Noticias Radio Claret

Noticiero Católico 4 de Agosto 2022

¿Qué sabes sobre Taiwan? China toma represalias tras visita de Nancy Pelosi y toma espacio aéreo y marítimo de Taiwan. Más de 900 vuelos han tenido que ser reubicados.

Presidente del Salvador comparte logros de la estrategia de encarcelar pandilleros. Por primera vez en décadas El Salvador ha pasado varios días sin ningún asesinato y los asaltos han disminuido drásticamente.

Mineros atrapados en México.

Manuel Temponi nos comparte los programas gratuitos para nuestra comunidad.

la raya del tigra ruben cardenas

Y ahora AMLO parece quitarle el manto protector a su “corcholata” preferida – La raya del tigre

Por Rubén Cárdenas

Sabedor de que aún falta un buen trecho para el 2024 y de que en este momento es creciente la batalla por la candidatura presidencial dentro de MORENA, Andrés Manuel López Obrador prefirió ayer guardarse su inclinación hacia su “corcholata” preferida, o sea Claudia Sheinbaum y afirmó que “no hay línea, señal, dedazo, tapados”, sino que decidirá el pueblo cuando llegue el momento de la sucesión.

Durante la mañanera de ayer, el presidente fue cauto en relación a otras veces al hablar de su sucesor, aunque no dejó de enfatizar que cualquiera de los aspirantes de MORENA – la jefa de gobierno, Marcelo Ebrard y Adán Augusto López- es mejor que el posible candidato de la oposición.

“No voy a decir quien es el bueno; lo que voy a decir es que todos son buenos y el pueblo decide”. Evidentemente, con esta declaración, AMLO está dando un giro a su estrategia inicial de respaldar sin ambages a Sheinbaum, al menos en lo mediático, por encima de cualquier otro aspirante.

Experto en la estrategia de echar por delante al “pueblo” en las grandes decisiones nacionales y de bajarle intensidad a los “infiernillos” que crea muy a menudo, AMLO parece haber decidido oxigenar un poco al juego de la sucesión dentro de su partido porque, al faltar muchos meses para el 2024, se provoca un desgaste, si bien es calculado, entre los precandidatos y entre otros, como Ricardo Monreal.

Este desgaste le afecta de mayor manera a la única mujer en la carrera por la sucesión, quien tiene un roce muy cercano con sus gobernados en la siempre problemática capital del país y, por lo tanto, le es más difícil que a sus contrincantes lucirse; Ebrard, y sobre todo Adán Augusto, también traen sus negativos, pero no de manera tan frontal como ella, ahora hasta con la presencia de cárteles que supuestamente no habían llegado a CDMX.

Bien se recuerda que fue el mismo López Obrador, no el pueblo, quien destapó y por eso llamó “corcholatas” a los tres aspirantes de MORENA. Si bien es cierto que el cargo de Jefa de Gobierno, el de Canciller y el de Secretario de Gobernación son plataformas idóneas para aspirar a Palacio Nacional, el ambiente no se había “calentado” hasta que fueron mencionados por el presidente, lo cual provocó el arranque no oficial de una precampaña presidencial no vista antes.

Tal y como están las cosas, a López Obrador no le será fácil imponer a quien lo suceda. Quizá no tendría grandes dificultades al dejar fuera a Sheinbaum y a Adán Augusto López, pero sería distinto con Marcelo Ebrard, a quien hizo a un lado en la contienda interna del 2016, cuando encabezaba esa alianza opositora el PRD y Ebrard era Jefe de Gobierno de la Ciudad de México. AMLO buscaba entonces su segunda nominación consecutiva a la presidencia del país.

En aquella ocasión, Marcelo Ebrard se comportó institucional y bajó la guardia, no quiso ser factor de ruptura; de hecho, la última encuesta de ese tiempo determinó un empate técnico entre AMLO y Ebrard, pero el hoy presidente reclamó su derecho de líder histórico en el movimiento opositor al PRI y se convirtió en el abanderado de las fuerzas de izquierda y perdió la batalla en tribunales electorales ante Enrique Peña Nieto.

Así pues, sería muy difícil que esta vez Marcelo Ebrard se deje convencer por el resultado de otra encuesta y quede fuera de la candidatura presidencial; muy por el contrario, está operando en todo el país y allende las fronteras para lograr esa nominación, sea cual fuere el método que se elija para nombrar al aspirante definitivo o la definitiva.

