Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 21 de enero 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

¿Porqué muchos Estadounidesnse están inconformes con el gobierno de Joe Biden?
Joe Biden en lo mas bajo de su popularidad a un año de haber llegado a la Casa Blanca.
Realizan el primer transplante de riñones de un cerdo genéticamente modificado a un ser humano en estado Vegetativo.
¿Son legales los experimentos ciéntificos en cuerpos humanos? la exposición de Bodies.
Desde Colombia nos acompañaron el Padre William Vela Vega cmf
Ministerio Musical en Alabanza y Fe y Cheo Peralta ,productor musical, cantante y músico,
para platicarnos sobre el disco en Homenaje al Padre Hector Guzman Caicedo, cmf.
Para adquirir el disco de ballenato Católico en base a los poemas del padre Guzman, por favor visite https://www.facebook.com/PSanBernardino

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 21 de Enero del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 21 de Enero del 2022

Memoria de Santa Inés, virgen y mártir

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

1 Sm 24, 3-21

En aquellos días, Saúl tomó consigo tres mil hombres valientes de todo Israel y marchó en busca de David y su gente, en dirección de las rocas llamadas “las Cabras Monteses”, y llegó hasta donde había un redil de ganado, junto al camino. Había allí una cueva, y Saúl entró en ella para satisfacer sus necesidades.

David y sus hombres estaban sentados en el fondo de la cueva. Ellos le dijeron: “Ha llegado el día que te anunció el Señor, cuando te hizo esta promesa: ‘Pondré a tu enemigo entre tus manos, para que hagas con él lo que mejor te parezca’ ”.

David se levantó sin hacer ruido y cortó la punta del manto de Saúl. Pero a David le remordió la conciencia por haber cortado el manto de Saúl y dijo a sus hombres: “Dios me libre de levantar la mano contra el rey, porque es el ungido del Señor”. Con estas palabras contuvo David a sus hombres y no les permitió atacar a Saúl.

Saúl salió de la cueva y siguió su camino. David salió detrás de él y le gritó: “Rey y señor mío”. Y cuando Saúl miró hacia atrás, David le hizo una gran reverencia, inclinando la cabeza hasta el suelo, y le dijo: “¿Por qué haces caso a la gente que dice: ‘David trata de hacerte mal’? Date cuenta de que hoy el Señor te puso en mis manos en la cueva y pude matarte, pero te perdoné la vida, pues me dije: ‘No alzaré mi mano contra el rey, porque es el ungido del Señor’. Mira la punta de tu manto en mi mano. Yo la corté y no te maté. Reconoce, pues, que en mí no hay traición y que no he pecado contra ti. Tú, en cambio, andas buscando la ocasión de quitarme la vida. Que el Señor sea nuestro juez, y que él me haga justicia. Yo no alzaré mi mano contra ti, porque como dice el antiguo proverbio: ‘Los malos obran mal’. ¿Contra quién has salido a guerrear, rey de Israel? ¿A quién persigues? A un perro muerto, a una pulga. Que el Señor sea el juez y nos juzgue a los dos. Que él examine mi causa y me libre de tu mano”.

Cuando David terminó de hablar, Saúl le respondió: “¿Eres tú, David, hijo mío, quien así me habla?” Saúl rompió a llorar y, levantando la voz, le dijo: “Tú eres más justo que yo, porque sólo me haces el bien, mientras que yo busco tu mal. Hoy has demostrado conmigo tu gran bondad, pues el Señor me puso en tus manos, y tú no me has quitado la vida. ¿Qué hombre, que encuentra a su enemigo, le permite seguir su camino en paz? Que el Señor te recompense por lo que hoy has hecho conmigo. Ahora estoy cierto de que llegarás a ser rey y de que el reino de Israel se consolidará en tus manos”

Salmo Responsorial

Salmo 56

R. (2a) Señor, apiádate de mí.
Apiádate de mí, Señor, apiádate,
pues en ti me refugio;
me refugio a la sombra de tus alas
hasta que pase el infortunio. R.
R. Señor, apiádate de mí.
Voy a clamar al Dios altísimo,
al Dios que me ha colmado de favores;
desde el cielo, su amor y su lealtad
me salvarán de mis perseguidores. R.
R. Señor, apiádate de mí.
Señor, demuestra tu poder
y llénese la tierra de tu gloria;
pues tu amor es más grande que los cielos
y tu fidelidad las nubes toca. R.
R. Señor, apiádate de mí.

