo, el diablo, como un león rugiente, anda buscando a quien devorar. Resístanle con la firmeza de la fe, sabiendo que sus hermanos, dispersos por el mundo, soportan los mismos sufrimientos que ustedes.

Dios, que es la fuente de todos los bienes, nos ha llamado a participar de su gloria eterna en unión con Cristo, y después de estos sufrimientos tan breves, los restaurará a ustedes, los afianzará, fortalecerá y hará inconmovibles. Suyos son la gloria y el poder para siempre. Amén.

Por medio de Silvano, a quien considero hermano digno de toda confianza, les he escrito esta breve carta para que sepan cuál es la verdadera gracia de Dios y animarlos a permanecer firmes en ella.

Los saluda la comunidad de Babilonia, a la que Dios ha elegido, lo mismo que a ustedes. También los saluda mi hijo Marcos. Salúdense los unos a los otros con el beso fraterno. Les deseo la paz a todos ustedes, los que son de Cristo.
 

Salmo Responsorial

Salmo 88

R. (cf. 2a) Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor. Aleluya.
Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor
y daré a conocer que su fidelidad es eterna, 
pues el Señor ha dicho: “Mi amor es para siempre
y mi lealtad, más firme que los cielos”. R.
R. Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor. Aleluya.
El cielo, Señor, proclama tus maravillas,
y tu lealtad, la asamblea de los santos.
¿Quién se compara a Dios sobre las nubes?
¿Quién es como el Señor entre los dioses? R.
R. Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor. Aleluya.
Señor, feliz el pueblo que te alaba
y que a tu luz camina, 
que en tu nombre se alegra a todas horas
y al que llena de orgullo tu justicia. R.
R. Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor. Aleluya.

Evangelio

Mc 16, 15-20

En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: “Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a toda creatura. El que crea y se bautice, se salvará; el que se resista a creer, será condenado. Éstos son los milagros que acompañarán a los que hayan creído: arrojarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos, y si beben un veneno mortal, no les hará daño; impondrán las manos a los enfermos y éstos quedarán sanos”.

El Señor Jesús, después de hablarles, subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios. Ellos fueron y proclamaron el Evangelio por todas partes, y el Señor actuaba con ellos y confirmaba su predicación con los milagros que hacían.

Domingo de la divina misericordia

Domingo de la Divina Misericordia / Divine Mercy Sunday

El segundo domingo de Pascua es dedicado a la Divina Misericordia. ¿Cómo iglesia porque necesitamos darle énfasis a la misericordia y compasión de Dios? ¿No es obvio que estos son los dos atributos principales de Dios? ¿Cómo iglesia no es esté el principal testimonio que damos como comunidad de fe: una comunidad de misericordia y compasión? ¿Cuándo por la gracia de Dios me doy cuenta de mi pecado y necesidad de sanar y reconciliarme, me siento llamado a buscar a la iglesia o me alejo de ella? ¿Me siento atraído a la comunidad de fe o me siento juzgado y rechazado? Las respuestas a estas preguntas no son tan claras como deseamos. Podemos encontrar ejemplos que afirman la misericordia y compasión de cómo la iglesia acoge al pecador, pero también tenemos ejemplos de condenación y rechazo. Como institución temo que la respuesta a estas preguntas no sea tan halagadora.

Un detalle muy significativo de Jesús en los evangelios es que lo encontramos rodeado y seguido constantemente por pecadores. Estos pecadores no se veían rechazados por él. Jesús no los acusaba ni les echaba en cara sus pecados. Pero tampoco les excusaba sus pecados. Todo lo contrario, era la compasión y misericordia de Jesús lo que los atraía. Se rodeaba de pecadores, comía con ellos y a algunos los aceptó como discípulos y apóstoles. La misericordia y compasión era el instrumento de su relación, particularmente con los más necesitados y heridos entre ellos. Con esto Jesús reflejaba la misericordia y compasión de Dios. También, les pide a sus oyentes que imiten a Dios: “Sed misericordioso, como tu Padre es misericordioso.” (Lucas 6:36) ¿Cuál es el principal atributo de Dios que te mantiene en relación con Él? ¿Hay algún atributo de Dios que te aleja de Él?

Sabemos por los evangelios que las actitudes de autojustificación, juicio y condenación fue lo que Jesus más denunciaba en los líderes religiosos de su tiempo. Era la autojustificación, el juzgar y condenar por aquellos que hablaban en nombre de Dios lo que alejaba y sigue alejando de Dios hoy al pecador y a aquellos más necesitados de compasión y misericordia. Hay una gran tentación de querer convertir el cristianismo en un club exclusivo donde solo los “elegidos” y los “perfectos” son reconocidos y aceptados. En Jesús hemos recibido el mandamiento de ser una comunidad inclusiva que recibe al pecador, al quebrantado y herido. En Jesús, Dios reconcilia al mundo consigo mismo. Este es el ministerio principal de la Iglesia: reconciliar a los hijos/as de Dios con Dios, entre ellos y consigo mismos. “Reciban al Espíritu Santo. A los que les perdonen los pecados, les quedarán perdonados; y a los que no se los perdonen, les quedarán sin perdonar.” Este mandamiento de perdonar no está limitado al sacramento de reconciliación, es un mandamiento para todo bautizado. ¿Cómo realizamos este mandamiento como comunidad de fe?: ¡por medio de la compasión y misericordia y no por medio del juzgar, condenar y sentirnos superiores a otros!

????????

????

Domingo de la divina misericordia

This second Sunday of Easter is dedicated to the Divine Mercy. As church , why would we need to emphasize God’s mercy and compassion? Is it not that obvious that these are two of the main attributes of God? As Church , is this not the main witness that we give as a community of faith: a community of mercy and compassion? When by the grace of God, I am made aware of my sinfulness and need of reconciliation and healing, do I feel compelled to seek the church or to stay away from it? Am I drawn to the community of faith or feel judged and rejected by it? The answers to these questions are not as clear cut as we would like them to be. We can point to many examples affirming the mercy and compassion with which the church receives the wounded and sinful as well as many examples of condemnation and rejection. But as an institution I fear that the answer to these questions is not too encouraging.

One significant detail about Jesus in the gospels is that he was surrounded and followed by sinners. They did not feel condemned nor rejected by him. Jesus did not accuse nor shame them with their sinfulness. Neither did he excuse their sinfulness. Yet, it was Jesus’ mercy and compassion that won them over. He received sinners into his company; he ate with them and even allowed them to become his disciples and apostles. With mercy and compassion is how Jesus related to others, especially the most wounded and broken among them. In this, Jesus mirrors the mercy and compassion of God. He even commands his listeners to imitate God: “Be merciful, just as your Father is merciful.” (Luke 6:36). What is the major attribute of God that holds you in relationship with Him? Is there an attribute of God that keeps you away from God?

We know from the gospels that it was the attitude of self-righteousness, judgment and condemnation that Jesus most denounced about the religious leaders of his time. It was the self-righteousness, judging and condemnation of those who spoke in the name of God that drove and continue to drive away from God the most wounded and in need of mercy and compassion. There is a great temptation to want to turn Christianity into an exclusive club where only the few “elected” and self-righteous ones are allowed and accepted. In Jesus we have received the command to be an inclusive community that welcomes the sinner, the broken and the wounded. In Jesus God reconciled the world to himself. This is the main ministry of the Church: to reconcile God’s sons and daughters with God, with each other and with themselves. “Receive the Holy Spirit. Whose sins you forgive are forgiven them, and whose sins you retain are retained.” This command to forgive is not limited to the sacrament of reconciliation, it is a command for all the baptized. How do we fulfill this ministry as a community of faith? Through mercy and compassion and not through self-righteousness, judging and condemnation?

Tarjeta médica para migrantes

Family Focus is inviting you for this event:
Tarjeta Médica para Migrantes / Medical Card for Immigrants
When / cuándo: May 10, 2022 / 10 de mayo de 2022 Time / hora: 03:00 PM – 4:00 PM.
Speaker / Ponente: Enrique Sandoval, insurance advisor / Enrique Sandoval, asesor de seguros.
Topics: who is eligible?  benefits, public charges, how to apply for a medical card, resources.

Temas: ¿A quién eligible? beneficios, carga pública, como solicitar una tarjeta médica, recursos comunitarios.
Registration / Inscripción:https://bit.ly/3uVyh9r
Join Zoom Meeting:
https://bit.ly/3OoDtdy

Telephone: +13126266799
Meeting ID: 843 8456 9125
Passcode: 479923

Noticiero Católico

Noticiero Católico 22 de abril del 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller

El aceite de Palma y los daños que causan al planeta las plantaciones para su producción.
Fuerzas Rusas crean fosas comunes para esconder crímenes de guerra.
Más de 20 mil civiles fallecidos en Mariupol.
Documental de nuestro planeta en Netfilx una recomendación para el fin de semana.
La abogada Ruth Dunning responde sus preguntas sobre inmigración.
¿Puede un católico donar organos?

Noticiero Católico

Noticiero Católico 21 de abril del 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

La reina Isabel cumple 96 años. Todo esta listo para su fallecimiento con anticipación. La palabra clave para dar a conocer su muerte será, ha caído el puente de Londres.
La Psicoterapeuta Blanca Almeida nos habla sobre los estadares de belleza y nos invita aunirnos a sus reuniones en vivo todos los jueves en punto de las 10am tiempo centro.
Manuel Temponi de Family Focus nos trae las oportundiades que hay para la comundiad inmigrante durante la próxima semana.
Joe Bide buscara la reelección presidencial
Berie Sanders no descarta ser candidato de nuevo a la presidencia de los Estados Unidos.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 21 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 21 de Abril del 2022

Jueves de la octava de Pascua

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera lectura

Hch 3, 11-26

Como el paralítico curado por Pedro y Juan no se les despegaba, todo el pueblo, asombrado, corrió hacia ellos al pórtico de Salomón. Al ver a la muchedumbre, Pedro les dirigió la palabra:

“Israelitas: ¿Por qué les causa admiración esto y por qué nos miran de ese modo, como si por nuestro poder o nuestra virtud hubiéramos hecho andar a este hombre? El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su siervo Jesús, a quien ustedes entregaron a Pilato, y a quien rechazaron en su presencia, cuando él ya había decidido ponerlo en libertad.

Rechazaron al santo, al justo, y pidieron el indulto de un asesino; han dado muerte al autor de la vida, pero Dios lo resucitó de entre los muertos y de ello nosotros somos testigos. El nombre de Jesús y la fe en él es lo que ha robustecido los miembros de este hombre al que están viendo y todos conocen. Esta fe es la que le ha restituido completamente la salud, como pueden observar.

Ahora bien, hermanos, yo sé que ustedes han obrado por ignorancia, de la misma manera que sus jefes; pero Dios cumplió así lo que había predicho por boca de los profetas: que su Mesías tenía que padecer.

Por lo tanto, arrepiéntanse y conviértanse, para que se les perdonen sus pecados y el Señor les mande el tiempo de la consolación y les envíe de nuevo a Jesús, el Mesías que les estaba destinado; aunque él tiene que quedarse en el cielo hasta la restauración universal, de la que habló Dios por boca de su profeta desde muy antiguo.

En efecto, Moisés dijo: El Señor Dios hará surgir de entre sus hermanos un profeta como yo. Escuchen todo cuanto les diga; quien no escuche al profeta, será expulsado del pueblo. Todos los profetas, a partir de Samuel, anunciaron igualmente estos días.

Ustedes son herederos de los profetas y beneficiarios de la alianza que Dios hizo con sus padres, cuando le dijo a Abraham: Tu descendencia será fuente de bendición para toda la humanidad. Para ustedes, en primer lugar, ha resucitado Dios a su siervo y lo ha enviado para bendecirlos y ayudarlos a que cada uno se aparte de sus iniquidades’’.
 

Salmo Responsorial

Salmo 8, 2a y 5. 6-7. 8-9

R. (2ab) ¡Qué admirable, Señor, es tu poder! Aleluya.
¡Qué admirable es, Señor y Dios nuestro,
tu poder en toda la tierra!
¿Qué es el hombre, para que de él te acuerdes,
ese pobre ser humano, para que de él te preocupes?
R. ¡Qué admirable, Señor, es tu poder! Aleluya.
Sin embargo, lo hiciste un poquito inferior a los ángeles,
lo coronaste de gloria y dignidad,
le diste el mando sobre las obras de tus manos,
y todo lo sometiste bajo sus pies.
R. ¡Qué admirable, Señor, es tu poder! Aleluya.
Pusiste a su servicio los rebaños y las manadas,
todos los animales salvajes,
las aves del cielo y los peces del mar,
que recorren los caminos de las aguas.
R. ¡Qué admirable, Señor, es tu poder! Aleluya.

Evangelio

Lc 24, 35-48

Cuando los dos discípulos regresaron de Emaús y llegaron al sitio donde estaban reunidos los apóstoles, les contaron lo que les había pasado en el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan.

Mientras hablaban de esas cosas, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: “La paz esté con ustedes”. Ellos, desconcertados y llenos de temor, creían ver un fantasma. Pero él les dijo: “No teman; soy yo. ¿Por qué se espantan? ¿Por qué surgen dudas en su interior? Miren mis manos y mis pies. Soy yo en persona, tóquenme y convénzanse: un fantasma no tiene ni carne ni huesos, como ven que tengo yo”. Y les mostró las manos y los pies. Pero como ellos no acababan de creer de pura alegría y seguían atónitos, les dijo: “¿Tienen aquí algo de comer?” Le ofrecieron un trozo de pescado asado; él lo tomó y se puso a comer delante de ellos.

Después les dijo: “Lo que ha sucedido es aquello de que les hablaba yo, cuando aún estaba con ustedes: que tenía que cumplirse todo lo que estaba escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos”.

Entonces les abrió el entendimiento para que comprendieran las Escrituras y les dijo: “Está escrito que el Mesías tenía que padecer y había de resucitar de entre los muertos al tercer día, y que en su nombre se había de predicar a todas las naciones, comenzando por Jerusalén, la necesidad de volverse a Dios para el perdón de los pecados. Ustedes son testigos de esto”.