Y tanto en la presidencia de la República como en MORENA saben que Marcelo Ebrard tiene amplias posibilidades también de encabezar una eventual candidatura presidencial desde el exterior de su partido sin depender de este para subir, por lo que decidieron actuar con mesura desde ahora, previendo los tiempos y circunstancias, para ver a quien elige “el pueblo”.

COLMILLOS Y GARRAS

EL ALCALDE JORGE Salum revisó ayer los trabajos de remozamiento en el Parque Guadiana, el principal paseo que tenemos en la ciudad y uno de los que se le ha dado más mantenimiento últimamente; lo merece, es un hermoso espacio para familias, estudiantes, deportistas, comerciantes, turistas, grupos de zumba, grupos de yoga, atletas de alto rendimiento, mascotas y todo el que se acerque por allí… FUE PRECISAMENTE ESTA administración municipal la que se encargó de reconstruir la fuente de Los Delfines, ícono de este lugar, luego de que la dejó en escombros gente del anterior trienio. La fuente fue reconstruida desde los cimientos y ahora luce totalmente nueva… OTRAS ÁREAS DEL Parque Guadiana, como las de aparatos para ejercitarse y la zona del Lago de la China, así como el Ojo de Agua, también han sido remozadas. Como principal paseo de la ciudad, este parque siempre debe estar en condiciones óptimas, como ahora luce.

TWITTER @rubencardenas10 Facebook: Voz Libre Dgo

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 4 de Agosto del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 4 de Agosto del 2022

Memoria de San Juan María Vianney, presbítero

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera lectura

Jer 31, 31-34

«Se acerca el tiempo, dice el Señor,
en que haré con la casa de Israel
y la casa de Judá una alianza nueva.
No será como la alianza que hice con los padres de ustedes,
cuando los tomé de la mano para sacarlos de Egipto.
Ellos rompieron mi alianza
y yo tuve que hacer un escarmiento con ellos.

Ésta será la alianza nueva
que voy a hacer con la casa de Israel:
Voy a poner mi ley en lo más profundo de su mente
y voy a grabarla en sus corazones.
Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.
Ya nadie tendrá que instruir a su prójimo ni a su hermano,
diciéndole: ‘Conoce al Señor’,
porque todos me van a conocer,
desde el más pequeño hasta el mayor de todos,
cuando yo les perdone sus culpas
y olvide para siempre sus pecados».

Salmo Responsorial

Salmo 50, 12-13. 14-15. 18-19

R. (12a) Crea en mí, Señor, un corazón puro.
Crea en mí, Señor, un corazón puro,
un espíritu nuevo para cumplir tus mandamientos.
No me arrojes, Señor, lejos de ti,
ni retires de mí tu santo espíritu.
R. Crea en mí, Señor, un corazón puro.
Devuélveme tu salvación, que regocija,
mantén en mí un alma generosa.
Enseñaré a los descarriados tus caminos
y volverán a ti los pecadores.
R. Crea en mí, Señor, un corazón puro.
Tú, Señor, no te complaces en los sacrificios
y si te ofreciera un holocausto, no te agradaría.
Un corazón contrito presento,
y un corazón contrito, tú nunca lo desprecias.
R. Crea en mí, Señor, un corazón puro.

Evangelio

Mt 16, 13-23

En aquel tiempo, cuando llegó Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?» Ellos le respondieron: «Unos dicen que eres Juan el Bautista; otros, que Elías; otros, que Jeremías o alguno de los profetas».

Luego les preguntó: «Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?» Simón Pedro tomó la palabra y le dijo: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo».

Jesús le dijo entonces: «¡Dichoso tú, Simón, hijo de Juan, porque esto no te lo ha revelado ningún hombre, sino mi Padre, que está en los cielos! Y yo te digo a ti que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. Los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella. Yo te daré las llaves del Reino de los cielos; todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo». Y les ordenó a sus discípulos que no dijeran a nadie que él era el Mesías.

A partir de entonces, comenzó Jesús a anunciar a sus discípulos que tenía que ir a Jerusalén para padecer allí mucho de parte de los ancianos, de los sumos sacerdotes y de los escribas; que tenía que ser condenado a muerte y resucitar al tercer día.

