Depresión; más allá de la tristeza

«La depresión viene sigilosamente, y muchas personas no se dan cuenta que llegó»
– Anónimo –

La depresión puede interpretarse como una tristeza profunda, desánimo o falta de fuerza de voluntad personal. Pero va mucho más allá de sentirse triste. Son muchos los síntomas que podrían indicar que una persona está deprimida y estos incluyen, además de sentimientos, malestares físicos y dificultades para realizar nuestra vida normalmente. Precisamente de esto nos habla el Lic. Rafa Salomón en el capítulo «Depresión» del Podcast «Amar, vivir y sentir».

¿Qué es la depresión?

Muchas personas confunden la depresión como síntoma a la depresión como enfermedad. Es normal sentir tristeza con eventos difíciles que puedan pasar en nuestra vida. Es parte de lograr superar dichos eventos. Sin embargo, si quedamos incapacitados por estos sentimientos y comenzamos a sentir culpabilidad al compararnos con otras personas, es entonces cuando podemos estar desarrollando una depresión y es preciso tratarla.

Existen diferentes tipos de depresión con causas diversas. De igual forma los síntomas varían de persona a persona, por lo que su diagnóstico tiene que ser realizado cuidadosamente por especialistas en el ramo.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Insomnio
  • Reducción de la capacidad funcional.
  • Preocupacion
  • Perdida de apetito
  • No quiero que me moleste la gente, prefiero no tener trato con personas
  • Tristeza o irritabilidad
  • Dejar de disfrutar actividades
  • Perdida de energia
  • Insomnio o exceso de sueño
  • Fatiga
  • Molestas físicas sin explicación
  • Pérdida del impulso sexual
  • Aumento o reducción del apetito
  • Culpabilidad
  • Falta de concentración
  • Agitación o lentitud psicomotora
  • Sentimientos de impotencia
  • Ideas de acabar contigo mismo
  • Pensamientos recurrentes sobre la muerte o el suicidio.

¿Cómo se diagnostica?

La depresión se diagnostica con una evaluación completa de salud mental. Debe incluir un repaso de todos los síntomas actuales y pasados. La historia clínica personal y familiar. Historial de consumo de sustancias, etc. En algunas circunstancias se pueden encargar pruebas para descartar que alguna anomalía física sea la que la está causando. No es necesario que se encuentren todos los síntomas, pero es importante ver dónde podemos buscar ayuda. El tratamiento va a depender del diagnóstico. Por lo que es importante que éste sea extensivo.

Los síntomas pueden variar a lo largo del día: Estar bien en la mañana e ir empeorando el ánimo o viceversa. Muchos pacientes se quejan de molestias físicas. Comentan que tienen dolores. La depresión es una enfermedad real que produce síntomas físicos por lo que no sólo se debe tratar emocionalmente. Aunque esto muchas veces es la causa mayor, tal vez necesitarás asistir con un doctor. Pues el área emocional tiene límites. No todo se resuelve con escucha o trabajo emocional.

No depende únicamente de las circunstancias vitales de la persona. El estrés, los problemas familiares o de pareja, pueden desencadenar un episodio depresivo. Cuando no hay factores de estrés externos evitentes, posiblemente haya eventos internos. Son líneas que hay que explorar en la terapia para lograr la recuperación. Es importante ir al psicólogo, al psiquiatra, abrirse a las emociones y, por supuesto, hacerse un chequeo general para descartar otros factores que puedan estar causando los síntomas.

Todos somos diferentes

Todos nos enfrentamos a adversidades en nuestras vidas y cada uno tenemos diferente forma de lidiar con éstos. A veces habrá personas que puedan superar adversidades de forma sencilla y otras que requieran ayuda para lograrlo. Esto no tiene nada de malo, pues todos somos distintos y no deberíamos compararnos con los demás. Pero si en lugar de buscar ayuda comenzamos a negar nuestros sentimientos o a culparnos, muy seguramente los síntomas podrían empeorar y dificultarían el lograr superar lo que sentimos. Lo que causaría que desarrollemos una depresión clínica.

Depresión clínica

Depresión clínica

Si estos síntomas permanecen más de dos semanas puede haber una depresión clínica. Los pensamientos suicidas justifican una evaluación automática, sobre todo si están relacionados con despesperación. No es una enfermedad que reside únicamente en la mente por lo que requiere una atención integral para conseguir un tratamiento adecuado.

Depresión bipolar

Es la fase deprimida del transtorno bipolar o transtorno maniaco depresivo. Muchas veces es confundida con la depresión clínica, sin embargo sus causas y su tratamiento son muy diferentes. Por lo que es importante, antes de comenzar cualquier tratamiento, asistir con uno o más especialistas que realicen todas las pruebas correspondientes para lograr que la persona obtenga la ayuda que necesita y así pueda desenvolver su vida de la mejor manera posible.

Depresión postparto

Es una afección que se presenta en algunas mujeres después de dar a luz. Es de suma importancia que cualquier mujer que presente síntomas como insomnio, pérdida del apetito, irritabilidad intensa o dificultad para vincularse con el bebé, busque ayuda inmediatamente. Pues se puede desencadenar en una depresión grave que en algunos casos tiene consecuencias fatales. Si no es tratada, este tipo de depresión puede durar meses o incluso años. Afectando gravemente el vínculo entre la madre y su bebé. Poniendo en riesgo la vida de ambos.

Hablemos de como nos sentimos

Es importante reconocer lo que sentimos, sin embargo es mucho más difícil de lo que parece. El Lic. Salomón lo compara a describir nuestra nariz sin utilizar un espejo. Es por ello que es importante que si presentamos uno o más síntomas, busquemos ayuda para lograr disfrutar nuestra vida a plenitud.

Esperamos que el tema de hoy haya sido de tu agrado. Te recordamos que puedes escuchar el capítulo completo y que tenemos muchos otros Podcasts disponibles para ti en Radio Claret América. Porque trabajar en nosotros mismos es la mejor inversión que podremos hacer.

La importancia de las palabras

Las palabras nos pueden abrir o cerrar puertas. Las utilizamos todo el tiempo, sin embargo pocas veces somos conscientes de la importancia que tienen. En el capítulo “La importancia de las palabras” del Podcast “Hablando del alma y sus tropiezos”, la Dra. Blanca Almeida aborda este tema mostrándonos los diferentes efectos que podemos causar con lo que decimos.

Las palabras en la pareja; la importancia de la comunicación.

Cuando iniciamos una relación podemos pasar horas hablando con esa persona, contándonos acerca de nuestras infancias, de experiencias del pasado, gustos, cosas que nos desagradan, etc. Y entonces puede parecer que la conversación no va a acabar nunca. Pero después de un tiempo, cuando ya nos conocemos bien y sabemos nuestras historias, puede volverse un reto mantener una conversación.

Entonces podemos llegar a pensar que ya no tenemos tantas cosas en común con nuestra pareja, porque ya no hablamos tanto como al inicio. Y es ahí cuando notamos la importancia de saber generar nuevos temas de conversación. ¿Cómo podemos hablar para que la conversación sea fluida?