Noticiero Católico

Noticiero Católico 20 de abril 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

¿Qué harías si te encuentras un fajo de billetes en el metro? ¿lo regresas? La controversia moral y como culturalmente actuamos ante el país en que vivimos.
Oraciones urgentes para las personas atrapadas en Mariúpol Ucrania.
Se acuerda un corredor humanitario para poder sacar a ciudadanos de la ciudad siteada.
Piden soldados en Mariúpol interseción internacional para sacarlos con vida del lugar.
Pánico en Taiwan ate reporte falso de ataque de China a la isla.
El Consulado de México de la ciudad de Chicago tendrá una semana especial para unir comunidades del 2 al 10 de mayo, comenzando con una muestra en vivo de tapetes de Tlaxcala, exposiciones de esculturas y muchas cosas más.
Para conocer las actividades por favor síga al consulado en sus redes sociales.
https://www.facebook.com/ConsulmexChicago

Viaje a Londes, Amsterdam y Bruselas

Peregrinación, viaje a Europa – Londres, Amsterdam y Bruselas

Viaje a Europa con el director espiritual Padre Marco Cárdenas, recorriendo Londes, Amsterdam y Bruselas, del 5 al 14 de septiembre del 2022.
Visitaremos la Catedral de Westminster, Palacio de Buckingham, el Big Ben, la Catedral de San Miguel y muchos lugares más con guias en español.
Incluye hospedaje, Tours, Entradas a sitios históricos y religiosos, vuelo desde Chicago (redondo), alimentación (desayuno y cena) y propinas.
Para más información llamar al: 773-474-3111 o al correo: andracaminoyvida@aol.com

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 20 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 20 de Abril del 2022

Miércoles de la octava de Pascua

Primera lectura

Hch 3, 1-10

En aquel tiempo, Pedro y Juan subieron al templo para la oración vespertina, a eso de las tres de la tarde. Había allí un hombre lisiado de nacimiento, a quien diariamente llevaban y ponían ante la puerta llamada la “Hermosa”, para que pidiera limosna a los que entraban en el templo.

Aquel hombre, al ver a Pedro y a Juan cuando iban a entrar, les pidió limosna. Pedro y Juan fijaron en él los ojos, y Pedro le dijo: “Míranos”. El hombre se quedó mirándolos en espera de que le dieran algo. Entonces Pedro le dijo: “No tengo ni oro ni plata, pero te voy a dar lo que tengo: En el nombre de Jesucristo nazareno, levántate y camina”. Y, tomándolo de la mano, lo incorporó.

Al instante sus pies y sus tobillos adquirieron firmeza. De un salto se puso de pie, empezó a andar y entró con ellos al templo caminando, saltando y alabando a Dios.

Todo el pueblo lo vio caminar y alabar a Dios, y al darse cuenta de que era el mismo que pedía limosna sentado junto a la puerta “Hermosa” del templo, quedaron llenos de miedo y no salían de su asombro por lo que había sucedido.
 

Salmo Responsorial

Salmo 104

R. (5b) Cantemos al Señor con alegría. Aleluya.
Aclamen al Señor y denle gracias,
relaten sus prodigios a los pueblos.
Entonen en su honor himnos y cantos,
celebren sus portentos.
R. Cantemos al Señor con alegría. Aleluya.
Del nombre del Señor enorgullézcanse
y siéntase feliz el que lo busca.
Recurran al Señor y a su poder,
y a su presencia acudan.
R. Cantemos al Señor con alegría. Aleluya.
Descendientes de Abrahán, su servidor,
estirpe de Jacob, su predilecto,
escuchen: el Señor es nuestro Dios
y gobiernan la tierra sus decretos.
R. Cantemos al Señor con alegría. Aleluya.
Ni aunque transcurran mil generaciones,
se olvidará el Señor de sus promesas,
de la alianza pactada con Abraham,
del juramento a Isaac, que un día le hiciera.
R. Cantemos al Señor con alegría. Aleluya.

Evangelio

Lc 24, 13-35

El mismo día de la resurrección, iban dos de los discípulos hacia un pueblo llamado Emaús, situado a unos once kilómetros de Jerusalén, y comentaban todo lo que había sucedido.

Mientras conversaban y discutían, Jesús se les acercó y comenzó a caminar con ellos; pero los ojos de los dos discípulos estaban velados y no lo reconocieron. Él les preguntó: “¿De qué cosas vienen hablando, tan llenos de tristeza?”

Uno de ellos, llamado Cleofás, le respondió: “¿Eres tú el único forastero que no sabe lo que ha sucedido estos días en Jerusalén?” Él les preguntó: “¿Qué cosa?” Ellos le respondieron: “Lo de Jesús el nazareno, que era un profeta poderoso en obras y palabras, ante Dios y ante todo el pueblo. Cómo los sumos sacerdotes y nuestros jefes lo entregaron para que lo condenaran a muerte, y lo crucificaron. Nosotros esperábamos que él sería el libertador de Israel, y sin embargo, han pasado ya tres días desde que estas cosas sucedieron. Es cierto que algunas mujeres de nuestro grupo nos han desconcertado, pues fueron de madrugada al sepulcro, no encontraron el cuerpo y llegaron contando que se les habían aparecido unos ángeles, que les dijeron que estaba vivo. Algunos de nuestros compañeros fueron al sepulcro y hallaron todo como habían dicho las mujeres, pero a él no lo vieron”.

Entonces Jesús les dijo: “¡Qué insensatos son ustedes y qué duros de corazón para creer todo lo anunciado por los profetas! ¿Acaso no era necesario que el Mesías padeciera todo esto y así entrara en su gloria?” Y comenzando por Moisés y siguiendo con todos los profetas, les explicó todos los pasajes de la Escritura que se referían a él.

Ya cerca del pueblo a donde se dirigían, él hizo como que iba más lejos; pero ellos le insistieron, diciendo: “Quédate con nosotros, porque ya es tarde y pronto va a oscurecer”. Y entró para quedarse con ellos. Cuando estaban a la mesa, tomó un pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo dio. Entonces se les abrieron los ojos y lo reconocieron, pero él se les desapareció. Y ellos se decían el uno al otro: “¡Con razón nuestro corazón ardía, mientras nos hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras!”

Se levantaron inmediatamente y regresaron a Jerusalén, donde encontraron reunidos a los Once con sus compañeros, los cuales les dijeron: “De veras ha resucitado el Señor y se le ha aparecido a Simón”. Entonces ellos contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.

Tocando las heridas de Jesús – Evangelio domingo 24 de abril

Ya estamos en la segunda semana de Pascua y hoy vamos a encontrarnos con una comunidad que tiene miedo. Yo creo que este miedo nos ha ido acompañando toda la vida, y este miedo nos puede congelar, paralizar y tenemos que dejar también escuchar a Jesús que nos dice; ¡ánimo, yo estoy vivo! ¡salgan a seguir predicando que el amor nunca muere!.

Bueno hermanas y hermanos, este domingo va a ser el día 24 de Abril y la lectura está tomada del evangelio de Juan, continuamos donde dejamos a Maria Magdalena, si ustedes recuerdan yo comenté la perícopa que seguia Maria Magdalena donde se encuentra con Jesús resucitado y va y le cuenta a la comunidad que estaba encerrada por miedo a los judios. Estamos en el evangelio de Juan capítulo 20 versículo 19 al 31.

Primera Lectura
Hch 5, 12-16

En aquellos días, los apóstoles realizaban muchas señales milagrosas y prodigios en medio del pueblo. Todos los creyentes solían reunirse, por común acuerdo, en el pórtico de Salomón. Los demás no se atrevían a juntárseles, aunque la gente los tenía en gran estima.

El número de hombres y mujeres que creían en el Señor iba creciendo de día en día, hasta el punto de que tenían que sacar en literas y camillas a los enfermos y ponerlos en las plazas, para que, cuando Pedro pasara, al menos su sombra cayera sobre alguno de ellos.

Mucha gente de los alrededores acudía a Jerusalén y llevaba a los enfermos y a los atormentados por espíritus malignos, y todos quedaban curados.

Salmo Responsorial

Salmo 117, 2-4. 22-24. 25-27a

R. (1) La misericordia del Señor es eterna. Aleluya.
Diga la casa de Israel: “Su misericordia es eterna”.
Diga la casa de Aarón: “Su misericordia es eterna”.
Digan los que temen al Señor: “Su misericordia es eterna”. R.
R. La misericordia del Señor es eterna. Aleluya.
La piedra que desecharon los constructores,
es ahora la piedra angular.
Esto es obra de la mano del Señor,
es un milagro patente.
Este es el día de triunfo del Señor:
día de júbilo y de gozo. R.
R. La misericordia del Señor es eterna. Aleluya.
Libéranos, Señor, y danos tu victoria.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Que Dios desde su templo nos bendiga.
Que el Señor, nuestro Dios, nos ilumine.
R. La misericordia del Señor es eterna. Aleluya.

Segunda Lectura

Apoc 1, 9-11a. 12-13. 17-19

Yo, Juan, hermano y compañero de ustedes en la tribulación, en el Reino y en la perseverancia en Jesús, estaba desterrado en la isla de Patmos, por haber predicado la palabra de Dios y haber dado testimonio de Jesús.

Un domingo caí en éxtasis y oí a mis espaldas una voz potente, como de trompeta, que decía: “Escribe en un libro lo que veas y envíalo a las siete comunidades cristianas de Asia”. Me volví para ver quién me hablaba, y al volverme, vi siete lámparas de oro, y en medio de ellas, un hombre vestido de larga túnica, ceñida a la altura del pecho, con una franja de oro.

Al contemplarlo, caí a sus pies como muerto; pero él, poniendo sobre mí la mano derecha, me dijo: “No temas. Yo soy el primero y el último; yo soy el que vive. Estuve muerto y ahora, como ves, estoy vivo por los siglos de los siglos. Yo tengo las llaves de la muerte y del más allá. Escribe lo que has visto, tanto sobre las cosas que están sucediendo, como sobre las que sucederán después”.

Evangelio

Jn 20, 19-31

Al anochecer del día de la resurrección, estando cerradas las puertas de la casa donde se hallaban los discípulos, por miedo a los judíos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: “La paz esté con ustedes”. Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Cuando los discípulos vieron al Señor, se llenaron de alegría.

De nuevo les dijo Jesús: “La paz esté con ustedes. Como el Padre me ha enviado, así también los envío yo”. Después de decir esto, sopló sobre ellos y les dijo: “Reciban el Espíritu Santo. A los que les perdonen los pecados, les quedarán perdonados; y a los que no se los perdonen, les quedarán sin perdonar”.

Tomás, uno de los Doce, a quien llamaban el Gemelo, no estaba con ellos cuando vino Jesús, y los otros discípulos le decían: “Hemos visto al Señor”. Pero él les contestó: “Si no veo en sus manos la señal de los clavos y si no meto mi dedo en los agujeros de los clavos y no meto mi mano en su costado, no creeré”.

Ocho días después, estaban reunidos los discípulos a puerta cerrada y Tomás estaba con ellos. Jesús se presentó de nuevo en medio de ellos y les dijo: “La paz esté con ustedes”. Luego le dijo a Tomás: “Aquí están mis manos; acerca tu dedo. Trae acá tu mano, métela en mi costado y no sigas dudando, sino cree”. Tomás le respondió: “¡Señor mío y Dios mío!” Jesús añadió: “Tú crees porque me has visto; dichosos los que creen sin haber visto”.

Otras muchas señales hizo Jesús en presencia de sus discípulos, pero no están escritos en este libro. Se escribieron éstos para que ustedes crean que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengan vida en su nombre.
 

Noticiero Católico

Noticiero Católico 19 de abril 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

La hisotiria de Lutero ya la sepración dela iglesia católica.
La libertad de expresión un derecho que debemos reconocer.
Se incrementan muertes en China debido a rebrote de Coronavirus, autoridades informan que las victimas eran personas entre los 60 y 101 años de edad, sin vacunar y con antecedentes médicos.
El incremento de precio en gasolina y alimentos es muy notable en la mayor parte de los países.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 19 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 19 de Abril del 2022

Martes de la octava de Pascua

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera lectura

Hch 2, 36-41

El día de Pentecostés, dijo Pedro a los judíos: “Sepa todo Israel, con absoluta certeza, que Dios ha constituido Señor y Mesías al mismo Jesús, a quien ustedes han crucificado”.

Estas palabras les llegaron al corazón y preguntaron a Pedro y a los demás apóstoles: “¿Qué tenemos que hacer, hermanos?” Pedro les contestó: “Arrepiéntanse y bautícense en el nombre de Jesucristo para el perdón de sus pecados y recibirán el Espíritu Santo. Porque las promesas de Dios valen para ustedes y para sus hijos y también para todos los paganos que el Señor, Dios nuestro, quiera llamar, aunque estén lejos”.

Con éstas y otras muchas razones los instaba y exhortaba, diciéndoles: “Pónganse a salvo de este mundo corrompido”. Los que aceptaron sus palabras se bautizaron, y aquel día se les agregaron unas tres mil personas.
 

Salmo Responsorial

Salmo 32

R. (5b) En el Señor está nuestra esperanza. Aleluya.
Sincera es la palabra del Señor
y todas sus acciones son leales.
El ama la justicia y el derecho,
la tierra llena está de sus bondades.
R. En el Señor está nuestra esperanza. Aleluya.
Cuida el Señor de aquellos que lo temen
y en su bondad confían;
los salva de la muerte
y en épocas de hambre les da vida.
R. En el Señor está nuestra esperanza. Aleluya.
En el Señor está nuestra esperanza,
pues él es nuestra ayuda y nuestro amparo.
Muéstrate bondadoso con nosotros,
puesto que en ti, Señor, hemos confiado.
R. En el Señor está nuestra esperanza. Aleluya.

Evangelio

Jn 20, 11-18

El día de la resurrección, María se había quedado llorando junto al sepulcro de Jesús. Sin dejar de llorar, se asomó al sepulcro y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados en el lugar donde había estado el cuerpo de Jesús, uno en la cabecera y el otro junto a los pies. Los ángeles le preguntaron: “¿Por qué estás llorando, mujer?” Ella les contestó: “Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo habrán puesto”.