Evangelio

Mc 3, 13-19

En aquel tiempo, Jesús subió al monte, llamó a los que él quiso, y ellos lo siguieron. Constituyó a doce para que se quedaran con él, para mandarlos a predicar y para que tuvieran el poder de expulsar a los demonios.

Constituyó entonces a los Doce: a Simón, al cual le impuso el nombre de Pedro; después, a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, a quienes dio el nombre de Boanergues, es decir “hijos del trueno”; a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Tadeo, Simón el Cananeo y a Judas Iscariote, que después lo traicionó.

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 20 de enero 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Como la nueva tecnología 5G pordría interferir con los sitemas de comunicación de los aviones y las consecuencias que ha traído en la demora del lanzamiento de la 5G en Estados Unidos.
Ex agente del FBI descubré en antiguos documentos del papá de Anne Frank quién fue quién los delato ante los Alemanes.
Estados Unidos advierte a Rusia sobre las consecuencias que tendría una posible invasión a Ucrania.
Líder de la Unión Europea afirma que el conflicto Ucranía-Rusia es lo más cercano que se ha tenido a una guerra en Europa y se encuentran bajo alarma por la situación.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 20 de Enero del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 20 de Enero del 2022

Jueves de la II semana del Tiempo ordinario

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

1 Sm 18, 6-9; 19, 1-7

En aquellos días, cuando David regresaba de haber matado al filisteo, las mujeres de todos los poblados salieron a recibir al rey Saúl, danzando y cantando al son de tambores y panderos, y dando grandes gritos de alegría. Al danzar, las mujeres cantaban a coro:

“Mató Saúl a mil,
pero David a diez mil”.

A Saúl le cayeron muy mal esas palabras y se enojó muchísimo y comentó: “A David le atribuyen diez mil, y a mí tan sólo mil. Lo único que le falta es ser rey”. Desde entonces, Saúl miraba a David con rencor.

Un día, Saúl comunicó a su hijo Jonatán y a sus servidores que había decidido matar a David. Pero Jonatán quería mucho a David y le dijo a éste: “Mi padre Saúl trata de matarte. Cuídate, pues, mucho, mañana por la mañana. Retírate a un lugar seguro y escóndete. Yo saldré con mi padre por el campo donde tú estés y le hablaré de ti; veré qué piensa y te lo avisaré”.

Habló entonces Jonatán a su padre en favor de David y le dijo: “No hagas daño, señor mío, a tu siervo David, pues él no te ha hecho ningún mal, sino grandes servicios. Arriesgó su vida para matar al filisteo, con lo cual el Señor dio una gran victoria a todo Israel. Tú mismo lo viste y te alegraste. ¿Por qué, pues, quieres hacerte reo de sangre inocente, matando a David sin motivo?” Al oír esto, se aplacó Saúl y dijo: “Juro por Dios que David no morirá”.

Entonces Jonatán llamó a David y le contó lo sucedido. Luego lo condujo ante Saúl, y David continuó a su servicio, como antes.

Salmo Responsorial

Salmo 55

R. (5bc) En el Señor confío y nada temo.
Tenme piedad, Señor, porque me acosan,
me persiguen y atacan todo el día;
me pisan sin cesar mis enemigos;
innumerables son los que me hostigan. R.
R. En el Señor confío y nada temo.
Toma en cuenta, Señor, todos mis pasos
y recoge mis lágrimas.
Que cuando yo te invoque, el enemigo
se bata en retirada. R.
R. En el Señor confío y nada temo.
Yo sé bien que el Señor está conmigo;
por eso en Dios, cuya promesa alabo,
sin temor me confío.
¿Qué hombre ha de poder causarme daño? R.
R. En el Señor confío y nada temo.

Evangelio

En aquel tiempo, Jesús se retiró con sus discípulos a la orilla del mar, seguido por una muchedumbre de galileos. Una gran multitud, procedente de Judea y Jerusalén, de Idumea y Transjordania y de la parte de Tiro y Sidón, habiendo tenido noticias de lo que Jesús hacía, se trasladó a donde él estaba.

