Desarrollo Emocional

PNL; mejora tu pensamiento para mejorar tu vida

mayo 28, 2021 65


Background
share close

Jennifer Sodini nos dice que “El vaso no está ni medio lleno, ni medio vacío. El vaso es simplemente un vaso y su contenido está perpetuamente cambiando con tu percepción”. Y la PNL (Programación Neurolingüística) nos ayuda a ser conscientes de cómo nuestra percepción afecta nuestro entorno.

El día de hoy analizaremos el capítulo “PNL; mejora tu pensamiento para mejorar tu vida”, del Podcast “La llave del éxito en tu hogar”. Donde los Licenciados Edith y Leopoldo Franco nos hablan acerca de la importancia de los pensamientos tanto positivos como negativos y qué resultados producen en nuestra vida.

¿Qué es la PNL?

La Programación Neurolingüística es la ciencia y el arte de la excelencia en la comunicación interna y externa de los seres humanos. Nos enseña a entender cómo funcionamos y cómo trabajar a través de la mente.

Pero, ¿por qué decimos que es una ciencia? Pues bien, una ciencia se comprueba cuando un proceso se repite y siempre nos da los mismos resultados. Entonces, la comunicación en el ser humano es una ciencia. Porque gracias a los estudios que la PNL ha hecho, hemos aprendido que la forma de comunicarnos tiene un impacto en nosotros y en quienes nos rodean.

El impacto de las palabras

Desde que estamos en el vientre de nuestra madre, comenzamos a recibir información. Esto continuará por el resto de nuestra vida. A veces esa información será buena para nuestro desarrollo y otras veces será contraproducente dependiendo si es positiva o negativa. Gracias a esta información que recibimos es que todos tenemos un programa en nuestra mente, que afectará nuestra autoestima y se verá reflejado en nuestro éxito.

Por ejemplo; si desde que éramos pequeños, constantemente nos repitieron que no éramos capaces. Que no podíamos hacer las cosas bien, que éramos tontos o poco inteligentes. Entonces creceremos dudando de nuestra propia capacidad.

Si por el contrario siempre fomentaron la confianza en nosotros, nos alentaron a intentar de nuevo cuando nos equivocábamos y nos hicieron saber que somos capaces de lograr grandes cosas. Nuestra autoestima será positiva.

Comunicación interna

Cuando hablamos con nosotros mismos a través de los pensamientos, estamos teniendo un diálogo. Debemos estar atentos a lo que platicamos. Porque muchas veces esas pláticas son comunicación del tipo negativo. Porque nos decimos que no podemos, recordamos cosas que nos lastimaron, imaginamos cosas malas que pueden pasarnos, etc.

También puede haber comunicación interna del tipo positivo. Recordar los buenos momentos que hemos pasado con nuestros seres queridos, imaginar las cosas buenas que pueden pasarnos, darnos ánimos en momentos difíciles, etc. Cualquiera de los dos tipos de pensamiento le va a dar resultados a nuestra vida; positivos o negativos.

Comunicación externa

Comunicación externa es todo aquello que manifestamos a nuestro entorno o que recibimos de él. Para tener excelentes resultados y ser buenos comunicadores hacia las demás personas, tenemos que estar muy integrados. Externamos lo que estamos sintiendo, lo que interpretamos de las cosas, los conceptos que tenemos de la vida. Si logramos tener una buena comunicación interna, entonces logramos externar una comunicación positiva.

Y también, si lo que estamos recibiendo es una comunicación no grata, tenemos que prepararnos para hacer los ajustes necesarios. Para poder recibir esa información de una manera óptima. Filtrada. Entender que las personas comunican lo que tienen dentro y que no tenemos que tomar todo lo que nos den tal y como lo den.

Mente consciente y mente inconsciente

Como ya hablamos la semana pasada, existen dos tipos de pensamiento; consciente e inconsciente. La mente no tiene un espacio físico. Es un proceso que se lleva a cabo en el cerebro y que tiene un resultado. 