Dicho esto, miró hacia atrás y vio a Jesús de pie, pero no sabía que era Jesús. Entonces él le dijo: “Mujer, ¿por qué estás llorando? ¿A quién buscas?” Ella, creyendo que era el jardinero, le respondió: “Señor, si tú te lo llevaste, dime dónde lo has puesto”. Jesús le dijo: “¡María!” Ella se volvió y exclamó: “¡Rabuní!”, que en hebreo significa ‘maestro’. Jesús le dijo: “Déjame ya, porque todavía no he subido al Padre. Ve a decir a mis hermanos: ‘Subo a mi Padre y su Padre, a mi Dios y su Dios’ ”.

María Magdalena se fue a ver a los discípulos para decirles que había visto al Señor y para darles su mensaje.

Noticiero Católico

Noticiero Católico 18 de abril 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Comienzan a reabrir embajadas en la capital de Ucrania en apoyo a la nación. La embajada de Turquía abrió sus puertas la semana pasada y España y Francia ya anunciaron su reapertura.
Recuperan instalaciones de la CNDH en México y encuentran hasta altares a la supuesta Santa Muerte.
El papa Francisco en su homilía del día de Pascua pide paz para Ucranía y llama martires a sus ciudadanos.
Historias inundaciones de Sudafrica han tomado la vida de más de 400 personas y hay un gran número de desaparecidos.
Los tratados rotos por occidente al incrementar la presencia de la OTAN en europa y la respuesta de Rusia.
La reforma enérgetica de México sus glorias y fracasos.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 18 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 18 de Abril del 2022

Lunes de la octava de Pascua

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera lectura

Hch 2, 14. 22-33

El día de Pentecostés, se presentó Pedro, junto con los Once, ante la multitud, y levantando la voz, dijo: “Israelitas, escúchenme. Jesús de Nazaret fue un hombre acreditado por Dios ante ustedes, mediante los milagros, prodigios y señales que Dios realizó por medio de él y que ustedes bien conocen. Conforme al plan previsto y sancionado por Dios, Jesús fue entregado, y ustedes utilizaron a los paganos para clavarlo en la cruz.

Pero Dios lo resucitó, rompiendo las ataduras de la muerte, ya que no era posible que la muerte lo retuviera bajo su dominio. En efecto, David dice, refiriéndose a él: Yo veía constantemente al Señor delante de mí, puesto que él está a mi lado para que yo no tropiece. Por eso se alegra mi corazón y mi lengua se alboroza; por eso también mi cuerpo vivirá en la esperanza, porque tú, Señor, no me abandonarás a la muerte, ni dejarás que tu santo sufra la corrupción. Me has enseñado el sendero de la vida y me saciarás de gozo en tu presencia.

Hermanos, que me sea permitido hablarles con toda claridad; el patriarca David murió y lo enterraron, y su sepulcro se conserva entre nosotros hasta el día de hoy. Pero como era profeta y sabía que Dios le había prometido con juramento que un descendiente suyo ocuparía su trono, con visión profética habló de la resurrección de Cristo, el cual no fue abandonado a la muerte ni sufrió la corrupción.

Pues bien, a este Jesús Dios lo resucitó, y de ello todos nosotros somos testigos. Llevado a los cielos por el poder de Dios, recibió del Padre el Espíritu Santo prometido a él y lo ha comunicado, como ustedes lo están viendo y oyendo’’.
 

Salmo Responsorial

Salmo 15

R. (1) Protege, Señor, a los que esperamos en ti. Aleluya.
Protégeme, Dios mío, pues eres mi refugio.
Yo siempre he dicho que tú eres mi Señor.
El Señor es el parte que me ha tocado en herenecia;
mi vida está en sus manos.
R. Protege, Señor, a los que esperamos en ti. Aleluya.
Bendeciré al Señor, que me aconseja,
hasta de noche me instruye internamente.
Tengo siempre presente al Señor,
y con él a mi lado, jamás tropezaré.
R. Protege, Señor, a los que esperamos en ti. Aleluya.
Por eso se me alegra el corazón y el alma
y mi cuerpo vivirá tranquilo,
porque tú no me abandonarás a la muerte,
ni dejarás que sufra yo la corrupción.
R. Protege, Señor, a los que esperamos en ti. Aleluya.
Enséñame el camino de la vida,
sáciame de gozo en tu presencia
y de alegría perpetua junto a ti.
R. Protege, Señor, a los que esperamos en ti. Aleluya.

Evangelio

Mt 28, 8-15

Después de escuchar las palabras del ángel, las mujeres se alejaron a toda prisa del sepulcro, y llenas de temor y de gran alegría, corrieron a dar la noticia a los discípulos. Pero de repente Jesús les salió al encuentro y las saludó. Ellas se le acercaron, le abrazaron los pies y lo adoraron. Entonces les dijo Jesús: “No tengan miedo. Vayan a decir a mis hermanos que se dirijan a Galilea. Allá me verán”.

Mientras las mujeres iban de camino, algunos soldados de la guardia fueron a la ciudad y dieron parte a los sumos sacerdotes de todo lo ocurrido. Éstos se reunieron con los ancianos, y juntos acordaron dar una fuerte suma de dinero a los soldados, con estas instrucciones: “Digan: ‘Durante la noche, estando nosotros dormidos, llegaron sus discípulos y se robaron el cuerpo’. Y si esto llega a oídos del gobernador, nosotros nos arreglaremos con él y les evitaremos cualquier complicación”.

Ellos tomaron el dinero y actuaron conforme a las instrucciones recibidas. Esta versión de los soldados se ha ido difundiendo entre los judíos hasta el día de hoy.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 15 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 15 de Abril del 2022

Viernes Santa de la Pasión del Señor

Primera Lectura

Is 52, 13–53, 12

He aquí que mi siervo prosperará,
será engrandecido y exaltado,
será puesto en alto.
Muchos se horrorizaron al verlo,
porque estaba desfigurado su semblante,
que no tenía ya aspecto de hombre;
pero muchos pueblos se llenaron de asombro.
Ante él los reyes cerrarán la boca,
porque verán lo que nunca se les había contado
y comprenderán lo que nunca se habían imaginado.

¿Quién habrá de creer lo que hemos anunciado?
¿A quién se le revelará el poder del Señor?
Creció en su presencia como planta débil,
como una raíz en el desierto.
No tenía gracia ni belleza.
No vimos en él ningún aspecto atrayente;
despreciado y rechazado por los hombres,
varón de dolores, habituado al sufrimiento;
como uno del cual se aparta la mirada,
despreciado y desestimado.

Él soportó nuestros sufrimientos
y aguantó nuestros dolores;
nosotros lo tuvimos por leproso,
herido por Dios y humillado,
traspasado por nuestras rebeliones,
triturado por nuestros crímenes.
Él soportó el castigo que nos trae la paz.
Por sus llagas hemos sido curados.

Todos andábamos errantes como ovejas,
cada uno siguiendo su camino,
y el Señor cargó sobre él todos nuestros crímenes.
Cuando lo maltrataban, se humillaba y no abría la boca,
como un cordero llevado a degollar;
como oveja ante el esquilador,
enmudecía y no abría la boca.

Inicuamente y contra toda justicia se lo llevaron.
¿Quién se preocupó de su suerte?
Lo arrancaron de la tierra de los vivos,
lo hirieron de muerte por los pecados de mi pueblo,
le dieron sepultura con los malhechores a la hora de su muerte,
aunque no había cometido crímenes, ni hubo engaño en su boca.

El Señor quiso triturarlo con el sufrimiento.
Cuando entregue su vida como expiación,
verá a sus descendientes, prolongará sus años
y por medio de él prosperarán los designios del Señor.
Por las fatigas de su alma, verá la luz y se saciará;
con sus sufrimientos justificará mi siervo a muchos,
cargando con los crímenes de ellos.

Por eso le daré una parte entre los grandes,
y con los fuertes repartirá despojos,
ya que indefenso se entregó a la muerte
y fue contado entre los malhechores,
cuando tomó sobre sí las culpas de todos
e intercedió por los pecadores.
 

Salmo Responsorial

Salmo 30, 2 y 6. 12-13. 15-16. 17 y 25

R. (Lc 23, 46) Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.
A ti, Señor, me acojo:
que no quede yo nunca defraudado.
En tus manos encomiendo mi espíritu:
y tú, mi Dios leal, me librarás.
R. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.
Se burlan de mí mis enemigos,
mis vecinos y parientes de mí se espantan,
los que me ven pasar huyen de mí.
Estoy en el olvido, como un muerto,
Como un objeto tirado en la basura.
R. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.
Pero yo, Señor, en ti confío.
Tú eres mi Dios,
y en tus manos está mi destino.
Líbrame de los enemigos que me persiguen.
R. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.
Vuelve, Señor, tus ojos a tu siervo
y sálvame, por tu misericordia.
Sean fuertes y valientes de corazón,
Ustedes, los que esperan en el Señor.
R. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.
 

Segunda Lectura

Heb 4, 14-16; 5, 7-9

Hermanos: Jesús, el Hijo de Dios, es nuestro sumo sacerdote, que ha entrado en el cielo. Mantengamos firme la profesión de nuestra fe. En efecto, no tenemos un sumo sacerdote que no sea capaz de compadecerse de nuestros sufrimientos, puesto que él mismo ha pasado por las mismas pruebas que nosotros, excepto el pecado. Acerquémonos, por lo tanto, con plena confianza al trono de la gracia, para recibir misericordia, hallar la gracia y obtener ayuda en el momento oportuno.

Precisamente por eso, Cristo, durante su vida mortal, ofreció oraciones y súplicas, con fuertes voces y lágrimas, a aquel que podía librarlo de la muerte, y fue escuchado por su piedad. A pesar de que era el Hijo, aprendió a obedecer padeciendo, y llegado a su perfección, se convirtió en la causa de la salvación eterna para todos los que lo obedecen.

Evangelio

Jn 18, 1–19, 42

En aquel tiempo, Jesús fue con sus discípulos al otro lado del torrente Cedrón, donde había un huerto, y entraron allí él y sus discípulos. Judas, el traidor, conocía también el sitio, porque Jesús se reunía a menudo allí con sus discípulos.

Entonces Judas tomó un batallón de soldados y guardias de los sumos sacerdotes y de los fariseos y entró en el huerto con linternas, antorchas y armas.

Jesús, sabiendo todo lo que iba a suceder, se adelantó y les dijo: “¿A quién buscan?” Le contestaron: “A Jesús, el nazareno”. Les dijo Jesús: “Yo soy”. Estaba también con ellos Judas, el traidor. Al decirles ‘Yo soy’, retrocedieron y cayeron a tierra. Jesús les volvió a preguntar: “¿A quién buscan?” Ellos dijeron: “A Jesús, el nazareno”. Jesús contestó: “Les he dicho que soy yo. Si me buscan a mí, dejen que éstos se vayan”. Así se cumplió lo que Jesús había dicho: ‘No he perdido a ninguno de los que me diste’.

Entonces Simón Pedro, que llevaba una espada, la sacó e hirió a un criado del sumo sacerdote y le cortó la oreja derecha. Este criado se llamaba Malco. Dijo entonces Jesús a Pedro: “Mete la espada en la vaina. ¿No voy a beber el cáliz que me ha dado mi Padre?”

El batallón, su comandante y los criados de los judíos apresaron a Jesús, lo ataron y lo llevaron primero ante Anás, porque era suegro de Caifás, sumo sacerdote aquel año. Caifás era el que había dado a los judíos este consejo: ‘Conviene que muera un solo hombre por el pueblo’.

Simón Pedro y otro discípulo iban siguiendo a Jesús. Este discípulo era conocido del sumo sacerdote y entró con Jesús en el palacio del sumo sacerdote, mientras Pedro se quedaba fuera, junto a la puerta. Salió el otro discípulo, el conocido del sumo sacerdote, habló con la portera e hizo entrar a Pedro. La portera dijo entonces a Pedro: “¿No eres tú también uno de los discípulos de ese hombre?” Él dijo: “No lo soy”. Los criados y los guardias habían encendido un brasero, porque hacía frío, y se calentaban. También Pedro estaba con ellos de pie, calentándose.

El sumo sacerdote interrogó a Jesús acerca de sus discípulos y de su doctrina. Jesús le contestó: “Yo he hablado abiertamente al mundo y he enseñado continuamente en la sinagoga y en el templo, donde se reúnen todos los judíos, y no he dicho nada a escondidas. ¿Por qué me interrogas a mí? Interroga a los que me han oído, sobre lo que les he hablado. Ellos saben lo que he dicho”.

Apenas dijo esto, uno de los guardias le dio una bofetada a Jesús, diciéndole: “¿Así contestas al sumo sacerdote?” Jesús le respondió: “Si he faltado al hablar, demuestra en qué he faltado; pero si he hablado como se debe, ¿por qué me pegas?” Entonces Anás lo envió atado a Caifás, el sumo sacerdote.

Simón Pedro estaba de pie, calentándose, y le dijeron: “¿No eres tú también uno de sus discípulos?” Él lo negó diciendo: “No lo soy”. Uno de los criados del sumo sacerdote, pariente de aquel a quien Pedro le había cortado la oreja, le dijo: “¿Qué no te vi yo con él en el huerto?” Pedro volvió a negarlo y enseguida cantó un gallo.

Llevaron a Jesús de casa de Caifás al pretorio. Era muy de mañana y ellos no entraron en el palacio para no incurrir en impureza y poder así comer la cena de Pascua.

Salió entonces Pilato a donde estaban ellos y les dijo: “¿De qué acusan a este hombre?” Le contestaron: “Si éste no fuera un malhechor, no te lo hubiéramos traído”. Pilato les dijo: “Pues llévenselo y júzguenlo según su ley”. Los judíos le respondieron: “No estamos autorizados para dar muerte a nadie”. Así se cumplió lo que había dicho Jesús, indicando de qué muerte iba a morir.

Entró otra vez Pilato en el pretorio, llamó a Jesús y le dijo: “¿Eres tú el rey de los judíos?” Jesús le contestó: “¿Eso lo preguntas por tu cuenta o te lo han dicho otros?” Pilato le respondió: “¿Acaso soy yo judío? Tu pueblo y los sumos sacerdotes te han entregado a mí. ¿Qué es lo que has hecho?” Jesús le contestó: “Mi Reino no es de este mundo. Si mi Reino fuera de este mundo, mis servidores habrían luchado para que no cayera yo en manos de los judíos. Pero mi Reino no es de aquí”. Pilato le dijo: “¿Conque tú eres rey?” Jesús le contestó: “Tú lo has dicho. Soy rey. Yo nací y vine al mundo para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz”. Pilato le dijo: “¿Y qué es la verdad?”