Entonces rogó Jesús a sus discípulos que le consiguieran una barca para subir en ella, porque era tanta la multitud, que estaba a punto de aplastarlo.

En efecto, Jesús había curado a muchos, de manera que todos los que padecían algún mal, se le echaban encima para tocarlo. Cuando los poseídos por espíritus inmundos lo veían, se echaban a sus pies y gritaban: “Tú eres el Hijo de Dios”. Pero Jesús les prohibía que lo manifestaran.

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 19 de enero 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Las nuevas asignaciones de Lopéz Obrador para consulados y embajadas y como nos afecta. Adios a la buena táctica de asignar personas preparadas con carrera en el servicio exterior.
Nueva caravana inmigrante proveniente de Honduras.
China impone nuevas restricciones ante COVID y pide al servicio de correos del país, sanitizar todo lo que llegué tras sospecha de que Omnicrón hubiese podido llegar a la República Chica por medio de una carta proveniente de Canadá.
El gobernador de Illinois se vió en la necesidad de envíar 2000 empleados estatales para apoyar hospitales saturados con pacientes de COVID sin vacunar.
Alemania rompe casos de COVID.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 19 de Enero del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 19 de Enero del 2022

Miércoles de la II semana del Tiempo ordinario

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

1 Sm 17, 32-33. 37. 40-51

En aquellos días, dijo David a Saúl: “Señor, no se atemorice tu corazón por ese filisteo. Tu siervo irá y peleará con él”. Pero Saúl le replicó: “Tú no puedes ir a pelear contra Goliat, porque no eres más que un muchacho, y él, un hombre adiestrado para la guerra desde su juventud”. David le contestó: “El Señor, que me ha librado de las garras del león y del oso, me librará también de las manos de ese filisteo”. Saúl le dijo: “Ve, y que el Señor te ayude”.

Tomó David el cayado que siempre llevaba consigo; escogió en el arroyo cinco piedras bien lisas, las puso en su morral, y con la honda en la mano, avanzó hacia el filisteo. Goliat, precedido por su escudero, se fue acercando a David. El filisteo se le quedó mirando, y cuando vio que era un joven, rubio y de buena presencia, lo despreció y le dijo: “¿Soy acaso un perro para que me salgas al encuentro con palos y con piedras?” David le contestó: “No. Eres peor que un perro”. Entonces Goliat lo maldijo en nombre de sus dioses y añadió: “Acércate, que yo les echaré tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo”.

David le replicó: “Tú vienes hacia mí con espada, lanza y jabalina. Pero yo voy contra ti en el nombre del Señor de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has insultado. Hoy mismo te va a entregar el Señor en mis manos; te voy a vencer y te voy a cortar la cabeza, y voy a echarles tu cadáver y los cadáveres de los filisteos a las aves del cielo y a las fieras del campo. Así sabrá toda la tierra que hay Dios en Israel, y toda esa multitud sabrá que el Señor no necesita ni lanzas ni espadas para vencer, porque él es el Señor de la guerra y los entregará a ustedes en nuestras manos”.

Cuando el filisteo comenzó a avanzar contra David, éste corrió a su encuentro, metió la mano en el morral, sacó una piedra, la tiró con la honda e hirió al filisteo en la frente. La piedra se le clavó en la frente y el filisteo cayó de boca por tierra.

Venció David al filisteo con una honda y una piedra; lo hirió y lo mató, sin tener espada en la mano. Corrió David a donde estaba caído el filisteo, tomó su espada, la sacó de la vaina, lo mató y le cortó la cabeza. Los filisteos, viendo que había muerto su jefe, huyeron.

Salmo Responsorial

Salmo 143

R. (1a) Bendito sea el Señor.
Bendito sea el Señor,
mi roca firme;
el adiestró mis manos y mis dedos
para luchar en lides. R.
R. Bendito sea el Señor.
El es mi amigo fiel, mi fortaleza,
mi seguro escondite,
escudo en que me amparo,
el que los pueblos a mis plantas rinde. R.
R. Bendito sea el Señor.
Al compás de mi cítara,
nuevos cantos, Señor, he de decirte,
pues tú das a los reyes la victoria
y salvas a David, tu siervo humilde. R.
R. Bendito sea el Señor.