Cuando aprendemos algo lo hacemos de forma consciente y eventualmente, cuando nos acostumbramos o ya lo dominamos, se vuelve parte del inconsciente. Podríamos decir que el inconsciente es el piloto automático en el que no tenemos que estar razonando lo que hacemos. 

Por ejemplo cuando aprendemos a manejar. Al inicio somos muy conscientes de la velocidad, de acomodar los espejos, en caso de que sea un auto estándar, somos  conscientes de cuándo hay que pisar el embrague, a qué velocidad meter el cambio, etc. Poco a poco, con la práctica y las repeticiones, comenzamos a hacerlo sin pensar. Se vuelve algo instintivo y se convierte en un programa en nuestra mente. Pues lo mismo pasa con TODO lo que aprendemos.

Podemos cambiar nuestra programación

A veces utilizamos un lenguaje negativo de forma inconsciente. No es que queramos dañar  a los demás, pero lo tenemos arraigado. La buena noticia es que, aunque hayamos recibido información negativa desde chicos, podemos reprogramar nuestro cerebro. Crear nuevos programas. 

Para lograrlo necesitamos hacer conciencia de cómo conceptualizamos la vida. Una vez que seamos conscientes de qué tipo de pensamientos tenemos, entonces podemos comenzar a buscar pensamientos positivos para sustituir los negativos.

Si desde el inicio entendemos que desde el pensamiento una persona comienza a tener resultados, entonces podemos entender que necesitamos pensamientos positivos para lograr las cosas.

¿Cómo lograr resultados positivos?

Si queremos comenzar a tener resultados en nuestra vida necesitamos crear un programa en nuestra mente que también sea positivo. Y ¿cómo lo hacemos? Pues la PNL nos enseña que se logra precisamente acostumbrándonos a pensar en positivo. Si quieres intentarlo te sugerimos lo siguiente:

  • Cuando te levantes evita comentarios negativos. Intenta centrarte en todas las cosas buenas que tienes.
  • Repítete que tienes voluntad y decisión para hacer las cosas.
  • Recuerda que cuando algo nos sucede es porque tenemos algo que aprender. Si estás en una situación poco favorable, intenta buscar la enseñanza en ella.
  • Acepta la vida como viene. Somos lo que decidimos hacer con lo que tenemos. No podemos controlar lo que pasa a nuestro alrededor, pero sí cómo reaccionamos a ello.

Afirmaciones positivas

Recuerda repetir a diario afirmaciones positivas como:

  • Yo soy fuerte, sano y feliz
  • Soy saludable, estoy respirando salud, bienestar. Respiro la salud.
  • Creo que puedo. Es fácil y lo estoy logrando.
  • Estoy lleno de amor.
  • La abundancia llega a mí.

Repite todas las frases positivas que necesites. Empieza como puedas. Poco a poco. Incluso si sientes que lo que estás diciendo es incoherente o ridículo, no te desanimes. Si sigues con las repeticiones vas a lograr crear un nuevo programa y llegará el momento en que se vuelva automático. Además, cada que lo digas tu cerebro va a segregar sustancias que te van a hacer sentir mejor.

Esperamos que te haya interesado la información que aquí te proporcionamos acerca de la PNL. Si quieres saber más te recomendamos escuchar el capítulo completo. También recuerda que tenemos muchos otros Podcasts disponibles para ti. Porque todos tenemos el poder para mejorar nuestra vida.

Leopoldo y Edith Franco - Llave del Éxito, Chicago
Leopoldo y Edith Franco – Llave del Éxito, Chicago

Edith y Leopoldo Franco son Masters en Programación Neurolingüística e hipnosis. Imparten la maestría y certificación en PNL en la ciudad de Chicago además de diversos cursos de sanación, energía y superación personal. De igual manera imparten terapias de forma individual a distancia o presenciales.

Rate it
Publicacion anterior