Dicho esto, salió otra vez a donde estaban los judíos y les dijo: “No encuentro en él ninguna culpa. Entre ustedes es costumbre que por Pascua ponga en libertad a un preso. ¿Quieren que les suelte al rey de los judíos?” Pero todos ellos gritaron: “¡No, a ése no! ¡A Barrabás!” (El tal Barrabás era un bandido).

Entonces Pilato tomó a Jesús y lo mandó azotar. Los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza, le echaron encima un manto color púrpura, y acercándose a él, le decían: “¡Viva el rey de los judíos!”, y le daban de bofetadas.

Pilato salió otra vez afuera y les dijo: “Aquí lo traigo para que sepan que no encuentro en él ninguna culpa”. Salió, pues, Jesús, llevando la corona de espinas y el manto color púrpura. Pilato les dijo: “Aquí está el hombre”. Cuando lo vieron los sumos sacerdotes y sus servidores, gritaron: “¡Crucifícalo, crucifícalo!” Pilato les dijo: “Llévenselo ustedes y crucifíquenlo, porque yo no encuentro culpa en él”. Los judíos le contestaron: “Nosotros tenemos una ley y según esa ley tiene que morir, porque se ha declarado Hijo de Dios”.

Cuando Pilato oyó estas palabras, se asustó aún más, y entrando otra vez en el pretorio, dijo a Jesús: “¿De dónde eres tú?” Pero Jesús no le respondió. Pilato le dijo entonces: “¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para soltarte y autoridad para crucificarte?” Jesús le contestó: “No tendrías ninguna autoridad sobre mí, si no te la hubieran dado de lo alto. Por eso, el que me ha entregado a ti tiene un pecado mayor”.

Desde ese momento Pilato trataba de soltarlo, pero los judíos gritaban: “¡Si sueltas a ése, no eres amigo del César!; porque todo el que pretende ser rey, es enemigo del César”. Al oír estas palabras, Pilato sacó a Jesús y lo sentó en el tribunal, en el sitio que llaman “el Enlosado” (en hebreo Gábbata). Era el día de la preparación de la Pascua, hacia el mediodía. Y dijo Pilato a los judíos: “Aquí tienen a su rey”. Ellos gritaron: “¡Fuera, fuera! ¡Crucifícalo!” Pilato les dijo: “¿A su rey voy a crucificar?” Contestaron los sumos sacerdotes: “No tenemos más rey que el César”. Entonces se lo entregó para que lo crucificaran.

Tomaron a Jesús, y él, cargando con la cruz se dirigió hacia el sitio llamado “la Calavera” (que en hebreo se dice Gólgota), donde lo crucificaron, y con él a otros dos, uno de cada lado, y en medio Jesús. Pilato mandó escribir un letrero y ponerlo encima de la cruz; en él estaba escrito: ‘Jesús el nazareno, el rey de los judíos’. Leyeron el letrero muchos judíos, porque estaba cerca el lugar donde crucificaron a Jesús y estaba escrito en hebreo, latín y griego. Entonces los sumos sacerdotes de los judíos le dijeron a Pilato: “No escribas: ‘El rey de los judíos’, sino: ‘Éste ha dicho: Soy rey de los judíos’ ”. Pilato les contestó: “Lo escrito, escrito está”.

Cuando crucificaron a Jesús, los soldados cogieron su ropa e hicieron cuatro partes, una para cada soldado, y apartaron la túnica. Era una túnica sin costura, tejida toda de una pieza de arriba a abajo. Por eso se dijeron: “No la rasguemos, sino echemos suertes para ver a quién le toca”. Así se cumplió lo que dice la Escritura: Se repartieron mi ropa y echaron a suerte mi túnica. Y eso hicieron los soldados.

Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María la de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a su madre y junto a ella al discípulo que tanto quería, Jesús dijo a su madre: “Mujer, ahí está tu hijo”. Luego dijo al discípulo: “Ahí está tu madre”. Y desde aquella hora el discípulo se la llevó a vivir con él.

Después de esto, sabiendo Jesús que todo había llegado a su término, para que se cumpliera la Escritura dijo: “Tengo sed”. Había allí un jarro lleno de vinagre. Los soldados sujetaron una esponja empapada en vinagre a una caña de hisopo y se la acercaron a la boca. Jesús probó el vinagre y dijo: “Todo está cumplido”, e inclinando la cabeza, entregó el espíritu.

Aquí se arrodillan todos y se hace una breve pausa.

Entonces, los judíos, como era el día de la preparación de la Pascua, para que los cuerpos de los ajusticiados no se quedaran en la cruz el sábado, porque aquel sábado era un día muy solemne, pidieron a Pilato que les quebraran las piernas y los quitaran de la cruz. Fueron los soldados, le quebraron las piernas a uno y luego al otro de los que habían sido crucificados con él. Pero al llegar a Jesús, viendo que ya había muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le traspasó el costado con una lanza e inmediatamente salió sangre y agua.

El que vio da testimonio de esto y su testimonio es verdadero y él sabe que dice la verdad, para que también ustedes crean. Esto sucedió para que se cumpliera lo que dice la Escritura: No le quebrarán ningún hueso; y en otro lugar la Escritura dice: Mirarán al que traspasaron.

Después de esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, pero oculto por miedo a los judíos, pidió a Pilato que lo dejara llevarse el cuerpo de Jesús. Y Pilato lo autorizó. Él fue entonces y se llevó el cuerpo.

Llegó también Nicodemo, el que había ido a verlo de noche, y trajo unas cien libras de una mezcla de mirra y áloe.

Tomaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron en lienzos con esos aromas, según se acostumbra enterrar entre los judíos. Había un huerto en el sitio donde lo crucificaron, y en el huerto, un sepulcro nuevo, donde nadie había sido enterrado todavía. Y como para los judíos era el día de la preparación de la Pascua y el sepulcro estaba cerca, allí pusieron a Jesús.

los pensamientos crean mi realidad

Los pensamientos crean mi realidad

¿Cómo creamos nuestra realidad con lo que pienso?

Tu mente puede crear la forma de aquello en lo que piensa, igual que pasa con el cuerpo, si yo doblo mi cuerpo en una posición al sentarme y lo hago durante mucho tiempo la curvatura de mi espina dorsal va a cambiar, lo mismo para con la mente; si yo pienso en un futuro negativo va a permear todo lo que yo vea, si veo oscuro todo será oscuro.

La importancia de los pensamientos

Los pensamientos son ideas, acerca de la vida, de alguien, y esas ideas habitan en mi mente y esas ideas las podemos cambiar si nos damos cuenta de aquello que estamos pensando.

Podemos colorear nuestra mente con ideas fatalistas o con ideas positivas y también podemos venderle las ideas a alguien más, por ejemplo si decimos que tenemos unos zapatos comodisimos y que siempre los usamos, van a voltear a ver nuestros zapatos, nos preguntarán donde los compramos, pero si tenemos unos zapatos de los que siempre nos quejamos, les estaremos quitando ese valor. Lo mismo pasa con las ideas, nosotros les damos o les quitamos el valor, si yo le pongo el valor a una idea negativa y la pienso durante mucho tiempo esa idea se va a convertir en una realidad.

El miedo a los pensamientos negativos

Muchas veces los pensamientos negativos llegan para hacernos dudar de nosotros mismos, nos dicen que no somos suficientes, nos limitan y entorpecen.

La idea la tenemos nosotros mismos y tenemos que rastrear de donde viene ¿quién nos dijo que no somos suficientes? ¿cómo concluimos que no somos suficientes?

Nacemos con la mente en blanco, tenemos sensaciones que luego se convierten en pensamientos, desde pequeños si nos acostumbramos a recibir poco, a ser mal atendidos, empezamos a pensar que no somos suficientes, si esa idea se tiene durante mucho tiempo durante la infancia se convierte en pensamientos negativos que tendremos arraigados durante toda la vida. Nos lo decimos nosotros mismos, esa idea es algo que viene desde nosotros, nadie nos dijo.

¿Podemos cambiar una idea?

Si!, podemos cambiar una idea negativa por ejemplo «No soy suficiente» por el «¿qué puedo cambiar?». Esto nos lleva a otro hilo de pensamientos en donde vemos que herramientas necesitamos, esto incluso llegará a cambiar la percepción que tiene la gente de nosotros, porque si por ejemplo siempre estamos diciendo que no podemos, que no somos capaces de algo, la gente se lo creerá, pero si en cambio creemos realmente en nosotros mismos y estamos trabajando para mejorar entonces esa imagen se verá reflejada. Los demás creerán en nuestras palabras.

Tenemos que ir rompiendo estas ideas negativas, ir viendo de donde vienen y a cuales les vamos a dar valor y a cuales no.

Muchas veces pensamos que «Este día va a ser horrible» y eso va a limitar todo nuestro día simplemente por esa idea. También podemos pensar que este será un gran día y salir a la calle y esas ideas harán que vea las cosas positivas de lo que me está pasando.

los pensamientos crean mi realidad
tiempo de calidad para nuestros hijos

Tiempo de calidad para conectar con nuestros hijos

Hablaremos de como hacer un tiempo especial con ellos, que cosas debemos evitar que nos afecten en nuestra relación, los beneficios que tiene el dar atención y el como nos perjudica el querer tener todo bajo control. Soltar el control es una de las claves para poder conectar con nuestros hijos.

Reconocer sus logros por sencillos que parezcan

Si comenzamos a observar el desarrollo de un niño desde que está pequeño poco a poco va adquiriendo independecia y autonomia, conforme va creciendo el observar cada uno de sus logros para el es muy importante, quiere sentirse grande, quiere ser un ser independiente, va aprendiendo del modelo de los papás o de los hermanos y busca aprobación.

Reconocer sus logros, por sencillos que parezcan es muy importante para la autoestima, reconocer el esfuerzo que está haciendo para alcanzar sus objetivos, por ejemplo reconocerle cuando logra ponerse la ropa solo o subir y bajar las escaleras, etc.

Le ayuda a reconocerse a si mismo como alguien especial, alguien que puede y que es miembro del equipo. Cuando no reconocemos estos logros y los damos por sentado también les afecta, todas las palabras de afecto, de aprobación, del tiempo que les brindamos les van dando las herramientas y las creencias en si mismos.

La infancia también se puede llenar de exigencias, de reclamos, de ausencia, de falta de tiempo y gritos, todo esto va forjando ciertas creencias de como debo de ser para que los demás me amen, o como debo de actuar para ser adecuado y evitar el rechazo de los padres.

Muchas veces la vida y sus exigencias nos impide pasar más tiempo con nuestros hijos y por eso es importante administrar nuestro tiempo para que sea de calidad y que cuando estemos con ellos logremos conectar.

¿Cómo pasar tiempo de calidad?

Primero que nada dejar de condicionar el tiempo que le damos a nuestros hijos, muchas veces ponemos condiciones por ejemplo: hoy no te has portado bien asi que no vamos a jugar, no vamos a ir al parque porque tienes malas calificaciones, etc. No podemos dejar de darle el tiempo a nuestros hijos porque pensemos que «no se lo merecen». Muchas veces nos ponemos como juez y condicionamos nuestro amor, y nuestra aceptación.

Esto genera esa creencia de no merecer o no ser suficiente, por quererlos educar dejamos de amar, se nos olvida que el amor es lo más importante al momento de educar. Para poder conectar con nuestros hijos debemos aprender a conectar con nuestra infancia y de alguna forma ir reparando estas creencias que se nos forjaron y estamos repitiendo como papás.

¿Cómo conectar con nuestros hijos?

El tiempo especial es una actividad que se agenda o se pone de acuerdo con el hijo en donde se va a compartir el tiempo haciendo algo que les gusta, por ejemplo salir al parque, comer un helado, hacer un picnic, jugar un juego de mesa, hacer una manualidad, sesión de masaje, etc.

En estos momentos es cuando se puede hablar con el por ejemplo ¿como te ha ido en la escuela? ¿cómo te sientes? ¿que te gusta? platícame de ti y de quien eres.

Es importante que no haya interrupciones de telefonos celulares o distracciones.

No es necesario gastar dinero, es un tiempo que se puede dar dentro de la casa, 15-20 minutos donde me voy a sentar a escucharte para conocerte y yo también te puedo platicar de como me siento. Es generar momento de intimidad y apertura para que el niño tenga la confianza para acercarse y hablar. Platicar cualquier cosa o duda que tenga.

¿Cómo puedo saber si está bien la relación con mis hijos?

Si una relación con tu hijo es sana el niño te busca, te habla, se acerca y platican las cosas que sucedieron en la escuela, no son niños que se aislan.

Algo que debemos evitar es el control, muchas veces queremos estar educando en horarios, rutinas y hábitos, pero cuando ellos ya están brincando a una etapa a una más grande como los adolescentes podemos incluirlos en dinámicas en donde ellos tienen libertad de elegir y proponer horarios, como utilizar su tiempo libre, su intimidad y su espacio a solas.

Podemos llegar a desconectar con nuestros hijos por tratar de controlar por ejemplo el horario en que se levantan en fines de semana o la comida que comen, tenemos que darles cierta libertad.