Evangelio

Mc 3, 1-6

En aquel tiempo, Jesús entró en la sinagoga, donde había un hombre que tenía tullida una mano. Los fariseos estaban espiando a Jesús para ver si curaba en sábado y poderlo acusar. Jesús le dijo al tullido: “Levántate y ponte allí en medio”.

Después les preguntó: “¿Qué es lo que está permitido hacer en sábado, el bien o el mal? ¿Se le puede salvar la vida a un hombre en sábado o hay que dejarlo morir?” Ellos se quedaron callados. Entonces, mirándolos con ira y con tristeza, porque no querían entender, le dijo al hombre: “Extiende tu mano”. La extendió, y su mano quedó sana.

Entonces se fueron los fariseos y comenzaron a hacer planes, con los del partido de Herodes, para matar a Jesús.

Como el comportamiento dependiente, te hace vincularte con los otros.

Hoy hablaremos sobre el infierno de las dependencias en las que a veces nos encontramos por ciertas emociones o sensaciones que «creemos» que nuestro cuerpo necesita. Hoy vamos a basarnos en como es que nosotros nos vinculamos para que nos hagamos dependientes de otra persona.

Nosotros creamos historias

Nuestra mente, nuestra imaginación crea historias en donde nosotros llegamos a pensar que la otra persona va a llegar a darnos esa respuesta que tanto estamos esperando, pensamos que se va a acercar anosotros y nos va a decir que nos ama o que somos importantes, etc. Cuando no nos dan esa respuesta que tanto esperamos empezamos a sufrir.

Llega esa sensación de sufrimiento, de dolor, de angustia, ahí es donde se crea esa decepción interna. Las personas dependientes siempre están esperando cierta actitud de la otra persona, espera detalles, regalos, espera reacciones que quizá nunca las va a recibir y es donde se crean los pensamientos de ¿será que no soy imporante?. Ese tipo de comportamientos son los que nos mantienen esperando cierta respuesta de afuera.

Siempre esperamos algo de los demás

Siempre estamos esperando algo de las personas, no solamente de la pareja, sino también de un padre, una madre, los hijos, etc. De cierta manera siempre esperamos una respuesta o un cambio por parte de la otra persona. Una persona adicta a la dependencia la mayor parte de las historias se crean en la mente y no son reales.

Por la dependencia nosotros nos engañamos a ver la verdad, si nosotros estamos esperando que haya ese cambio, en esa espera del cambio (que puede ser bastante tiempo) si nosotros estamos con esa demanda y los cambios no llegan, nos desgastamos fisica y emocionalmente y es cuando nos vinculamos en una relación donde ya está ese enojo, agresividad, desilución, tristeza, y después no nos podemos salir de ese tipo de relación.

Empezamos a sentir enojo y rabia y empiezan a crearse los conflictos de agresión. Ya no queremos estar con esa persona, se vuelve un infierno porque aunque se quiera, no podemos separarnos ni salirnos de esa relación.

Hay 2 personalidades: la de nuestra mente y la real.

Existe la personalidad de nuestra mente en donde es la persona bonita, la perfecta, amable, educada, el príncipe azul que se ha creado en nuestra mente, y ese príncipe o princesa es la que queremos y cuando vemos a la persona real, la persona que se muestra y no es igual nos llega la culpa. Es una imagen que no nos permite ver a la persona real.

¿Qué podemos hacer cuando estamos en esta situación?

Primero, cuando nosotros estamos en una vinculación y ya sentimos todas esas emociones y nos sentimos atrapados, tenemos que saber como es que se creó esa dependencia y porque es tan poderosa. Si es algo que se generó desde la infancia no podemos regresar el tiempo porque eso ya pasó, pero con trabajo psicológico se puede liberar de esas dependencias emocionales.

La dependencia se hace por repetición y llega un momento en el que necesitamos esa dosis de droga y no podemos desvincularnos, nos podemos hacer dependientes por un impacto y la adicción es muy fuerte. Para poder salir hay que desprogramar la historia, hay que dejar de creer que lo que nosotros pensamos es la realidad, para poder desprogramar hay que hacer un nuevo programa y es algo que hay que ir trabajando poco a poco, no es algo que se logre de un día para otro.

