Desarrollo Emocional

Madre e hija; sanar el vínculo

julio 6, 2021 20


Background
share close

La relación entre madre e hija, es un vínculo que perdura para toda la vida. Para bien o para mal. Marcará las vidas de ambas y puede traer muchas complicaciones si no intentamos sanarlo.

Por eso el día de hoy, hablaremos acerca del capítulo “Madre e hija; sanar el vínculo” del Podcast “Hablando del alma y sus tropiezos”. Donde la Dra. Blanca Almeida nos platica dos casos muy diferentes en los que nos ayuda a comprender 

Madre e hija; sanar el vínculo

¿Por qué es importante la relación madre e hija?

La relación de una madre con sus hijos (independiente del género), siempre va a ser importante. Los brazos de mamá son nuestro primer refugio, nuestra primer muestra de amor, el primer lugar en el que logramos un sentido de pertenencia.

Sin embargo, mientras vamos creciendo, la relación con mamá se vuelve distinta dependiendo de si somos hombres o mujeres. Y no por una especie de preferencia hacia uno u otro género. Sino porque como mujeres es de nuestra madre de quien aprendemos a abrazar nuestra feminidad. Por medio de ella, observándola, es como aprendemos a relacionarnos con el mundo. A recibir y dar amor. Y, en caso de que queramos ser mamás algún día, es ahí donde aprendemos cómo serlo. 

Las madres; ¿símbolo de perfección?

Siempre que se habla de las mamás, hablamos de ellas como seres maravillosos. Y sin duda hay mucho que agradecerles. Pero a veces olvidamos que ellas también son humanas. Que tienen una vida, una historia; arrepentimientos y heridas que vienen arrastrando dentro de ellas. 

Pero, gracias a esta imagen, esperamos tanto de ellas que las juzgamos muy duro si no son ese prototipo de perfección. Olvidando que cada uno de nosotros hace lo mejor que puede con los recursos que tiene disponibles en ese momento.

Historias contrarias

En el capítulo, la Dra. Almeida nos relata las historias de dos mujeres. La primera se vuelve una madre sobreprotectora por miedo a perder a su hija. Ya que quedó viuda muy joven, su mayor miedo se vuelve perder a su hija. Gracias a este deseo de protegerla siempre, no le permite desarrollarse y ser independiente.

En la otra historia, tenemos a una mujer que fue madre muy joven y no deseaba serlo. Esta mujer creció acostumbrada a que todos la admiraran y a tener lo que quería. Al momento de quedar embarazada, siente que pierde todo lo que tenía y entonces cría a su hija poniéndola siempre en segundo lugar.

En ambos casos estas madres les hacen un daño a sus hijas, sin embargo al conocer su historia podemos entender por qué actuaron de la forma en que lo hicieron. Humanizar a estas mujeres y dejarlas de ver sólo como madres, logra que, si bien no justifiquemos su actuar, comprendamos que actuaron conforme a lo que conocían y creían.

Diferentes formas de demostrar amor

Todos aprendemos a amar de pequeños. Lo hacemos de forma inconsciente, pero se queda tan arraigado en nosotros que se vuelve difícil entender el amor de otra manera. Lo mismo pasó con nuestras madres. Con nuestras abuelas. Y así con todos nuestros ancestros.

La forma en que nos cuidaron, por lo general será la forma en que cuidemos. A menos que decidamos cambiar. Tal vez nos demos cuenta que hubo muchas situaciones que no debieron suceder. Formas que no fueron las más adecuadas. Y entonces, trabajando en nosotros mismos, logremos romper ese círculo que viene repitiéndose por generaciones.

Diferentes formas de demostrar amor

¿Qué puedo hacer para sanar el vínculo?

La mejor forma de mejorar como personas, es lograr sanar todo aquello que nos hizo daño. Hay heridas muy profundas que tal vez son difíciles de sanar, pero no es imposible. Por ello te dejamos algunos puntos importantes para sanar el vínculo con tu madre:

  • Lo primero es recordar que nuestra mamá es humana. Y que al igual que nosotros cometió errores y reaccionó conforme a los recursos que tenía en ese momento. 
  • Comprende su historia. Puede ser que entendiendo lo que ella vivió, puedas comprender por qué hizo lo que hizo.
  • Perdona. Por lo general creemos que el perdón es para la otra persona. Sin embargo, nos beneficia de igual o mayor manera a nosotros. Habrá cosas que sean difíciles de perdonar o tal vez no sintamos la capacidad de hacerlo, pero es un paso importante para lograr dejar ir.
  • Alejarse también es sano. En ocasiones, por más que nosotros queramos que una relación mejore, no va a ser así si la otra persona no desea trabajar en ella. En esos casos, aunque puede doler mucho, también es una opción poner distancia. Lo más importante es tomar las decisiones que nos ayuden a sanar y desarrollarnos sanamente.
  • Pide ayuda. Buscar ayuda siempre será una excelente idea. Pues hay muchas cosas que solos no podemos lograr. Y es que no tenemos que hacerlo solos. Todos necesitamos ayuda en algún punto.

Conclusiones

Si no tuviste la madre que hubieras querido tener, si hay heridas que te dejó marcadas o existen rencores hacia su forma de ser mamá. Entonces es importante que trabajes en sanar. Eso te permitirá crecer y lograr desarrollarte plenamente.

Esperamos que te haya gustado el tema de hoy y que hayas aprendido algo nuevo. Te recordamos que puedes escuchar el capítulo completo y también que tenemos muchos otros Podcasts disponibles para ti. Porque la vida siempre puede mejorar si comenzamos a trabajar en nosotros mismos.

Psicoterapeuta Blanca Almeida
Psicoterapeuta Blanca Almeida

Blanca Almeida es psicoterapeuta individual, familiar y de pareja. Cuenta con más de 20 años de experiencia. Se ha dedicado a estudiar el comportamiento y quehacer humano; su pensamiento , emociones, interacciones sociales, personalidades , miedos, obstáculos así cómo los amores y desamores. Dicho conocimiento le permite ofrecer terapias cortas, concisas y efectivas. 
Ofrece terapias en consultorio y virtuales por zoom.

Rate it
Publicacion anterior