Noticiero Católico

Noticiero Católico 14 de abril 2022

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

La responsabilidad de ser padre y la importancia de planear a nuestros hijos.Hombre Sospechoso del tiroteo del metro neoyorquino será juzgado por ‘terrorismo’
La Dra Blanca Almeida nos comparte sobre la importancia y responsabilidad individual de madurar.
Manuel Temponi nos habla sobre los programas gratuitos para la comunidad inmigrante en el estado de Illiois.
Finlandia y Suecia se reunen para hablar sobre las posibilidades de unirse a la OTAN ante miedo de que Rusia desee seguir expandiendose.
Barco de guerra Ruso es atacado por el ejercito Ucraniano expulsando a mas de 500 militares que navegavan en el.
Para unirse a las reuniones en vivo de la Dr Almeida
https://chat.whatsapp.com/G0ds3EM4CmX0wtiwiXnurO
Conozca más sobre los programas de apoyo de Family Focus Nuestra Familia en Cicero, IL
https://www.facebook.com/FamilyFocusNuestraFamila
Para conferencias y Temas con Rafa Salomón
http://rsconferencias.com.mx

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 14 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 14 de Abril del 2022

Jueves Santo
Misa vespertina de la Cena del Señor

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Ex 12, 1-8. 11-14

En aquellos días, el Señor les dijo a Moisés y a Aarón en tierra de Egipto: “Este mes será para ustedes el primero de todos los meses y el principio del año. Díganle a toda la comunidad de Israel: ‘El día diez de este mes, tomará cada uno un cordero por familia, uno por casa. Si la familia es demasiado pequeña para comérselo, que se junte con los vecinos y elija un cordero adecuado al número de personas y a la cantidad que cada cual pueda comer. Será un animal sin defecto, macho, de un año, cordero o cabrito.

Lo guardarán hasta el día catorce del mes, cuando toda la comunidad de los hijos de Israel lo inmolará al atardecer. Tomarán la sangre y rociarán las dos jambas y el dintel de la puerta de la casa donde vayan a comer el cordero. Esa noche comerán la carne, asada a fuego; comerán panes sin levadura y hierbas amargas. Comerán así: con la cintura ceñida, las sandalias en los pies, un bastón en la mano y a toda prisa, porque es la Pascua, es decir, el paso del Señor.

Yo pasaré esa noche por la tierra de Egipto y heriré a todos los primogénitos del país de Egipto, desde los hombres hasta los ganados. Castigaré a todos los dioses de Egipto, yo, el Señor. La sangre les servirá de señal en las casas donde habitan ustedes. Cuando yo vea la sangre, pasaré de largo y no habrá entre ustedes plaga exterminadora, cuando hiera yo la tierra de Egipto.

Ese día será para ustedes un memorial y lo celebrarán como fiesta en honor del Señor. De generación en generación celebrarán esta festividad, como institución perpetua’ ”.

Salmo Responsorial

Salmo 115

R. (cf. 1 Co 10, 16) Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.
¿Cómo le pagaré al Señor
todo el bien que me ha hecho?
Levantaré el cáliz de salvación,
e invocaré el nombre del Señor.
R. Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.
A los ojos del Señor es muy penoso
que mueran sus amigos.
De la muerte, Señor, me has librado,
a mí, tu esclavo e hijo de tu esclava.
R. Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.
Te ofreceré con gratitud un sacrificio
e invocaré tu nombre.
Cumpliré mis promesas al Señor
ante todo su pueblo.
R. Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.
 

Segunda Lectura

1 Cor 11, 23-26

Hermanos: Yo recibí del Señor lo mismo que les he trasmitido: que el Señor Jesús, la noche en que iba a ser entregado, tomó pan en sus manos, y pronunciando la acción de gracias, lo partió y dijo: “Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía”.

Lo mismo hizo con el cáliz después de cenar, diciendo: “Este cáliz es la nueva alianza que se sella con mi sangre. Hagan esto en memoria mía siempre que beban de él”.

Por eso, cada vez que ustedes comen de este pan y beben de este cáliz, proclaman la muerte del Señor, hasta que vuelva.

Evangelio

Jn 13, 1-15

Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre y habiendo amado a los suyos, que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.

En el transcurso de la cena, cuando ya el diablo había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, la idea de entregarlo, Jesús, consciente de que el Padre había puesto en sus manos todas las cosas y sabiendo que había salido de Dios y a Dios volvía, se levantó de la mesa, se quitó el manto y tomando una toalla, se la ciñó; luego echó agua en una jofaina y se puso a lavarles los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que se había ceñido.

Cuando llegó a Simón Pedro, éste le dijo: “Señor, ¿me vas a lavar tú a mí los pies?” Jesús le replicó: “Lo que estoy haciendo tú no lo entiendes ahora, pero lo comprenderás más tarde”. Pedro le dijo: “Tú no me lavarás los pies jamás”. Jesús le contestó: “Si no te lavo, no tendrás parte conmigo”. Entonces le dijo Simón Pedro: “En ese caso, Señor, no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza”. Jesús le dijo: “El que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque todo él está limpio. Y ustedes están limpios, aunque no todos”. Como sabía quién lo iba a entregar, por eso dijo: ‘No todos están limpios’.

Cuando acabó de lavarles los pies, se puso otra vez el manto, volvió a la mesa y les dijo: “¿Comprenden lo que acabo de hacer con ustedes? Ustedes me llaman Maestro y Señor, y dicen bien, porque lo soy. Pues si yo, que soy el Maestro y el Señor, les he lavado los pies, también ustedes deben lavarse los pies los unos a los otros. Les he dado ejemplo, para que lo que yo he hecho con ustedes, también ustedes lo hagan”.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 13 de Abril del 2022

Miércoles de la semana santa

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Is 50, 4-9

En aquel entonces, dijo Isaías:
“El Señor me ha dado una lengua experta,
para que pueda confortar al abatido
con palabras de aliento.

Mañana tras mañana, el Señor despierta mi oído,
para que escuche yo, como discípulo.
El Señor Dios me ha hecho oír sus palabras
y yo no he opuesto resistencia
ni me he echado para atrás.

Ofrecí la espalda a los que me golpeaban,
la mejilla a los que me tiraban de la barba.
No aparté mi rostro a los insultos y salivazos.

Pero el Señor me ayuda,
por eso no quedaré confundido,
por eso endurecí mi rostro como roca
y sé que no quedaré avergonzado.
Cercano está de mí el que me hace justicia,
¿quién luchará contra mí?
¿Quién es mi adversario? ¿Quién me acusa?
Que se me enfrente.
El Señor es mi ayuda,
¿quién se atreverá a condenarme?’’

Salmo Responsorial

Salmo 68

R. (14c y b) Por tu bondad, Señor, socórreme.
Por ti he sufrido injurias
y la vergüenza cubre mi semblante.
Extraño soy y advenedizo,
aun para aquellos de mi propia sangre;
pues me devora el celo de tu casa,
el odio del que te odia, en mí recae.
R. Por tu bondad, Señor, socórreme.
La afrenta me destroza el corazón y desfallezco.
Espero compasión y no la hallo;
consoladores, y no los encuentro.
En mi comida me echaron hiel,
para mi sed me dieron vinagre.
R. Por tu bondad, Señor, socórreme.
En mi cantar exaltaré tu nombre,
proclamaré tu gloria, agradecido.
Se alegrarán al verlo los que sufren,
quienes buscan a Dios tendrán más ánimo,
Porque el Señor jamás desoye al pobre,
ni olvida al que se encuentra encadenado.
R. Por tu bondad, Señor, socórreme.

Evangelio

Mt 26, 14-25

En aquel tiempo, uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, fue a ver a los sumos sacerdotes y les dijo: “¿Cuánto me dan si les entrego a Jesús?” Ellos quedaron en darle treinta monedas de plata. Y desde ese momento andaba buscando una oportunidad para entregárselo.

El primer día de la fiesta de los panes Ázimos, los discípulos se acercaron a Jesús y le preguntaron: “¿Dónde quieres que te preparemos la cena de Pascua?” Él respondió: “Vayan a la ciudad, a casa de fulano y díganle: ‘El Maestro dice: Mi hora está ya cerca. Voy a celebrar la Pascua con mis discípulos en tu casa’ ”. Ellos hicieron lo que Jesús les había ordenado y prepararon la cena de Pascua.

Al atardecer, se sentó a la mesa con los Doce, y mientras cenaban, les dijo: “Yo les aseguro que uno de ustedes va a entregarme”. Ellos se pusieron muy tristes y comenzaron a preguntarle uno por uno: “¿Acaso soy yo, Señor?” Él respondió: “El que moja su pan en el mismo plato que yo, ése va a entregarme. Porque el Hijo del hombre va a morir, como está escrito de él; pero ¡ay de aquel por quien el Hijo del hombre va a ser entregado! Más le valiera a ese hombre no haber nacido”. Entonces preguntó Judas, el que lo iba a entregar: “¿Acaso soy yo, Maestro?” Jesús le respondió: “Tú lo has dicho”.

Noticiero Católico

Noticiero Católico 12 de abril 2022

El acoso sexual puede ser verbal o físico y en Estados Unidos el que alguién toque tu cuerpo sin autorización puede ser considerado una violación.Personal no esencial del consulado de Shnghái en China se e pide abandonar la ciudad por COVID.
Nuevo General Ruso a sido asignado a la guerra de Ucrania. Alexander Dvornikov tiene fama de ser un sanguinarío tras su papel en la guerra de Siria.
Se investiga posible ataque de armas químicas en Mariúpol por parte de tropas rusas.
EEUU busca control de armas de fuego incluyendo las piezas de armas que venden por Internet.

Magdalena, la eterna enamorada – Evangelio Domingo 17 de abril

Hermanos y hermanas qué alegría compartir con ustedes la palabra de Dios.

Hoy en este día de resurrección vamos a escuchar la historia de María Magdalena que va al sepulcro que nos informa que la piedra ha sido removida y que el cuerpo de Jesús no está, es María Magdalena la que con su búsqueda, su entrega, sus lágrimas, su fidelidad va a descubrir el misterio de nuestra fe que, Cristo ha resucitado.

Este Evangelio es para el domingo 17 de abril lamentablemente la liturgia corta el Evangelio y ustedes nada más van a escuchar del capítulo 20 versículo 19 más o menos por ahí porque se centra en la figura de Pedro y la figura de el otro discípulo al que Jesús amaba y de esta manera aniquilan o elimina la liturgia a María Magdalena, y bueno como éste este es el Evangelio de verdad de María Magdalena y este es el evangelio que hay que apreciarlo, saborearlo para ver cómo esta mujer es capaz de descubrir el misterio de Dios; que en la muerte hay vida, que el odio ha sido vencido por el amor de Cristo Jesús hacia toda la humanidad así que voy a comentar yo todo el evangelio de María Magdalena porque a veces lo liturgistas mutilan el Evangelio y nos privan realmente de este mensaje liberador.

Lo invitamos a seguir escuchando esta reflexión en nuestro podcast o en el siguiente vídeo.

Primera Lectura

Hch 10, 34a. 37-43

En aquellos días, Pedro tomó la palabra y dijo: “Ya saben ustedes lo sucedido en toda Judea, que tuvo principio en Galilea, después del bautismo predicado por Juan: cómo Dios ungió con el poder del Espíritu Santo a Jesús de Nazaret, y cómo éste pasó haciendo el bien, sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

Nosotros somos testigos de cuanto él hizo en Judea y en Jerusalén. Lo mataron colgándolo de la cruz, pero Dios lo resucitó al tercer día y concedió verlo, no a todo el pueblo, sino únicamente a los testigos que él, de antemano, había escogido: a nosotros, que hemos comido y bebido con él después de que resucitó de entre los muertos.

Él nos mandó predicar al pueblo y dar testimonio de que Dios lo ha constituido juez de vivos y muertos. El testimonio de los profetas es unánime: que cuantos creen en él reciben, por su medio, el perdón de los pecados’’.

Salmo Responsorial

R. (24) Éste es el día del triunfo del Señor. Aleluya.
Te damos gracias, Señor, porque eres bueno,
porque tu misericordia es eterna.
Diga la casa de Israel:
“Su misericordia es eterna”.
R. Éste es el día del triunfo del Señor. Aleluya.
La diestra del Señor es poderosa,
la diestra del Señor es nuestro orgullo.
No moriré, continuaré viviendo
para contar lo que el Señor ha hecho.
R. Éste es el día del triunfo del Señor. Aleluya.
La piedra que desecharon los constructores
es ahora la piedra angular.
Esto es obra de la mano del Señor,
es un milagro patente.
R. Éste es el día del triunfo del Señor. Aleluya.

Segunda Lecutra

Col 3, 1-4

Hermanos: Puesto que han resucitado con Cristo, busquen los bienes de arriba, donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios. Pongan todo el corazón en los bienes del cielo, no en los de la tierra, porque han muerto y su vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando se manifieste Cristo, vida de ustedes, entonces también ustedes se manifestarán gloriosos, juntamente con él.

Evangelio

El primer día después del sábado, estando todavía oscuro, fue María Magdalena al sepulcro y vio removida la piedra que lo cerraba. Echó a correr, llegó a la casa donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: “Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo habrán puesto”.

Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos iban corriendo juntos, pero el otro discípulo corrió más aprisa que Pedro y llegó primero al sepulcro, e inclinándose, miró los lienzos puestos en el suelo, pero no entró.

En eso llegó también Simón Pedro, que lo venía siguiendo, y entró en el sepulcro. Contempló los lienzos puestos en el suelo y el sudario, que había estado sobre la cabeza de Jesús, puesto no con los lienzos en el suelo, sino doblado en sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro, y vio y creyó, porque hasta entonces no habían entendido las Escrituras, según las cuales Jesús debía resucitar de entre los muertos.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 12 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 12 de Abril del 2022

Martes de la semana santa

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Is 49, 1-6

Escúchenme, islas;
pueblos lejanos, atiéndanme.
El Señor me llamó desde el vientre de mi madre;
cuando aún estaba yo en el seno materno,
él pronunció mi nombre.

Hizo de mi boca una espada filosa,
me escondió en la sombra de su mano,
me hizo flecha puntiaguda,
me guardó en su aljaba y me dijo:
“Tú eres mi siervo, Israel;
en ti manifestaré mi gloria”.
Entonces yo pensé: “En vano me he cansado,
inútilmente he gastado mis fuerzas;
en realidad mi causa estaba en manos del Señor,
mi recompensa la tenía mi Dios”.

Ahora habla el Señor,
el que me formó desde el seno materno,
para que fuera su servidor,
para hacer que Jacob volviera a él
y congregar a Israel en torno suyo
–tanto así me honró el Señor
y mi Dios fue mi fuerza–.
Ahora, pues, dice el Señor:
“Es poco que seas mi siervo
sólo para restablecer a las tribus de Jacob
y reunir a los sobrevivientes de Israel;
te voy a convertir en luz de las naciones,
para que mi salvación llegue
hasta los últimos rincones de la tierra”.