Hay que dejar de adquirir esa dosis, es algo que sentimos que necesitamos y siempre volvemos a buscar. Necesitamos dejar de controlar las relaciones para que no nos controlen a nosotros. Si estás interesado en esto sientante a observarte y pregúntante: ¿En que parte yo soy dependiente? ¿me veo esperando un cambio?.

Trata de encontrar en donde estás necesitando esa dosis.

La Misión de Jesús Sana – Evangelio Domingo 23 de enero

Padre Manuel Villalobos, cmf
Queridos Hermanos, estamos prácticamente al final del primer mes. Esta celebración va a ser para el día 23 de enero tercer domingo del tiempo ordinario.

Las lecturas nos van a invitar a expresar, a sentir que Dios, su palabra se cumple en lo ordinario, en lo cotidiano de nuestra vida. Así que hermanos y hermanas gracias por darme su tiempo. Gracias por abrir su corazón a esta palabra, esperemos que encuentren consuelo, encuentren paz. Así que el evangelio como todo el evangelio que vamos a estar leyendo en este año litúrgico está basado en Lucas y hay un recorte por aquí, porque primero comienza Lucas capítulo primero 14 y después nos proponen reflexionar sobre el 4, 14-21 así que el evangelio está tomado del capítulo primero del 1 al 4 y después del 4 del del capítulo 4 cap versículo 14 y 21.

Primera Lectura

Neh 8, 2-4a. 5-6. 8-1

En aquellos días, Esdras, el sacerdote, trajo el libro de la ley ante la asamblea, formada por los hombres, las mujeres y todos los que tenían uso de razón.

Era el día primero del mes séptimo, y Esdras leyó desde el amanecer hasta el mediodía, en la plaza que está frente a la puerta del Agua, en presencia de los hombres, las mujeres y todos los que tenían uso de razón. Todo el pueblo estaba atento a la lectura del libro de la ley. Esdras estaba de pie sobre un estrado de madera, levantado para esta ocasión. Esdras abrió el libro a la vista del pueblo, pues estaba en un sitio más alto que todos, y cuando lo abrió, el pueblo entero se puso de pie. Esdras bendijo entonces al Señor, el gran Dios, y todo el pueblo, levantando las manos, respondió: “¡Amén!”, e inclinándose, se postraron rostro en tierra. Los levitas leían el libro de la ley de Dios con claridad y explicaban el sentido, de suerte que el pueblo comprendía la lectura.

Entonces Nehemías, el gobernador, Esdras, el sacerdote y escriba, y los levitas que instruían a la gente, dijeron a todo el pueblo: “Éste es un día consagrado al Señor, nuestro Dios. No estén ustedes tristes ni lloren (porque todos lloraban al escuchar las palabras de la ley). Vayan a comer espléndidamente, tomen bebidas dulces y manden algo a los que nada tienen, pues hoy es un día consagrado al Señor, nuestro Dios. No estén tristes, porque celebrar al Señor es nuestra fuerza”.

Salmo Responsorial

Salmo 18

R. (Jn 6, 63c) Tú tienes, Señor, palabras de vida eterna.
La ley del Señor es perfecta del todo
y reconforta el alma;
inmutables son las palabras del Señor
y hacen sabio al sencillo. R.
R. Tú tienes, Señor, palabras de vida eterna.
En los mandamientos del Señor hay rectitud
y alegría para el corazón;
son luz los preceptos del Señor
para alumbrar el camino. R.
R. Tú tienes, Señor, palabras de vida eterna.
La voluntad de Dios es santa
y para siempre estable;
los mandamientos del Señor son verdaderos
y eternamente justos. R.
R. Tú tienes, Señor, palabras de vida eterna.
Que sean gratas las palabras de mi boca,
y los anhelos de mi corazón.
Haz, Señor, que siempre te busque,
pues eres mi refugio y salvación. R.
R. Tú tienes, Señor, palabras de vida eterna.

