Y ahora la insensibilidad oficial ante la meningitis

Y ahora la insensibilidad oficial ante la meningitis

La denuncia hecha en redes sociales por la hermana de una de las 9 víctimas fatales por la meningitis, en el sentido que la Fiscalía General del Estado tardó más de 12 horas en entregar el cuerpo de la fallecida, presuntamente por la falta de un patólogo, pero en realidad lo que exigieron en esa dependencia fue que se retirara la demanda para investigar a los presuntos responsables de esa muerte, debe investigarse y proceder en consecuencia. Lo último que faltaba en esta crisis de salud es  que se cometan injusticias con familiares de las víctimas.

Con toda claridad, la hermana de una de las mujeres que por desgracia han perdido la vida a causa de la meningitis en estas últimas semanas en Durango, contó en su perfil de Facebook que el pasado 21 de Agosto se le practicó una cesárea a la fallecida y que cuatro días después  comenzó con síntomas de la enfermedad, pero no se le dio el diagnóstico correcto. Estuvo 16 días internada en el Hospital 450, donde la atendieron, pero se terminó el medicamento y sólo sobrevivió dos días más. Su bebé cumplió 3 meses recientemente y es huérfano por la culpa de alguien.

La familia acordó presentar la denuncia correspondiente ante la Fiscalía estatal para que se investiguen las causas de la muerte de la hermana y, en represalia, tardaron más de 12 horas en entregarles el cuerpo para que la agencia funeraria continuara con los trámites de las exequias. No es posible que les hayan exigido, por parte de la Fiscalía, el retiro de la denuncia a cambio de entregarles el cuerpo de la fallecida.

¿Esta es la aplicación de justicia que merecemos los duranguenses? Cuanta impotencia deben sentir los familiares de estas 9 víctimas fatales y no sólo ellas, sino todos los ciudadanos porque esta tragedia que trajo la meningitis a Durango debe ser de todos, debemos ser solidarios con estas familias que están sintiendo el dolor de la pérdida y con aquellas que siguen pendientes de los suyos porque son 61 pacientes que se debaten entre la vida y la muerte.

La administración estatal de Esteban Villegas debe ser sensible y actuar en consecuencia, tratar con seriedad la crisis de esta enfermedad y detener que sus colaboradores, como los de la Fiscalía estatal, presionen a estas familias, como si algo extra les faltara a tanto sufrimiento.

Por el contrario, quienes tienen la presión encima son las autoridades de salud porque no pueden seguir aumentando el número de fallecimientos, ni de huérfanos. Los duranguenses debemos exigir la aplicación de la justicia en cada uno de estos casos, ninguno debe quedar en la impunidad y son necesarias acciones que no dejen en el desamparo a estos inocentes recién nacidos. Responsabilidad y seriedad antes que otra cosa, gobernador Villegas. Usted es médico, no lo olvide.

TWITTER @DgoRET83

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo con tus familiares y amigos!

Otros artículos relacionados:

Powered by