Desarrollo Emocional

Dependencia emocional. ¿Qué es y cómo dejarla?

febrero 11, 2021 10


share close

Cuando queremos a una persona, es normal que desarrollemos un apego por ella. Pero no todo apego es sano. Si comenzamos a relegarle responsabilidades afectivas que nos corresponden a nosotros, entonces desarrollaremos una dependencia emocional. La Coach Norma Lua nos habla al respecto en el capítulo «Dependencia emocional, ¿qué es y cómo dejarla?» del Podcast «Escucha la voz de tu alma».

Para dejar de depender de las personas es importante trabajar nuestra autoestima. Trabajar en nosotros mismos siempre es la clave. Es importante aprender a manejar nuestros apegos de forma sana. Podemos sentir amor e inclinación por las personas sin que lleguemos a depender de ellas.

¿Qué es la dependencia emocional?

¿Alguna vez te han dicho o has oído las frases «Sin él/ella me muero» o «Sin él/ella mi vida no tiene sentido»? Eso es la dependencia emocional. Un apego patológico, osea, es un afecto no sano. Pasa cuando les dejamos a otros la tarea de amarnos y ser responsables de nuestra vida. Ya sea que nos de miedo que nos dejen, que los dejemos encargados de tomar las decisiones de nuestra vida, que no podamos decirles que no estamos de acuerdo con ellos, etc.

En la mayoría de los casos la dependencia emocional se originan en la infancia; es necesario ayudar a nuestros hijos a crear un autoestima fuerte y motivarlos a lograr las cosas por sí mismos. De esta forma, cuando crezcan lograrán tener relaciones sanas que alimenten su vida.

¿En qué se relacionan la baja autoestima y la dependencia emocional?

Cuando creemos que valemos poco, pasamos la vida con dudas y huecos que buscamos llenar. Esos huecos son la necesidad de aceptación, sentirnos amados, valorados, etc. A menos de que trabajemos en lograr llenarlos por nosotros mismos, buscaremos constantemente que otras personas lo hagan. Pero toda persona en la vida es pasajera. Por eso debemos aprender a ser felices solos. Si nos sentimos felices con nosotros mismos, no les dejaremos a los demás las tareas de llenar vacíos emocionales.

¿Por qué crecemos con baja autoestima?

Baja autoestima

Principalmente por las expectativas que ponen otros en nosotros cuando somos niños. Es muy común ver, principalmente en mujeres, que se obsesionen por su apariencia física, su peso, su ropa. Si les preguntamos a estas mujeres (o cualquier persona con este problema), muy seguramente nos dirán que en la infancia sus padres les hicieron mucho énfasis en que debían verse bien siempre, en que si engordaban nadie les iba a querer, que si no usaban ropa de marca los demás les iban a hacer el feo, entre muchos otros comentarios que se quedaron grabados en su inconsciente. Les enseñaron que su valor dependía de su apariencia.

Otro ejemplo sería, que si de pequeño te hacían sentir mal si reprobabas, probablemente crecerás sintiéndote un fracaso cuando tu desempeño no es remarcable y reconocido. Porque de niño, las exigencias y las expectativas en ti, te enseñaron que tu valía estaba en cosas externas. Si por el contrario, cuando reprobabas te alentaban a que aprendieras de tus errores, te hacían saber que tú puedes lograr superar las dificultades y te motivaban.

La dependencia emocional a las cosas

No es exclusivo el intentar llenar nuestros vacíos con personas. Muchas veces también buscamos llenarlos comprando cosas, con trabajo, títulos, con seguidores en las redes sociales, etcétera. Algunas de estas cosas pueden ser más o menos dañinas dependiendo siempre la medida en la que lo hagamos. Recordemos que todo en exceso siempre es malo.

Es por eso que existen personas con una tendencia más marcada a las adicciones. Solemos pensar que un adicto es únicamente a las drogas ilegales, el alcohol o el tabaco. Pero la adicción depende más de la persona que de la acción. ¿Qué quiere decir eso? Con esto me refiero a que alguien puede volverse adicto al trabajo, a las compras, a guardar cosas, a la limpieza, al sexo, a la comida. En fin, las cosas más insignificantes pueden volverse una adicción si llenan una necesidad que no tenemos cubierta.

¿Cómo puedo ayudar a mis hijos para que no se vuelvan dependientes emocionales?

  • Enséñalos a perder. Es parte de la vida.
  • Hazles ver que cada vez que pierden pueden aprender de eso.
  • Motívalos a confiar en sus capacidades.
  • Confía en ellos encargándoles tareas.
  • Controla tu enojo. Si tus hijos no hacen las cosas de forma correcta, enséñales. Es importante no hacerlos sentir incapaces, sino señalar dónde está el error y cómo solucionarlo.
  • Ayúdalos a buscar soluciones. Muéstrales que en la vida, cuando cometemos errores, es importante aceptarlo y enmendarlos.
  • Evita hacer comentarios respecto a su apariencia física. Especialmente si son negativos. Si han subido mucho de peso o son muy delgados puedes motivarlos a alimentarse mejor y ejercitarse por salud, en lugar de hacerlos sentir menos por no verse de cierta forma.
  • Trabaja en ti mismo. No hay mejor forma de ayudar a tus hijos que sanando tus propias heridas.

Esperamos que hayas encontrado puntos interesantes y aprendido algo nuevo que te invite a reflexionar en tu vida. Recuerda que puedes aprender más escuchando el capítulo completo «Dependencia emocional, ¿qué es y cómo dejarla?» Con la Coach Norma Lua en el Podcast «Escucha la voz de tu alma». Y también que tenemos muchos otros Podcasts disponibles para ti.

Tagged as: , , .

Rate it
Publicacion anterior
Publica un comentario (0)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *