Desarrollo Emocional

¿Cómo demostrar amor? Mostrar es amar.

febrero 5, 2021 5


share close

¿En cuántas ocasiones hemos sentido que nuestros seres queridos no se dan cuenta de lo mucho que los amamos?. ¿O cuántas veces hemos sentido que no recibimos el amor de vuelta como quisiéramos? Muchas veces podemos creer que con amar a nuestra familia y a las personas importantes en nuestra vida es suficiente. Sin embargo es importante trabajar para aprender a demostrarlo. La Lic. María Eugenia Edith Franco y el Lic. Leopoldo Franco nos comparten estrategias en el capítulo «¿Cómo demostrar amor?» del «Podcast «La llave del éxito en tu hogar».

Amar es demostrarlo. ¿Cómo crear un eco de amor?

Todos alguna vez nos hemos parado en algún lugar con eco y dicho algo para después escuchar cómo se repite. Si lo hacemos muy bajito tal vez no logremos escuchar nada. Si elevamos nuestra voz un poco, tal vez lo escuchemos una o dos veces. Pero si lo decimos alto podemos escuchar mejor cómo las ondas del sonido vuelven a nosotros.

Lo mismo pasa con el amor. Cuando amamos a alguien y lo demostramos «quedito» recibimos lo mismo de vuelta. Y muchas veces es ahí cuando nos preguntamos «¿Por qué no me demuestra más amor?». No nos detenemos a pensar si estamos esperando recibir más de lo que damos. ¿Estamos enviando suficientes ondas de amor para que vuelvan a nosotros como eco?

Damos lo que tenemos

Damos lo que tenemos

Tal vez hemos oído esto demasiadas veces, pero es una verdad que no podemos ignorar: Para amar necesitamos empezar amándonos a nosotros mismos. Porque si no hay amor dentro de nosotros, ¿como podríamos darlo? Y cuando no hay amor dentro de nosotros tampoco sabemos recibirlo. La única forma de comenzar a dar amor, es amándonos a nosotros mismos.

Las personas compartimos lo que tenemos. Si crecimos en un hogar en el que únicamente se nos enseñó a gritar, insultar, ignorar, eso es lo que vamos a dar. Pero eso no significa que no podamos aprender, nunca es tarde. Lo importante es darnos cuenta qué tenemos y comenzar a trabajar desde ahí. Lo importante es tener la disposición. Si comenzamos trabajando en nosotros mismos, dándonos el amor que merecemos, entonces será más fácil entender cómo demostrar amor a los demás.

Aprender a ser congruentes

Congruencia es cuando nuestros pensamientos y deseos son compatibles con nuestras acciones. Que lo que sientes y lo que piensas sea igual a lo que haces. Por ejemplo; si yo digo amar a alguien pero siempre me burlo de esa persona y le digo cosas que la hacen sentir mal, entonces no estoy siendo congruente. Cuando amamos es necesario que demostremos nuestras mejores actitudes con esa persona. Que la hagamos sentir amada y apreciada.

Si yo me doy cuenta que yo no aprendí a demostrar amor, entonces debo buscar los medios. Cuando amamos queremos mejorar para nosotros mismos y para los demás. Entonces, si yo aprendí que amar es hacer sentir mal a esa persona y me doy cuenta que le estoy haciendo daño, modifico mi conducta. Aprendo a darle buenos tratos, a cambiar mi tono de voz, a hacerla sentir apreciada.

Cinco preguntas importantes

Podemos comenzar preguntándonos a nosotros mismos estas cinco cosas:

  • ¿Cuántas veces digo «te amo»?
  • ¿Qué otras formas conozco ademas de decir «te amo» para demostrar amor?
  • ¿Cómo te gusta que te digan o te demuestren que te aman?
  • ¿Digo «te amo» de la misma forma que me gusta a mí que me lo digan?
  • Cuándo estoy con los demás ¿qué es lo que yo quiero compartir y expresar? (enojo, frustración, felicidad, seguridad, cariño…)

En base a nuestras respuestas podemos comenzar a darnos una idea qué necesitamos comenzar a trabajar. Y así ser conscientes de lo que hace falta en nosotros mismos.

¿Y qué pasa cuando soy yo quien siempre está demostrando amor y la otra persona no lo hace?

Primero que nada; dar sin esperar. Es una respuesta que a la mayoría de nosotros no nos gusta. Porque solemos esperar de los demás. Queremos que nos amen como nos gustaría que lo hicieran. Pero la otra persona sólo puede amar como aprendió a hacerlo. Y tal vez tiene muchas cosas que trabajar. Pero no son tu responsabilidad. Tú no puedes asumir la tarea de querer cambiar a alguien. Primero que nada porque no está en ti.

Lo segundo sería la aceptación. Tenemos que aceptar que las demás personas no son como quisiéramos y decidir si las amamos por lo que son o por lo que nos gustaría que fueran. Si las amamos por lo que son, entonces demostremos nuestro amor y seamos pacientes.

Por último, asumamos el resultado de todo lo que NOSOTROS transmitimos. Hagámonos responsables de lo único que podemos responsabilizarnos; nosotros mismos. Si alguien me comparte su enojo yo decido si lo tomo o no. Si me comparte un juicio, yo decido si lo tomo o no. La emoción está en la persona que la está sintiendo. Nosotros decidimos si dejamos que una emoción entre. Y si ya está ahí necesitamos buscar estrategias para hacer que dure o no, dependiendo si es una emoción positiva o negativa.

Si aprendiste algo nuevo, te invitamos a escuchar el capítulo completo «¿Cómo demostrar amor?» del Podcast «La llave del éxito en tu hogar». Al igual que los demás Podcast que tenemos para ti. Y recuerda, no es necesario vencer a nadie más que a nosotros mismos.

 

Rate it
Publicacion anterior
Publica un comentario (0)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *