La disciplina. Cómo establecer reglas y sus consecuencias.

La disciplina. Cómo establecer reglas y sus consecuencias.

Hoy vamos a hablar de como nos debemos comunicar con nuestros hijos para establecer límites, valores y los principios que queremos educar como seres humanos, como familia, etc.

La desciplina es muy importante en la educación de nuestros hijos y esta disciplina debe venir de personas que aman al niño, está relacionada con el amor que le tenemos a alguien para que entienda los límites y los valores que se viven y se aprenden en casa. Es en casa en donde se pone en práctica la tolerancia, las reglas de convivencia y el sistema de la familia.

Cada familia es una unidad, cada familia y cada cultura tiene diferentes valores muy arraigados, en México el valor de la familia y la unión es muy importante pero por ejemplo en la cultura Americana el sentido de la justicia y equidad es lo más importante, mientras que en la asiática es el respeto.

En casa es donde vamos enseñando estos principios, cuando los papás ponemos límites y consecuencias. Para poder establecer reglas con nuestros hijos sin dañar nuestra relación con ellos se tiene que tener consecuencias, NO CASTIGOS.

¿Cómo educar a un hijo sin castigos?

Las consecuencias y los castigos son diferentes, los castigos son de corta duración, está muy relacionado con la persona y la emoción que se genera es el temor, trae una carga emocional como el enojo y la ira, generando miedo en el niño. Esto sucede cuando no hay un acuerdo previo y el niño no sabe las consecuencias.

Lo malo de los castigos es que al ser de corta duración el niño no aprende y volverá a presentar el mismo comportamiento más adelante, los castigos son arbitrarios y son una expresión de poder. En lugar de ayudar en el aprendizaje afecta la relación y genera más rebeldia.

Cuando hay consecuencias establecidas, que el niño sabe que es lo que va a pasar en el momento en el que no se cumpla con el acuerdo, ellos saben que esperar. Ya no es necesario enojarse porque el niño ya sabe que lo que hizo tiene una consecuencia que tiene que cumplir. Puede ser que se frustre y se enoje pero lo acepta.

Es importante generar estos acuerdos para poder establecer las consecuencias.

Establecer reglas para niños.

Las consecuencias ayudan a aprender. En nuestra vida diaria tenemos consecuencias por cada uno de nuestros actos.

Así mismo se le tiene que enseñar a los niños que las reglas establecidas en casa tienen consecuencias en su diario vivir. Por ejemplo si queremos que el niño sea más limpio y organizado se puede poner la regla de «Acomodar los zapatos y los jugares en el lugar establecido» y mostrarle que esta regla no es por algo arbitrario de mamá, sino que debe reflexionar ¿Que pasa cuando no pones los zapatos en su lugar? la consecuencia lógica es perder el tiempo buscandolos o que pueden ocasionar accidentes. Empieza abrirse en su mente la razón por la que debe mantener el orden, es un principio que todos los seres humanos tenemos, solo es poner en práctica hábitos para que el niño se acostumbre.

Nosotros tenemos que empezar por poner el ejemplo o el modelo a seguir, no es congruente pedirles algo a nuestros hijos que nosotros mismos no hacemos.

También se acuerda con el niño que es lo que va a pasar al no cumplir con esta regla, platicar con el y proponerle por ejemplo «Si dejas tirado ese juguete ya no puedes jugar con el» y entonces el niño tiene que estar de acuerdo sobre esa consecuencia.

Hacerlo responsable de sus propios actos, no podemos estarle haciendo sus tareas y obligaciones, hacerles ver que nosotros también hacemos cosas que no nos gustan para mantener el orden y cumplir con las reglas de casa.

Se le pide al niño que limpie lo que ensucie, nadie va a hacerlo por el porque el es responsable de sus actos. Los padres no podemos hacerlo por el porque estariamos rompiendo con las consecuencias de sus actos.

Si es necesario enseñarlo a usar una escoba o un trapo también es parte del aprendizaje para ser independiente y responsable, es una regla básica para la educación de los niños.

Tiene que haber una supervisión, no existe disciplina y responsabilidad si no hay una supervisión por parte de los padres, el niño no se puede poner límites a si mismo, por lo que es nuestro trabajo acompañarlo y hacer los acuerdos con el, así como reflexionar con el sobre las causas y consecuencias.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo con tus familiares y amigos!

Otros artículos relacionados:

Powered by