Segunda Lectura

1 Cor 12:12-30

Hermanos: Así como el cuerpo es uno y tiene muchos miembros y todos ellos, a pesar de ser muchos, forman un solo cuerpo, así también es Cristo. Porque todos nosotros, seamos judíos o no judíos, esclavos o libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo, y a todos se nos ha dado a beber del mismo Espíritu.

El cuerpo no se compone de un solo miembro, sino de muchos. Si el pie dijera: “No soy mano, entonces no formo parte del cuerpo”, ¿dejaría por eso de ser parte del cuerpo? Y si el oído dijera: “Puesto que no soy ojo, no soy del cuerpo”, ¿dejaría por eso de ser parte del cuerpo? Si todo el cuerpo fuera ojo, ¿con qué oiríamos? Y si todo el cuerpo fuera oído, ¿con qué oleríamos? Ahora bien, Dios ha puesto los miembros del cuerpo cada uno en su lugar, según lo quiso. Si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo?

Cierto que los miembros son muchos, pero el cuerpo es uno solo. El ojo no puede decirle a la mano: “No te necesito”; ni la cabeza, a los pies: “Ustedes no me hacen falta”. Por el contrario, los miembros que parecen más débiles son los más necesarios. Y a los más íntimos los tratamos con mayor decoro, porque los demás no lo necesitan. Así formó Dios el cuerpo, dando más honor a los miembros que carecían de él, para que no haya división en el cuerpo y para que cada miembro se preocupe de los demás. Cuando un miembro sufre, todos sufren con él; y cuando recibe honores, todos se alegran con él.

Pues bien, ustedes son el cuerpo de Cristo y cada uno es un miembro de él. En la Iglesia, Dios ha puesto en primer lugar a los apóstoles; en segundo lugar, a los profetas; en tercer lugar, a los maestros; luego, a los que hacen milagros, a los que tienen el don de curar a los enfermos, a los que ayudan, a los que administran, a los que tienen el don de lenguas y el de interpretarlas. ¿Acaso son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Son todos maestros? ¿Hacen todos milagros? ¿Tienen todos el don de curar? ¿Tienen todos el don de lenguas y todos las interpretan?

Evangelio

Lc 1, 1-4; 4, 14-21

Muchos han tratado de escribir la historia de las cosas que pasaron entre nosotros, tal y como nos las trasmitieron los que las vieron desde el principio y que ayudaron en la predicación. Yo también, ilustre Teófilo, después de haberme informado minuciosamente de todo, desde sus principios, pensé escribírtelo por orden, para que veas la verdad de lo que se te ha enseñado.

(Después de que Jesús fue tentado por el demonio en el desierto), impulsado por el Espíritu, volvió a Galilea. Iba enseñando en las sinagogas; todos lo alababan y su fama se extendió por toda la región. Fue también a Nazaret, donde se había criado. Entró en la sinagoga, como era su costumbre hacerlo los sábados, y se levantó para hacer la lectura. Se le dio el volumen del profeta Isaías, lo desenrolló y encontró el pasaje en que estaba escrito: El espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para llevar a los pobres la buena nueva, para anunciar la liberación a los cautivos y la curación a los ciegos, para dar libertad a los oprimidos y proclamar el año de gracia del Señor.

Enrolló el volumen, lo devolvió al encargado y se sentó. Los ojos de todos los asistentes a la sinagoga estaban fijos en él. Entonces comenzó a hablar, diciendo: “Hoy mismo se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír”.

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 18 de Enero 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

La erupción del volcán submarino en Tonga que se escuchó hasta en Estados unidos y provocó fuerte mareaje en varios países, entre ellos Japón, y aquí en EEUU en Californía.
El oleaje causado por la erupción volcanica inclusive causo un derrame de pretroleo en una zona costera.
La influencia del clima en la prosperidad de los territorios ¿Influirá la mezcla racial?
Estudio de Harvard que por más de 70 años a analizado la vida y pensamientos de más de 60 personas aún con vida y como han concluido en que la salud mental y fisica en la tercera edad depende en gran parte de las relaciones humanas.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 18 de Enero del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 18 de Enero del 2022

Martes de la II Semana del Tiempo ordinario

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

1 Sm 16, 1-13

En aquellos días, dijo el Señor a Samuel: “¿Hasta cuándo vas a estar triste por Saúl? Yo ya lo rechacé y él no reinará más sobre Israel. Ve a la casa de Jesé, en Belén, porque de entre sus hijos me he escogido un rey. Llena, pues, tu cuerno de aceite para ungirlo y vete”.