También puede suceder que llegamos a conocer tanto a nuestra pareja que intuimos cómo va a reaccionar ante lo que queremos contarle. Pensamos cosas como “ya sé qué me va a decir” o “ya sé cómo va a reaccionar” y entonces, tal vez omitimos compartirlo. Frenando la conversación desde mucho antes de que empiece. Es importante darle la oportunidad a nuestra pareja de reaccionar y confiar en que podemos mantener una conversación, podría sorprendernos.

La importancia de cómo decimos las palabras

Es fundamental recordar que la forma es tan importante como el contenido. Es decir, no solo importan las palabras, también cómo las decimos. Existe algo que se conoce como lenguaje no verbal. Que es todo aquello que expresamos sin necesidad de hablar. El tono, los gestos, la postura. Todo eso puede marcar un cambio drástico en una misma frase. 

Por ejemplo. No es lo mismo que tu mamá te diga “¿A dónde vas, mi’jito?” con un tono tranquilo, una sonrisa y una postura relajada. A que lo diga con un tono molesto, un ceño fruncido y con los brazos cruzados. El lenguaje no verbal puede cambiar completamente el significado de una frase.

Palabras mágicas

Desde niños nos enseñan que existen palabras mágicas que debemos usar constantemente. Y aunque a veces olvidemos usarlas cuando somos adultos, no dejan de tener ese efecto mágico en los demás:

  • Por favor. Puede parecer algo muy sencillo. Sin embargo el aprender a pedir las cosas por favor muestra aprecio a la otra persona y hace que aquello que pidamos no suene a imposición.
  • Gracias. Agradecer lo que otros hacen reconoce el valor de sus acciones. Y al mismo tiempo aumenta las posibilidades de que, en un futuro, vuelvan a ayudarnos o a cumplir con sus obligaciones.
  • Lo siento. Una disculpa sincera tiene el valor de hacernos sentir que nuestras emociones son válidas, importantes y que la otra persona reconoce su error. Ojo, no se trata de pedir perdón sólo por hacerlo. Sino de hacerlo sinceramente, asumiendo nuestra responsabilidad. Existen diferentes tipos de disculpas:
    • Pedir perdón para compensar: cuando pedimos perdón por romper o dañar algo. Cuando buscamos compensar nuestro error.
    • Disculpa empática: cuando nos ponemos en el lugar de la otra persona, reconocemos sus emociones y entendemos que nuestras acciones o palabras le hicieron daño.
    • Disculparse por romper una regla o norma. No podemos compensar nuestro error, sin embargo lo reconocemos y al pedir perdón acordamos no repetirlo.
  • Porque. Un estudio de Harvard demostró que aquellas personas que piden algo dando una explicación acerca de por qué necesitan eso, tienen más posibilidades de lograr que la otra persona ceda. Pues demuestra que respetamos a la otra persona y confiamos en ella. Apelamos a su comprensión y la incitamos a ponerse en nuestro lugar.

Las palabras también pueden ser destructivas

De la misma forma que pueden construir la comunicación, fortalecer una relación y abrirnos muchas puertas, pueden lograr todo lo contrario. Por ejemplo cuando utilizamos el chantaje emocional. Es decir que usamos las palabras para que la otra persona se sienta culpable y haga lo que queremos. Cuando reclamamos, amenazamos, hacemos sentir a la otra persona poco valorada o en deuda con nosotros, logramos distanciar la relación.

El amor no debe ser condicionado. Por eso es importante que las palabras que utilicemos demuestren justamente eso. Es común que no midamos nuestras palabras al estar enojados, pero es algo con lo que debemos tener mucho cuidado. Pues hay palabras que pueden herir el alma y una vez dichas ya no hay marcha atrás.Y tú, ¿eres consciente de lo que dices y cómo lo dices? Esperamos que este tema te haya invitado a reflexionar. Si quieres aprender más al respecto te invitamos a que escuches el capítulo completo “La importancia de las palabras”. También recuerda que tenemos muchos otros Podcasts disponibles para ti. Porque siempre habrá espacio para seguir creciendo emocionalmente.

Deshacerse de un misógino

«Muchas mujeres, en mi opinión, se resisten al feminismo porque es una agonía ser plenamente conscientes de la brutal misoginia que impregna la cultura, la sociedad y todas las relaciones personales».
–         Andrea Dworkin –

La semana pasada hablamos acerca de «¿Qué es un misógino?». Esta semana, continuando con el tema, hablaremos acerca del capítulo «Deshacerse de un misógino», del Podcast «Solo para ti». Donde la Dra. Lucy Serrano nos habla más detalladamente de los pasos que podemos seguir para lograr terminar una relación con una persona que cumpla estas características.

¿Por qué es importante deshacerte de un misógino?

Cuando estamos en una relación con una persona que nos manipula, que nos hace sentir especiales, para después llenarnos de culpas. Cuando vivimos dudando de nosotras mismas, pensando que no somos suficientes. El daño a nuestro autoestima es enorme. Perdemos la confianza en todo lo que hacemos y entramos en un círculo de violencia psicológica muy grande.

Y como en todas las relaciones violentas, mientras más tiempo pasa, más difícil se vuelve poder salir de esa relación. Pues se vuelve una especie de adicción el estar con esa persona. Aunque en los momentos malos pueda ser muy malo y nos duelan los reclamos, las humillaciones, la manipulación en su totalidad, vivimos esperando esos momentos buenos que fueron los que en un principio nos atrajeron de esa persona. Comenzamos a creer que es nuestra culpa que ese príncipe ahora se comporte como un patán.

¿Por qué es tan peligroso un misógino?

Siempre que una persona es manipuladora, se vuelve muy peligrosa. Pues puede mostrar a los demás sólo lo que él quiere que vean. Esto hace que las personas fuera de la relación puedan pensar que la víctima exagera. Lo que le resta aún más confianza en sí misma. Se vuelve un círculo de violencia del que es muy difícil salir.

Los hombres misóginos están muy enfermos emocionalmente. Sin embargo, al ser exitosos en otras áreas de su vida, difícilmente lograrán aceptarlo. No se dan cuenta, ni aceptan que necesitan ayuda. Son personas soberbias que creen que sólo ellos tienen la razón. Por lo que en muy rara ocasión podrán cambiar para mejorar.

Otro de los peligros está en su posible reacción al sentirse heridos. Si la mujer con la que están decide dejarlos, muy seguramente buscarán vengarse al sentir su ego herido. Esta venganza puede ser de diferentes magnitudes dependiendo la persona. Pero buscarán herir física o emocionalmente a su ex pareja si ésta decide terminar la relación y ellos no logran convencerla de que no lo haga.

Entonces, ¿qué puedo hacer para alejar a un misógino de mi vida?