Pedro se lo llevó aparte y trató de disuadirlo, diciéndole: «No lo permita Dios, Señor. Eso no te puede suceder a ti». Pero Jesús se volvió a Pedro y le dijo: «¡Apártate de mí, Satanás, y no intentes hacerme tropezar en mi camino, porque tu modo de pensar no es el de Dios, sino el de los hombres!»

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 3 de Agosto del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 3 de Agosto del 2022

Miércoles de la XVII semana del Tiempo ordinario

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera lectura

Jer 31, 1-7

“En aquel tiempo, dice el Señor,
yo seré el Dios de todas las tribus de Israel
y ellos serán mi pueblo.

El pueblo de Israel, que se libró de la espada,
halló misericordia en el desierto
y camina hacia el descanso;
el Señor se le apareció de lejos’’.

Esto dice el Señor:
“Yo te amo con amor eterno,
por eso siempre me apiado de ti.
Volveré, pues, a construirte
y serás reconstruida, capital de Israel.
Volverás a tocar tus panderos
y saldrás a bailar entre músicos y coros;
volverás a plantar viñas en los montes de Samaria
y los que las planten, las disfrutarán.
En la montaña de Efraín gritarán los centinelas:
‘¡Ya es de día! ¡Levántense y vayamos a Sión,
hacia el Señor, nuestro Dios!’ ”

Esto dice el Señor:
“Griten de alegría por Jacob,
regocíjense por el mejor de los pueblos;
proclamen, alaben y digan:
‘El Señor ha salvado a su pueblo,
al grupo de los sobrevivientes de Israel’ ”.

Salmo Responsorial

Jeremías 31, 10. 11-12ab. 13

R. (cf. 10d) El Señor será nuestro pastor.
Escuchen, pueblos, la palabra del Señor,
y anúncienla aun es las islas más remotas:
“El que dispersó a Israel lo reunirá
y lo cuidará como el pastor a su rebaño”. R.
R. El Señor será nuestro pastor.
Porque el Señor redimió a Jacob
y lo rescató de las manos del poderoso.
Ellos vendrán para aclamar al monte Sión,
Y vendrán a gozar de los bienes del Señor. R.
R. El Señor será nuestro pastor.
Entonces se alegrarán los jóvenes, danzando;
se sentirán felices jóvenes y viejos,   
porque yo convertiré su tristeza en alegría,   
los llenaré de gozo y aliviaré sus penas. R.
R. El Señor será nuestro pastor.

Evangelio

Mt 15, 21-28

En aquel tiempo, Jesús se retiró a la comarca de Tiro y Sidón. Entonces una mujer cananea le salió al encuentro y se puso a gritar: “Señor, hijo de David, ten compasión de mí. Mi hija está terriblemente atormentada por un demonio”. Jesús no le contestó una sola palabra; pero los discípulos se acercaron y le rogaban: “Atiéndela, porque viene gritando detrás de nosotros”. Él les contestó: “Yo no he sido enviado sino a las ovejas descarriadas de la casa de Israel”.

Ella se acercó entonces a Jesús y postrada ante él, le dijo: “¡Señor, ayúdame!” El le respondió: “No está bien quitarles el pan a los hijos para echárselo a los perritos”. Pero ella replicó: “Es cierto, Señor; pero también los perritos se comen las migajas que caen de la mesa de sus amos”. Entonces Jesús le respondió: “Mujer, ¡qué grande es tu fe! Que se cumpla lo que deseas”. Y en aquel mismo instante quedó curada su hija.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 2 de Agosto del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 2 de Agosto del 2022

Martes de la XVIII Semana del Tiempo Ordinario

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera lectura

Jer 30, 1-2. 12-15. 18-22

Estas palabras le fueron dirigidas a Jeremías de parte del Señor: “Esto dice el Señor, Dios de Israel: ‘Escribe en un libro todas las palabras que te he dicho’ ”.

“Esto dice el Señor:
‘Tu quebranto es irremediable
e incurables tus heridas.
Estás desahuciado.
Hay heridas que tienen curación,
pero las tuyas no tienen remedio.

Todos tus amantes te han olvidado
y ya no preguntan por ti.
Como si fuera tu enemigo, te herí
y te impuse un cruel castigo
por tu gran culpa, por tus enormes pecados.
¿Por qué te quejas de tus heridas?
Tu dolor es irremediable.
Por tu gran culpa, por tus enormes pecados
te he tratado así’ ”.

