Evangelio del Domingo

Reflexión del Evangelio para el domingo 2 de Septiembre

septiembre 8, 2021 6


Background
share close

Queridos hermanxs,

La reflexión que les compartimos el día de hoy es parte de nuestra serie «Poniendo el Evangelio en Práctica»  la cual realizamos como parte de nuestro Ministerio Bíblico Claretiano.   Esperamos que les anime a continuar con su formación bíblica y a profundizar en las lecturas dominicales.  Nuevamente les recordamos que tenemos cientos de videos de cursos bíblicos en nuestro canal de YouTube los cuales fueron creados para ustedes.   

Bendiciones, Padre Manuel Villalobos, Cmf

El evangelio de esta semana esta centrado en lo que debería ser el centro de nuestra vida, en quien es Jesús para ti, o quien es Dios para usted, y partiendo de la imagen o la respuesta que usted tenga de Dios, va a ser la forma que usted sepa conectar con esta divinidad, Dios o Jesús, si para usted Dios es una persona que es como un juez, así sea con las otra persona, si para usted Dios es una persona que meta miedo para que se cumplan las cosas, lo más probable es que de ese mismo modo sea usted con las otras personas, depende de que idea tenga de Dios es como usted va a vivirlo y experimentarlo y esto esta en el centro del evangelio donde Jesús dice para ustedes quien es Jesús, y nuestra idea de Jesús puede ir cambiando, madurando y esto es lo maravilloso de estudiar la palabra de Dios, que no podemos quedarnos con una imagen que tenemos o que teníamos de hace veinte o treinta años, el espíritu nos puede ir moviendo para encontrar a un Dios cercano, compasivo y aun dios que exige ciertos valores.

En alguna ocasión una persona me dijo que tenía ciertos problemas con el Dios que usted nos presenta, dando un curso del evangelio de marcos, y le dije, no, usted no tiene problema conmigo, usted tiene problema con Marcos, yo solo estoy tratando de invitarles el contexto del evangelio, y me dijo, si, pero esa manera de entender a Jesús, es que Jesús pide mucho, y le respondí, Jesús no pide mucho, Jesús lo pide todo, esto es lo que a veces no nos damos cuenta, que hemos suavizado su mensaje con esta finalidad y que de alguna manera somos seguidores de Jesús a medias.

Rate it
Publicacion anterior