  • El primer punto y el más importante es informarse. La información es poder. Para lograr comprender la situación en la que estamos metidas, es necesario leer, acudir a especialistas, escuchar programas al respecto. Tomar todas las herramientas que podamos para poder entender el proceso que estamos pasando.
  • Analiza: ¿Cuáles fueron las carencias en tu infancia que te hicieron candidata para un misógino? Escribe tu historia de vida y detecta cuales son los puntos débiles para que el misógino se metiera en tu vida. Trabaja estos puntos con ayuda de terapia, lecturas, guía espiritual.
  • Saber que te va a doler cuando tomes la decisión final. A pesar de que seas consciente de que estar con esa persona te está haciendo daño, va a ser difícil emocionalmente lograr por fin salir de esa relación. Como ya mencionamos, la codependencia es muy grande y dejar a esa persona se vuelve el equivalente a dejar una droga.
  • Es un proceso gradual. Necesitas ser paciente contigo misma, con el proceso y buscar toda la ayuda que sea posible. Pero la ayuda no es para él, de poco sirve llevar a terapia a una persona que no acepta que hay puntos que necesita cambiar. La ayuda es para ti y para poder salir de esa relación.
  • La mejor estrategia para evitar futuras venganzas, es lograr que él te bote a ti. Porque si tú decides dejarlo, entonces le herirás su ego y las cosas podrían salirse de control. Haz la relación aburrida. Lograr que él se canse y decida dejarte. De esa forma sentirá que fue él quien decidió todo y podrás comenzar tu proceso de duelo.

El duelo

Siempre que acaba una relación, por más dañina que esta fuera, habrá un proceso de duelo. Porque hemos perdido tiempo, ilusiones. Porque toda la vida que planeamos con esa persona ya no existe más. Es un proceso difícil en el que es importante darnos tiempo y buscar ayuda. Pues además del dolor normal de haber acabado una relación, también nos encontramos con una autoestima aplastada por la manipulación. Date tiempo y no dudes en asistir con un profesional. Todo lo que sientes en este proceso de duelo va a pasar y puede incluso ayudar a no volver a caer en una relación así.

Relación misógina cuando hay hijos

Si tu pareja es un misógino y tienes hijos, es de suma importancia que logres salir de ella. Ten en cuenta que si tienes hijas, éstas estarán aprendiendo cómo deben ser las relaciones en base a lo que viven en casa. Lo que hará que muy seguramente, en un futuro, tengan también una relación con un misógino.

Y si tienes hijos, éstos imitarán el comportamiento de su padre o figura paterna. Lo que los llevará a comportarse de la misma forma en sus relaciones cuando sean mayores. Está en nosotros también terminar este ciclo de violencia y que nuestros hijos no repitan lo mismo que nosotros estamos viviendo. Para ello también es buena idea buscar ayuda con un profesional.

Conclusiones

La misoginia es algo muy peligroso que incluso está arraigado en la sociedad que vivimos. La mejor arma para combatirla es la información y la ayuda profesional. Estar en una relación así o haber pasado por algo parecido, no nos hace menos valiosas. Al contrario, puede aportarnos grandes cosas a nuestra vida y ayudarnos a crecer si estamos dispuestas a enfrentarlo y superarlo.

Esperamos que el tema de hoy te haya parecido interesante. Si es así, recuerda que puedes escuchar el capítulo completo. También te invitamos a escuchar todos los demás Podcasts que tenemos disponibles para ti en Radio Claret América. Porque cada día podemos aprender cosas nuevas que nos ayuden a crecer emocionalmente.

Superar una ruptura amorosa

Las rupturas amorosas son muy dolorosas y, al igual que cualquier otra pérdida necesitan tiempo para sanar. Es por eso que la Dra. Lucy Serrano nos habla acerca de cómo llevar el proceso en el capítulo “Superar una ruptura amorosa”. Del Podcast “Solo para ti”.

Proceso de anticipación a la ruptura amorosa.

Antes de decidir terminar con una relación, nos encontramos en un momento de estancamiento en el que nos cuesta tomar una decisión. En donde podemos llegar a pensar “Ni contigo ni sin ti. Contigo porque me matas y sin ti porque me muero”. Es ahí cuando nos damos cuenta que la relación ya no da para más, pero aún nos cuesta aceptarlo y por eso seguimos intentando recuperar lo que algún día tuvimos.

Esta etapa es importante porque es cuando podemos darnos cuenta que hay guerras que ya están perdidas por más que sigamos intentando ganar batallas. Es decir; en ocasiones, por más que nos esforcemos, los resultados no van a cambiar. Y es entonces cuando nos toca aceptar que es tiempo de seguir adelante sin esa persona.

El duelo

Cuando por fin pasamos esta etapa de anticipación, entonces entramos en el proceso de duelo. El duelo es ese dolor posterior a una pérdida. Es más común que lo escuchemos cuando hablamos de fallecimiento, sin embargo es el mismo proceso para cualquier tipo de pérdida. Dígase perder una extremidad, perder a un ser querido, terminar una relación de amistad, incluso al perder algún objeto pasamos por ese mismo proceso. Lo que varía es el tiempo que duramos en cada una de las etapas de este duelo. 

Las etapas del duelo

Todo duelo tiene 5 etapas: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Siempre que perdamos a alguien o algo pasaremos por estas etapas. Pero siempre van a ser distintas. De la misma forma cada persona las vive a su propia manera. Por ello un duelo nunca va a ser igual para dos personas, así estén pasando por experiencias similares.

Al mismo tiempo, nuestros duelos van a ser diferentes cada vez dependiendo las circunstancias. Es decir que no va a ser lo mismo nuestro proceso al perder a un ser querido porque falleció, a cuando perdemos nuestro celular, a si nos cortan un brazo, a si terminamos una relación. Es importante distinguir esto, pues debemos ser pacientes y amorosos con nuestro proceso. Darnos tiempo para sanar. No hay recetas mágicas para acelerar los tiempos. 

Puede compararse con una cirugía: así vayamos con el mejor Doctor del mundo, siempre va a haber incomodidades, miedos, dolor. Pero si nos damos tiempo, si seguimos las recomendaciones de los especialistas, si somos pacientes, nuestras heridas van a cicatrizar y sanaremos.

Ejercicio para superar una ruptura amorosa:

Un ejercicio que podemos poner en práctica para lograr dejar ir a esa persona con quien tal vez idealizamos nuestra vida en algún momento es el siguiente:

  • Toma un papel y una pluma. Escribe una carta de despedida. Esta carta no es para ser entregada. Así que siente la libertad de escribir todo aquello que venga a tu mente.
  • En esta carta le vas a dar las gracias a esa persona por todas las cosas buenas y agradables que hayan compartido durante el tiempo que pasaron juntos. Incluye todo eso que los hizo felices, todo eso que los unió.
  • En la segunda parte de la carta escribe todo tu rencor, tu coraje, todas esas cosas que hayas guardado y necesitas sacar. Se vale utilizar insultos si es lo que necesitas, reclamos, etc. El chiste es que no te quedes nada guardado.
  • El siguiente paso es aceptar. Escribe “Aún con todo lo bueno y lo malo tengo que aceptar y reconocer que nuestra relación ya terminó. Y, aunque me duele, acepto que tú sigas tu camino y yo voy a seguir el mío. No voy a permitir que esta experiencia me amargue ni me limite”. Es decir, dejar por escrito el momento en que dejamos ir. En el que soltamos a esa persona. No es necesario siquiera llegar al momento del perdón. Pero poner por escrito esa liberación ayuda a que lo fijemos en nuestra mente.
  •  Escribe la carta. Guárdala, léela y reléela. Y cuando estés listo(a); quémala. Observa cómo se consume y deja que observar el humo te ayude a darle un cierre.