“Esto dice el Señor:
‘Yo cambiaré la suerte del pueblo de Israel:
lo haré volver a su patria;
me apiadaré de sus casas,
la ciudad será reedificada
sobre sus propias ruinas
y el templo será reconstruido
tal como era.
Se escucharán himnos de alabanza
y los cantos de un pueblo que se alegra.

Y los multiplicaré y ya no serán pocos,
los honraré y ya no serán despreciados;
sus hijos serán como eran antes,
la comunidad que está delante de mí,
y yo castigaré a todos sus enemigos.

Un príncipe nacerá de mi pueblo,
uno de ellos mismos será su jefe.
Yo lo haré acercarse y él vendrá hasta mí;
porque, si no, ¿quién se atreverá a acercarse a mí?
Ustedes serán mi pueblo
y yo seré su Dios’ ”.

Salmo Responsorial

Salmo 101, 16-18. 19-21. 29 y 22-23

R. (17) El Señor es nuestro Dios.
Cuando el Señor reedifique Sión,
y aparezca glorioso,
cuando oiga el clamor del oprimido
y no se muestre a sus plegarias sordo,
entonces al Señor temerán todos los pueblos,
y su gloria verán los poderosos. R.
R. El Señor es nuestro Dios.
Esto se escribirá para el futuro
y alabará al Señor el pueblo nuevo,
porque el Señor, desde su altura santa,
ha mirado a la tierra desde el cielo,
para oír los gemidos del cautivo
y librar de la muerte al prisionero. R.
R. El Señor es nuestro Dios.
Bajo tu protección, Señor,
Habitarán los hijos de tus siervos
y se establecerán sus descendientes.
Tu nombre en Sión alabarán por eso,
cuando en Jerusalén, a darte culto,
se reúnan, Señor, todos los pueblos. R.
R. El Señor es nuestro Dios.

Evangelio

Mt 14, 22-36

En aquel tiempo, inmediatamente después de la multiplicación de los panes, Jesús hizo que sus discípulos subieran a la barca y se dirigieran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Después de despedirla, subió al monte a solas para orar. Llegada la noche, estaba él solo allí.

Entre tanto, la barca iba ya muy lejos de la costa y las olas la sacudían, porque el viento era contrario. A la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el agua. Los discípulos, al verlo andar sobre el agua, se espantaron y decían: “¡Es un fantasma!” Y daban gritos de terror. Pero Jesús les dijo enseguida: “Tranquilícense y no teman. Soy yo”.

Entonces le dijo Pedro: “Señor, si eres tú, mándame ir a ti caminando sobre el agua”. Jesús le contestó: “Ven”. Pedro bajó de la barca y comenzó a caminar sobre el agua hacia Jesús; pero al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, comenzó a hundirse y gritó: “¡Sálvame, Señor!” Inmediatamente Jesús le tendió la mano, lo sostuvo y le dijo: “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?”

En cuanto subieron a la barca, el viento se calmó. Los que estaban en la barca se postraron ante Jesús, diciendo: “Verdaderamente tú eres el Hijo de Dios”.

Terminada la travesía, llegaron a Genesaret. Apenas lo reconocieron los habitantes de aquel lugar, pregonaron la noticia por toda la región y le trajeron a todos los enfermos. Le pedían que los dejara tocar siquiera el borde de su manto; y cuantos lo tocaron, quedaron curados.

O bien:

Mt 15, 1-2. 10-14

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos escribas y unos fariseos venidos de Jerusalén y le preguntaron: “¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de nuestros mayores y no se lavan las manos antes de comer?”

Jesús llamó entonces a la gente y le dijo: “Escuchen y traten de comprender. No es lo que entra por la boca lo que mancha al hombre; lo que sale de la boca, eso es lo que mancha al hombre”.

Se le acercaron entonces los discípulos y le dijeron: “¿Sabes que los fariseos se han escandalizado de tus palabras?” Jesús les respondió: “Las plantas que no haya plantado mi Padre celestial, serán arrancadas de raíz. Déjenlos; son ciegos que guían a otros ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, los dos caerán en un hoyo”.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 1 de Agosto del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 1 de Agosto del 2022

Memoria de San Alfonso María de Ligorio, obispo y doctor de la Iglesia

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera lectura

Jer 28, 1-17

El quinto mes del cuarto año del reinado de Sedecías, Jananías, hijo de Azur y profeta de Gabaón, le dijo a Jeremías en el templo, en presencia de los sacerdotes y de todo el pueblo: “Esto dice el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel: ‘Voy a romper el yugo del rey de Babilonia. Dentro de dos años haré que se devuelvan todos los objetos del templo del Señor, que el rey Nabucodonosor tomó de este lugar y se llevó a Babilonia; haré volver a Jeconías, hijo de Joaquín y rey de Judá, y a todos los desterrados de Judá que han ido a Babilonia, en cuanto yo rompa, dice el Señor, el yugo del rey Nabucodonosor’”.