Salmo Responsorial

Salmo 70

R. (cf 15) En ti, Señor, he puesto mi esperanza.
Señor, tú eres mi esperanza,
que no quede yo jamás defraudado.
Tú, que eres justo, ayúdame y defiéndeme;
escucha mi oración y ponme a salvo.
R. En ti, Señor, he puesto mi esperanza.
Sé para mí un refugio,
ciudad fortificada en que me salves.
Y pues eres mi auxilio y mi defensa,
líbrame, Señor, de los malvados.
R. En ti, Señor, he puesto mi esperanza.
Señor, tú eres mi esperanza;
desde mi juventud en ti confío.
Desde que estaba en el seno de mi madre,
y me apoyaba en ti y tú me sostenías.
R. En ti, Señor, he puesto mi esperanza.
Yo proclamaré siempre tu justicia
 y a todas horas, tu misericordia.
Me enseñaste a alabarte desde niño
Y seguir alabándote es mi orgullo.
R. En ti, Señor, he puesto mi esperanza.

Evangelio

Jn 13, 21-33. 36-38

En aquel tiempo, cuando Jesús estaba a la mesa con sus discípulos, se conmovió profundamente y declaró: “Yo les aseguro que uno de ustedes me va a entregar”. Los discípulos se miraron perplejos unos a otros, porque no sabían de quién hablaba. Uno de ellos, al que Jesús tanto amaba, se hallaba reclinado a su derecha. Simón Pedro le hizo una seña y le preguntó: “¿De quién lo dice?” Entonces él, apoyándose en el pecho de Jesús, le preguntó: “Señor, ¿quién es?” Le contestó Jesús: “Aquel a quien yo le dé este trozo de pan, que voy a mojar”. Mojó el pan y se lo dio a Judas, hijo de Simón el Iscariote; y tras el bocado, entró en él Satanás.

Jesús le dijo entonces a Judas: “Lo que tienes que hacer, hazlo pronto”. Pero ninguno de los comensales entendió a qué se refería; algunos supusieron que, como Judas tenía a su cargo la bolsa, Jesús le había encomendado comprar lo necesario para la fiesta o dar algo a los pobres. Judas, después de tomar el bocado, salió inmediatamente. Era de noche.

Una vez que Judas se fue, Jesús dijo: “Ahora ha sido glorificado el Hijo del hombre y Dios ha sido glorificado en él. Si Dios ha sido glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo y pronto lo glorificará.

Hijitos, todavía estaré un poco con ustedes. Me buscarán, pero como les dije a los judíos, así se lo digo a ustedes ahora: ‘A donde yo voy, ustedes no pueden ir’ ”. Simón Pedro le dijo: “Señor, ¿a dónde vas?” Jesús le respondió: “A donde yo voy, no me puedes seguir ahora; me seguirás más tarde”. Pedro replicó: “Señor, ¿por qué no puedo seguirte ahora? Yo daré mi vida por ti”. Jesús le contestó: “¿Conque darás tu vida por mí? Yo te aseguro que no cantará el gallo, antes de que me hayas negado tres veces”.

Niños con capacidades diferentes

Taller virtual: Niños con capacidades diferenciadas

Family Focus te invita al evento:

Niños con capacidades mentales diferenciadas / Children with differentiated mental capacities

When / Cuándo: Apr 20, 2022 / 20 de abril de 2022Time / hora:  03:00 PM – 4:00 PM
Topics:
1) Tips, ideas, what do I do?2) Therapies3) Resources
Temas:  1) Consejos, ideas, ¿qué debo hacer?2) Terapias.3) Consejos
Speaker / Ponente:
Rocio Perez Director IL Span ProgramThe Arc of Illinois
Registration / Inscripción: https://bit.ly/3KyMwGq
Join Zoom Meeting:
https://bit.ly/3JtwrR1

Telephone: 13126266799Meeting ID: 879 8241 9081
Passcode: 198324

Retiro vocacional

Retiro Vocacional en California

Vocational Retreat
Have you ever though of becoming a religious priest or brother?
Come join other young men (18-40) for a weekend to discover God’s dream for you with the Claretian Missionaries who serve those most in need in 69 countries on 5 Continents.

April 22-24 – San Gabriel, CA

Please contact Fr. Rubinston, Cmf, godeeper@myclaret.org or 818-825-0829

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 11 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 11 de Abril del 2022

Lunes de la semana santa

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Is 42, 1-7

Esto dice el Señor: “Miren a mi siervo, a quien sostengo,
a mi elegido, en quien tengo mis complacencias.
En él he puesto mi espíritu,
para que haga brillar la justicia sobre las naciones.
No gritará, no clamará, no hará oír su voz por las calles;
no romperá la caña resquebrajada,
ni apagará la mecha que aún humea.
Promoverá con firmeza la justicia,
no titubeará ni se doblegará
hasta haber establecido el derecho sobre la tierra
y hasta que las islas escuchen su enseñanza”.

Esto dice el Señor Dios,
el que creó el cielo y lo extendió,
el que dio firmeza a la tierra, con lo que en ella brota;
el que dio el aliento a la gente que habita la tierra
y la respiración a cuanto se mueve en ella:
“Yo, el Señor, fiel a mi designio de salvación,
te llamé, te tomé de la mano, te he formado
y te he constituido alianza de un pueblo,
luz de las naciones,
para que abras los ojos de los ciegos,
saques a los cautivos de la prisión
y de la mazmorra a los que habitan en tinieblas”.
 

Salmo Responsorial

Salmo 26

R. (1a) El Señor es mi luz y mi salvación.
El Señor es mi luz y mi salvación,
¿a quién voy a tenerle miedo?
El Señor es la defensa de mi vida,
¿quién podrá hacerme temblar?
R. El Señor es mi luz y mi salvación.
Cuando me asaltan los malvados
para devorarme,
ellos, enemigos y adversarios,
tropiezan y caen.
R. El Señor es mi luz y mi salvación.
Aunque se lance contra mí un ejército,
no temerá mi corazón;
aun cuando hagan la guerra contra mí,
tendré plena confianza en el Señor.
R. El Señor es mi luz y mi salvación.
La bondad del Señor espero ver
en esta misma vida.
Armate de valor y fortaleza
y en el Señor confía.
R. El Señor es mi luz y mi salvación.

Evangelio

Jn 12, 1-11

Seis días antes de la Pascua, fue Jesús a Betania, donde vivía Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Allí le ofrecieron una cena; Marta servía y Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. María tomó entonces una libra de perfume de nardo auténtico, muy costoso, le ungió a Jesús los pies con él y se los enjugó con su cabellera, y la casa se llenó con la fragancia del perfume.

Entonces Judas Iscariote, uno de los discípulos, el que iba a entregar a Jesús, exclamó: “¿Por qué no se ha vendido ese perfume en trescientos denarios para dárselos a los pobres?” Esto lo dijo, no porque le importaran los pobres, sino porque era ladrón, y como tenía a su cargo la bolsa, robaba lo que echaban en ella.

Entonces dijo Jesús: “Déjala. Esto lo tenía guardado para el día de mi sepultura; porque a los pobres los tendrán siempre con ustedes, pero a mí no siempre me tendrán”.

Mientras tanto, la multitud de judíos, que se enteró de que Jesús estaba allí, acudió, no sólo por Jesús, sino también para ver a Lázaro, a quien el Señor había resucitado de entre los muertos. Los sumos sacerdotes deliberaban para matar a Lázaro, porque a causa de él, muchos judíos se separaban y creían en Jesús.

Domingo de Ramos / Palm Sunday

En este Domingo de Ramos, el comienzo de Semana Santa, tenemos los tres temas de triunfo, tragedia, y victoria: triunfo por la entrada victoriosa de Jesús a Jerusalén; tragedia porque con esta entrada triunfal Jesús comienza su pasión; victoria porque en la resurrección el amor se impone sobre la muerte. La iglesia lleva más de dos mil años celebrando Semana Santa y quizás con el tiempo hemos perdido el sentido de lo ridículo, radical y sublime de lo que celebramos. ¿Qué más ridículo puede ser que nuestro Dios cuelga de una cruz, humillado y puesto a muerte, peor que un criminal? ¡Este es nuestro Dios en quien no solamente ponemos nuestra fe y esperanza, sino con quien nos jugamos la vida misma! ¿No ves lo ridículo de esto? Sin embargo, en y por medio de este acto ridículo para el mundo, Dios realiza una nueva creación.

Después tenemos la radical iniciativa de Dios al hacerse uno con nosotros. ¡Qué valor y audacia al optar vivir la vulnerabilidad y debilidad de nuestra condición humana hasta el extremo de la muerte misma! Como dice la segunda lectura, “se anonadó a sí mismo tomando la condición de siervo…por obediencia aceptó incluso la muerte, y una muerte de cruz.” ¿En qué pensaba Dios? Lo que motivó a Jesús fue el amor que brotaba de su relación con Dios; lo que lo impulsaba era su solidaridad con la condición humana. Y quizás lo más profundo y bello que podamos decir de Jesús es que se vio a sí mismo en el rostro humano, en nuestra vulnerabilidad y flaqueza. Jesús nos hace su prójimo y por medio de esta identificación opta por darse a sí mismo para que tengamos vida, y vida en abundancia.

Y que más sublime puede ser que en el anonadarse a sí mismo y no igualarse a Dios encuentra el tesoro escondido, la perla de gran valor, la gloria del Dios quien lo envía. “Por eso Dios lo exaltó sobre todas las cosas y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre.” Flaqueza y vulnerabilidad son transformadas en valor y poder. El vaciarse y anonadarse lo lleva a la abundancia, y la muerte a la nueva vida. ¿Qué tipo de realidad sublime es esta? Los místicos llaman este proceso de anonadamiento (vaciarse de sí mismo) desapego. Desapego no es lo mismo que indiferencia. El desapego es vivir en el amor ágape: el tipo de amor que busca solamente el bien del otro/a. En el amor ágape uno ama porque tiene la capacidad y el deseo de amar aun cuando el otro/a lo aprecie o no, aun cuando el otro/a corresponda o no. ¿Puedes verte en el otro, y hacer del otro tu prójimo y darte a ti mismo por tal prójimo? Esto es lo que Jesús mismo modela en su propia vida. En su anonadamiento Jesús se encuentra totalmente identificado con Dios; en su muerte resucita a la nueva vida.

????????
????

On this Palm Sunday, the beginning of Holy Week, we have the three themes of triumph, tragedy, and victory: triumph because of the victorious entrance of Jesus into Jerusalem; tragedy because with this triumphant entrance Jesus’ passion begins; victory because in the resurrection love overcomes death. We have been celebrating Holy Week for over two thousand years and perhaps after so many years we have lost touch with the ridiculousness, radicalness and sublime meaning of these events for us today. How much more ridiculous can it be that our God hangs from a cross, humiliated and killed like the worst of criminals? This is our God in whom we place not only our trust and hope, but in whom we hang our lives! Do you see how ridiculous this seems to be? Yet, it is in and through this ridiculous image to the world that God brings about a new creation.

Then we have the radical initiative that God took in becoming one with us. What courage and boldness in choosing to live the vulnerability and weakness of our human condition to the point of death! As Paul says, “he emptied himself, taking the form of a slave…becoming obedient to the point of death, even death on a cross.” What was God thinking? What motivated Jesus was the love that poured out of his relationship with God; what moved him was solidarity with the human condition. And perhaps the greatest attribute that we can say about Jesus is that he saw himself in us, in our vulnerability and weakness. Jesus made us his neighbor and in doing so he gave his very self so that we might have life, and life to the fullest.

And how more sublime can it get than to find that in emptying himself and not seeking equality with God he finds the hidden treasure, the pearl of great value, the glory of the God who sent him. “Because of this, God greatly exalted him and bestowed on him the name which is above every name.” Weakness and vulnerability are transformed into strength and courage. Emptying oneself leads to abundance, and death to new life. What kind of sublime reality is this? Mystics call this emptying process detachment. Detachment is not the same as indifference. Detachment is rooted in agape love: a love that seeks only the good of the other, for the other’s sake. In agape love one loves because one is capable and willing to love whether the other appreciates it or not, whether the other reciprocates or not. Can you see yourself in the other and make the other your neighbor and be willing to give of yourself for the sake of that neighbor? This is what Jesus models for us. In emptying himself he finds himself immersed in God; in dying he is raised to new life.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 8 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 8 de Abril del 2022

Viernes de la V semana de Cuaresma

Primera Lectura

Jer 20, 10-13

En aquel tiempo, dijo Jeremías:
“Yo oía el cuchicheo de la gente que decía:
‘Denunciemos a Jeremías,
Denunciemos al profeta del terror’.
Todos los que eran mis amigos espiaban mis pasos,
esperaban que tropezara y me cayera, diciendo:
‘Si se tropieza y se cae, lo venceremos
y podremos vengarnos de él’.

Pero el Señor, guerrero poderoso, está a mi lado;
por eso mis perseguidores caerán por tierra
y no podrán conmigo;
quedarán avergonzados de su fracaso
y su ignominia será eterna e inolvidable.

Señor de los ejércitos, que pones a prueba al justo
y conoces lo más profundo de los corazones,
haz que yo vea tu venganza contra ellos,
porque a ti he encomendado mi causa.

Canten y alaben al Señor,
porque él ha salvado la vida de su pobre
de la mano de los malvados’’.
 

Salmo Responsorial

Salmo 17

R. (cf 7) Sálvame, Señor, en el peligro.
Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza;
el Dios que me protege y me libera.
R. Sálvame, Señor, en el peligro.
Tu eres mi refugio,
mi salvación, mi escudo, mi castillo.
Cuando invoqué al Señor de mi esperanza
al punto me libró de mi enemigo.
R. Sálvame, Señor, en el peligro.
Olas mortales me cercaban,
torrentes destructores me envolvían;
me alcanzaban las redes del abismo
y me ataban los lazos de la muerte.
R. Sálvame, Señor, en el peligro.
En el peligro invoqué al Señor,
en mi angustia le grité a mi Dios;
desde su templo, él escuchó mi voz,
y mi grito llegó a sus oídos.
R. Sálvame, Señor, en el peligro.