Pero Samuel le replicó: “¿Cómo voy a ir? Si Saúl se entera, me matará”. El Señor le respondió: “Lleva contigo una ternera y di: ‘Vengo a ofrecer un sacrificio al Señor’. Invita a Jesé al sacrificio y yo te indicaré lo que has de hacer. Luego ungirás al que yo te señale”.

Hizo Samuel lo que el Señor le había dicho. Cuando llegó a Belén, los ancianos de la ciudad salieron a recibirlo temerosos y le preguntaron: “¿Vienes en son de paz?” Les respondió: “Sí. Vengo a ofrecer un sacrificio al Señor. Purifíquense y vengan conmigo al sacrificio”. Luego purificó a Jesé y a sus hijos y los invitó también al sacrificio.

Cuando se presentaron ante él, al ver a Eliab, el hijo mayor de Jesé, Samuel pensó: “Éste es, sin duda, el que voy a ungir como rey”. Pero el Señor le dijo: “No te dejes impresionar por su aspecto ni por su gran estatura, pues yo lo he descartado, porque yo no juzgo como juzga el hombre. El hombre se fija en las apariencias, pero el Señor se fija en los corazones”.

Entonces, Jesé llamó a su hijo Abinadab y lo hizo pasar ante Samuel, el cual le dijo: “Tampoco a éste lo ha escogido el Señor”. Jesé hizo pasar a Samá, pero Samuel le dijo: “A éste tampoco lo ha elegido el Señor”. Así fueron pasando ante Samuel siete de los hijos de Jesé; pero Samuel dijo: “Ninguno de éstos es el elegido del Señor”. Luego le preguntó a Jesé: “¿Son éstos todos tus hijos?” Él respondió: “Falta el más pequeño, que está cuidando el rebaño”. Samuel le dijo: “Hazlo venir, porque no nos sentaremos a comer hasta que llegue”. Y Jesé lo mandó llamar.

El muchacho era rubio, de ojos vivos y buena presencia. Entonces el Señor dijo a Samuel: “Levántate y úngelo, porque éste es”. Tomó Samuel el cuerno con el aceite y lo ungió delante de sus hermanos. A partir de aquel día, el espíritu del Señor estuvo con David. Samuel se despidió y regresó a Ramá.

Salmo Responsorial

Salmo 88

R. (21a) He encontrado a David, mi servidor.
Hablando tú en visión a tus amigos
un día les dijiste:
“He escogido a un valiente de mi pueblo
y he ceñido a sus sienes la corona. R.
R. He encontrado a David, mi servidor.
He encontrado a David, mi servidor,
y con mi aceite santo lo he ungido.
Lo sostendrá mi mano
y le dará mi brazo fortaleza. R.
R. He encontrado a David, mi servidor.
El me podrá decir: ‘Tú eres mi padre,
el Dios que me protege y que me salva’.
Y yo lo nombraré mi primogénito
sobre todos los reyes de la tierra”. R.
R. He encontrado a David, mi servidor.

Evangelio

Mc 2, 23-28

Un sábado, Jesús iba caminando entre los sembrados, y sus discípulos comenzaron a arrancar espigas al pasar. Entonces los fariseos le preguntaron: “¿Por qué hacen tus discípulos algo que no está permitido hacer en sábado?”

Él les respondió: “¿No han leído acaso lo que hizo David una vez que tuvo necesidad y padecían hambre él y sus compañeros? Entró en la casa de Dios, en tiempos del sumo sacerdote Abiatar, comió de los panes sagrados, que sólo podían comer los sacerdotes, y les dio también a sus compañeros”.

Luego añadió Jesús: “El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado. Y el Hijo del hombre también es dueño del sábado”.

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 17 de Enero del 2022

El Evangelio de Hoy con el Padre Tony Díaz, cmf. 17 de Enero del 2022

Memoria de San Antonio

El Evangelio del día y las lecturas de la Santa misa con sus Reflexiones EN PODCAST por el Padre Tony Díaz, cmf.

