Fatiga crónica – Testimonio

Fatiga crónica – Testimonio

Hoy en nuestro podcast «Existe una solución» de Neuróticos Anónimos trataremos un tema muy especial: La Fatiga Crónica, hablaremos con Concepción, un testimonio real de este padecimiento.

¿Qué es la fatiga crónica?

Según el testimonio de Concepción, la fatiga crónica no sólo es cansancio, es una combinación de muchos síntomas a los que normalmente no podemos ponerles un nombre, agotamiento aún cuando se duerman las 8 horas, aún cuando se tienen responsabilidades que cumplir, para ella era imposible levantarse de la cama, simplemente de pensar en bajar un pie de la cama se empezaba a sentir mal, dormia más de 12 horas y aún así se sentía cansada todo el tiempo.
Al inicio no sabía que era lo que pasaba, pensaba que tenia que descansar más y se iba a reponer pero pasaban los días y se dio cuenta que no era algo normal.

¿En que punto de tu vida se manifestó la fatiga crónica?

Después de estar en terapia, Concepción se dió cuenta que este problema lo tenia desde niña, desde la infancia tenia indicios o indicaciones de este problema. Era una niña cabizbaja y con poca energía, su mamá frecuentemente se preocupaba por su salud y la llevaba a que le dieran masajes. No caminaba derecha ni tenía energía para jugar. Le daban vitaminas, la desparasitaban y constantemente estaba en el médico pero este problema no disminuia.

¿En qué circunstancias llegas a Neuróticos Anonimos?

Cuando el agotamiento se empezó a juntar con otros sintomas como; gastritis, ataques de pánico, ser enfermiza. Llegué a imaginar que iba a tener problemas para comunicarme con otros, pero era algo que yo no podía controlar, así que busqué ayuda. Cuando llegué a la agrupación me di cuenta que este problema se derivaba de algo emocional.

¿Qué hago si tengo fatiga crónica?

El primer punto es darse cuenta que necesitas ayuda, que muchas veces pensamos que podemos animarnos nosotros solos, pero es necesario asistir a una terapia. Hay grupos de Neuróticos Anónimos en muchos lugares, seguramente encontrarás uno cerca de donde vives, incluso puedes pedir visitas a domicilio como fué el caso de Concepción.

Desde el primer día Concepción se sintió identificada y salió de la terapia con una esperanza para mejorar. Pudo ponerle un nombre a todo lo que sentia desde niña. Apartir de ese día Concepción siguió en terapia y poco a poco se fue sintiendo mejor.

Después de estar en el grupo Concepción ya puede estar en movimiento, hacer sus actividades diarias, tener una diciplina de levantarse temprano, de seguir en sus sesiones y quitar las limitaciones de su vida.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo con tus familiares y amigos!
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Otros artículos relacionados:

Powered by