Evangelio

Jn 10, 31-42

En aquel tiempo, cuando Jesús terminó de hablar, los judíos cogieron piedras para apedrearlo. Jesús les dijo: “He realizado ante ustedes muchas obras buenas de parte del Padre, ¿por cuál de ellas me quieren apedrear?”

Le contestaron los judíos: “No te queremos apedrear por ninguna obra buena, sino por blasfemo, porque tú, no siendo más que un hombre, pretendes ser Dios”. Jesús les replicó: “¿No está escrito en su ley: Yo les he dicho: Ustedes son dioses? Ahora bien, si ahí se llama dioses a quienes fue dirigida la palabra de Dios (y la Escritura no puede equivocarse), ¿cómo es que a mí, a quien el Padre consagró y envió al mundo, me llaman blasfemo porque he dicho: ‘Soy Hijo de Dios’? Si no hago las obras de mi Padre, no me crean. Pero si las hago, aunque no me crean a mí, crean a las obras, para que puedan comprender que el Padre está en mí y yo en el Padre”. Trataron entonces de apoderarse de él, pero se les escapó de las manos.

Luego regresó Jesús al otro lado del Jordán, al lugar donde Juan había bautizado en un principio y se quedó allí. Muchos acudieron a él y decían: “Juan no hizo ningún signo; pero todo lo que Juan decía de éste, era verdad”. Y muchos creyeron en él allí.

Noticiero Católico

Noticiero Católico 7 de abril del 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Los tatuajes, su origen y ¿qué significan para las personas según su cultura y edad?
El equipo Chino de futbol descarta tener jugadores que tengan tatuajes en la piel.
Family Focus nos presenta los programas gratuitos para la comunidad viviendo en el Estado de Illinois.
Blanca Almeida nos comparte sobre como nuestros pensamientos pueden definir nuestro presente y futuro y como transformalos para transformar nuestra vida.
La importancia de que la religión sea separada del estado.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 7 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 7 de Abril del 2022

Jueves de la V semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Gn 17, 3-9

Cuando Dios se le apareció, Abram se postró con el rostro en el suelo y Dios le dijo:

“Aquí estoy. Ésta es la alianza que hago contigo: Serás padre de una multitud de pueblos. Ya no te llamarás Abram, sino Abraham, porque te he constituido como padre de muchas naciones.

Te haré fecundo sobremanera; de ti surgirán naciones y de ti nacerán reyes. Contigo y con tus descendientes, de generación en generación, establezco una alianza perpetua para ser el Dios tuyo y de tus descendientes. A ti y a tus descendientes les daré en posesión perpetua toda la tierra de Canaán, en la que ahora vives como extranjero; y yo seré el Dios de ustedes’’.

Después le dijo Dios a Abraham: “Cumple, pues, mi alianza, tú y tu posteridad, de generación en generación”.

Salmo Responsorial

Salmo 104, 4-5. 6-7. 8-9

R. (8a) El Señor nunca olvida sus promesas.
Recurran al Señor y a su poder,
búsquenlo sin descanso.
Recuerdan los prodigios que él ha hecho,
sus portentos y oráculos.
R. El Señor nunca olvida sus promesas.
Descendientes de Abraham, su servidor,
estirpe de Jacob, su predilecto,
escuchen: el Señor es nuestro Dios,
y gobiernan la tierra sus decretos.
R. El Señor nunca olvida sus promesas.
Ni aunque transcurran mil generaciones,
se olvidará el Señor de sus promesas,
de la alianza pactada con Abraham,
del juramento a Isaac, que un día le hiciera.
R. El Señor nunca olvida sus promesas.

Evangelio

Jn 8, 51-59

En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos: “Yo les aseguro: el que es fiel a mis palabras no morirá para siempre”.

Los judíos le dijeron: “Ahora ya no nos cabe duda de que estás endemoniado. Porque Abraham murió y los profetas también murieron, y tú dices: ‘El que es fiel a mis palabras no morirá para siempre’. ¿Acaso eres tú más que nuestro padre Abraham, el cual murió? Los profetas también murieron. ¿Quién pretendes ser tú?”

Contestó Jesús: “Si yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no valdría nada. El que me glorifica es mi Padre, aquel de quien ustedes dicen: ‘Es nuestro Dios’, aunque no lo conocen. Yo, en cambio, sí lo conozco; y si dijera que no lo conozco, sería tan mentiroso como ustedes. Pero yo lo conozco y soy fiel a su palabra. Abraham, el padre de ustedes, se regocijaba con el pensamiento de verme; me vio y se alegró por ello”.

Los judíos le replicaron: “No tienes ni cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?” Les respondió Jesús: “Yo les aseguro que desde antes que naciera Abraham, Yo Soy”.

Entonces recogieron piedras para arrojárselas, pero Jesús se ocultó y salió del templo.

Noticiero Católico

Noticiero Católico 6 de Abril del 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

El papa Francisco califica de horrenda crueldad los atroces hechos en Buchea, Ucrania.
Comunidad internacional declara crimen de guerra las fosas comunes de civiles encontradas en Bucha.
Elon Musk desplaza a Besos como el hombre mas rico del mundo.
Obama regresa a la casa Blanca para celebrar el aniversario del Obama Care.
¿La felicidad o la alegría? ¿cuál debemos buscar?
La neurosis en el tráfico vehícular y sus peligros.

¿Por qué muere Jesús? – Evangelio del domingo 10 de abril

El domingo 10 de abril comenzamos nuestra semana mayor. Comenzamos a reflexionar a meditar acerca de la muerte de Jesús, comenzamos justamente con el domingo de ramos y la vamos a culminar con la resurrección. Así que vida, muerte y resurrección forman el centro de nuestra fe. Antes de comenzar a adelantarnos de celebrar la resurrección, tenemos que pasar por este trago amargo de la cruz y tenemos que confrontar nos con las siguientes preguntas ¿Quién mató a Jesús si ustedes? si le preguntan a la gente quién mató a Jesús, bueno, a lo mejor van a decir mis pecados mataron a Jesús o yo lo crucificó cada vez que pecó. Uno se pregunta cómo un acto que tú hagas tiene el efecto de crucificar a alguien del siglo primero, esta es una reflexión ya posterior verdad.

Esta es una teología que se fue desarrollando poco a poco especialmente con san Pablo donde va a ver la muerte de Jesús como un acto de salvación un acto de reconciliación. Bueno pero antes de entrar a reflexionar de que mis pecados matan a Jesús o lo crucifican tenemos que contestar la pregunta desde un punto de vista histórico quién mató a Jesús ¿Quién es responsable de la muerte del hijo de Dios? y cómo es que esta muerte fue capaz de transformar y de cambiar la historia de la humanidad y lo más importante también es contestar la pregunta ¿porque lo mataron, quién mató a Jesús? tiene que ir unido con la con la pregunta ¿Por qué lo mataron? ¿Qué fue lo que hizo? porque a veces se nos olvida, fíjense ustedes solamente para ver lo poquito que nosotros aprendemos a veces en las profesiones de fe, en el credo verdad, creemos en que Jesús murió, fue sepultado y resucitó al tercer día según las escrituras y está sentado a la derecha del padre de nuevo y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos. Solamente se enumera prácticamente la vida, la muerte la cruz el sepulcro y la resurrección pero se privan o nos privan del Jesús que hace milagros, del Jesús que anuncia el reino, del Jesús que cura a los leprosos, del Jesús que multiplica panes como que no nos da esa profesión de fe la imagen completa de Jesús y luego entonces a veces nos quedamos también con que no entendemos por qué es que Jesús muere.

Bueno, comenzamos entonces con el domingo de ramos y este gesto es simbólico verdad Jesús entra a Jerusalén, recuerden que para Lucas, Jerusalén es el lugar donde va a concluir todo, iba a comenzar todo de alguna manera será en Jerusalén donde la ciudad se vuelve asesina. Mata a los profetas en aquel dicho de Jesus, Jerusalén, Jerusalén que matas a los profetas y a la gente que te es enviada ¿Cuántas veces he querido ser como aquella gallina que acurruca a sus polluelos? fíjense, Jesús de una manera bastante, bastante femenina no comparándose con una gallina para cuidar a sus polluelos pero dice que Jerusalén se vuelve asesina, entonces para Lucas, Jerusalén es el centro de la misión .

Lo invitamos a seguir escuchando esta reflexión en nuestro podcast o en el siguiente vídeo.

Primera Lectura

Is 50, 4-7

“El Señor me ha dado una lengua experta,
para que pueda confortar al abatido
con palabras de aliento.

Mañana tras mañana, el Señor despierta mi oído,
para que escuche yo, como discípulo.
El Señor Dios me ha hecho oír sus palabras
y yo no he opuesto resistencia
ni me he echado para atrás.

Ofrecí la espalda a los que me golpeaban,
la mejilla a los que me tiraban de la barba.
No aparté mi rostro de los insultos y salivazos.

Pero el Señor me ayuda,
por eso no quedaré confundido,
por eso endurecí mi rostro como roca
y sé que no quedaré avergonzado”.

Salmo Responsorial

Salmo 21, 8-9. 17-18a. 19-20. 23-24

R. (2a) Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?
Todos los que me ven, de mí se burlan;
me hacen gestos y dicen:
“Confiaba en el Señor, pues que él lo salve;
si de veras lo ama, que lo libre”. R. 
R. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?
Los malvados me cercan por doquiera
como rabiosos perros.
Mis manos y mis pies han taladrado
y se puedan contar todos mis huesos. R. 
R. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?
Reparten entre sí mis vestiduras
y se juegan mi túnica a los dados.
Señor, auxilio mío, ven y ayudarme,
no te quedes de mí tan alejado. R.
R. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?
Contaré tu fama a mis hermanos,
en medio de la asamblea te alabaré.
Fieles del Señor, alábenlo;
glorificarlo, linaje de Jacob,
témelo, estirpe de Israel. R.
R. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

Evangelio

Lc 22, 14–23, 56

Llegada la hora de cenar, se sentó Jesús con sus discípulos y les dijo: “Cuánto he deseado celebrar esta Pascua con ustedes, antes de padecer, porque yo les aseguro que ya no la volveré a celebrar, hasta que tenga cabal cumplimiento en el Reino de Dios”. Luego tomó en sus manos una copa de vino, pronunció la acción de gracias y dijo: “Tomen esto y repártanlo entre ustedes, porque les aseguro que ya no volveré a beber del fruto de la vid hasta que venga el Reino de Dios”.

Tomando después un pan, pronunció la acción de gracias, lo partió y se lo dio, diciendo: “Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía”. Después de cenar, hizo lo mismo con una copa de vino, diciendo: “Esta copa es la nueva alianza, sellada con mi sangre, que se derrama por ustedes”.

“Pero miren: la mano del que me va a entregar está conmigo en la mesa. Porque el Hijo del hombre va a morir, según lo decretado; pero ¡ay de aquel hombre por quien será entregado!” Ellos empezaron a preguntarse unos a otros quién de ellos podía ser el que lo iba a traicionar.

Después los discípulos se pusieron a discutir sobre cuál de ellos debería ser considerado como el más importante. Jesús les dijo: “Los reyes de los paganos los dominan, y los que ejercen la autoridad se hacen llamar bienhechores. Pero ustedes no hagan eso, sino todo lo contrario: que el mayor entre ustedes actúe como si fuera el menor, y el que gobierna, como si fuera un servidor. Porque, ¿quién vale más, el que está a la mesa o el que sirve? ¿Verdad que es el que está a la mesa? Pues yo estoy en medio de ustedes como el que sirve. Ustedes han perseverado conmigo en mis pruebas, y yo les voy a dar el Reino, como mi Padre me lo dio a mí, para que coman y beban a mi mesa en el Reino, y se siente cada uno en un trono, para juzgar a las doce tribus de Israel”.

Luego añadió: “Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido permiso para zarandearlos como trigo; pero yo he orado por ti, para que tu fe no desfallezca; y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos”. Él le contestó: “Señor, estoy dispuesto a ir contigo incluso a la cárcel y a la muerte”. Jesús le replicó: “Te digo, Pedro, que hoy, antes de que cante el gallo, habrás negado tres veces que me conoces”.

Después les dijo a todos ellos: “Cuando los envié sin provisiones, sin dinero ni sandalias, ¿acaso les faltó algo?” Ellos contestaron: “Nada”. Él añadió: “Ahora, en cambio, el que tenga dinero o provisiones, que los tome; y el que no tenga espada, que venda su manto y compre una. Les aseguro que conviene que se cumpla esto que está escrito de mí: Fue contado entre los malhechores, porque se acerca el cumplimiento de todo lo que se refiere a mí”. Ellos le dijeron: “Señor, aquí hay dos espadas”. Él les contestó: “¡Basta ya!”

Salió Jesús, como de costumbre, al monte de los Olivos y lo acompañaron los discípulos. Al llegar a ese sitio, les dijo: “Oren, para no caer en la tentación”. Luego se alejó de ellos a la distancia de un tiro de piedra y se puso a orar de rodillas, diciendo: “Padre, si quieres, aparta de mí esta amarga prueba; pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya”. Se le apareció entonces un ángel para confortarlo; él, en su angustia mortal, oraba con mayor insistencia, y comenzó a sudar gruesas gotas de sangre, que caían hasta el suelo. Por fin terminó su oración, se levantó, fue hacia sus discípulos y los encontró dormidos por la pena. Entonces les dijo: “¿Por qué están dormidos? Levántense y oren para no caer en la tentación”.

Todavía estaba hablando, cuando llegó una turba encabezada por Judas, uno de los Doce, quien se acercó a Jesús para besarlo. Jesús le dijo: “Judas, ¿con un beso entregas al Hijo del hombre?”

Al darse cuenta de lo que iba a suceder, los que estaban con él dijeron: “Señor, ¿los atacamos con la espada?” Y uno de ellos hirió a un criado del sumo sacerdote y le cortó la oreja derecha. Jesús intervino, diciendo: “¡Dejen! ¡Basta!” Le tocó la oreja y lo curó.

Después Jesús dijo a los sumos sacerdotes, a los encargados del templo y a los ancianos que habían venido a arrestarlo: “Han venido a aprehenderme con espadas y palos, como si fuera un bandido. Todos los días he estado con ustedes en el templo y no me echaron mano. Pero ésta es su hora y la del poder de las tinieblas”.