Reflexiones para ti

Después de que hayas escrito la carta y seguido todo el ejercicio para dejar ir a esa persona, también es importante darte un momento para reflexionar. Piensa y déjalo por escrito:  “¿Qué aprendí de mi experiencia con ___?” Es decir, anota todas esas cosas que te enseñó estar con esa persona. Buenas y malas. Después escribe: “¿Qué haría yo diferente la próxima vez?”  No se trata de echarnos la culpa, sino de reconocer cosas en las que podemos mejorar. De dejar anotadas tus reflexiones y tu conclusión.

Esperamos que hayas aprendido algo nuevo. Recuerda que puedes escuchar el capítulo completo y que tenemos muchos otros Podcasts disponibles para ti. Porque para mejorar quienes seremos en un año, necesitamos comenzar a trabajar hoy.

Bajar de peso con PNL

Ya en otras ocasiones se nos ha hablado en “La llave del éxito en tu hogar” acerca del poder de la mente y cómo usar la Programación Neurolingüística para cambiar nuestra vida. Pero, ¿se puede utilizar para lograr nuestro peso ideal? De esto nos hablan los Licenciados Edith Bravo y Leopoldo Franco en el episodio “Bajar de peso con PNL”. En donde tienen como invitado especial a “Victor Sandoval” quien nos comparte su experiencia de cambio de vida y pérdida de peso con ayuda de la PNL.

PNL; Pérdida de peso con ayuda de nuestros pensamientos

Muchas personas en el mundo padecen de sobrepeso y obesidad. Es importante saber que, si bien hay muchas condiciones que nos pueden impedir perder peso, la mayoría de las veces estas condiciones están directamente ligados a los pensamientos y sentimientos.

Existen personas que llevan años intentando lograr una vida más saludable (que, idealmente, debería ser el principal objetivo que debería tenerse al momento de querer subir o bajar de peso). Pero  a pesar de seguir su régimen alimenticio y mantener una actividad física constante, no logran su objetivo. Si estas personas no tienen alguna condición médica que sea la que les está causando la dificultad, entonces, ¿qué está pasando?

Muchas personas creen que alimentación y ejercicio es lo único importante para regular el peso. Y claro que cumplen un papel importante, pero no es lo único a considerar. También es importante considerar todas esas emociones y sentimientos negativos que podemos estar cargando desde hace mucho tiempo. Mismos que nos frenan, nos limitan y alentan el proceso de cambio. Si lo que estamos haciendo, no nos está dando los resultados deseados, entonces tal vez es momento de cambiar de estrategia.

Para lograr un cambio debemos tener fija la meta

Pasa también muy seguido que cuando queremos lograr cualquier cambio, en lugar de centrarnos en lo que queremos lograr, pensamos todo el tiempo en aquello que nos molesta. Solemos olvidar lo poderosos que pueden ser los pensamientos. Pueden actuar a nuestro favor o en nuestra contra, dependiendo en qué nos centramos. 

Entonces si lo que yo quiero es perder peso, pero mi concentración, pensamientos y sentimientos están dirigidos totalmente a la gordura, entonces estoy enfocando todo ese poder, tiempo y energía en la meta equivocada. Si por el contrario utilizo esos mismos recursos en pensar en lo que quiero lograr, muy seguramente obtendré resultados más favorables.

De negativo a positivo

Pero, ¿cómo cambio mis pensamientos y sentimientos? Esta es tal vez la parte más difícil. Pues para lograr cambiar algo, primero tenemos que reconocer que está ahí. Para eso podemos intentar lo siguiente:

  • Analiza tus pensamientos. A veces estamos tan acostumbrados a pensar cosas negativas, que llega el punto en el que dejamos de ser conscientes. El primer paso es darnos cuenta qué es lo que pensamos. Entender de dónde viene ese pensamiento e intentar sustituirlo por un pensamiento positivo.
    • Ejemplo: Muchos de nosotros solemos insultarnos cuando cometemos errores. Decirnos cosas como “qué tonta estoy”, “qué torpe soy”, “nunca hago las cosas bien”. Entre muchos otros adjetivos despectivos que podemos llegar a usar. Tal vez aprendimos este comportamiento desde pequeños y está tan arraigado en nosotros que ya no somos conscientes de que lo hacemos. Tomemos consciencia. Si nos damos cuenta que al equivocarnos hacmos esto, cambiemos ese pensamiento por uno positivo. Como “lo haré mejor la próxima vez”, “acabo de aprender cómo no hacerlo” o cualquier otro pensamiento que en lugar de disminuirnos, nos motive.
  • Se consciente de lo que sientes. Acéptalo, compréndelo y sánalo. Suena mucho más sencillo de lo que puede ser. Pasamos el tiempo intentando ignorar lo que sentimos, especialmente si es negativo. Pero si queremos cambiarlo reflexionemos por qué está ahí e intentemos sustituirlo por algo positivo.
    • Ejemplo: Si me siento triste, debo analizar por qué tengo ese sentimiento, saber qué es lo que lo ocasiona. Aceptar lo que siento, entenderlo, trabajar para sanarlo. Y sólo entonces podré ser capaz de sustituirlo por un sentimiento positivo. 

Dejemos el miedo a un lado

Estos dos pasos tan importantes nos van a ayudar a comenzar un cambio verdadero. Y los podemos aplicar tanto en la pérdida de peso como en cualquier otro aspecto de nuestra vida que queramos comenzar a trabajar. Los cambios siempre pueden causar temor, pero si queremos lograr crecer y mejorar, el cambio es la única forma de lograrlo.

Esperamos que hayas encontrado consejos útiles que te motiven a lograr ese cambio que tal vez llevas mucho tiempo deseando. Si te interesa aprender más del tema, te invitamos a escuchar el capítulo completo “Bajar de peso con PNL” en el Podcast “La llave del éxito en tu hogar”. También te invitamos a escuchar los demás Podcasts que tenemos disponibles para ti. Porque los grandes cambios inician en nuestra mente.

Vivir en paz

«La paz es más que la ausencia de guerra. La paz es voluntad, es armonía»
– Laini Taylor –

Todos hemos deseado en algún momento de nuestras vidas poder vivir con tranquilidad, sintiéndonos plenos y a gusto con quienes somos y lo que tenemos. Es por eso que en el capítulo «Vivir en paz» del Podcast «La llave del éxito en tu hogar», Los Lic. Edith y Leopoldo Franco nos hablan acerca de cómo podemos conseguirlo.

¿Qué es vivir en paz?

