Solemnidad de la Sagrada Familia

Solemnidad de la Sagrada Familia

¡Una Bendita y Feliz Navidad!  

 
Este domingo celebramos la solemnidad de la Sagrada Familia. Esta fiesta es relativamente reciente en la historia de la iglesia. En el siglo 17 la celebración era local o regional dentro de la iglesia. No fue hasta el año 1921 que esta celebración fue incluida formalmente en el calendario romano litúrgico de la iglesia. 

SAGRADA FAMILIA

¿Qué es lo que celebramos en esta solemnidad? ¿Qué es lo que le da la calidad de Sagrada a la Sagrada Familia? Esta Sagrada familia de Jesús, María y José (siempre se nombran en este orden, lo cual refleja la importancia de cada miembro de la familia) no fue constituida por el amor romántico; ni por intereses económicos o sociales de las familias de origen de María y José; ni por el deseo de tener hijos. Esta familia fue constituida en Dios y por Dios.  Constituida por Dios porque en las genealogías de Mateo y Lucas tenemos el plan trazado por Dios desde antiguo que conecta a María y a José con David, los patriarcas y Abraham.   Constituida en Dios porque cada uno de ellos responde a un llamado de Dios.

solemnidad de la sagrada familia


 
Jesus no se hizo uno con nosotros por su propia iniciativa. Fue la iniciativa del Padre lo que nos dio la encarnación. El hijo fue enviado por el Padre, y el Hijo, totalmente identificado con la voluntad del Padre, vino en completa libertad. María fue llamada a ser la madre de nuestro Salvador y en completa libertad aceptó la voluntad de Dios. José también fue llamado a recibir a María como esposa y al hijo en su vientre como suyo en completa libertad.  En estas tres llamadas se confirman las palabras de Jesus cuando contesta a la intervención de que su familia lo busca: “¿Quién es mi madre? ¿Quiénes son mis hermanos?… Cualquiera que haga la voluntad de mi Padre del cielo, ese es mi hermano, mi hermana, y mi madre.” (Mat. 12:48-50).


 
Jesus no rechaza a su familia de origen. Desde el punto de vista cristiano, la familia de origen es prioridad, pero no prioridad absoluta; la prioridad absoluta reside en hacer la voluntad de Dios. La Sagrada Familia es Sagrada porque se identifica con la voluntad de Dios. No hay una estructura ideal que constituya a la sagrada familia. Donde se vive el amor, la compasión, la misericordia, y la justicia de Dios, ahí se manifiesta la voluntad de Dios; ahí la calidad de ser una familia sagrada se vive. La santidad corresponde a un llamado; a una iniciativa que viene de Dios. La santidad nace del llamado y de la consagración para dar testimonio de la presencia divina entre nosotros. La santidad no es algo que se adquiere o se gana; es algo que nace del encuentro con Dios, del llamado y de la identificación con la voluntad de aquel quien nos llama. Estas cualidades las encontramos en la Sagrada Familia de Jesus, María y José.  En la Sagrada Familia somos llamados a imitar su fidelidad, entrega y confianza en aquel que nos llama.

Padre Tony Díaz, cmf

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo con tus familiares y amigos!
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Otros artículos relacionados:

Powered by