Entonces el profeta Jeremías le respondió a Jananías, en presencia de los sacerdotes y de todo el pueblo que estaba en el templo del Señor: “Amén. Que así lo haga el Señor. Que el Señor confirme lo que has predicho y haga retornar de Babilonia a este lugar los objetos del templo del Señor y a todos los desterrados. Pero, pon atención a lo que voy a decirte delante de todo el pueblo: Antes de mí y antes de ti, siempre ha habido profetas que predijeron a muchos países y a grandes reinos la guerra, el hambre y la peste. Y cuando un profeta predice la paz, sólo hasta que se cumplen sus palabras, se puede reconocer que es verdadero profeta, enviado por el Señor”. Entonces Jananías tomó el yugo que traía Jeremías en el cuello, lo rompió y dijo delante de todo el pueblo: “Esto dice el Señor: ‘Así romperé el yugo de Nabucodonosor, rey de Babilonia, dentro de dos años y lo quitaré del cuello de todas las naciones’ ”.

Jeremías se alejó de allí. Pero un tiempo después de que Jananías había roto el yugo del cuello del profeta Jeremías, el Señor le habló a éste y le dijo: “Ve y dile a Jananías: ‘Esto dice el Señor: Has roto un yugo de madera, pero yo lo sustituiré por uno de hierro. Porque esto dice el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel: He puesto en el cuello de todas estas naciones un yugo de hierro, para someterlas al servicio de Nabucodonosor, rey de Babilonia, y hasta las bestias del campo lo servirán’ ”. Y Jeremías añadió: “Escucha, Jananías: No te ha enviado el Señor y tú has hecho que el pueblo crea en una mentira. Por eso el Señor te dice: ‘Yo te borraré de la superficie de la tierra. Este año morirás, por haber incitado a la rebelión contra el Señor’ ”. Y el profeta Jananías murió aquel mismo año, en el mes séptimo.

Salmo Responsorial

Salmo 118, 29. 43. 79. 80. 95. 102

R. (68b) Enséñame, Señor, tus mandamientos.
Apártame de los caminos falsos,
y dame la gracia de cumplir tu voluntad.
No quites de mi boca las palabras sinceras,
porque yo espero en tus mandamientos. R.
R. Enséñame, Señor, tus mandamientos.
Que se vuelvan hacia mí tus fieles,
los que hacen caso de tus preceptos.
Que sea mi corazón perfecto en tus leyes,
así no quedaré avergonzado. R.
R. Enséñame, Señor, tus mandamientos.
Los malvados me esperaban para matarme,
pero yo meditaba tus preceptos.
No me aparto de tus mandamientos,
porque tú me has instruido. R.
R. Enséñame, Señor, tus mandamientos.

Evangelio

Mt 14, 13-21

En aquel tiempo, al enterarse Jesús de la muerte de Juan el Bautista, subió a una barca y se dirigió a un lugar apartado y solitario. Al saberlo la gente, lo siguió por tierra desde los pueblos. Cuando Jesús desembarcó, vio aquella muchedumbre, se compadeció de ella y curó a los enfermos.

Como ya se hacía tarde, se acercaron sus discípulos a decirle: “Estamos en despoblado y empieza a oscurecer. Despide a la gente para que vayan a los caseríos y compren algo de comer”. Pero Jesús les replicó: “No hace falta que vayan. Denles ustedes de comer”. Ellos le contestaron: “No tenemos aquí más que cinco panes y dos pescados”. El les dijo: “Tráiganmelos”.

Luego mandó que la gente se sentara sobre el pasto. Tomó los cinco panes y los dos pescados, y mirando al cielo, pronunció una bendición, partió los panes y se los dio a los discípulos para que los distribuyeran a la gente. Todos comieron hasta saciarse y con los pedazos que habían sobrado, se llenaron doce canastos. Los que comieron eran unos cinco mil hombres, sin contar a las mujeres y a los niños.