El Lic. Leopoldo Franco nos define vivir en paz como la unión única y total con tu creador. Es lograr esa armonía con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea. Tanto personas, como animales y naturaleza. Es encontrar el equilibrio exterior respetando a los demás, ayudándonos mutuamente, mostrando empatía y comprensión, al mismo tiempo que buscamos el equilibrio interior; entendiéndonos a nosotros mismos, aceptando nuestros sentimientos, logrando desarrollar nuestra inteligencia intrapersonal.

¿Dónde puedo buscar la paz?

A veces creemos que podemos encontrar esa paz en otros países, en otro ambiente, tal vez en un lugar menos concurrido o más cercano a la naturaleza. Sin embargo, si no buscamos dentro de nosotros mismos, difícilmente lograremos encontrarla. Así estemos en el lugar más tranquilo, si no conectamos con nuestro interior, no lograremos descubrir esa paz que siempre ha estado en nosotros. Vivir en paz es una decisión propia.

Éxito material y éxito espiritual

Muchas personas pueden creer que son dos cosas contrarias y, por lo tanto, no pueden ser logrados en conjunto. Que para vivir en paz debemos desprendernos completamente de todo lo material. Y bien, habrá personas que por convicción propia decidan hacerlo y aislarse de todo aquello que no sea imprescindible para ellos. Sin embargo todos somos distintos, nuestros deseos y definición de éxito es individual. Pero tener éxito material no significa que no podremos lograr también el espiritual.

Primero que nada hay que saber darle su debida importancia a cada cosa. Mientras continuemos esperando vivir en paz, dejándoselo a todo lo exterior, no vamos a conseguirlo. Es importante establecer prioridades y no sobrevalorar aquello que nos puede dar placer únicamente por momentos. Pues así jamás conseguiremos vivir en armonía.

¿Cómo lograrlo?

Cada uno somos especiales y únicos. Sin embargo, hay cosas que todos tenemos en común. Es por ello que existen ciertas cosas que tenemos que tener en cuenta si queremos vivir en paz:

  • Identifica qué te está quitando la paz. Si odias tu trabajo y te hace infeliz, tal vez ese es el principal factor que está interfiriendo con tu paz. Tal vez lo mejor sería buscar otras opciones que nos hagan felices. Sin embargo no siempre podemos darnos el gusto de renunciar, así que por qué no intentar también un cambio de pensamiento. Encontrar todo aquello positivo que podamos encontrar en una situación que no es de nuestro agrado.
  • Acomoda tus prioridades. Si priorizamos aquello que no nos da paz, sino que nos da placeres momentáneos o que incluso es solo para aparentar frente a otros, difícilmente lograremos un equilibrio en nuestra vida. Demos prioridad a aquello que nos da paz.
  • No pienses ni hagas cosas en contra de ti mismo. Todo aquello que pienses y hagas que pueda afectarte, va a terminar quitando tu paz. Evita, dentro de lo posible, aquello que te hace daño, que te hace infeliz. Y si no puedes evitar una situación, comienza a trabajar en tus pensamientos para que no logre afectarte.
  • Lo que le hago a los demás, me lo hago a mí mismo. Somos lo que damos. Aquellos pensamientos, esas acciones que cometemos contra o hacia los demás, se devuelven a nosotros por medio de cómo nos hacen sentir y pueden afectarnos grandemente. Si queremos vivir en paz, es importante comenzar a dar a los demás sólo lo mejor de nosotros.

Conclusiones

Para lograr vivir en paz no es necesario que vayamos a ningún lugar lejano o tengamos grandes cosas. La paz está dentro de nosotros. Para encontrarla únicamente tenemos que aprender a conectar con nosotros mismos y con aquello en lo que creemos. Es algo que requiere un trabajo diario. Pero que, en definitiva, nos mostrará maravillosos resultados.

Esperamos que te haya gustado el tema de hoy. Si fue así, te invitamos a escuchar el capítulo completo. De igual forma, recuerda que en Radio Claret América tenemos muchos otros Podcasts disponibles para ti. Porque siempre habrá algo que podamos hacer en nuestras vidas para lograr vivir mejor y en armonía.

¿Qué es la numerología?

Muchas veces habremos escuchado acerca de la numerología. Existen diferentes prejuicios alrededor de este estudio. Y es por eso que la Coach de vida Norma Lua nos aclara algunas dudas en el capítulo “¿Qué es la numerología” del Podcast “Escucha la voz de tu alma”.

Explicando qué es la numerología y para qué sirve

La numerología es el estudio del significado que tienen los números en nuestra vida. Todos tenemos números que nos rigen dependiendo nuestro día, mes y año de nacimiento. Estos números pueden explicar diferentes aspectos de nuestra vida. Existen 5 números que se pueden sacar con nuestra fecha de nacimiento y que significan diferentes cosas. Aquí te vamos a enseñar cuáles son los números que nos rigen, cómo sacarlos y para qué nos sirven.

El número del alma

El número del alma se calcula sumando el día de nacimiento. Por ejemplo, si la persona nació el día 12, para determinar su número sumaría 1+2=3. El 3 sería el número que rige su alma. El alma es la esencia de la persona. Cada persona tiene una esencia. Por el número que saquemos aquí nos hala acerca de cómo es la esencia de la persona. 

Número de karma

Para determinar el número de karma, necesitamos sumar el mes. Es decir que si la persona nació en abril, sumaríamos 0+4=4. Entonces el 4 es el número que rige su karma. Este número se refiere al carácter que mostramos a los demás. Es decir, que describe el tipo de carácter que tiene esta persona.

Número del don

Todos tenemos dones. Y según la numerología hay un número que describe cuál es nuestro don según nuestro año de nacimiento. Para descubrirlo necesitamos sumar los dos últimos números del año de nacimiento. Es decir que si la persona nació en 1990, entonces sumaríamos 9+0=9. El 9 sería el número que rige el don de esta persona. El don es la energía secreta que cada uno poseemos.

Número del destino 

Para determinar el número del destino, necesitamos sumar el año de nacimiento completo. Siguiendo con el ejemplo anterior; si la persona nació en 1990 necesitaríamos sumar 1+9+9+0=19. Entonces, para obtener un solo dígito, necesitamos sumar 1+9=10 y 1+0=1. El número del destino es el número que va a regir lo que vamos haciendo en la vida, las decisiones que tomaremos.

Número de misión de vida 

Por último tenemos el número de misión de vida. Para sacarlo necesitamos sumar toda la fecha de nacimiento. Si seguimos con los ejemplos anteriores; si la persona nació el 12 de abril de 1990, entonces sumaremos 1+2+0+4+1+9+9+0=26. Y entonces para obtener un solo dígito sumaríamos 2+6=8.  Entonces el número 8 sería el número que determinaría la misión de vida de esta persona. Es decir aquello para lo que vino a este mundo.

Los números maestros

Como habrás notado, cada número se calcula reduciéndolo hasta llegar a un solo dígito del 1 al 9. Esto aplica siempre, a excepción de los números maestros, que son el 11, 22 y 33. Estos números no todas las personas los pueden encontrar, por eso se les da un significado diferente al de los números básicos.