Ellos lo arrestaron, se lo llevaron y lo hicieron entrar en la casa del sumo sacerdote. Pedro los seguía desde lejos. Encendieron fuego en medio del patio, se sentaron alrededor y Pedro se sentó también con ellos. Al verlo sentado junto a la lumbre, una criada se le quedó mirando y dijo: “Éste también estaba con él”. Pero él lo negó diciendo: “No lo conozco, mujer”. Poco después lo vio otro y le dijo: “Tú también eres uno de ellos”. Pedro replicó: “¡Hombre, no lo soy!” Y como después de una hora, otro insistió: “Sin duda que éste también estaba con él, porque es galileo”. Pedro contestó: “¡Hombre, no sé de qué hablas!” Todavía estaba hablando, cuando cantó un gallo.

El Señor, volviéndose, miró a Pedro. Pedro se acordó entonces de las palabras que el Señor le había dicho: ‘Antes de que cante el gallo, me negarás tres veces’, y saliendo de allí se soltó a llorar amargamente.

Los hombres que sujetaban a Jesús se burlaban de él, le daban golpes, le tapaban la cara y le preguntaban: “¿Adivina quién te ha pegado?” Y proferían contra él muchos insultos.

Al amanecer se reunió el consejo de los ancianos con los sumos sacerdotes y los escribas. Hicieron comparecer a Jesús ante el sanedrín y le dijeron: “Si tú eres el Mesías, dínoslo”. Él les contestó: “Si se lo digo, no lo van a creer, y si les pregunto, no me van a responder. Pero ya desde ahora, el Hijo del hombre está sentado a la derecha de Dios todopoderoso”. Dijeron todos: “Entonces, ¿tú eres el Hijo de Dios?” Él les contestó: “Ustedes mismos lo han dicho: sí lo soy”. Entonces ellos dijeron: “¿Qué necesidad tenemos ya de testigos? Nosotros mismo lo hemos oído de su boca”. El consejo de los ancianos, con los sumos sacerdotes y los escribas, se levantaron y llevaron a Jesús ante Pilato.

Entonces comenzaron a acusarlo, diciendo: “Hemos comprobado que éste anda amotinando a nuestra nación y oponiéndose a que se pague tributo al César y diciendo que él es el Mesías rey”.

Pilato preguntó a Jesús: “¿Eres tú el rey de los judíos?” Él le contestó: “Tú lo has dicho”. Pilato dijo a los sumos sacerdotes y a la turba: “No encuentro ninguna culpa en este hombre”. Ellos insistían con más fuerza, diciendo: “Solivianta al pueblo enseñando por toda Judea, desde Galilea hasta aquí”. Al oír esto, Pilato preguntó si era galileo, y al enterarse de que era de la jurisdicción de Herodes, se lo remitió, ya que Herodes estaba en Jerusalén precisamente por aquellos días.

Herodes, al ver a Jesús, se puso muy contento, porque hacía mucho tiempo que quería verlo, pues había oído hablar mucho de él y esperaba presenciar algún milagro suyo. Le hizo muchas preguntas, pero él no le contestó ni una palabra. Estaban ahí los sumos sacerdotes y los escribas, acusándolo sin cesar. Entonces Herodes, con su escolta, lo trató con desprecio y se burló de él, y le mandó poner una vestidura blanca. Después se lo remitió a Pilato. Aquel mismo día se hicieron amigos Herodes y Pilato, porque antes eran enemigos.

Pilato convocó a los sumos sacerdotes, a las autoridades y al pueblo, y les dijo: “Me han traído a este hombre, alegando que alborota al pueblo; pero yo lo he interrogado delante de ustedes y no he encontrado en él ninguna de las culpas de que lo acusan. Tampoco Herodes, porque me lo ha enviado de nuevo. Ya ven que ningún delito digno de muerte se ha probado. Así pues, le aplicaré un escarmiento y lo soltaré”.

Con ocasión de la fiesta, Pilato tenía que dejarles libre a un preso. Ellos vociferaron en masa, diciendo: “¡Quita a ése! ¡Suéltanos a Barrabás!” A éste lo habían metido en la cárcel por una revuelta acaecida en la ciudad y un homicidio.

Pilato volvió a dirigirles la palabra, con la intención de poner en libertad a Jesús; pero ellos seguían gritando: “¡Crucifícalo, crucifícalo!” Él les dijo por tercera vez: “¿Pues qué ha hecho de malo? No he encontrado en él ningún delito que merezca la muerte; de modo que le aplicaré un escarmiento y lo soltaré”. Pero ellos insistían, pidiendo a gritos que lo crucificara. Como iba creciendo el griterío, Pilato decidió que se cumpliera su petición; soltó al que le pedían, al que había sido encarcelado por revuelta y homicidio, y a Jesús se lo entregó a su arbitrio.

Mientras lo llevaban a crucificar, echaron mano a un cierto Simón de Cirene, que volvía del campo, y lo obligaron a cargar la cruz, detrás de Jesús. Lo iba siguiendo una gran multitud de hombres y mujeres, que se golpeaban el pecho y lloraban por él. Jesús se volvió hacia las mujeres y les dijo: “Hijas de Jerusalén, no lloren por mí; lloren por ustedes y por sus hijos, porque van a venir días en que se dirá: ‘¡Dichosas las estériles y los vientres que no han dado a luz y los pechos que no han criado!’ Entonces dirán a los montes: ‘Desplómense sobre nosotros’, y a las colinas: ‘Sepúltennos’, porque si así tratan al árbol verde, ¿qué pasará con el seco?”

Conducían, además, a dos malhechores, para ajusticiarlos con él. Cuando llegaron al lugar llamado “la Calavera”, lo crucificaron allí, a él y a los malhechores, uno a su derecha y el otro a su izquierda. Jesús decía desde la cruz: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”. Los soldados se repartieron sus ropas, echando suertes.

El pueblo estaba mirando. Las autoridades le hacían muecas, diciendo: “A otros ha salvado; que se salve a sí mismo, si él es el Mesías de Dios, el elegido”. También los soldados se burlaban de Jesús, y acercándose a él, le ofrecían vinagre y le decían: “Si tú eres el rey de los judíos, sálvate a ti mismo”. Había, en efecto, sobre la cruz, un letrero en griego, latín y hebreo, que decía: “Éste es el rey de los judíos”.

Uno de los malhechores crucificados insultaba a Jesús, diciéndole: “Si tú eres el Mesías, sálvate a ti mismo y a nosotros”. Pero el otro le reclamaba, indignado: “¿Ni siquiera temes tú a Dios estando en el mismo suplicio? Nosotros justamente recibimos el pago de lo que hicimos. Pero éste ningún mal ha hecho”. Y le decía a Jesús: “Señor, cuando llegues a tu Reino, acuérdate de mí”. Jesús le respondió: “Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso”.

Era casi el mediodía, cuando las tinieblas invadieron toda la región y se oscureció el sol hasta las tres de la tarde. El velo del templo se rasgó a la mitad. Jesús, clamando con voz potente, dijo: “¡Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu!” Y dicho esto, expiró.

Aquí se arrodillan todos y se hace una breve pausa.

El oficial romano, al ver lo que pasaba, dio gloria a Dios, diciendo: “Verdaderamente este hombre era justo”. Toda la muchedumbre que había acudido a este espectáculo, mirando lo que ocurría, se volvió a su casa dándose golpes de pecho. Los conocidos de Jesús se mantenían a distancia, lo mismo que las mujeres que lo habían seguido desde Galilea, y permanecían mirando todo aquello.

Un hombre llamado José, consejero del sanedrín, hombre bueno y justo, que no había estado de acuerdo con la decisión de los judíos ni con sus actos, que era natural de Arimatea, ciudad de Judea, y que aguardaba el Reino de Dios, se presentó ante Pilato para pedirle el cuerpo de Jesús. Lo bajó de la cruz, lo envolvió en una sábana y lo colocó en un sepulcro excavado en la roca, donde no habían puesto a nadie todavía. Era el día de la Pascua y ya iba a empezar el sábado. Las mujeres que habían seguido a Jesús desde Galilea acompañaron a José para ver el sepulcro y cómo colocaban el cuerpo. Al regresar a su casa, prepararon perfumes y ungüentos, y el sábado guardaron reposo, conforme al mandamiento.

Rosario cuaresmal

Rosario Cuaresmal y Oración por la reforma migratoria

Acompáñenos al Rosario en vivo por medio de Zoom (meeting ID: 87423832789) o por medio de Facebook Live.
También puede acompañarnos de forma presencial en la parroquia de Nuestra Señora de Czestochowa, en Cicero, IL, el miércoles, 13 de abril, a las 7:00pm.

Nos acompañará el coro de niños Voces del Alma con su música.
El rosario se reza en cinco idiomas (una década, un idioma diferente.)


El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 6 de Abril del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 6 de Abril del 2022

Miércoles de la V semana de Cuaresma

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

Dn 3, 14-20. 49-50. 91-92. 95

En aquellos días dijo el rey Nabucodonosor: “¿Es cierto, Sedrak, Mesak y Abednegó, que no quieren servir a mis dioses, ni adorar la estatua de oro que he mandado levantar? Pues bien, si no es cierto, estén dispuestos para que, al oír sonar el cuerno, la flauta, la cítara, el salterio, la chirimía y toda clase de instrumentos, se postren y adoren la estatua que he mandado hacer. Pero si no la adoran, serán arrojados inmediatamente a un horno encendido. ¿Y qué dios podrá librarlos entonces de mis manos?”

Pero Sedrak, Mesak y Abednegó contestaron al rey Nabucodonosor: “No es necesario responder a tu pregunta, pues el Dios a quien servimos puede librarnos del horno encendido y nos librará de tus manos; y aunque no lo hiciera, sábete que de ningún modo serviremos a tus dioses, ni adoraremos la estatua de oro, que has mandado levantar”.

Entonces Nabucodonosor se enfureció y la expresión de su rostro cambió para Sedrak, Mesak y Abednegó. Mandó encender el horno y aumentar la fuerza del fuego siete veces más de lo acostumbrado. Después ordenó que algunos de los hombres más fuertes de su ejército ataran a Sedrak, Mesak y Abednegó y los arrojaran al horno encendido.

Pero el ángel del Señor bajó del cielo, se puso junto a ellos, apartó las llamas y produjo en el horno un frescor como de brisa y de rocío, y el fuego no los atormentó, ni los hirió, ni siquiera los tocó. El rey Nabucodonosor, estupefacto, se levantó precipitadamente y dijo a sus consejeros: “¿Acaso no estaban atados los tres hombres que arrojamos al horno?” Ellos contestaron: “Sí, señor”. El rey replicó: “¿Por qué, entonces, estoy viendo cuatro hombres sueltos, que se pasean entre las llamas, sin quemarse? Y el cuarto, parece un ángel”.

Nabucodonosor los hizo salir del horno y exclamó: “Bendito sea el Dios de Sedrak, Mesak y Abednegó, que ha enviado a su ángel para librar a sus siervos, que confiando en él, desobedecieron la orden del rey y expusieron su vida, antes que servir y adorar a un dios extraño”.

Salmo Responsorial

Daniel 3

R. (52b) Bendito seas, Señor, para siempre.
Bendito seas, Señor, Dios de nuestros padres.
Bendito sea tu nombre santo y glorioso.
R. Bendito seas, Señor, para siempre.
Bendito seas en el templo santo y glorioso.
Bendito seas en el trono de tu reina.
R. Bendito seas, Señor, para siempre.
Bendito eres tú, Señor,
que penetras con tu mirada los abismos
y sientas en un trono rodeado querubines.
Bendito seas, Señor, en la bóveda.
R. Bendito seas, Señor, para siempre.

Evangelio

Jn 8, 31-42

En aquel tiempo, Jesús dijo a los que habían creído en él: “Si se mantienen fieles a mi palabra, serán verdaderamente discípulos míos, conocerán la verdad y la verdad los hará libres”. Ellos replicaron: “Somos hijos de Abraham y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: ‘Serán libres’?”

Jesús les contestó: “Yo les aseguro que todo el que peca es un esclavo del pecado y el esclavo no se queda en la casa para siempre; el hijo sí se queda para siempre. Si el Hijo les da la libertad, serán realmente libres. Ya sé que son hijos de Abraham; sin embargo, tratan de matarme, porque no aceptan mis palabras. Yo hablo de lo que he visto en casa de mi Padre: ustedes hacen lo que han oído en casa de su padre”.

Ellos le respondieron: “Nuestro padre es Abraham”. Jesús les dijo: “Si fueran hijos de Abraham, harían las obras de Abraham. Pero tratan de matarme a mí, porque les he dicho la verdad que oí de Dios. Eso no lo hizo Abraham. Ustedes hacen las obras de su padre”. Le respondieron: “Nosotros no somos hijos de prostitución. No tenemos más padre que a Dios”.

Jesús les dijo entonces: “Si Dios fuera su Padre me amarían a mí, porque yo salí de Dios y vengo de Dios; no he venido por mi cuenta, sino enviado por él”.

Hasta 30 mil dólares de ayuda para pago de hipoteca

El Fondo de Asistencia a los Propietarios de Viviendas de Illinois se abrirá el 11 de abril de 2022 y la asistencia para el alquiler está disponible en el Departamento de Servicios Humanos.

El Estado de Illinois está proporcionando asistencia de emergencia en materia de vivienda para ayudar a los inquilinos y propietarios a mantener una vivienda estable y asequible durante la pandemia de COVID-19.

Averigüe si es elegible para recibir hasta 30.000 dólares de asistencia a los propietarios de viviendas

Más información: https://www.illinoishousinghelp.org/

Noticiero Católico

Noticiero Católico 5 de abril del 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

El tren Maya ¿Realmente será tan malo para el país? Ejemplo de ferrovías en otros países y como han ayudado a llevar turismo y economía a comunidades alejadas.
El caos en el aeropuerto en la ciudad de México y la experiencia en Chicago de contar con dos aeropuertos.
Julio Soriano, representante de https://www.illinoishousinghelp.org/ nos acompaña para hablarnos sobre el programa de apoyo que ofrece el gobierno de Illinois para personas con problemas para pagar su hipoteca. Ayudas hipotecarias hasta por 30 mil dólares.