Desarrollo Emocional

Adolescentes y pornografía

febrero 3, 2021 9


share close

En el mundo actual, gracias al Internet, nos es muy sencillo tener acceso a toda clase de información. Esto tiene muchas ventajas, sin embargo no todo lo que podemos encontrar en la red va a nutrir nuestras mentes. Por eso el día de hoy hablaremos acerca de los adolescentes y la pornografía. Es importante hablar de estos temas ya que ignorarlos no va a lograr resolver nada. Entendemos que puede ser difícil o incómodo dirigirte hacia tus hijos y hablar acerca de sexualidad. Pero recuerda que tus hijos tienen dudas y si no les ayudas a resolverlas tú, buscarán la respuesta en otra parte y tal vez la información que encuentren sea errónea o distorsionada, como es el caso de la pornografía.

Se estima que 7 de cada 10 adolescentes han visto pornografía y la edad promedio en que lo hacen por primera vez es a los 12 años. Lo que quiere decir que hay muchos que lo hicieron por primera vez aún siendo niños. Por ello el Lic. Rafa Salomón nos comparte puntos muy importantes a considerar en este tema en el capítulo «Adolescentes y pornografía» del Podcast «Amar, vivir y sentir». Donde resalta la importancia de la comunicación con tus hijos.

¿Por qué es un problema tan grave que los adolescentes vean pornografía?

Los adultos, en la mayoría de los casos, podemos discernir de una mejor manera entre fantasía y realidad. Si un adulto ve algún video o imagen pornográficos, entenderá que lo que pasa ahí no es la realidad. Es una actuación que dista de lo que son las relaciones sexuales. Por eso no debe ser tomado como un instructivo o una guía a seguir. Al contrario, un niño o adolescente, especialmente uno que no cuenta con otra información, puede creer que eso es verdad. Es alarmante darnos cuenta de la cantidad de niños y adolescentes que están siendo educados en la sexualidad por medio de Internet. Con videos e imágenes que lo que muestran en realidad es violencia contra la mujer. Niños y adolescentes que crecen con la idea de que esto es el sexo; que esto es una relación amorosa.

Pornografía; el sexo como pretexto

Muchas personas podrán opinar que lo que muestran estos videos o imágenes es solo sexo y erotismo. Que es exagerado pensar que es violencia. Quizá todos aquellos lectores que no consumen este material puedan estar de acuerdo con esta afirmación. Pero si nos detenemos a analizar, el porno solo usa el sexo para normalizar la violencia contra la mujer. En ningún momento se habla de amor, respeto, tolerancia, que es lo que debería haber en una relación sana. Por el contrario se trata a las mujeres como mercancía, ignorando muchas veces la consensualidad. A final de cuentas, es solo un empobrecimiento de la experiencia sexual.

Se nos vende la idea de que las estrellas porno están ahí por decisión propia. Que pueden salir de eso cuando ellas quieran. Y puede que así sea para algunas de ellas. Pero muchas mujeres que han logrado salir de esta industria han hablado acerca de cómo se les manipuló hasta cierto punto para aceptar. De como entraron con engaños, como se les explotaba siendo sus «representantes» (una forma elegante de llamar a un padrote, diría yo) quienes obtenían todas las ganancias y lo difícil que es salir de ahí.

Incluso se ha sabido de casos en los que se han encontrado en estas páginas videos de violaciones reales. Videos con mujeres desaparecidas. Y algunos de mujeres que no sabían que estaban siendo filmadas o que no sabían que sus videos iban a ser compartidos. Entre muchos otros casos alarmantes. Cuando esto se ha denunciado, las páginas se defienden diciendo que son ellas directamente quienes suben los videos. De esta forma se deslindan de toda responsabilidad.

Entonces, ¿por qué no censuramos estas páginas?