Significado de los diferentes números

Una vez que has determinado cuáles son tus números y qué rigen cada uno de ellos, es importante conocer cuál es el significado del número en sí:

  • Número 1. Liderazgo. Energía masculina. Individualismo y autosuficiencia. Fuerza creativa, original y positiva. Símbolo de la unidad. Inicio de todo.
  • Número 2. Dualidad. Energía femenina. Pareja. Puede ver ambos lados de todo. Paz, amabilidad, humildad. Consciencia e inconsciencia. Inicio de la familia. La vida privada y la social.
  • Significado del 3. Expansión. Agilidad mental. Sensibilidad, talento, sentido del humor. Espontaneidad, ingenio. Obstinación. Encantador y narcisista a la vez.
  • ¿Qué quiere decir el 4? Simboliza el constructor. Mente y consciencia cuadrada. Orden, ley y estabilidad. Lealtad, responsabilidad, confianza.
  • Significado del número 5. Libertad, vitalidad, aventura, polémica y controversia. Inteligencia, nervios y desapego a la rutina. Curiosidad, rebeldía.
  • Número 6. Justicia y orden. Ternura, equilibrio, amor, afabilidad, comunicación y protección.
  • ¿Qué nos dice el 7? Seguridad y protección. Bondad e inflexibilidad.
  • ¿Y el 8? Poder. Carácter fuerte. Ambición, amor al éxito, buen gusto. Tenacidad, fuerza de voluntad.
  • Significado del 9. Misticismo. Sensibilidad, nobleza, compasividad. Altruismo, humildad. Mente abierta.
  • Número 11. Duplica los rasgos y personalidad del número 1 y si se suma obtenemos el 2. Lo que quiere decir que tenemos la energía masculina y femenina. Contrarios. Luz y oscuridad. Mortal e inmortal.
  • El número 22. La doble capacidad intuitiva femenina. Capacidad de hacer los sueños realidad. Se fijan metas altas pero con objetivos claros y centrados.
  • Y por último el 33. Combina la expresión y realización. Simboliza la última etapa de la realización espiritual. Elevación de los demás hacia lo eterno. Si se suma, obtenemos el 6 que es el símbolo del maestro. 

Conclusión

El significado de los números es muy amplio. Conocerlo nos puede ayudar a conocernos a nosotros mismos y a poder interpretar cosas que son inherentes en nosotros. Lo principal es poder verlo con mente abierta; sin prejuicios. Leer y conocer más acerca de la numerología puede abrir un nuevo mundo de posibilidades para ti.Esperamos que este capítulo te haya gustado. Recuerda que puedes escucharlo completo, así como todos los demás Podcast que tenemos disponibles para ti. Porque para conocer el mundo necesitamos abrir la mente a nuevas posibilidades.

Afrontar la infidelidad

«La infidelidad es engaño, no importa cómo lo quieras disfrazar. Es romper un pacto afectivo/sexual de manera traicionera, y punto».
– Walter Riso –

Muchas veces se habla de la infidelidad y hasta se bromea con ella. Pero quien ha estado dentro de una relación en la que ha sucedido, sabe lo difícil que puede llegar a ser superar esa traición. Todos los sentimientos encontrados que desata y esa sensación de que nunca se va a lograr superarlo. Es por ello que el Lic. Rafael Salomón nos habla en el capítulo «Afrontar la infidelidad», del Podcast «Amar, vivir y sentir», acerca de esas emociones encontradas y lo que debemos hacer para lograr hacerle frente a esta situación.

¿Cómo afrontar la infidelidad?

Cuando nos encontramos en medio de una infidelidad, podemos llegar a ver la situación como algo sin fin. Es por ello que el Lic. Salomón nos recomienda seguir estos dos pasos para comenzar a afrontarla:

  • Asume la realidad. Es importante tener clara la situación. Saber dónde estamos parados. Si no aceptamos lo que nos está pasando e intentamos ignorarlo o no saber más de ello, difícilmente lograremos superarlo.
  • Gestionar el dolor. Es normal sentirnos heridos. El dolor no es malo, es algo natural y muy humano cuando la persona en quien confiábamos traicionó nuestra confianza. El dolor es inevitable. Sufrir es opcional. Procura buscar ayuda, rodéate de personas que sean tu apoyo y que te permitan dejar salir lo que sientes. Amigos, familiares, profesionales. Cualquier persona en quien confiemos y que nos ayude a sacar lo que tenemos dentro.

Sentimientos después de una infidelidad

Tendremos un torrente de emociones y todas ellas están ahí por un motivo. Tendremos pensamientos de traición, rabia, dolor, tristeza, desconfianza, duda, impotencia, incredulidad, hacia la otra persona. También puede ser que sintamos vergüenza por lo que otras personas piensen o porque creamos que todos lo sabían, menos nosotros. Nos podremos sentir solos e incluso tal vez sintamos culpa por las decisiones que tomemos, puede que nos sintamos rechazados o deprimidos.

Es importante que no reprimamos estos sentimientos. Son parte de nuestro proceso. Es común que a veces no queramos darle cabida a sentimientos como la ira. Sin embargo la ira puede ayudarnos también. Pues nos facilita el distanciamiento afectivo que a veces es necesario. Quienes no pueden demostrar sus sentimientos y no se permiten vivirlos, retrasan su proceso. Lo importante es buscar maneras positivas de dejarlos salir.

Proceso de duelo

Una infidelidad es una pérdida. Pues hemos perdido esa relación que creíamos que iba a durar para siempre, hemos perdido la confianza en esa persona a quien le dimos nuestro amor. Es algo así como si la persona a quien amáramos se hubiera muerto. Porque de cierta forma, esa persona ya no existe más. Al menos no aquella que creíamos conocer. Y como toda pérdida, conlleva un proceso de duelo. Este proceso nos puede llevar un tiempo.

Durante este tiempo pasaremos por las diferentes etapas y es importante que nos demos la oportunidad de vivirlas todas. Pues es gracias a ese proceso que podremos llegar a la aceptación y como consecuencia tomar una decisión.

¿Se acabó la vida?

Para muchas personas puede sentirse justo así. Pues todo lo que conocían deja de ser como era. El dolor puede ser tan profundo que podemos llegar a pensar que nunca sanará. Pero no es imposible llegar a sanar. Sólo conlleva tiempo y esfuerzo. Pues es un cambio abrupto. Lo importante es saber que nada es permanente. Y que si sentimos que no podemos solos, siempre va a haber ayuda disponible para nosotros. Una vez que estemos listos, entonces será tiempo de tomar una decisión.

Tomando decisiones

Cuando ocurre una infidelidad, únicamente hay dos opciones; terminar la relación o reconstruirla. Cada quien podrá vivir la decisión que tome de la manera que crea más conveniente, pero no hay vuelta a atrás. Después de un engaño, la relación nunca podrá volver a ser la misma. Incluso si no nos permitimos aceptarlo y queremos vivir en negación. La realidad es que no podemos cambiar lo que pasó. Pero, si así lo queremos, podemos trabajar en construir una relación nueva.

¿Cómo puedo decidir?

