Blog

Tengo un hijo Favorito

abril 20, 2021 30 5


Background
share close

Tal vez como hijos podamos sentir algún resentimiento con nuestros padres o como padres sentir culpa por tener una mejor relación con alguno de nuestros hijos. Sin embargo la Dra. Serrano nos invita a reflexionar acerca de porqué existen hijos favoritos. Además de entender que no necesariamente significa que el amor sea mayor por ese hijo.

¿Por qué existen los hijos favoritos?

En el capítulo la Doctora nos habla acerca de dos diferentes motivos por los cuales puede haber cierta preferencia por uno de nuestros hijos. Y nos hace hincapié en que, a menos que demos mayores privilegios por esto, ninguno de estos motivos deben hacernos sentir culpables. Pues los hacemos de forma inconsciente la mayoría de las veces y tienen su explicación en la naturaleza humana.

Hijos favoritos por afinidad

Los seres humanos buscamos siempre rodearnos de personas que son afines a nosotros. Podemos observarlo en los niños pequeños, cuando se acercan a quienes consideran agradables y pueden huir de o rechazar a quienes no. Es parte de la naturaleza humana, aunque se trate de nuestros propios hijos, inclinarnos hacia las personas con las que tenemos mayor afinidad. Esta puede tener o no que ver con el género de nuestros hijos. O simplemente por el carácter, actitud y personalidad en general.

El amor, el afecto, la protección que sentimos para con cada uno de ellos no es diferente. Pero a veces nos es más fácil mantener una relación con uno de nuestros hijos. Ya sea porque es más cariñoso, más obediente o su carácter simplemente no choca con el nuestro. Ese sería un motivo por el cual nos inclinamos más hacia ese hijo que a los demás.

Preferencia por protección

Hay una tendencia, especialmente en las madres, en sobreproteger al hijo que causa más problemas.  O al que sentimos más vulnerable. Sucede muy frecuentemente cuando uno de los hijos es más rebelde o se ha visto mal influenciado. También pasa cuando uno de los hijos tiene alguna enfermedad o algo que nos haga sentir que nos necesitan más.

Esta forma de reaccionar puede hacer sentir a los demás hijos que no importa cuanto se esfuercen, siempre van a preferir al hijo que no hace las cosas bien. Por lo general lo hacemos creyendo que vamos a ayudar. Es parte de ese instinto de protección hacia los hijos. Pero como padres tenemos que aprender a distinguir hasta donde está bien querer ayudarlos y cuando nos estamos convirtiendo en algo negativo para ellos.

¿Existe lo contrario a los hijos favoritos?

Mientras los dos motivos anteriores pueden no ser algo dañino, dependiendo claro de qué tan extremo lo llevemos. Existe el lado opuesto que puede ser muy perjudicial para nuestros hijos: Cuando se siente una aversión, rechazo y hasta desprecio por alguno de nuestros hijos. Muchos padres que no lo han experimentado podrán pensar que es algo poco común, sin embargo es más recurrente de lo que pensamos. La Dra. Lucy Serrano nos habla también de dos posibles causas para ello.

Aversión por asociación

Puede suceder que uno de nuestros hijos nos recuerde a alguien que nos desagrada. Ya sea a su papá, a nuestros hermanos, abuelos, a nuestra suegra… En fin, cualquier persona con quien tengamos una relación complicada o en definitiva mala. Ese recuerdo puede ser por parecido físico, por actitudes, ademanes, etc.

A diferencia de la preferencia, la aversión sí suele tener un efecto negativo en la relación con nuestros hijos. Es importante que nosotros, como los adultos responsables, identifiquemos si estamos pasando por una situación así y trabajemos para no afectar a nuestros hijos por situaciones en las que ellos ni siquiera tienen algo que ver.

Aversión por choque

Otras veces pasa también que uno de nuestros hijos tiene nuestro mismo carácter. Podría creerse que eso sería una ventaja. Pero, especialmente si somos personas de carácter fuerte, puede haber un choque por nuestras personalidades. Lo que haga que la relación con ese hijo en específico se vuelva no grata. Al igual que en la causa anterior puede haber un efecto negativo en ese hijo. Pero habiendo identificado la causa podremos trabajar en nosotros para que no dañe a nuestro hijo.

Si traes traumas de tu infancia o consecuencia de cosas que te han pasado, es importante trabajar eso  para no transmitírselos a nuestros hijos. Lo que somos como padres es mucho el reflejo de cómo nos educaron. A veces repetimos, hasta inconscientemente, los patrones en los que nos enseñaron. Otras veces nos vamos al otro extremo, también como consecuencia de lo que vivimos.

Ejercicio

No existen los padres perfectos. Todos cometemos errores y la mayoría de las veces no nos daremos cuenta hasta que ya haya pasado el tiempo y lo veamos con otros ojos. Es precisamente por eso que ser padres es una tarea difícil; porque hace falta trabajar mucho en uno mismo para cometer el menor número de errores posibles y ayudar a nuestros hijos a ser la mejor versión de ellos mismos.

Como consejo la Dra. Lucy Serrano nos invita a poner en práctica el siguiente ejercicio que nos ayudará a entender el punto de vista de nuestros hijos:

  • Pídele tu hijo o hija que haga en un papel dos columnas.
  • En una columna escribirá qué cosas le gustan de ti.
  • En la otra qué cosas no le gustan de ti.
  • Pídele que te digan más o menos lo que está sintiendo.
  • Este ejercicio te va a ayudar a ver cómo se siente cada hijo. Si se siente rechazado, si se siente mal.

¿Cómo ser mejor padre?

El mejor consejo es buscar el equilibrio. Es tan malo ser permisivo como ser demasiado rígido o estricto. Intentemos no hacer comparaciones. No sólo se trata de darles amor a los hijos. Ni llenar todas sus necesidades económicas. Sino conocerlos, saber cuáles son sus necesidades emocionales. Respetar la individualidad y la genética de cada uno de ellos.

Esperamos que hayas encontrado información útil que te ayude a crecer emocionalmente. Recuerda que puedes escuchar el capítulo completo y también te invitamos a escuchar los demás Podcasts que tenemos disponibles para ti.

Lucy Serrano
Lucy Serrano

Lucy Serrano es Psicóloga y Terapeuta individual, de pareja y familiar con mas de 30 años de experiencia, especializada en el tratamiento de problemas emocionales, conflictos de pareja, auto-estima y superación personal.
Cada semana nos trasmite hermosas enseñanzas para aprender a enfrentar situaciones de la vida.

Rate it
Programa anterior