Primera Lectura

1 Sm 15, 16-23

En aquellos días, Samuel le dijo a Saúl: “Te voy a manifestar lo que el Señor me dijo hoy en la noche”. Él le contestó: “¿Qué te dijo?” Samuel prosiguió: “Aunque a tus propios ojos no valías nada, ¿no llegaste acaso a ser el jefe de Israel? El Señor te ungió como rey de Israel. Él te ordenó llevar a cabo una expedición contra los amalecitas, diciéndote: ‘Ve y destruye a esos pecadores. Hazles la guerra hasta acabar con todos ellos’. ¿Por qué no has obedecido la voz del Señor y te has quedado con el botín, haciendo lo que desagradaba al Señor?”

Saúl le respondió a Samuel: “No. Yo obedecí al Señor. Llevé a cabo la expedición que él me ordenó. Traje cautivo a Agag, rey de Amalec, y acabé con los amalecitas. Fue el pueblo el que tomó del botín lo mejor de las ovejas y los bueyes para sacrificarlos al Señor, nuestro Dios, en Guilgal”.

Pero Samuel le replicó: “¿Crees tú que al Señor le agradan más los holocaustos y los sacrificios que la obediencia a sus palabras? La obediencia vale más que el sacrificio, y la docilidad, más que la grasa de los carneros. La rebelión contra Dios es tan grave como el pecado de hechicería, y la obstinación, como el crimen de idolatría. Por haber rechazado la orden del Señor, él te rechaza a ti como rey”.

Salmo Responsorial

Salmo 49

R. (23b) Quien me da gracias, ése me honra.
No voy a reclamarte sacrificios, dice el Señor,
pues siempre están ante mí tus holocaustos.
Pero ya no aceptaré becerros de tu casa
ni cabritos de tus rebaños. R.
R. Quien me da gracias, ése me honra.
“¿Por qué citas mis preceptos
y hablas a toda hora de mi pacto,
tú que detestas la obediencia
y echas en saco roto mis mandatos”? R.
R. Quien me da gracias, ése me honra.
Tú haces esto, ¿y yo tengo que callarme?
¿Crees acaso que yo soy como tú?
No, yo te reprenderé y te echaré en cara tus pecados. R.
R. Quien me da gracias, ése me honra.
Quien las gracias me da, ése me honra
y yo salvaré al que cumple mi voluntad. R.
R. Quien me da gracias, ése me honra.

Evangelio

Mc 2, 18-22

En una ocasión en que los discípulos de Juan el Bautista y los fariseos ayunaban, algunos de ellos se acercaron a Jesús y le preguntaron: “¿Por qué los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan, y los tuyos no?”

Jesús les contestó: “¿Cómo van a ayunar los invitados a una boda, mientras el esposo está con ellos? Mientras está con ellos el esposo, no pueden ayunar. Pero llegará el día en que el esposo les será quitado y entonces sí ayunarán.

Nadie le pone un parche de tela nueva a un vestido viejo, porque el remiendo encoge y rompe la tela vieja y se hace peor la rotura. Nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque el vino rompe los odres, se perdería el vino y se echarían a perder los odres. A vino nuevo, odres nuevos”.

Noticitas Claret américa, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

Noticiero Católico 14 de enero del 2022

Noticias Claret América, con Marco Cárdenas, Cmf y Laura Muller.

¿Cremación de cuerpos en agua hirviendo? les compartimos sobre esta nueva técnica que promete ser mucho menos contaminante que la cremación con fuego.
¿La iglesia católica permite la cremación? ¿deben las cenizas ser enterradas o pueden permanecer en nuestros hogares?
Hablamos sobre los diferentes rituales según las religiones y culturas para dar sepultura o despedir a los seres amados.
¿El cielo u otra dimensión? ¿el purgatorio existe? el padre Marco Cárdenas nos comparte sobre las ideas populares y lo que realmente dicen las escrituras.
La recomendación para la serie de esta semana por Blanca Alcazar es la serie Turca que pueden encontrar en Netflix, Fatma.
Precaución para Dakota del norte, Memphis y otras poblaciones del suroeste de los Estados Unidos quienes podrían esta recibiendo hasta una pulgada de nieve por hora por tormenta invernal.