Primero que nada debemos entender que es un negocio multimillonario en el que hay muchos intereses de por medio. Difícilmente lograríamos hacer que todas las páginas cerraran. Además, esto no es la solución al problema, debemos atacar el problema de raíz. ¿Y cómo se ataca el problema de raíz? Con comunicación y educación. Hablemos con nuestros adolescentes acerca de la pornografía, eduquémoslos para que sepan discernir entre fantasía y realidad.

Si nosotros les proporcionamos la información correcta antes de que ellos la busquen por su cuenta, estaremos un paso adelante. Así, cuando encuentren un video de este tipo (porque, aceptémoslo, tarde o temprano se van a topar con ellos) sabrán distinguir entre lo que está bien y lo que no. Decidiendo por ellos mismos rechazar un contenido lleno de violencia.

Eduquemos a nuestros hijos acerca de la violencia machista

La palabra convence, pero el ejemplo arrastra. Como ya mencioné antes, la educación es la clave. Pero la educación no se trata únicamente hablar con ellos y decirles qué hacer. Es también dar el ejemplo en nuestras casas. De poco sirve decirles a nuestros hijos que respeten a sus compañeras y amigas si en el círculo familiar ellos observan que nosotros hacemos lo contrario con las mujeres de nuestro alrededor. De la misma forma, de poco sirve decirle a nuestras hijas que se den a respetar, que ellas tienen derecho a que su decisión sea tomada en cuenta, si lo que demostramos en casa es una falta de respeto tanto a sus opiniones como a las opiniones de las demás mujeres en casa.

Entendemos que puede ser difícil cambiar en la familia. Dejar de enseñar que la mujer es débil, que está ahí para servir al hombre. Porque esta es la educación que muchos de nosotros traemos arrastrando desde muchas generaciones atrás. Sin embargo nunca es tarde para aprender. Podemos acercarnos a especialistas, leer artículos, buscar información al respecto. Cuidando siempre que sea de fuentes fidedignas. Vale la pena hacer es esfuerzo y así lograr que nuestros hijos e hijas sean parte de la solución en el futuro.

Puntos a considerar antes de hablar con los adolescentes acerca de pornografía

  • Mientras tus hijos tengan acceso a un dispositivo que se conecte a Internet, siempre habrá forma de que la pornografía llegue a ellos. Incluso usando filtros.
  • Es importante prestar atención a lo que observan tus hijos. Pero también debemos recordar que no es posible estar encima todo el tiempo.
  • Nuestros hijos se acercan a estas páginas por curiosidad y se educan en Internet, especialmente de temas de los que nadie más quiere hablarles,
  • Posiblemente al acercarte a hablar de esto con tus hijos, ellos ya hayan tenido acceso a este material. No te alarmes más de la cuenta, por el contrario hazles saber por qué no es un contenido adecuado para ellos y que pueden tener la confianza de preguntarte cualquier duda para que así no recurran a materiales que desinforman.
  • La pornografía puede volverse adictiva al igual que muchas drogas.
  • Es una gran industria millonaria donde el producto son las mujeres. Si enseñamos a nuestros hijos varones que las mujeres no son objetos de consumo y que no se debe ejercer violencia hacia ellas en ningún aspecto, ellos mismos rechazarán este contenido.
  • Debemos educarnos y educar a nuestros hijos acerca de la violencia de género. Si a los futuros hombres se les empieza a hablar de amor, respeto, afectividad, entonces daremos pasos para mejorar.
  • Es un tema necesario, indispensable, porque vivimos en una sociedad hipersexualizada.

Esperamos que esto te haya ayudado a tomar la decisión de hablar con tus hijos y fomentar la comunicación con ellos. Si te interesa aprender más acerca de este tema, te invitamos a escuchar el capítulo «Adolescentes y pornografía» del Podcast «Amar, vivir y sentir». Puedes encontrar este y otros Podcast aquí en Radio Claret América.

Tagged as: , , .

Rate it
Publicacion anterior
Publica un comentario (0)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *