Desarrollo Emocional

Acoso laboral y sus consecuencias

mayo 26, 2021 10


Background
share close
Regularmente cuando hablamos de acoso laboral, solemos pensar en acoso sexual. Sin embargo existen diferentes tipos de abuso que puede ejercer una persona sobre sus colegas o subordinados. Lamentablemente este asedio ha llegado a tener consecuencias devastadoras. Como la que nos platica el Lic. Rafa Salomón en este capítulo del Podcast «Amar, vivir y Sentir».

¿Qué es el acoso laboral?

Se refiere a todo hostigamiento o agresión que una persona pueda estar sufriendo en su empleo. Sucede de forma continua y reiterada. El acoso laboral puede provenir de distintos niveles. Es decir, que no necesariamente va a ser ejercido por alguien con un rango superior en la empresa. Una de sus características, es que el acosador lo hace de forma premeditada y consciente. Con el fin de degradar a la persona.

Tipos de acoso laboral

Sol las distintas formas en las que un empleado puede estar siendo hostigado:

  • Acoso vertical descendente o «bossing». Se refiere a ese abuso que viene de los jefes o personas con un puesto superior a la persona que sufre el hostigamiento. Puede ser en forma de burlas, excesiva carga de trabajo, menospreciar a la persona, ignorar sus sugerencias, amenazar de despido, reprender públicamente, etcétera.
  • «Mobbing» o acoso horizontal. Es cuando el trabajador está siendo acosado por parte de sus compañeros que están en el mismo nivel dentro de la empresa. Ejemplos de él serían los chismes, burlas, ignorarle, tratarle diferente, entre otras.
  • Acoso vertical ascendente. Sucede cuando es el jefe quien es acosado por los empleados a su cargo. A pesar de que parezca poco posible que suceda, es más común de lo que imaginamos. Se da cuando los subordinados se niegan a cumplir sus tareas asignadas, a tomar en cuenta sus observaciones, a cumplir objetivos… Es decir, que no reconocen la autoridad de la persona.

Acoso sexual dentro del trabajo

Es uno de los acosos que en las últimas décadas han tenido más voz, dado a que se ha dejado de normalizar y en la mayoría de las empresas, por lo menos en papel, es castigado. Puede suceder tanto a mujeres como a hombres. Sin embargo, en estos tiempos suelen minimizarse más los casos hacia los hombres. Lo que no quiere decir que los casos hacia las mujeres sean tratados adecuadamente siempre.

Ejemplos de este tipo de acoso serían los «piropos», miradas inapropiadas, acercamientos indeseados, uso de dobles sentidos, «coqueteo», tocamientos, mensajes, etc. Es importante recalcar que al igual que otros tipos de acoso laboral, también puede provenir desde cualquier rango, no exclusivamente de forma vertical descendente.

Hostigamiento hacia las mujeres

Desafortunadamente, aún vivimos en una sociedad con muchos prejuicios hacia la capacidad de ambos géneros. Aunque se ha avanzado mucho en la lucha por la equidad y en contra de la discriminación, sigue siendo un factor que perdura. Especialmente en algunos campos de trabajo. Donde se ponen en tela de juicio los logros de las mujeres, se cuestiona su competencia e incluso, en ocasiones, donde para lograr ascender a un puesto mayor, necesitan demostrar más capacidad que sus compañeros hombres.

Consecuencias del acoso dentro de nuestro lugar de empleo

Las consecuencias de esto pueden variar mucho. Dependiendo de la intensidad del hostigamiento, la forma de llevarlo de la persona que lo sufre, el tiempo que lleva sucediendo y, en caso de haberlo reportado, la forma de manejarlo de las personas de Recursos Humanos, jefes directos, compañeros de trabajo, etc.

Entre los efectos que puede tener en una persona están:

  • Desgano por asistir al empleo.
  • Problemas para relacionarse con otros trabajadores de la empresa.
  • Baja productividad.
  • Inseguridad.
  • Desconfianza.
  • Depresión.
  • Renuncias.
  • Suicidio.

Suicidios por asedio laboral

Aunque pueda parecer que es una exageración, estadísticas muestran que ente el 20 y 30 por ciento de los trabajadores en una empresa, sufrirán en algún punto acoso laboral. Y cada diez años un trabajador cometerá suicido. Pero por cada trabajador que logra cometer suicidio habrá entre 10 y 20 trabajadores que lo habrán intentado.

Tal es el caso que nos relata el Lic. Salomón de una Doctora que, después de sufrir grandes cantidades de acoso en el hospital donde trabajaba, decide terminar con su vida. Es por ello que debemos estar muy alertas e intentar detectar estos problemas a tiempo. Ser amables con nuestros colegas y no permitir que nadie sea sobajado. En nosotros está cambiar esta situación.

Esperamos que el tema de hoy haya llamado tu atención y te haya invitado a reflexionar. Si gustas saber más del tema, te recordamos que puedes escuchar el capítulo completo. Así como los demás Podcasts que tenemos disponibles para ti en Radio Claret América. Porque para lograr cambios en nuestra vida y quienes nos rodean, es necesario aprender.

Rafael Salomón
Rafael Salomón

El Licenciado Rafael Salomón escritor y conferencista se ha especializado en temas de desarrollo humano, motivacionales y manejo inteligente de las emociones.
Es facilitador en procesos de cambio y coach, con su metodología aprovecha la experiencia de vida de las familias para ayudarlas a potenciar sus propias capacidades y sentimientos.

Rate it
Publicacion anterior