Puede que ninguna de las opciones parezca la más adecuada. Es normal que nos asalten dudas, que tengamos miedo de equivocarnos. Pero cada uno de nosotros debe analizar dos preguntas muy importantes:

  • ¿Qué quiero hacer? Cada quien tendrá diferentes deseos. Habrá quienes quieran terminar la relación y cortar todo lazo, otros querrán intentar rescatar lo que quede de su relación, otros querrán terminar pero continuar como amigos… Cada persona es un mundo y solo nosotros mismos podemos conocer nuestros deseos.
  • ¿Qué soy capaz de hacer? Ahora, entre lo que deseamos y lo que podemos hacer, a veces hay una gran diferencia. Tal vez quien quisiera cortar todo lazo no puede hacerlo ya sea porque hay hijos de por medio o porque el apego es demasiado grande. Quizá quien quisiera rescatar algo de la relación termina dándose cuenta que ya no hay nada que quiera rescatar o quien quisiera quedar como amigos ve que ya no puede confiar en esa persona. Por eso es importante analizar esta pregunta y tomar la decisión en base a su respuesta.

Perdonar

Sea cual sea la decisión que tomes, está bien. Sólo tú puedes saber lo que es mejor para ti. Sin embargo una cosa que es importante hacer en cualquiera de las situaciones, es perdonar. Solemos creer que el perdón es para ayudar a los otros, pero no es así. Perdonar es para nosotros; es lo que nos permitirá avanzar hacia el camino que sea que decidamos tomar. Mientras no perdonemos, siempre habrá algo que nos retenga y no nos permita continuar.

Esperamos que este tema haya sido de tu agrado. Te invitamos a escuchar el capítulo completo, así como todos los demás Podcasts que tenemos disponibles para ti en Radio Claret América. Porque siempre es posible desarrollarnos para crecer como personas.

Después de la infidelidad

“Las infidelidades pueden llegar a perdonarse, pero jamás se olvidan”. Esta frase de la escritora parisiense Madame de Sévigné sigue siendo tan cierta como cuando fue dicha, hace más de trescientos años. Es por ello que en el capítulo “Después de la infidelidad”, del Podcast “Hablando del Alma y sus tropiezos”. La Dra. Blanca Almeida nos habla acerca de esta difícil situación por la que pasan muchas parejas.

¿Qué sucede después de descubrir la infidelidad?

Cuando una infidelidad ha sido sospechada por un tiempo, el primer sentimiento que tiene la persona que fue engañada al descubrirla por fin, es el alivio. Por extraño que parezca, es así. Porque durante muchos meses, a veces incluso años, ha sentido a su pareja distante. Que se comporta extraña, que aunque pasa el tiempo a su lado, no está ahí, que nunca tiene tiempo para estar a su lado, etc.

El encontrar que todo eso que sintió por meses (o tal vez años) no se lo estaba imaginando. Que en verdad había un motivo para todo esto puede ser reconfortante a pesar de lo que significa. Pues quita el peso de sentirnos culpables por haber estado desconfiando de nuestra pareja.

La confrontación

A veces toma un tiempo llegar a decidir confrontar a la pareja infiel. Incluso cuando se tengan pruebas y la certeza de que no estamos equivocados, es muy difícil. Es doloroso. Pero cuando por fin se tiene el valor de hablar con quien nos engañó empiezan entonces una serie de diferentes momentos de confrontamiento. 

Al inicio, lo más común es que esa persona que cometió la infidelidad, lo niegue. Es una de las primeras reacciones. Y entonces, cuando se le enfrente con pruebas pueden suceder dos escenarios distintos; que a la vista de las pruebas lo acepte, o que intente voltear las cosas para deslindar su culpa. Es decir que comience con reclamos como que nunca confiamos en él/ella, que nosotros violamos su privacidad y un sinfín de excusas que tienen como finalidad manipular las cosas.

Si esto ocurre puede derivarse en muchos otros reclamos posteriores, discusiones, peleas, en los que una y otra parte intentarán mostrar su parte de razón. La persona engañada encontrará tal vez más pruebas o quien engañó por fin acepte lo que ha hecho. Es decir que esto continuará hasta el punto en el que la infidelidad por fin sea aceptada.

Después de que la infidelidad es aceptada

A partir de este punto cada situación se vuelve muy específica a esa pareja. Pues este momento es muy complejo y no todos seguimos el mismo patrón. Sin embargo, de formas diferentes tal vez, sucede alguno de estos tres escenarios:

  • Que quien fue infiel pida perdón de forma arrepentida e incluso intenta resarcir el daño.
  • Que la persona infiel no demuestre ningún tipo de arrepentimiento y hasta minimice lo sucedido.
  • Algo intermedio. Una persona que se muestra medianamente arrepentida y que tal vez no se hace completamente responsable de lo que sucedió.

Dependiendo el nivel de arrepentimiento puede que sea más probable que la relación pueda continuar. Y es entonces que la persona que fue engañada puede tomar la decisión de perdonar la infidelidad o definitivamente tomar distancia con esa persona que la lastimó.

Decidir si perdono o no una infidelidad

Es importante que si pasamos por un engaño podamos pensar:

  • ¿Qué ocasionó esa infidelidad? Cómo estaba la pareja antes de que sucediera, que permitió que una tercera persona entrara. No se trata de culparnos, sino de entender la situación para poder trabajar en lo que estaba fallando desde antes.
  • La persona engañada va a pasar por diferentes etapas sentimentales. Puede que diga que perdona pero va a tener mucha ira, inseguridades, dolor, cada vez que ve a su pareja. Si no buscamos ayuda estos reclamos lograrán distanciarlos y no lograr continuar. Es normal que existan estos sentimientos y no es fácil. Pero solamente nosotros podemos decidir si queremos o no seguir con esa persona.
  • Somos responsables de recuperar nuestra propia paz. Si cometemos el error constantemente, ya no son equivocaciones. Es una forma de vida. Hay personas que no se saben comprometer a pesar de que ya estén en un compromiso. A veces es necesario tomar una decisión tajante para poder recuperar la paz.

¿Qué pasa si decidimos continuar?

Una infidelidad es una traición. Por ello existe un antes y un después. Aún si la persona engañada decide perdonar e intentar rescatar juntos la relación es un proceso que llevará bastante tiempo y esfuerzo de ambas partes.

A veces se intenta sanar la relación pero la persona engañada no puede dejarlo pasar y todo se vuelven reclamos. Lo que vuelve difícil poder continuar. Otras veces ambos le echan ganas a medias. No se ponen de acuerdo, no buscan ayuda. Es necesario buscar ayuda y tener un plan.

Quien fue infiel necesita ser muy paciente y amoroso con esa persona a quien hirió. Si no entiende esta necesidad va a empezar a alejarse de su pareja. Si no se busca ayuda y estos reclamos comienzan a ser  demasiado grandes. Si no hay un arrepentimiento genuino la infidelidad regresa como una forma de vida. 

¿Y si decido terminar?

Sea cual sea la decisión que tomemos, será la correcta para nosotros. Cada situación es diferente y no podemos esperar reaccionar como lo hizo otra persona. Lo importante es buscar nuestra propia felicidad. Y a veces esa felicidad está lejos de una persona que pensamos que sería con quien pasaríamos el resto de nuestras vidas. 

Esperamos que hayas encontrado este tema interesante. Recuerda que puedes escuchar el capítulo completo. De igual forma puedes buscar los demás Podcasts que tenemos disponibles para ti. Porque para aprender a veces sólo necesitamos conocer diferentes perspectivas.

¿Qué es un misógino?

La misoginia que se encuentra en todas las culturas no es una verdadera parte de la condición humana. Es la vida fuera de equilibrio, y ese desequilibrio está chupando algo del alma de cada hombre y mujer que se enfrenta a él.
 – Joss Wheedon –

Todos alguna vez hemos escuchado acerca de la misoginia. La tenemos muy ligada en nuestra mente con el machismo. Sin embargo no son términos sinónimos. Cada uno se refiere a una problemática distinta y muy compleja. La Dra. Lucy Serrano nos habla acerca de “¿Qué es un misógino?” en este capítulo del Podcast “Solo para ti”.

¿Qué diferencia existe entre lo que es un machista y un misógino?

Un machista es aquel hombre (o mujer) que cree que las mujeres son inferiores, pero no necesariamente  las odia. Por medio de su comportamiento o palabras demuestra un sentido de superioridad basado únicamente por su género.

En cambio un misógino va más allá de creerse superior. A diferencia del machista, el misógino no necesariamente busca una mujer abnegada. Tiene la necesidad de controlarlas. Es un narcisista que desea sentirse constantemente admirado, volverse el centro de atención y ser colocado en un pedestal. Exige que la mujer a quien elige sea perfecta en base a las expectativas que se hizo de ella.

El misógino, en el fondo, necesita a las mujeres porque no puede estar solo. Pero al mismo tiempo les teme. Tiene miedo que lleguen a tener más poder que él, que lo controlen o lo lastimen. Por eso las devalúa por medio de estrategias para tenerlas enganchadas. Pues eso hace que sea menos probable que lo deje. Para lograrlo, tiene tres personalidades.

El príncipe

Suelen ser hombres encantadores, inteligentes, simpáticos, tienen una labia increíble, son admirables en muchas áreas de su vida. De entrada parecería el sueño hecho realidad para una mujer. Cuando te elige como su víctima, te estudia. Sabe qué decirte y cómo hacerlo. Sabe cuáles son tus carencias emocionales y logra llenarlas.

Es fácil engancharse rápido por esta perfecta máscara que utilizan en la primera fase. Se presenta como ese hombre tan perfecto, te hace sentir que eres la elegida. Que te eligió porque te está poniendo un pedestal. Te hace sentir hermosa, especial, única.

El patán

Este hombre maravilloso, de pronto comienza a tener algunos detalles de mucha devaluación para la mujer. La hace sentir que no está cumpliendo las expectativas. No se quita del todo la máscara, pero comienza a hacer comentarios que demeritan el valor de la mujer. Poco a poco sus comentarios llegan a ser más agresivos.

Pero de pronto vuelve a ser lindo. Alterna su personalidad entre el príncipe y el patán. Lo que hace sentir a la mujer que es culpa de ella. Comienza a controlar más a la mujer por medio de hacerla sentir mal. Si él se equivoca, es culpa de ella porque ella lo provocaste. Porque él siempre ha sido muy lindo y bien portado. Pero si la chica se enoja, entonces la hace sentir como histérica, como si estuviera exagerando.

Es una guerra psicológica en la que la mujer cree que si ella lo intenta, que si mejora, entonces seguirá teniendo su príncipe. Caer en esta situación es mucho más común de lo que pensamos, no necesariamente le sucede exclusivamente a mujeres con baja autoestima. Son manipuladores que logran ver las debilidades y saben aprovecharlas.

El niño herido

Cuando ya la mujer decide alejarse porque se da cuenta del daño psicológico que está sufriendo, entonces comienza a llorar, a utilizar la culpa de lo que siente. La chantajea con lo que han vivido juntos. Haciéndola sentir desconsiderada y mala persona. Diciéndole que no supo valorarlo, pero que está arrepentido y quiere otra oportunidad.

Entonces, si la mujer cae en este chantaje y le da una nueva oportunidad, el ciclo comienza nuevamente. La mujer tendrá de vuelta a ese príncipe que la enamoró en un principio, para después pasar de nuevo al patán y al niño herido únicamente en caso de que ella quiera alejarse.

Consecuencias de una relación con un misógino

Mientras más tiempo estamos en esa relación, la codependencia se eleva al máximo. El autoestima disminuye, comenzamos a salir de la realidad y caemos en la trampa creyendo que es nuestra culpa.

Si nos damos cuenta de la situación y queremos cambiar a la persona, puede ser contraproducente. Los misóginos son tan hábiles que pueden convencer a un psicólogo que no se especialice en misoginia. Lo que se vuelve un alma más a su favor para poder devaluar a la mujer. Haciendo que caiga en la culpa y la baja autoestima sea aún más grave.

Y aún si la mujer lo deja de golpe, el grado de codependencia es tan elevado que cuando no está a su lado siente la necesidad de volver. Cree estar exagerando y duda de su propia percepción de lo que pasó. Aumentando sus inseguridades.

¿Qué puedo hacer si estoy en esta situación?

  • Si detectas que estás con un misógino, no le digas. No lo lleves a terapia, no trates de dialogar con él, porque te vas a sentir más frustrada.
  • Infórmate bien lo que es la misoginia. Puedes escuchar los Podcast de la Dra Lucy, quien nos recomienda también el libro “Cuando el amor es odio” de Susan Forward. Informarte será tu mejor arma para que tu autoestima no se vaya para abajo y estés consciente de la situación en la que te encuentras. Sin la ilusión de que el cambie. Hasta que pases por un proceso donde te ubiques en la realidad.
  • Abúrrelo. Ya te estudiaron, saben todas tus debilidades. Entonces es necesario lograr que sea él quien se aburra de ti.
  • Busca ayuda. Para lograr superar la situación en la que te encuentras, siempre será importante recibir ayuda profesional. Y es de vital importancia buscar profesionales que se especialicen en el tema de misoginia.

¿Los misóginos pueden cambiar?

Existe un porcentaje pequeño, el mínimo, de hombres con problemas de misoginia que se identifican con esto y que de forma auténtica quieren buscar ayuda. La Dra. Serrano les recomienda que, de manera voluntaria, busquen terapia individual. Y así conseguir de forma más sana que la mujer en quien se fijaron los ame y quiera permanecer con ellos. No con trucos y manipulaciones que les dan sensación de control, pero que al final terminen solos. Todos podemos cambiar, pero para lograrlo se necesita ayuda, muchas ganas y disposición a esforzarse cada día.

Esperamos que el capítulo de hoy te haya interesado. Recuerda que puedes escucharlo completo y también los demás Podcasts que tenemos disponibles para ti. Porque para mejorar nuestra vida, no hay nada mejor que estar informados de los temas que nos afectan.